90 segundos de video serán cruciales en el juicio de Kimberly Potter, la policía que mató a Daunte Wright

(CNN) — Es probable que el video de la cámara corporal de una agente de policía de los suburbios de Minneapolis que disparó mortalmente a Daunte Wright en un automóvil durante un control de tráfico, ampliamente difundido, desempeñe un papel fundamental en el juicio que se celebrará el martes por su papel en la muerte del joven.
El tiroteo parece ser el resultado de que la agente Kimberly Potter, de 49 años, confundiera su arma con una pistola eléctrica o «Taser» (marca de la pistola eléctrica), y ocurrió en Brooklyn Center, a pocos kilómetros de Minneapolis, durante el juicio contra Derek Chauvin por el homicidio de George Floyd.

El jefe de policía de la ciudad compartió un video menos de 24 horas después del tiroteo, en aras de mantener la transparencia.

En la grabación de la cámara corporal, se oye a Potter gritar «taser» repetidamente antes de disparar a Daunte Wright, de 20 años. Después de disparar su pistola, grita: «¡Dios mío! Acabo de dispararle».

Las imágenes de video también desempeñaron un papel crucial en casos recientes de homicidio de gran repercusión, con el resultado de un veredicto de culpabilidad contra Chauvin, veredictos de no culpabilidad contra Kyle Rittenhouse por disparar a tres personas durante los disturbios del año pasado, y veredictos de culpabilidad en el caso de tres hombres acusados de matar a Ahmaud Arbery en Georgia.

Potter fue acusada originalmente de homicidio en segundo grado en abril y los fiscales añadieron un cargo de homicidio en primer grado a principios de septiembre. Se enfrenta a al menos una década de prisión si es declarada culpable. La selección del jurado comenzó este martes en el Centro Gubernamental del Condado de Hennepin, en Minneapolis, y se esperan los argumentos iniciales para el 8 de diciembre.

En una audiencia el mes pasado, los abogados de Potter dijeron que podrían afirmar que el uso de su arma fue un error inocente, un accidente, y que el uso de la pistola eléctrica fue razonable. Aunque confundir un arma de fuego con una pistola eléctrica no es habitual, y es fundamental para los cargos de homicidio contra Potter, es probable que otros aspectos de la interacción se sometan a examen durante el juicio.

Los expertos en formación y uso de la fuerza que revisaron el video advirtieron que no se debe sacar una conclusión demasiado amplia basándose únicamente en el video: uno de ellos dijo que revisar un incidente a través de esa lente es como «mirar a través de un popote».

Pero los 90 segundos que la ciudad publicó fueron una señal de alarma, no solo por la confusión sobre el arma sino por cómo se desarrolló la interacción antes de que Potter sacara su arma contra Daunte Wright, que era objeto de una orden de arresto. El video sugiere deficiencias en los requisitos de formación y en los estándares profesionales de los agentes del departamento, al mostrar una avalancha de pequeños errores que culminaron en que Potter disparó a Wright.

«Fue catastrófico en un par de sentidos», dijo Gerald Takano, experto en uso de la fuerza y formación. «La confusión de las armas es un único incidente catastrófico. La acumulación de pequeños errores es catastrófica en su totalidad. Ambos ocurrieron en el mismo caso».

La agencia estatal que investiga el caso no ha hecho pública ninguna información sobre su investigación criminal. Un portavoz del Departamento de Seguridad Pública del estado no respondió a una solicitud de comentarios. Cuando el jefe de policía hizo público el video, dijo que la agencia estatal no aprobaba la publicación. Los abogados del agente se negaron a hacer comentarios para este reportaje.

Los funcionarios de la ciudad no han hecho pública ninguna información sobre la investigación interna, que no solo examinaría el uso erróneo de la pistola eléctrica, sino también cualquier otra violación de las normas descubierta durante la investigación. Los funcionarios de Brooklyn Center no han publicado los videos de las cámaras corporales o de los tableros que podrían ofrecer otros puntos de vista de la interacción que ayudarían a los investigadores a determinar si la medida de utilizar una pistola eléctrica estaba dentro de la política del departamento de policía. No está claro si existen otras grabaciones de cámaras corporales. Los funcionarios municipales no quisieron hacer comentarios.

Lo que sabemos sobre la parada de tráfico

Daunte Wright estaba conduciendo un domingo por la tarde en abril cuando la policía lo detuvo por una etiqueta vencida, dijo la policía. Durante la parada, los agentes se enteraron de que tenía una orden de detención pendiente e intentaron arrestarlo.

El video muestra a un agente masculino, cuyo nombre no ha sido revelado, acercándose a un coche delante de Potter, y a un segundo policía acercándose al automóvil por el lado del pasajero. Potter dice «que salga», y el agente masculino que va delante le pide a Wright que salga del auto.

Según los expertos, los agentes se acercaron al automóvil de la forma habitual en las paradas de tráfico. Uno de los agentes se pone en contacto con el conductor y se supone que dirige la interacción, mientras que otro, situado en el lado del pasajero, vigila a los demás ocupantes y los alrededores. Potter se encuentra detrás del agente principal, en el lado del conductor.

Potter parece decir «que salga», y otro agente dice «hazme un favor» y «sal del auto». El sonido del tráfico que pasa y la mala calidad de reproducción del video difundido dificultan escuchar otras partes de la conversación entre Wright y el agente.

Uno de los agentes dice que Wright está arrestado, Potter dice «tienes una orden» y uno de los agentes repite que Wright tiene una orden.
Es en este momento cuando comienzan los problemas, ya que el agente de contacto no puede esposar rápidamente a Wright.

El agente sacó a Daunte Wright del auto, «para que cumpliera. Le puso las manos en la espalda, pero (el agente) no colocó completamente al sospechoso antes de pasar por las aplicaciones de las esposas, la mecánica de las esposas», dijo Takano. «Desenfundarlas y ponerlas, cómo sacarlas, cómo agarrarlas, qué orden… solo debería tomar unos dos segundos desde que se toca la mano por primera vez hasta que se pone la primera esposa y se pone la segunda».

Aunque el agente tenía a Wright de pie, el movimiento para esposarlo no fue rápido. Según los expertos, la práctica habitual es colocar a alguien en posición de arresto, esposarlo y luego registrarlo en busca de armas.

«(El agente) no hizo eso, como que tiene las manos detrás de la espalda, casi buscando alrededor de la cintura», dijo Takano. «Esa no es la mejor práctica».

Jon Blum, un experto en el uso de la fuerza, dijo que parecía que el agente no estaba seguro de sí mismo. A los agentes se les enseña que cuando ponen las manos sobre alguien deben ser firmes, porque eso comunica la seriedad de la interacción.

«Manos a la espalda, no te muevas. Esposas en la mano, pum, pum y listo», dijo. «Obviamente no tenía un buen agarre, (Wright) se separó bastante rápido… (el agente) no parecía tener el control de lo que estaba pasando, le faltaba confianza y no lo hizo como debía. Eso no lo excusa (a Wright). Pero podría haberlo hecho mejor, absolutamente».

Una vez que Wright empezó a forcejear, sin esposas, Potter se acercó. Las manos de Potter están vacías la primera vez que aparecen en el video, pero después de acercarse a Wright, una mano emerge con un trozo de papel.

«Una vez que (Daunte Wright) se pone rígido y muestra que no está conforme y hay otro agente allí, el trabajo de esa persona es entrar inmediatamente. Dos agentes con las manos sobre la persona. No lo agarró, no entiendo por qué no lo agarró», dijo Takano. «Es desconcertante para mí».

«Ella está sosteniendo el trozo de papel mientras (Wright) está luchando, no está haciendo mucho mientras el otro agente está tratando de controlar al Sr. Wright mientras él está tratando de volver al automóvil», dijo Takano.

La importancia de esposar rápidamente a alguien es que la toma de decisiones se hace más difícil bajo amenaza que cuando hay menos o ninguna amenaza, dijeron los expertos. Custodiar rápidamente a alguien bajo arresto reduce el riesgo de que se produzca una situación en la que el agente utilice la fuerza.

«Siempre que se utilice la fuerza, cuanto antes pueda detenerla, (hay) menos probabilidades de que todos salgan perjudicados. Ni siquiera la fuerza letal, el ‘taser’ o spray de pimienta o entrar en acción… cuanto más tiempo se tarda en parar, peor puede ser para todos, aumenta la probabilidad de lesiones», dijo Blum. «La fatiga se hace presente, hay todas estas otras cosas. Si tienes una pelea cuerpo a cuerpo con alguien en un costado de la carretera, hay posibilidades de que se vaya a la carretera, eso es más peligroso. Hay todos los parámetros ambientales diferentes por los que deberías detenerlo cuanto antes».

Tía de Daunte Wright: Policía debería protegernos a todos 0:25

El «nivel de resistencia» de Daunte Wright no estaba claro

El uso de las pistolas eléctricas varía según las jurisdicciones, pero del único video no queda claro que la resistencia de Daunte Wright hubiera sido una ofensa que justificara el uso de una pistola eléctrica para ayudar a ponerlo bajo custodia, dijo Takano.

Brooklyn Center no ha publicado ningún otro video del incidente, y no está claro qué video de terceros pueden haber localizado los investigadores de la agencia estatal de investigación. El uso de la fuerza se juzga según una norma esbozada en una sentencia del Tribunal Supremo que señala los factores para considerar si la fuerza es razonable: la naturaleza de la ofensa, la amenaza para los agentes o para otros, y si alguien se resiste o huye.

«Son factores que determinan la totalidad, y la totalidad para determinar la razonabilidad», dijo Takano.

El video «no muestra cuál es el nivel de resistencia», dijo Takano. «No hay indicadores: estaba tratando de golpear, agredir, patear, o estaba tratando de escapar, de entrar en su auto y escapar. Pero hay tanto desbarajuste de cámaras y reposicionamiento de ella alrededor de los otros agentes que no obtenemos una imagen clara de lo que está sucediendo».

El comportamiento agresivo, como dar patadas al entrar en el auto, habría servido para explicar el movimiento de elegir usar una pistola eléctrica, dijo.

«Si la persona no obedece y se aleja, se le busca para una ofensa menor, probablemente la pistola eléctrica no justifica el uso de la fuerza para empezar», dijo Takano. “Si solo se resistía pasivamente, apartándose, eso es defensivo. Ofensivo sería intentar agredir, ahí es donde se empieza a justificar la opción de usar un ‘taser’”.

Hay cierta similitud entre las pistolas ‘taser’ y las armas de fuego: ambas tienen empuñadura de pistola, pero el peso, el color y la forma de manejar el arma deben ser notorias a la hora de desenfundar el arma. Tampoco hay una norma única sobre cómo deben llevarse. Algunos departamentos prohíben a los agentes llevarla en el mismo lado que la pistola, pero permiten que la mano que la empuña la saque desde el otro lado del cuerpo. Otros exigen que se lleve en el lado de la mano débil, para limitar la posibilidad de confusión.

Las pistolas eléctricas también se pueden utilizar de diferentes maneras. Desde una distancia de unos 6 metros, puede disparar dos puntas que se separan a lo largo de la distancia antes de fijarse al cuerpo, idealmente en el pecho y por debajo de la cintura. De cerca, como Potter estaba junto a Daunte Wright, se puede utilizar la función «drive stun» para aplicar directamente la electricidad.

Dependiendo del modelo de Taser, su usuario tendría que extraer un cartucho antes de utilizar la función «drive stun«. Se trata de un movimiento importante que, si Potter tenía la intención de aturdir a Daunte Wright, tendría que haber realizado y, al hacerlo, debería haberse dado cuenta de que tenía una pistola en la mano.

«Esa pistola es una Glock, que no tiene seguridad externa ni se puede manipular, mientras que una Taser, sea cual sea, tiene algún seguro externo que hay que manipular», dijo Sean Hendrickson, que enseña el uso de la fuerza en Washington.

«En la sobrecarga cognitiva, la idea es que recurrir al entrenamiento. El primer sistema que dirige el comportamiento en el cerebro es el de lucha/huida, ahí es donde estás tan sumergido en ese punto, que sacas un arma y crees que es una pistola taser», dijo. «Esa es la única manera en que puedo entender lo que vi».

Hendrickson dijo que la situación, a partir del único video difundido, no parecía «desarrollarse a un ritmo que pudiera equivaler a una sobrecarga cognitiva como esa».

Incluso si Potter hubiera sacado la pistola eléctrica, Hendrickson dijo que no estaba seguro de cuál habría sido el objetivo del uso de la pistola.

«Si funciona, su cuerpo se bloquea, no sé cómo ayuda eso», dijo Hendrickson. «Si miras el video y lo cerca que está, está justo dentro de la puerta abierta, en el borde, y esas sondas no se extenderán lo suficiente como para lograr la incapacitación neuromuscular y ese es el objetivo. Si lo logras, estará encerrado en ese asiento, es difícil manipularlo. Es confuso, desde el punto de vista táctico, cuál era el objetivo final de usar la pistola eléctrica».

El efecto de los ‘tasers’ en el cuerpo humano 1:06

El impacto de la formación y la política

«A fin de cuentas, la confusión de las armas es simplemente un síntoma, y aquí hay muchos síntomas», dijo Takano. «Eso es solo lo que podemos ver con los procedimientos. Ni siquiera hemos hablado de la formación sobre la toma de decisiones».

No hay una formación uniforme para nada en las fuerzas del orden. Hay mejores prácticas, identificadas por expertos, equipos de formación o grupos de defensa. Cada estado establece un plan de estudios mínimo obligatorio que se imparte a los agentes durante su formación inicial, pero los estados varían mucho en cuanto a la forma de garantizar su cumplimiento. Hay más variaciones una vez que los agentes salen de la academia.

«Los mejores estados pueden obligar a impartir 40 horas anuales de formación en diferentes áreas temáticas», explica Takano. «Los departamentos se quejan de que es demasiado. Eso es lo que ocurre en algunos de los mejores estados. Otros tienen menos».

La formación se realiza en bloques de horas. La calificación anual para el uso de armas, que significa simplemente estar cualificado, no ser competente, puede llevar horas.

«Eso no es combate, eso no es tomar decisiones. Eso es, puedes apuntar tu arma de la manera correcta, disparar a un blanco de papel, no dispararte en el pie, y darle al papel un número de veces de 100».

Normalmente se dedica un día, o medio día, a las actualizaciones legales. Luego está el «sabor del año», que puede ser cualquier tema que esté en las noticias o el resultado de alguna controversia. Hay otros temas que suelen requerir alguna actualización: menores, diversidad, enfermedades mentales, personas en crisis, supervivencia de la carrera, ética profesional.

«Eso no tiene nada que ver con las habilidades requeridas, las actividades conocidas como la detención de personas, lidiar con la desobediencia, los tipos de llamadas de alta prioridad … Para cualquier agencia hacer prácticas, siempre va a aumentar significativamente el tiempo de formación», dijo Takano.

Muchas ciudades tienen una dotación de personal inferior a la presupuestada; la idea de añadir otras 40 horas de formación para cada agente puede parecer un lujo, sobre todo para volver a entrenar habilidades básicas y fundamentales aprendidas en la academia.

Pero los agentes de todo el mundo tienen las mismas atribuciones generales, y el riesgo de una mala formación o de no dar prioridad a los aspectos básicos podría ser tan catastrófico en un departamento pequeño como en uno grande, dijo Blum.

«Me da igual que sea la policía de Los Ángeles, la de Nueva York o un departamento de policía con seis agentes. Hay que tener agentes con capacidad de decisión crítica», dijo Blum. «Tienen poderes de autoridad, poderes de arresto, muy poca gente tiene esto. Tienen que tener esa (capacidad). No me importa dónde trabajen».

— Brad Parks contribuyó con este reportaje.

Daunte Wright

(CNN) — Es probable que el video de la cámara corporal de una agente de policía de los suburbios de Minneapolis que disparó mortalmente a Daunte Wright en un automóvil durante un control de tráfico, ampliamente difundido, desempeñe un papel fundamental en el juicio que se celebrará el martes por su papel en la muerte del joven.
El tiroteo parece ser el resultado de que la agente Kimberly Potter, de 49 años, confundiera su arma con una pistola eléctrica o «Taser» (marca de la pistola eléctrica), y ocurrió en Brooklyn Center, a pocos kilómetros de Minneapolis, durante el juicio contra Derek Chauvin por el homicidio de George Floyd.

El jefe de policía de la ciudad compartió un video menos de 24 horas después del tiroteo, en aras de mantener la transparencia.

En la grabación de la cámara corporal, se oye a Potter gritar «taser» repetidamente antes de disparar a Daunte Wright, de 20 años. Después de disparar su pistola, grita: «¡Dios mío! Acabo de dispararle».

Las imágenes de video también desempeñaron un papel crucial en casos recientes de homicidio de gran repercusión, con el resultado de un veredicto de culpabilidad contra Chauvin, veredictos de no culpabilidad contra Kyle Rittenhouse por disparar a tres personas durante los disturbios del año pasado, y veredictos de culpabilidad en el caso de tres hombres acusados de matar a Ahmaud Arbery en Georgia.

El jurado falló que los tres acusados son culpables de la muerte de Ahmaud Arbery

Potter fue acusada originalmente de homicidio en segundo grado en abril y los fiscales añadieron un cargo de homicidio en primer grado a principios de septiembre. Se enfrenta a al menos una década de prisión si es declarada culpable. La selección del jurado comenzó este martes en el Centro Gubernamental del Condado de Hennepin, en Minneapolis, y se esperan los argumentos iniciales para el 8 de diciembre.

En una audiencia el mes pasado, los abogados de Potter dijeron que podrían afirmar que el uso de su arma fue un error inocente, un accidente, y que el uso de la pistola eléctrica fue razonable. Aunque confundir un arma de fuego con una pistola eléctrica no es habitual, y es fundamental para los cargos de homicidio contra Potter, es probable que otros aspectos de la interacción se sometan a examen durante el juicio.

Los expertos en formación y uso de la fuerza que revisaron el video advirtieron que no se debe sacar una conclusión demasiado amplia basándose únicamente en el video: uno de ellos dijo que revisar un incidente a través de esa lente es como «mirar a través de un popote».

Pero los 90 segundos que la ciudad publicó fueron una señal de alarma, no solo por la confusión sobre el arma sino por cómo se desarrolló la interacción antes de que Potter sacara su arma contra Daunte Wright, que era objeto de una orden de arresto. El video sugiere deficiencias en los requisitos de formación y en los estándares profesionales de los agentes del departamento, al mostrar una avalancha de pequeños errores que culminaron en que Potter disparó a Wright.

«Fue catastrófico en un par de sentidos», dijo Gerald Takano, experto en uso de la fuerza y formación. «La confusión de las armas es un único incidente catastrófico. La acumulación de pequeños errores es catastrófica en su totalidad. Ambos ocurrieron en el mismo caso».

La agencia estatal que investiga el caso no ha hecho pública ninguna información sobre su investigación criminal. Un portavoz del Departamento de Seguridad Pública del estado no respondió a una solicitud de comentarios. Cuando el jefe de policía hizo público el video, dijo que la agencia estatal no aprobaba la publicación. Los abogados del agente se negaron a hacer comentarios para este reportaje.

Los funcionarios de la ciudad no han hecho pública ninguna información sobre la investigación interna, que no solo examinaría el uso erróneo de la pistola eléctrica, sino también cualquier otra violación de las normas descubierta durante la investigación. Los funcionarios de Brooklyn Center no han publicado los videos de las cámaras corporales o de los tableros que podrían ofrecer otros puntos de vista de la interacción que ayudarían a los investigadores a determinar si la medida de utilizar una pistola eléctrica estaba dentro de la política del departamento de policía. No está claro si existen otras grabaciones de cámaras corporales. Los funcionarios municipales no quisieron hacer comentarios.

Separan de su cargo a tres policías tras la muerte de un joven de 17 años en Buenos Aires Lo que sabemos sobre la parada de tráfico

Daunte Wright estaba conduciendo un domingo por la tarde en abril cuando la policía lo detuvo por una etiqueta vencida, dijo la policía. Durante la parada, los agentes se enteraron de que tenía una orden de detención pendiente e intentaron arrestarlo.

El video muestra a un agente masculino, cuyo nombre no ha sido revelado, acercándose a un coche delante de Potter, y a un segundo policía acercándose al automóvil por el lado del pasajero. Potter dice «que salga», y el agente masculino que va delante le pide a Wright que salga del auto.

Según los expertos, los agentes se acercaron al automóvil de la forma habitual en las paradas de tráfico. Uno de los agentes se pone en contacto con el conductor y se supone que dirige la interacción, mientras que otro, situado en el lado del pasajero, vigila a los demás ocupantes y los alrededores. Potter se encuentra detrás del agente principal, en el lado del conductor.

Potter parece decir «que salga», y otro agente dice «hazme un favor» y «sal del auto». El sonido del tráfico que pasa y la mala calidad de reproducción del video difundido dificultan escuchar otras partes de la conversación entre Wright y el agente.

Imágenes perturbadoras muestra cómo una policía le disparó a Daunte Wright con su arma de fuego aunque el protocolo es usar un taser 

Uno de los agentes dice que Wright está arrestado, Potter dice «tienes una orden» y uno de los agentes repite que Wright tiene una orden.
Es en este momento cuando comienzan los problemas, ya que el agente de contacto no puede esposar rápidamente a Wright.

El agente sacó a Daunte Wright del auto, «para que cumpliera. Le puso las manos en la espalda, pero (el agente) no colocó completamente al sospechoso antes de pasar por las aplicaciones de las esposas, la mecánica de las esposas», dijo Takano. «Desenfundarlas y ponerlas, cómo sacarlas, cómo agarrarlas, qué orden… solo debería tomar unos dos segundos desde que se toca la mano por primera vez hasta que se pone la primera esposa y se pone la segunda».

Aunque el agente tenía a Wright de pie, el movimiento para esposarlo no fue rápido. Según los expertos, la práctica habitual es colocar a alguien en posición de arresto, esposarlo y luego registrarlo en busca de armas.

«(El agente) no hizo eso, como que tiene las manos detrás de la espalda, casi buscando alrededor de la cintura», dijo Takano. «Esa no es la mejor práctica».

Jon Blum, un experto en el uso de la fuerza, dijo que parecía que el agente no estaba seguro de sí mismo. A los agentes se les enseña que cuando ponen las manos sobre alguien deben ser firmes, porque eso comunica la seriedad de la interacción.

«Manos a la espalda, no te muevas. Esposas en la mano, pum, pum y listo», dijo. «Obviamente no tenía un buen agarre, (Wright) se separó bastante rápido… (el agente) no parecía tener el control de lo que estaba pasando, le faltaba confianza y no lo hizo como debía. Eso no lo excusa (a Wright). Pero podría haberlo hecho mejor, absolutamente».

Una vez que Wright empezó a forcejear, sin esposas, Potter se acercó. Las manos de Potter están vacías la primera vez que aparecen en el video, pero después de acercarse a Wright, una mano emerge con un trozo de papel.

«Una vez que (Daunte Wright) se pone rígido y muestra que no está conforme y hay otro agente allí, el trabajo de esa persona es entrar inmediatamente. Dos agentes con las manos sobre la persona. No lo agarró, no entiendo por qué no lo agarró», dijo Takano. «Es desconcertante para mí».

«Ella está sosteniendo el trozo de papel mientras (Wright) está luchando, no está haciendo mucho mientras el otro agente está tratando de controlar al Sr. Wright mientras él está tratando de volver al automóvil», dijo Takano.

Agentes policiales condenados por violación, homicidio y otros delitos graves cobran decenas de millones de dólares en su retiro

La importancia de esposar rápidamente a alguien es que la toma de decisiones se hace más difícil bajo amenaza que cuando hay menos o ninguna amenaza, dijeron los expertos. Custodiar rápidamente a alguien bajo arresto reduce el riesgo de que se produzca una situación en la que el agente utilice la fuerza.

«Siempre que se utilice la fuerza, cuanto antes pueda detenerla, (hay) menos probabilidades de que todos salgan perjudicados. Ni siquiera la fuerza letal, el ‘taser’ o spray de pimienta o entrar en acción… cuanto más tiempo se tarda en parar, peor puede ser para todos, aumenta la probabilidad de lesiones», dijo Blum. «La fatiga se hace presente, hay todas estas otras cosas. Si tienes una pelea cuerpo a cuerpo con alguien en un costado de la carretera, hay posibilidades de que se vaya a la carretera, eso es más peligroso. Hay todos los parámetros ambientales diferentes por los que deberías detenerlo cuanto antes».

El «nivel de resistencia» de Daunte Wright no estaba claro

El uso de las pistolas eléctricas varía según las jurisdicciones, pero del único video no queda claro que la resistencia de Daunte Wright hubiera sido una ofensa que justificara el uso de una pistola eléctrica para ayudar a ponerlo bajo custodia, dijo Takano.

Brooklyn Center no ha publicado ningún otro video del incidente, y no está claro qué video de terceros pueden haber localizado los investigadores de la agencia estatal de investigación. El uso de la fuerza se juzga según una norma esbozada en una sentencia del Tribunal Supremo que señala los factores para considerar si la fuerza es razonable: la naturaleza de la ofensa, la amenaza para los agentes o para otros, y si alguien se resiste o huye.

«Son factores que determinan la totalidad, y la totalidad para determinar la razonabilidad», dijo Takano.

El video «no muestra cuál es el nivel de resistencia», dijo Takano. «No hay indicadores: estaba tratando de golpear, agredir, patear, o estaba tratando de escapar, de entrar en su auto y escapar. Pero hay tanto desbarajuste de cámaras y reposicionamiento de ella alrededor de los otros agentes que no obtenemos una imagen clara de lo que está sucediendo».

El comportamiento agresivo, como dar patadas al entrar en el auto, habría servido para explicar el movimiento de elegir usar una pistola eléctrica, dijo.

«Si la persona no obedece y se aleja, se le busca para una ofensa menor, probablemente la pistola eléctrica no justifica el uso de la fuerza para empezar», dijo Takano. “Si solo se resistía pasivamente, apartándose, eso es defensivo. Ofensivo sería intentar agredir, ahí es donde se empieza a justificar la opción de usar un ‘taser’”.

¿Qué es un «taser»? ¿Qué le podría pasar a tu cuerpo si recibes una descarga de este tipo de arma?

Hay cierta similitud entre las pistolas ‘taser’ y las armas de fuego: ambas tienen empuñadura de pistola, pero el peso, el color y la forma de manejar el arma deben ser notorias a la hora de desenfundar el arma. Tampoco hay una norma única sobre cómo deben llevarse. Algunos departamentos prohíben a los agentes llevarla en el mismo lado que la pistola, pero permiten que la mano que la empuña la saque desde el otro lado del cuerpo. Otros exigen que se lleve en el lado de la mano débil, para limitar la posibilidad de confusión.

Las pistolas eléctricas también se pueden utilizar de diferentes maneras. Desde una distancia de unos 6 metros, puede disparar dos puntas que se separan a lo largo de la distancia antes de fijarse al cuerpo, idealmente en el pecho y por debajo de la cintura. De cerca, como Potter estaba junto a Daunte Wright, se puede utilizar la función «drive stun» para aplicar directamente la electricidad.

Dependiendo del modelo de Taser, su usuario tendría que extraer un cartucho antes de utilizar la función «drive stun«. Se trata de un movimiento importante que, si Potter tenía la intención de aturdir a Daunte Wright, tendría que haber realizado y, al hacerlo, debería haberse dado cuenta de que tenía una pistola en la mano.

«Esa pistola es una Glock, que no tiene seguridad externa ni se puede manipular, mientras que una Taser, sea cual sea, tiene algún seguro externo que hay que manipular», dijo Sean Hendrickson, que enseña el uso de la fuerza en Washington.

«En la sobrecarga cognitiva, la idea es que recurrir al entrenamiento. El primer sistema que dirige el comportamiento en el cerebro es el de lucha/huida, ahí es donde estás tan sumergido en ese punto, que sacas un arma y crees que es una pistola taser», dijo. «Esa es la única manera en que puedo entender lo que vi».

Hendrickson dijo que la situación, a partir del único video difundido, no parecía «desarrollarse a un ritmo que pudiera equivaler a una sobrecarga cognitiva como esa».

Incluso si Potter hubiera sacado la pistola eléctrica, Hendrickson dijo que no estaba seguro de cuál habría sido el objetivo del uso de la pistola.

«Si funciona, su cuerpo se bloquea, no sé cómo ayuda eso», dijo Hendrickson. «Si miras el video y lo cerca que está, está justo dentro de la puerta abierta, en el borde, y esas sondas no se extenderán lo suficiente como para lograr la incapacitación neuromuscular y ese es el objetivo. Si lo logras, estará encerrado en ese asiento, es difícil manipularlo. Es confuso, desde el punto de vista táctico, cuál era el objetivo final de usar la pistola eléctrica».

El efecto de los ‘tasers’ en el cuerpo humano 1:06El impacto de la formación y la política

«A fin de cuentas, la confusión de las armas es simplemente un síntoma, y aquí hay muchos síntomas», dijo Takano. «Eso es solo lo que podemos ver con los procedimientos. Ni siquiera hemos hablado de la formación sobre la toma de decisiones».

No hay una formación uniforme para nada en las fuerzas del orden. Hay mejores prácticas, identificadas por expertos, equipos de formación o grupos de defensa. Cada estado establece un plan de estudios mínimo obligatorio que se imparte a los agentes durante su formación inicial, pero los estados varían mucho en cuanto a la forma de garantizar su cumplimiento. Hay más variaciones una vez que los agentes salen de la academia.

«Los mejores estados pueden obligar a impartir 40 horas anuales de formación en diferentes áreas temáticas», explica Takano. «Los departamentos se quejan de que es demasiado. Eso es lo que ocurre en algunos de los mejores estados. Otros tienen menos».

La formación se realiza en bloques de horas. La calificación anual para el uso de armas, que significa simplemente estar cualificado, no ser competente, puede llevar horas.

«Eso no es combate, eso no es tomar decisiones. Eso es, puedes apuntar tu arma de la manera correcta, disparar a un blanco de papel, no dispararte en el pie, y darle al papel un número de veces de 100».

Normalmente se dedica un día, o medio día, a las actualizaciones legales. Luego está el «sabor del año», que puede ser cualquier tema que esté en las noticias o el resultado de alguna controversia. Hay otros temas que suelen requerir alguna actualización: menores, diversidad, enfermedades mentales, personas en crisis, supervivencia de la carrera, ética profesional.

Ley George Floyd: en EE.UU. la Cámara de Representantes aprobó el proyecto que busca evitar la violencia policial

«Eso no tiene nada que ver con las habilidades requeridas, las actividades conocidas como la detención de personas, lidiar con la desobediencia, los tipos de llamadas de alta prioridad … Para cualquier agencia hacer prácticas, siempre va a aumentar significativamente el tiempo de formación», dijo Takano.

Muchas ciudades tienen una dotación de personal inferior a la presupuestada; la idea de añadir otras 40 horas de formación para cada agente puede parecer un lujo, sobre todo para volver a entrenar habilidades básicas y fundamentales aprendidas en la academia.

Pero los agentes de todo el mundo tienen las mismas atribuciones generales, y el riesgo de una mala formación o de no dar prioridad a los aspectos básicos podría ser tan catastrófico en un departamento pequeño como en uno grande, dijo Blum.

«Me da igual que sea la policía de Los Ángeles, la de Nueva York o un departamento de policía con seis agentes. Hay que tener agentes con capacidad de decisión crítica», dijo Blum. «Tienen poderes de autoridad, poderes de arresto, muy poca gente tiene esto. Tienen que tener esa (capacidad). No me importa dónde trabajen».

— Brad Parks contribuyó con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver