Exclusivo: exjefe de Gabinete de Trump, Mark Meadows, llega a un acuerdo de cooperación en la investigación del 6 de enero

(CNN) — El exjefe de gabinete de Donald Trump, Mark Meadows, está cooperando con la Comisión Selecta de la Cámara de Representantes que investiga el ataque del 6 de enero y está proporcionando registros y accediendo a presentarse para una entrevista inicial, según conoció en exclusiva CNN.

La medida representa un cambio crítico en la relación entre el principal aliado de Trump y el panel, y evita una remisión por desacato criminal por ahora.

«El señor Meadows se ha comprometido con la Comisión Selecta a través de su abogado», dijo en un comunicado el representante demócrata Bennie Thompson de Mississippi, quien preside la comisión.

«Ha presentado registros a la comisión y pronto comparecerá para una deposición inicial. La Comisión Selecta espera que todos los testigos, incluido el Sr. Meadows, proporcionen toda la información solicitada y que la Comisión Selecta tiene derecho a recibir legalmente. La comisión continuará informando evaluar su grado de cumplimiento de nuestra citación después del testimonio».

El abogado de Meadows, George Terwilliger, dijo en un comunicado a CNN que ahora existe un entendimiento entre las dos partes sobre cómo se puede intercambiar información en el futuro, afirmando que su cliente y la comisión están abiertos a participar en un cierto conjunto de temas a medida que avanzan en averiguar cómo tratar la información que la comisión está buscando y que podría caer bajo el privilegio ejecutivo.

Pero el acuerdo podría ser frágil si las dos partes no se ponen de acuerdo sobre qué es información privilegiada.

La noticia del entendimiento llega cuando los abogados de Trump argumentaron frente a un tribunal federal de apelaciones en Washington que el expresidente debería poder hacer valer el privilegio ejecutivo sobre los registros de la comisión.

«Como lo hemos hecho desde el principio, continuamos trabajando con la Comisión Selecta y su personal para ver si podemos llegar a un arreglo que no requiera que el Sr. Meadows renuncie al privilegio ejecutivo o que pierda el puesto de larga data de que los asesores senior de la Casa Blanca no pueden ser obligados a testificar ante el Congreso «, dijo Terwilliger. «Agradecemos la apertura de la Comisión Selecta para recibir respuestas voluntarias sobre temas no privilegiados».

La revelación de Terwilliger se produce cuando varias fuentes le dicen a CNN que Meadows ha mostrado su voluntad de cooperar y ha adoptado una nueva postura con la comisión. El acuerdo es un paso significativo en la relación que alguna vez se estancó y que se produce después de meses de idas y venidas entre las dos partes.

Aunque Meadows ha comenzado a interactuar con la comisión de una manera más seria, la medida en que cooperará plenamente y la cuestión de qué intentará reclamar como privilegio ejecutivo aún está en juego, según múltiples fuentes. El acuerdo significa que la comisión se abstendrá de perseguir el desacato criminal en su contra, aunque esa ruta siempre sigue siendo una posibilidad, ya que este frágil paso adelante podría ser temporal.

«No es incorrecto decir que ha cooperado hasta cierto punto, pero no ha cumplido completamente con su obligación y necesitamos ver qué sucede. Pero Meadows no quiere ser despreciado», dijo a CNN una fuente familiarizada con el proceso.

Su compromiso con la Comisión contrasta fuertemente con Steve Bannon, quien está acusado de dos cargos de desacato al Congreso por no testificar y no entregar documentos en respuesta a una citación de la Comisión, y el exfuncionario del Departamento de Justicia Jeffrey Clark, sobre quien la comisión votará sobre un informe de remisión por desacato criminal este miércoles.

«Es justo decir que no es Bannon y no es Clark … y no quiere serlo», dijo la fuente. «Pero cuánto está cooperando y cuánto cooperará sigue siendo una pregunta abierta. Ha hecho algunas cosas … pero no ha cumplido con todas sus obligaciones … y aún no está del todo claro cuánto cooperará».

«Podemos notar la diferencia entre alguien que está demorando o fingiendo, no creemos que eso sea lo que está sucediendo aquí», agregó la fuente.

En las últimas semanas, los miembros del panel han dicho que muchas de las preguntas que tienen para Meadows no tienen nada que ver con Trump, lo que sugiere que el panel todavía está abierto a discutir los términos de una posible entrevista.

El representante demócrata Pete Aguilar, quien forma parte del panel, le dijo a CNN a principios de este mes que Meadows podría tener un «reclamo menor» al privilegio ejecutivo sobre algunas conversaciones, pero enfatizó que el comité tiene preguntas para él que «no tienen nada que ver con las conversaciones que tuvo directamente con el presidente».

«Sus conversaciones sobre cómo detener una elección libre y justa, sobre cómo criticar y detener el conteo de votos electorales, sobre su coordinación con los funcionarios de campaña en dispositivos privados que no fueron entregados, todos esos temas no son dignos de privilegio y tiene algunas explicaciones», agregó el demócrata de California.

El representante Jamie Raskin, demócrata de Maryland y otro miembro selecto del comité, también le dijo a CNN a principios de este mes que la comisión tiene «muchas preguntas (para Meadows) que no tienen nada que ver con Trump personalmente».

Mark Meadows

(CNN) — El exjefe de gabinete de Donald Trump, Mark Meadows, está cooperando con la Comisión Selecta de la Cámara de Representantes que investiga el ataque del 6 de enero y está proporcionando registros y accediendo a presentarse para una entrevista inicial, según conoció en exclusiva CNN.

La medida representa un cambio crítico en la relación entre el principal aliado de Trump y el panel, y evita una remisión por desacato criminal por ahora.

«El señor Meadows se ha comprometido con la Comisión Selecta a través de su abogado», dijo en un comunicado el representante demócrata Bennie Thompson de Mississippi, quien preside la comisión.

«Ha presentado registros a la comisión y pronto comparecerá para una deposición inicial. La Comisión Selecta espera que todos los testigos, incluido el Sr. Meadows, proporcionen toda la información solicitada y que la Comisión Selecta tiene derecho a recibir legalmente. La comisión continuará informando evaluar su grado de cumplimiento de nuestra citación después del testimonio».

OPINIÓN | El equipo de Trump anunció su rendición a la pandemia de covid-19

El abogado de Meadows, George Terwilliger, dijo en un comunicado a CNN que ahora existe un entendimiento entre las dos partes sobre cómo se puede intercambiar información en el futuro, afirmando que su cliente y la comisión están abiertos a participar en un cierto conjunto de temas a medida que avanzan en averiguar cómo tratar la información que la comisión está buscando y que podría caer bajo el privilegio ejecutivo.

Pero el acuerdo podría ser frágil si las dos partes no se ponen de acuerdo sobre qué es información privilegiada.

La noticia del entendimiento llega cuando los abogados de Trump argumentaron frente a un tribunal federal de apelaciones en Washington que el expresidente debería poder hacer valer el privilegio ejecutivo sobre los registros de la comisión.

«Como lo hemos hecho desde el principio, continuamos trabajando con la Comisión Selecta y su personal para ver si podemos llegar a un arreglo que no requiera que el Sr. Meadows renuncie al privilegio ejecutivo o que pierda el puesto de larga data de que los asesores senior de la Casa Blanca no pueden ser obligados a testificar ante el Congreso «, dijo Terwilliger. «Agradecemos la apertura de la Comisión Selecta para recibir respuestas voluntarias sobre temas no privilegiados».

Mark Meadows ha mostrado una nueva postura en la Cámara

La revelación de Terwilliger se produce cuando varias fuentes le dicen a CNN que Meadows ha mostrado su voluntad de cooperar y ha adoptado una nueva postura con la comisión. El acuerdo es un paso significativo en la relación que alguna vez se estancó y que se produce después de meses de idas y venidas entre las dos partes.

Aunque Meadows ha comenzado a interactuar con la comisión de una manera más seria, la medida en que cooperará plenamente y la cuestión de qué intentará reclamar como privilegio ejecutivo aún está en juego, según múltiples fuentes. El acuerdo significa que la comisión se abstendrá de perseguir el desacato criminal en su contra, aunque esa ruta siempre sigue siendo una posibilidad, ya que este frágil paso adelante podría ser temporal.

«No es incorrecto decir que ha cooperado hasta cierto punto, pero no ha cumplido completamente con su obligación y necesitamos ver qué sucede. Pero Meadows no quiere ser despreciado», dijo a CNN una fuente familiarizada con el proceso.

Su compromiso con la Comisión contrasta fuertemente con Steve Bannon, quien está acusado de dos cargos de desacato al Congreso por no testificar y no entregar documentos en respuesta a una citación de la Comisión, y el exfuncionario del Departamento de Justicia Jeffrey Clark, sobre quien la comisión votará sobre un informe de remisión por desacato criminal este miércoles.

«Es justo decir que no es Bannon y no es Clark … y no quiere serlo», dijo la fuente. «Pero cuánto está cooperando y cuánto cooperará sigue siendo una pregunta abierta. Ha hecho algunas cosas … pero no ha cumplido con todas sus obligaciones … y aún no está del todo claro cuánto cooperará».

«Podemos notar la diferencia entre alguien que está demorando o fingiendo, no creemos que eso sea lo que está sucediendo aquí», agregó la fuente.

En las últimas semanas, los miembros del panel han dicho que muchas de las preguntas que tienen para Meadows no tienen nada que ver con Trump, lo que sugiere que el panel todavía está abierto a discutir los términos de una posible entrevista.

El representante demócrata Pete Aguilar, quien forma parte del panel, le dijo a CNN a principios de este mes que Meadows podría tener un «reclamo menor» al privilegio ejecutivo sobre algunas conversaciones, pero enfatizó que el comité tiene preguntas para él que «no tienen nada que ver con las conversaciones que tuvo directamente con el presidente».

«Sus conversaciones sobre cómo detener una elección libre y justa, sobre cómo criticar y detener el conteo de votos electorales, sobre su coordinación con los funcionarios de campaña en dispositivos privados que no fueron entregados, todos esos temas no son dignos de privilegio y tiene algunas explicaciones», agregó el demócrata de California.

El representante Jamie Raskin, demócrata de Maryland y otro miembro selecto del comité, también le dijo a CNN a principios de este mes que la comisión tiene «muchas preguntas (para Meadows) que no tienen nada que ver con Trump personalmente».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver