La Fiscalía de Bolivia acusa a la expresidenta Jeanine Añez de golpe de Estado

(CNN Español)– La Fiscalía General de Bolivia acusó este martes a la expresidenta Jeanine Áñez Chávez de asumir la presidencia de «forma inconstitucional» y sin cumplir con las leyes de su país, cuando gobernó por un año a partir de noviembre de 2019.

El anuncio fue hecho en conferencia de prensa por el coordinador de la fiscalía general, Edwin Quispe, quien destacó que el Ministerio Público de Bolivia cuenta con más de 70 pruebas para enjuiciar a Áñez, en el caso denominado como «Golpe de Estado II».

Los documentos presentados señalan que Áñez supuestamente asumió ilegalmente la presidencia del Senado y luego del Estado el 12 de noviembre de 2019, al no haber seguido el procedimiento para considerar las renuncias de las autoridades correspondientes.

Sin embargo, ante las renuncias del entonces presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra Arriaza y el vicepresidente primero Rubén Medinaceli Ortiz, Áñez era el siguiente eslabón de la sucesión presidencial (aunque no lo establecía abiertamente).

Áñez asume amparándose en el artículo 169 de la Constitución de Bolivia. Allí se establece el orden de sucesión en caso de «impedimento o ausencia definitiva del presidente del Estado» y determina que en tal situación correspondería al vicepresidente asumir la Presidencia. Pero en Bolivia tampoco había vicepresidente, así que en ausencia de este debía asumir la presidenta del Senado, que también renunció. Le seguiría entonces el presidente de la Cámara de los Diputados, cuyo titular también dimitió.

Luego de esto, el Congreso de Bolivia intentó sesionar para nombrar a Áñez presidenta del Senado y así poder asumir el cargo de presidenta interina. Luego de clausurarse la sesión sin obtener resultados, la senadora se fue a otro recinto en el que asumió la presidencia del país.

Áñez, del Partido Unidad Demócrata, se declaró presidenta a pesar de la falta de quórum.

Posteriormente y para zanjar la controversia, el Tribunal Constitucional Plenipotenciario de Bolivia expresó que la aplicación de sucesión constitucional estaba “conforme al texto y sentido de la Constitución”.

Áñez, de 54 años, fue detenida de forma preventiva en marzo por cuatro meses. No obstante, desde entonces permanece recluida en un centro carcelario en La Paz sin ser juzgada por las autoridades bolivianas.

CNN se comunicó con Luis Adolfo Guillén, representante legal de Áñez, quien indicó que a un tribunal ordinario no le compete resolver un tema de interpretación constitucional como lo es una sucesión presidencial. El letrado agregó que hay una «carencia de valoración probatoria para sustentar una acusación».

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, la propia Áñez publicó: «Sin pruebas y 8 meses de detención por ‘terrorismo’, fiscales ACUSAN a #JeanineAñez y otros presos políticos de ‘resoluciones contrarias a la CPE’ según relato masista de MinGob, Procurador y Pres. Senado. Tapan fraude, renuncia, huida y vacío de poder planeados por Evo Morales».

El funcionario agregó que, con esta acusación concluye la etapa preliminar del proceso de investigación para atender la instancia de juicio oral correspondiente.

Según Quispe, el Ministerio Público ya presentó el requerimiento legal y ahora se espera que las autoridades asignen día y hora correspondientes para el desarrollo del juicio, conforme lo establece el Código de Procedimiento Penal.

Jeanine Áñez

(CNN Español)– La Fiscalía General de Bolivia acusó este martes a la expresidenta Jeanine Áñez Chávez de asumir la presidencia de «forma inconstitucional» y sin cumplir con las leyes de su país, cuando gobernó por un año a partir de noviembre de 2019.

El anuncio fue hecho en conferencia de prensa por el coordinador de la fiscalía general, Edwin Quispe, quien destacó que el Ministerio Público de Bolivia cuenta con más de 70 pruebas para enjuiciar a Áñez, en el caso denominado como «Golpe de Estado II».

Los documentos presentados señalan que Áñez supuestamente asumió ilegalmente la presidencia del Senado y luego del Estado el 12 de noviembre de 2019, al no haber seguido el procedimiento para considerar las renuncias de las autoridades correspondientes.

CIDH no solicitará a Bolivia medidas cautelares a favor de la expresidenta Jeanine Áñez

Sin embargo, ante las renuncias del entonces presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra Arriaza y el vicepresidente primero Rubén Medinaceli Ortiz, Áñez era el siguiente eslabón de la sucesión presidencial (aunque no lo establecía abiertamente).

Áñez asume amparándose en el artículo 169 de la Constitución de Bolivia. Allí se establece el orden de sucesión en caso de «impedimento o ausencia definitiva del presidente del Estado» y determina que en tal situación correspondería al vicepresidente asumir la Presidencia. Pero en Bolivia tampoco había vicepresidente, así que en ausencia de este debía asumir la presidenta del Senado, que también renunció. Le seguiría entonces el presidente de la Cámara de los Diputados, cuyo titular también dimitió.

Luego de esto, el Congreso de Bolivia intentó sesionar para nombrar a Áñez presidenta del Senado y así poder asumir el cargo de presidenta interina. Luego de clausurarse la sesión sin obtener resultados, la senadora se fue a otro recinto en el que asumió la presidencia del país.

Áñez, del Partido Unidad Demócrata, se declaró presidenta a pesar de la falta de quórum.

Posteriormente y para zanjar la controversia, el Tribunal Constitucional Plenipotenciario de Bolivia expresó que la aplicación de sucesión constitucional estaba “conforme al texto y sentido de la Constitución”.

Áñez, de 54 años, fue detenida de forma preventiva en marzo por cuatro meses. No obstante, desde entonces permanece recluida en un centro carcelario en La Paz sin ser juzgada por las autoridades bolivianas.

CNN se comunicó con Luis Adolfo Guillén, representante legal de Áñez, quien indicó que a un tribunal ordinario no le compete resolver un tema de interpretación constitucional como lo es una sucesión presidencial. El letrado agregó que hay una «carencia de valoración probatoria para sustentar una acusación».

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, la propia Áñez publicó: «Sin pruebas y 8 meses de detención por ‘terrorismo’, fiscales ACUSAN a #JeanineAñez y otros presos políticos de ‘resoluciones contrarias a la CPE’ según relato masista de MinGob, Procurador y Pres. Senado. Tapan fraude, renuncia, huida y vacío de poder planeados por Evo Morales».

El funcionario agregó que, con esta acusación concluye la etapa preliminar del proceso de investigación para atender la instancia de juicio oral correspondiente.

Según Quispe, el Ministerio Público ya presentó el requerimiento legal y ahora se espera que las autoridades asignen día y hora correspondientes para el desarrollo del juicio, conforme lo establece el Código de Procedimiento Penal.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver