China exalta el aislamiento mientras varios países imponen prohibiciones de viaje por variante ómicron

Hong Kong (CNN) — Mientras países de todo el mundo tratan de imponer prohibiciones de viaje para detener la propagación de la variante del coronavirus ómicron, China permanece aparentemente tranquila, al menos por ahora.

A pesar de dos casos confirmados de la nueva variante en Hong Kong, los expertos chinos en salud pública han expresado su confianza en las medidas de control fronterizo existentes en el país.

Ómicron: primeras medidas por la nueva variante de covid-19 3:14

La respuesta de China, o la falta de ella, no es sorprendente. Las restricciones fronterizas del país ya se encuentran entre las más estrictas del mundo, y la mayoría de los visitantes extranjeros, desde turistas hasta estudiantes, tienen prohibido ingresar al territorio continental chino. Los pocos a los que se les permite ingresar, así como los ciudadanos chinos que regresan, deben someterse al menos a 14 días de estricta cuarentena centralizada. Y ese periodo puede extenderse hasta 28 días por las autoridades locales, seguido a menudo por otro período prolongado de observación domiciliaria.

Zhang Wenhong, un experto en enfermedades infecciosas en Shanghai y posiblemente la voz más confiable de China en covid-19, dijo que la nueva variante «no tendría un impacto importante en China en este momento».

«La actual estrategia de eliminación dinámica y de respuesta rápida de China es capaz de lidiar con todo tipo de nuevas variantes del coronavirus», escribió Zhang en una publicación en las redes sociales el domingo.

Y en una conferencia en Guangzhou durante el fin de semana, Zhong Nanshan, un destacado experto en enfermedades respiratorias y asesor gubernamental, dijo que China no tiene planes de tomar ninguna «acción importante» en respuesta a la variante ómicron.

Estrategia china

Mientras tanto, en los medios estatales chinos el estado de ánimo predominante es de aparente reivindicación. A medida que gran parte del mundo comenzó a reabrirse y a aprender a convivir con el covid-19, China dio un paso al frente y parecía cada vez más aislada en comparación. Ese aislamiento ahora se ensalza como una ventaja exclusiva de China en la lucha contra la nueva variante.

«Los principales países occidentales han cortado las conexiones aéreas con países como Sudáfrica, lo que demuestra que estos países están asustados. Establecer un escudo inmunológico basado únicamente en la vacuna ha demostrado ser una ruta arriesgada, e incluso se puede decir que no ha funcionado en gran medida», dijo el domingo el Global Times, un tabloide nacionalista estatal, en un editorial.

«La ruta dinámica de casos cero de China ha sido criticada en Occidente de muchas maneras. Sin embargo, si la variante ómicron lanza una nueva ola de ataque, será China la que mejor podrá bloquear su invasión», dijo el editorial, que prosiguió declarando a China «una verdadera fortaleza inexpugnable contra la propagación del virus en el mundo actual».

¿Qué tan «inexpugnable» es la defensa de China contra las nuevas variantes es un tema de debate, dado que la variante delta ha causado repetidamente brotes en el país, con una frecuencia cada vez mayor y por períodos más prolongados.

Sin embargo, la creciente preocupación mundial y la avalancha de prohibiciones de viaje provocadas por la variante ómicron probablemente brinden apoyo público nacional al gobierno chino para mantener su enfoque de tolerancia cero con el covid-19 durante el tiempo que considere oportuno.

Cero covid

El gobernante Partido Comunista ha vinculado la política de cero covid a su legitimidad política, promocionándola como evidencia de la supuesta superioridad de su sistema de partido único sobre las democracias occidentales, especialmente Estados Unidos. Pero la estrategia también está impulsada por pura necesidad, porque China simplemente no podría darse el lujo de abrirse sin vacunas o tratamientos más eficientes.

Un estudio realizado por matemáticos de la prestigiosa Universidad de Beijing descubrió que China podría enfrentar más de 630.000 infecciones por covid-19 al día si abandonara sus políticas de tolerancia cero eliminando las restricciones a los viajes.

En el informe publicado en el China CDC Weekly por el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los matemáticos evaluaron los posibles resultados si China adoptara las mismas tácticas de control de pandemias que países como Estados Unidos, Gran Bretaña, España, Francia e Israel.

Si China adoptara la estrategia pandémica de EE.UU., sus nuevos casos diarios alcanzarían al menos 637.155, encontró el estudio.

«Las estimaciones revelaron la posibilidad real de un brote colosal que induciría casi con certeza una carga inasequible para el sistema médico», dijo el informe.

«Nuestros hallazgos han levantado una clara advertencia de que, por el momento, no estamos listos para adoptar estrategias de ‘apertura’ basadas únicamente en la hipótesis de la inmunidad colectiva inducida por la vacunación defendida por ciertos países occidentales».

Más vacunas

Concluyó que «se necesitan vacunas más eficientes o un tratamiento más específico, preferiblemente la combinación de ambos, antes de que las medidas de cuarentena de entrada y salida y otras estrategias de respuesta al covid-19 en China puedan levantarse de manera segura».

Wu Zunyou, epidemiólogo jefe de los CDC de China, se apresuró a compartir los hallazgos en una conferencia en Beijing el domingo, calificando la política de contención de tolerancia cero de China como un «arma mágica» para controlar la pandemia.

Si bien reconoció que había «algunas opiniones diferentes» hacia el enfoque entre el público, Wu enfatizó que la contención de tolerancia cero y las restricciones fronterizas son absolutamente necesarias para los próximos meses.

«Debemos ceñirnos a ello, al menos durante este invierno y la próxima primavera», dijo.

Covid-19
Variante

Hong Kong (CNN) — Mientras países de todo el mundo tratan de imponer prohibiciones de viaje para detener la propagación de la variante del coronavirus ómicron, China permanece aparentemente tranquila, al menos por ahora.

A pesar de dos casos confirmados de la nueva variante en Hong Kong, los expertos chinos en salud pública han expresado su confianza en las medidas de control fronterizo existentes en el país.

Ómicron: primeras medidas por la nueva variante de covid-19 3:14

La respuesta de China, o la falta de ella, no es sorprendente. Las restricciones fronterizas del país ya se encuentran entre las más estrictas del mundo, y la mayoría de los visitantes extranjeros, desde turistas hasta estudiantes, tienen prohibido ingresar al territorio continental chino. Los pocos a los que se les permite ingresar, así como los ciudadanos chinos que regresan, deben someterse al menos a 14 días de estricta cuarentena centralizada. Y ese periodo puede extenderse hasta 28 días por las autoridades locales, seguido a menudo por otro período prolongado de observación domiciliaria.

Los mercados globales se preparan para una semana de nervios por el temor a ómicron

Zhang Wenhong, un experto en enfermedades infecciosas en Shanghai y posiblemente la voz más confiable de China en covid-19, dijo que la nueva variante «no tendría un impacto importante en China en este momento».

«La actual estrategia de eliminación dinámica y de respuesta rápida de China es capaz de lidiar con todo tipo de nuevas variantes del coronavirus», escribió Zhang en una publicación en las redes sociales el domingo.

Y en una conferencia en Guangzhou durante el fin de semana, Zhong Nanshan, un destacado experto en enfermedades respiratorias y asesor gubernamental, dijo que China no tiene planes de tomar ninguna «acción importante» en respuesta a la variante ómicron.

Estrategia china

Mientras tanto, en los medios estatales chinos el estado de ánimo predominante es de aparente reivindicación. A medida que gran parte del mundo comenzó a reabrirse y a aprender a convivir con el covid-19, China dio un paso al frente y parecía cada vez más aislada en comparación. Ese aislamiento ahora se ensalza como una ventaja exclusiva de China en la lucha contra la nueva variante.

«Los principales países occidentales han cortado las conexiones aéreas con países como Sudáfrica, lo que demuestra que estos países están asustados. Establecer un escudo inmunológico basado únicamente en la vacuna ha demostrado ser una ruta arriesgada, e incluso se puede decir que no ha funcionado en gran medida», dijo el domingo el Global Times, un tabloide nacionalista estatal, en un editorial.

«La ruta dinámica de casos cero de China ha sido criticada en Occidente de muchas maneras. Sin embargo, si la variante ómicron lanza una nueva ola de ataque, será China la que mejor podrá bloquear su invasión», dijo el editorial, que prosiguió declarando a China «una verdadera fortaleza inexpugnable contra la propagación del virus en el mundo actual».

¿Qué tan «inexpugnable» es la defensa de China contra las nuevas variantes es un tema de debate, dado que la variante delta ha causado repetidamente brotes en el país, con una frecuencia cada vez mayor y por períodos más prolongados.

Sin embargo, la creciente preocupación mundial y la avalancha de prohibiciones de viaje provocadas por la variante ómicron probablemente brinden apoyo público nacional al gobierno chino para mantener su enfoque de tolerancia cero con el covid-19 durante el tiempo que considere oportuno.

Cero covid

El gobernante Partido Comunista ha vinculado la política de cero covid a su legitimidad política, promocionándola como evidencia de la supuesta superioridad de su sistema de partido único sobre las democracias occidentales, especialmente Estados Unidos. Pero la estrategia también está impulsada por pura necesidad, porque China simplemente no podría darse el lujo de abrirse sin vacunas o tratamientos más eficientes.

Un estudio realizado por matemáticos de la prestigiosa Universidad de Beijing descubrió que China podría enfrentar más de 630.000 infecciones por covid-19 al día si abandonara sus políticas de tolerancia cero eliminando las restricciones a los viajes.

En el informe publicado en el China CDC Weekly por el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los matemáticos evaluaron los posibles resultados si China adoptara las mismas tácticas de control de pandemias que países como Estados Unidos, Gran Bretaña, España, Francia e Israel.

Si China adoptara la estrategia pandémica de EE.UU., sus nuevos casos diarios alcanzarían al menos 637.155, encontró el estudio.

«Las estimaciones revelaron la posibilidad real de un brote colosal que induciría casi con certeza una carga inasequible para el sistema médico», dijo el informe.

«Nuestros hallazgos han levantado una clara advertencia de que, por el momento, no estamos listos para adoptar estrategias de ‘apertura’ basadas únicamente en la hipótesis de la inmunidad colectiva inducida por la vacunación defendida por ciertos países occidentales».

Más vacunas

Concluyó que «se necesitan vacunas más eficientes o un tratamiento más específico, preferiblemente la combinación de ambos, antes de que las medidas de cuarentena de entrada y salida y otras estrategias de respuesta al covid-19 en China puedan levantarse de manera segura».

Wu Zunyou, epidemiólogo jefe de los CDC de China, se apresuró a compartir los hallazgos en una conferencia en Beijing el domingo, calificando la política de contención de tolerancia cero de China como un «arma mágica» para controlar la pandemia.

Si bien reconoció que había «algunas opiniones diferentes» hacia el enfoque entre el público, Wu enfatizó que la contención de tolerancia cero y las restricciones fronterizas son absolutamente necesarias para los próximos meses.

«Debemos ceñirnos a ello, al menos durante este invierno y la próxima primavera», dijo.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver