Ómicron, mu, delta, lambda y otras: una por una, todas las variantes del coronavirus identificadas hasta el momento

(CNN) — Ómicron, la variante más reciente del coronavirus, también es la más rápida en ser etiquetada como una «variante de preocupación» por la Organización Mundial de la Salud debido a su aparentemente rápida propagación en Sudáfrica y sus muchas mutaciones preocupantes.

Su aparición ya ha provocado restricciones de viaje, reuniones gubernamentales de alto nivel y promesas de los fabricantes de vacunas de comenzar a trabajar en vacunas específicas para esta variante por si acaso.

Pero a ómicron le queda un largo camino por recorrer para tomar el relevo de delta, la variante que domina en todo el mundo. Y la larga lista de variantes que al principio asustaron al mundo antes de caerse del mapa puede ser un recordatorio de que los virus son impredecibles.

Aquí hay un vistazo a las variantes de coronavirus nombradas por la OMS

Variantes de preocupación de coronavirus

La OMS designa algunas variantes del coronavirus como variantes preocupantes, lo que significa que parecen lo suficientemente peligrosas como para soportar un escrutinio minucioso y actualizaciones continuas, o como variantes de interés o variantes bajo supervisión. Actualmente, solo cinco cumplen la definición de variantes de interés: alfa, beta, gamma, delta y ómicron.

Omicrón

La primera muestra del linaje Omicron o B.1.1.529 se tomó el 9 de noviembre, según la OMS. Se hizo notar debido a un aumento de casos en Sudáfrica.
«¡Esta nueva variante, B.1.1.529, parece extenderse muy rápido!», dijo Tulio de Oliveira, director del Centro de Respuesta e Innovación Epidémica de Sudáfrica e investigador de genética en la Universidad de Stellenbosch.

Además, la secuenciación genética mostró que portaba una gran cantidad de mutaciones preocupantes en la proteína de pico, la estructura en forma de botón en la superficie del virus que usa para atacar las células que infecta.

Algunas de esas mutaciones ya se reconocieron a partir de otras variantes y se sabía que las hacían más peligrosas, incluida una llamada E484K que puede hacer que el virus sea menos reconocible para algunos anticuerpos: proteínas del sistema inmunológico que son una defensa de primera línea contra la infección y que forman la base de tratamientos con anticuerpos monoclonales.

También lleva una mutación llamada N501Y, que dio tanto a alpha como a gamma su mayor transmisibilidad. La semana pasada, Scott Weaver, de la rama médica de la Universidad de Texas, y sus colegas informaron en la revista Nature que esta mutación en particular hizo que el virus se replicara mejor en las vías respiratorias superiores, es decir la nariz y la garganta, y probablemente hace que sea más probable de que se propague cuando la gente respira, estornuda y tose.

Al igual que delta, ómicron también porta una mutación llamada D614G, que parece ayudar a que el virus se adhiera mejor a las células que infecta.

«El número de mutaciones en sí no significa que la nueva variante causará problemas; aunque puede hacer que sea más probable que se vea diferente al sistema inmunológico», dijo el Dr. Peter English, ex presidente de Medicina de Salud Pública de la Asociación Médica Británica.

Lo que preocupa a los científicos es la cantidad de mutaciones que afectan a la proteína de pico. Eso es porque la mayoría de las principales vacunas se dirigen a la proteína de pico. Las vacunas fabricadas por Pfizer / BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca y otras compañías usan solo pequeñas partes o secuencias genéticas del virus y no el virus completo, y todas usan partes de la proteína de pico para provocar inmunidad. Por lo tanto, un cambio en la proteína de pico que la hiciera menos reconocible para las proteínas del sistema inmunológico y las células estimuladas por una vacuna sería un problema.

Preocupación mundial por variante ómicron del coronavirus 1:51

Hasta ahora, no hay evidencia de que esto haya sucedido, pero no hay forma de saberlo observando solo las mutaciones. Los investigadores tendrán que esperar y ver si ómicron causa más infecciones en personas vacunadas que otras variantes.

El otro temor es que las mutaciones puedan ayudar a que el virus sea menos susceptible a los tratamientos con anticuerpos monoclonales. Sin embargo, la OMS dice que es poco probable que estas mutaciones afecten a otros tratamientos de covid-19, incluidos los medicamentos antivirales en desarrollo y el esteroide dexametasona.

Hasta ahora, ómicron se ha detectado en un puñado de países, incluidos Sudáfrica y Botswana, y entre los viajeros a Bélgica, los Países Bajos, Australia, el Reino Unido, Italia, Israel y Austria, según la base de datos GISAID, así como Canadá, según los funcionarios.

Se necesita una capa adicional de pruebas más allá de las pruebas estándar para detectar una infección y saber qué variante de coronavirus ha infectado a alguien. La secuenciación genética debe realizarse y eso lleva más tiempo que una prueba rápida de antígenos o una prueba de PCR.

También es demasiado pronto para saber si ómicron causa una enfermedad más grave, aunque un médico que trató a algunos pacientes en Sudáfrica dijo a Reuters que sus pacientes solo tenían síntomas leves. «La queja clínica más predominante es la fatiga severa durante uno o dos días, luego el dolor de cabeza y los dolores corporales», dijo la Dra. Angelique Coetzee, médica privada y presidenta de la Asociación Médica Sudafricana.

Pero los médicos están de acuerdo en que es probable que la vacunación brinde una gran protección contra ómicron e instan a las personas a vacunarse si aún no lo han hecho. Es de destacar: poco menos del 24% de la población total de Sudáfrica está vacunada. Solo el 35% de los sudafricanos adultos están completamente vacunados, dijo el domingo el presidente del país, Cyril Ramaphosa. Y Sudáfrica tiene muchas personas infectadas con el VIH, que inhibe el sistema inmunológico, que actualmente no pueden recibir tratamiento y que pueden ser más susceptibles a la infección.

Ómicron: primeras medidas por la nueva variante de covid-19 3:14

Esos factores pueden influir en el aumento de la variante en Sudáfrica, a diferencia de los países donde se vacuna a más personas y menos padecen enfermedades inmunodeprimidas.

Las barreras físicas también funcionarán contra cualquier virus mutante. Estos incluyen máscaras, lavado de manos, distanciamiento físico y buena ventilación. «Hay mucha incertidumbre, pero sabemos qué funciona frente a CoV-19: – mejorar la ventilación interior – máscaras / tapabocas de calidad – evitar multitudes en interiores – distanciamiento – hacer pruebas, aislar, poner en cuarentena -vacunación y dosis de refuerzo ahora para delta», dijo el Dr. Jeffrey Duchin, funcionario de Salud de Seattle y el condado de King.

Delta

La variante delta del coronavirus es ahora el linaje dominante en EE.UU. y en gran parte del mundo. La variante delta representa el 99,9% de los casos en EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

También conocido como B.1.617.2, es claramente más transmisible que otras variantes, pero aún no está claro si causa una enfermedad más grave.

Rápidamente reemplazó a la variante B.1.1.7, o alpha, en la mayoría de los países.

Delta también porta un grupo de mutaciones en la proteína de pico. También puede evadir el sistema inmunológico, lo que puede significar que las personas que se han infectado una vez con una variante más antigua pueden tener más probabilidades de contraerla nuevamente. También elude los efectos de un tratamiento con anticuerpos monoclonales llamado bamlanivimab, fabricado por Eli Lilly and Company, pero es vulnerable a la protección que ofrecen otros tratamientos con anticuerpos monoclonales.

Alfa

Identificada por primera vez como una variante preocupante en diciembre pasado, la variante B.1.1.7 o alpha (alfa) del coronavirus preocupaba a los funcionarios de salud pública la primavera pasada. Se extendió rápidamente por Inglaterra y luego por el mundo, convirtiéndose rápidamente en el linaje dominante en Estados Unidos. Ahora ha sido degradado a «variante supervisada» por los CDC debido a su bajo impacto en EE.UU.

Se demostró que es al menos un 50% más transmisible que los linajes más antiguos. Lleva 23 mutaciones, incluida una llamada N501Y que aumenta la transmisión.

Es totalmente susceptible a los tratamientos con anticuerpos monoclonales y a las vacunas.

Beta

Vista por primera vez en Sudáfrica, la variante B.1.351 o beta tiene la mutación E484K que está relacionada con el escape inmunológico y la mutación N501Y que se sospecha que ayuda a que muchas otras variantes sean más contagiosas. Se ha demostrado que es un 50% más transmisible que las variantes más antiguas y evade el tratamiento con anticuerpos monoclonales duales de Lilly, pero no otros.

Los análisis de sangre y el uso en la vida real sugieren que puede infectar a personas que se han recuperado del coronavirus y también a personas que han sido vacunadas contra covid-19.

Los fabricantes de vacunas que intentaban adelantarse a las nuevas variantes mediante el desarrollo de dosis de refuerzo se habían centrado en B.1.351, ya que es la variante que los científicos más temen que pueda eludir la protección de la vacuna. Pero que pueda eludir la protección parcialmente no significa un escape total, y aún se espera que las vacunas protejan a las personas hasta cierto punto.

Biden anuncia medidas contra la nueva variante ómicron 0:56

Fue superado por delta en Sudáfrica y nunca se ha afianzado mucho en EE.UU., a pesar de la preocupación que causó, y ahora está designado como una variante supervisada por los CDC.

Gama

La variante P.1 o Gamma que arrasó Brasil tampoco ganó mucho terreno en otros lugares y ahora también es una variante de los CDC que está siendo monitoreada.

Gamma porta las mutaciones E484K y N501Y, y más de 30 más. Se ha demostrado que elude los efectos del tratamiento con anticuerpos monoclonales de Lilly, pero no uno fabricado por Regeneron. Los análisis de sangre muestran que podría escapar en parte a las respuestas inmunitarias tanto naturales como provocadas por la vacuna.

Variantes del coronavirus de interés de la OMS

Lambda: Lambda o C.37 fue designada Variante de Interés de la OMS en junio. Los CDC no la mencionan.

Mu: Mu o B.1.621 causó una oleada de miedo cuando se declaró una variante de interés de la OMS en agosto, pero pronto se desvaneció. Ahora está designado como Variante supervisada por los CDC.

Variantes del coronavirus supervisadas por los CDC

Todas las siguientes variantes están enumeradas por los CDC como Variantes en Monitoreo.

Epsilon: Las variantes B.1.427 y B.1.429 del coronavirus generalmente se agrupan y se conocen como epsilon. Visto por primera vez en California, este tiene la misma mutación L452R portada por delta, pero no algunas de sus otras mutaciones y no ha despegado como lo ha hecho delta.

¿Cuál es el riesgo de la nueva variante de coronavirus llamada ómicron? 1:29

Iota: vista por primera vez en Nueva York en noviembre pasado, la variante del coronavirus B.1.526 o iota se extendió al principio, representando hasta el 9% de las muestras en abril pasado, pero ahora prácticamente ha desaparecido. Tiene lo que se llama una mutación 484 que debería ayudar a que el virus se adhiera más fácilmente a las células que infecta y hace que el virus sea menos reconocible para el sistema inmunológico.

Eta: vista por primera vez en el Reino Unido y Nigeria, eta, también conocido como B.1.525, porta la mutación E484K. También prácticamente ha desaparecido.

Zeta: Circulando en Brasil desde el año pasado, esta variante del coronavirus, también conocida como P.2, también porta la mutación E484K y no se ha encontrado ampliamente a nivel mundial. Casi ha desaparecido en Estados Unidos, según los CDC.

No hay variantes designadas como Nu o Xi. La OMS decidió que «Nu» se parecía demasiado a la palabra inglesa «nuevo» y Xi es un apellido común.

John Bonifield de CNN contribuyó a este informe.

coronavirus
Covid-19
Variantes coronavirus

(CNN) — Ómicron, la variante más reciente del coronavirus, también es la más rápida en ser etiquetada como una «variante de preocupación» por la Organización Mundial de la Salud debido a su aparentemente rápida propagación en Sudáfrica y sus muchas mutaciones preocupantes.

Su aparición ya ha provocado restricciones de viaje, reuniones gubernamentales de alto nivel y promesas de los fabricantes de vacunas de comenzar a trabajar en vacunas específicas para esta variante por si acaso.

Pero a ómicron le queda un largo camino por recorrer para tomar el relevo de delta, la variante que domina en todo el mundo. Y la larga lista de variantes que al principio asustaron al mundo antes de caerse del mapa puede ser un recordatorio de que los virus son impredecibles.

¿Cuándo sabremos la efectividad de las vacunas contra la variante ómicron? Aquí hay un vistazo a las variantes de coronavirus nombradas por la OMS Variantes de preocupación de coronavirus

La OMS designa algunas variantes del coronavirus como variantes preocupantes, lo que significa que parecen lo suficientemente peligrosas como para soportar un escrutinio minucioso y actualizaciones continuas, o como variantes de interés o variantes bajo supervisión. Actualmente, solo cinco cumplen la definición de variantes de interés: alfa, beta, gamma, delta y ómicron.

Minuto a minuto: Más restricciones de viajes alrededor del mundo ante preocupación por la variante ómicron Omicrón

La primera muestra del linaje Omicron o B.1.1.529 se tomó el 9 de noviembre, según la OMS. Se hizo notar debido a un aumento de casos en Sudáfrica.
«¡Esta nueva variante, B.1.1.529, parece extenderse muy rápido!», dijo Tulio de Oliveira, director del Centro de Respuesta e Innovación Epidémica de Sudáfrica e investigador de genética en la Universidad de Stellenbosch.

Además, la secuenciación genética mostró que portaba una gran cantidad de mutaciones preocupantes en la proteína de pico, la estructura en forma de botón en la superficie del virus que usa para atacar las células que infecta.

Algunas de esas mutaciones ya se reconocieron a partir de otras variantes y se sabía que las hacían más peligrosas, incluida una llamada E484K que puede hacer que el virus sea menos reconocible para algunos anticuerpos: proteínas del sistema inmunológico que son una defensa de primera línea contra la infección y que forman la base de tratamientos con anticuerpos monoclonales.

Ómicron: lo que se sabe de la nueva variante del coronavirus

También lleva una mutación llamada N501Y, que dio tanto a alpha como a gamma su mayor transmisibilidad. La semana pasada, Scott Weaver, de la rama médica de la Universidad de Texas, y sus colegas informaron en la revista Nature que esta mutación en particular hizo que el virus se replicara mejor en las vías respiratorias superiores, es decir la nariz y la garganta, y probablemente hace que sea más probable de que se propague cuando la gente respira, estornuda y tose.

Al igual que delta, ómicron también porta una mutación llamada D614G, que parece ayudar a que el virus se adhiera mejor a las células que infecta.

«El número de mutaciones en sí no significa que la nueva variante causará problemas; aunque puede hacer que sea más probable que se vea diferente al sistema inmunológico», dijo el Dr. Peter English, ex presidente de Medicina de Salud Pública de la Asociación Médica Británica.

Lo que preocupa a los científicos es la cantidad de mutaciones que afectan a la proteína de pico. Eso es porque la mayoría de las principales vacunas se dirigen a la proteína de pico. Las vacunas fabricadas por Pfizer / BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca y otras compañías usan solo pequeñas partes o secuencias genéticas del virus y no el virus completo, y todas usan partes de la proteína de pico para provocar inmunidad. Por lo tanto, un cambio en la proteína de pico que la hiciera menos reconocible para las proteínas del sistema inmunológico y las células estimuladas por una vacuna sería un problema.

Preocupación mundial por variante ómicron del coronavirus 1:51

Hasta ahora, no hay evidencia de que esto haya sucedido, pero no hay forma de saberlo observando solo las mutaciones. Los investigadores tendrán que esperar y ver si ómicron causa más infecciones en personas vacunadas que otras variantes.

El otro temor es que las mutaciones puedan ayudar a que el virus sea menos susceptible a los tratamientos con anticuerpos monoclonales. Sin embargo, la OMS dice que es poco probable que estas mutaciones afecten a otros tratamientos de covid-19, incluidos los medicamentos antivirales en desarrollo y el esteroide dexametasona.

Hasta ahora, ómicron se ha detectado en un puñado de países, incluidos Sudáfrica y Botswana, y entre los viajeros a Bélgica, los Países Bajos, Australia, el Reino Unido, Italia, Israel y Austria, según la base de datos GISAID, así como Canadá, según los funcionarios.

Se necesita una capa adicional de pruebas más allá de las pruebas estándar para detectar una infección y saber qué variante de coronavirus ha infectado a alguien. La secuenciación genética debe realizarse y eso lleva más tiempo que una prueba rápida de antígenos o una prueba de PCR.

También es demasiado pronto para saber si ómicron causa una enfermedad más grave, aunque un médico que trató a algunos pacientes en Sudáfrica dijo a Reuters que sus pacientes solo tenían síntomas leves. «La queja clínica más predominante es la fatiga severa durante uno o dos días, luego el dolor de cabeza y los dolores corporales», dijo la Dra. Angelique Coetzee, médica privada y presidenta de la Asociación Médica Sudafricana.

Pero los médicos están de acuerdo en que es probable que la vacunación brinde una gran protección contra ómicron e instan a las personas a vacunarse si aún no lo han hecho. Es de destacar: poco menos del 24% de la población total de Sudáfrica está vacunada. Solo el 35% de los sudafricanos adultos están completamente vacunados, dijo el domingo el presidente del país, Cyril Ramaphosa. Y Sudáfrica tiene muchas personas infectadas con el VIH, que inhibe el sistema inmunológico, que actualmente no pueden recibir tratamiento y que pueden ser más susceptibles a la infección.

Ómicron: primeras medidas por la nueva variante de covid-19 3:14

Esos factores pueden influir en el aumento de la variante en Sudáfrica, a diferencia de los países donde se vacuna a más personas y menos padecen enfermedades inmunodeprimidas.

Las barreras físicas también funcionarán contra cualquier virus mutante. Estos incluyen máscaras, lavado de manos, distanciamiento físico y buena ventilación. «Hay mucha incertidumbre, pero sabemos qué funciona frente a CoV-19: – mejorar la ventilación interior – máscaras / tapabocas de calidad – evitar multitudes en interiores – distanciamiento – hacer pruebas, aislar, poner en cuarentena -vacunación y dosis de refuerzo ahora para delta», dijo el Dr. Jeffrey Duchin, funcionario de Salud de Seattle y el condado de King.

Delta

La variante delta del coronavirus es ahora el linaje dominante en EE.UU. y en gran parte del mundo. La variante delta representa el 99,9% de los casos en EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

También conocido como B.1.617.2, es claramente más transmisible que otras variantes, pero aún no está claro si causa una enfermedad más grave.

Rápidamente reemplazó a la variante B.1.1.7, o alpha, en la mayoría de los países.

Estos países han encontrado casos de la variante ómicron del coronavirus hasta ahora

Delta también porta un grupo de mutaciones en la proteína de pico. También puede evadir el sistema inmunológico, lo que puede significar que las personas que se han infectado una vez con una variante más antigua pueden tener más probabilidades de contraerla nuevamente. También elude los efectos de un tratamiento con anticuerpos monoclonales llamado bamlanivimab, fabricado por Eli Lilly and Company, pero es vulnerable a la protección que ofrecen otros tratamientos con anticuerpos monoclonales.

Alfa

Identificada por primera vez como una variante preocupante en diciembre pasado, la variante B.1.1.7 o alpha (alfa) del coronavirus preocupaba a los funcionarios de salud pública la primavera pasada. Se extendió rápidamente por Inglaterra y luego por el mundo, convirtiéndose rápidamente en el linaje dominante en Estados Unidos. Ahora ha sido degradado a «variante supervisada» por los CDC debido a su bajo impacto en EE.UU.

Se demostró que es al menos un 50% más transmisible que los linajes más antiguos. Lleva 23 mutaciones, incluida una llamada N501Y que aumenta la transmisión.

Es totalmente susceptible a los tratamientos con anticuerpos monoclonales y a las vacunas.

Beta

Vista por primera vez en Sudáfrica, la variante B.1.351 o beta tiene la mutación E484K que está relacionada con el escape inmunológico y la mutación N501Y que se sospecha que ayuda a que muchas otras variantes sean más contagiosas. Se ha demostrado que es un 50% más transmisible que las variantes más antiguas y evade el tratamiento con anticuerpos monoclonales duales de Lilly, pero no otros.

Los análisis de sangre y el uso en la vida real sugieren que puede infectar a personas que se han recuperado del coronavirus y también a personas que han sido vacunadas contra covid-19.

Los fabricantes de vacunas que intentaban adelantarse a las nuevas variantes mediante el desarrollo de dosis de refuerzo se habían centrado en B.1.351, ya que es la variante que los científicos más temen que pueda eludir la protección de la vacuna. Pero que pueda eludir la protección parcialmente no significa un escape total, y aún se espera que las vacunas protejan a las personas hasta cierto punto.

Biden anuncia medidas contra la nueva variante ómicron 0:56

Fue superado por delta en Sudáfrica y nunca se ha afianzado mucho en EE.UU., a pesar de la preocupación que causó, y ahora está designado como una variante supervisada por los CDC.

Gama

La variante P.1 o Gamma que arrasó Brasil tampoco ganó mucho terreno en otros lugares y ahora también es una variante de los CDC que está siendo monitoreada.

Gamma porta las mutaciones E484K y N501Y, y más de 30 más. Se ha demostrado que elude los efectos del tratamiento con anticuerpos monoclonales de Lilly, pero no uno fabricado por Regeneron. Los análisis de sangre muestran que podría escapar en parte a las respuestas inmunitarias tanto naturales como provocadas por la vacuna.

Variantes del coronavirus de interés de la OMS

Lambda: Lambda o C.37 fue designada Variante de Interés de la OMS en junio. Los CDC no la mencionan.

Mu: Mu o B.1.621 causó una oleada de miedo cuando se declaró una variante de interés de la OMS en agosto, pero pronto se desvaneció. Ahora está designado como Variante supervisada por los CDC.

Variantes del coronavirus supervisadas por los CDC

Todas las siguientes variantes están enumeradas por los CDC como Variantes en Monitoreo.

Epsilon: Las variantes B.1.427 y B.1.429 del coronavirus generalmente se agrupan y se conocen como epsilon. Visto por primera vez en California, este tiene la misma mutación L452R portada por delta, pero no algunas de sus otras mutaciones y no ha despegado como lo ha hecho delta.

¿Cuál es el riesgo de la nueva variante de coronavirus llamada ómicron? 1:29

Iota: vista por primera vez en Nueva York en noviembre pasado, la variante del coronavirus B.1.526 o iota se extendió al principio, representando hasta el 9% de las muestras en abril pasado, pero ahora prácticamente ha desaparecido. Tiene lo que se llama una mutación 484 que debería ayudar a que el virus se adhiera más fácilmente a las células que infecta y hace que el virus sea menos reconocible para el sistema inmunológico.

Eta: vista por primera vez en el Reino Unido y Nigeria, eta, también conocido como B.1.525, porta la mutación E484K. También prácticamente ha desaparecido.

Zeta: Circulando en Brasil desde el año pasado, esta variante del coronavirus, también conocida como P.2, también porta la mutación E484K y no se ha encontrado ampliamente a nivel mundial. Casi ha desaparecido en Estados Unidos, según los CDC.

No hay variantes designadas como Nu o Xi. La OMS decidió que «Nu» se parecía demasiado a la palabra inglesa «nuevo» y Xi es un apellido común.

John Bonifield de CNN contribuyó a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver