Alice Sebold se disculpa con el hombre que pasó años en prisión condenado por su violación y que luego fue exonerado

(CNN) — La escritora Alice Sebold se disculpó con un hombre que la semana pasada fue exonerado de su violación, un crimen que escribió en sus memorias «Lucky», pero la autora también pareció culpar tanto a un «sistema legal defectuoso» como al papel que jugó en la condena del hombre.

«En primer lugar, quiero decir a Anthony Broadwater que lo siento mucho y lamento profundamente lo que ha pasado», escribió Sebold, la autora de «The Lovely Bones», en un comunicado publicado en Medium.com.

Broadwater, que siempre ha mantenido su inocencia, fue condenado por la violación en 1982 y pasó 16 años en prisión. Se le denegó la libertad condicional al menos cinco veces porque no quería admitir un delito que no había cometido, según sus abogados. Intentó al menos cinco veces que se anulara la sentencia, según declaró a CNN.

La semana pasada, un juez del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York exoneró a Broadwater y anuló su condena y otros cargos relacionados con ella. El fiscal del distrito del condado de Onondaga se sumó a la petición de anulación de la condena.

Anthony Broadwater rompió a llorar después de que un juez le exonerara de una condena por violación de hace décadas. (Crédito: Katrina Tulloch/The Post-Standard via AP)

¿Por qué fue condenado?

Broadwater fue condenado sobre la base de dos pruebas: el relato de Sebold y una identificación interracial -la autora es blanca y Broadwater es negro- y el análisis de un trozo de cabello que luego se determinó que era defectuoso, escribieron sus abogados.

En «Lucky», Sebold escribió que después de que no pudiera identificar a Broadwater en una rueda de reconocimiento de la policía, «un detective y un fiscal le dijeron después de la rueda de reconocimiento que había elegido al hombre equivocado y cómo el fiscal la entrenó deliberadamente para que rehiciera su identificación errónea», según la afirmación de los abogados que condujo a la exoneración de Broadwater.

La falta de fiabilidad del análisis del pelo y la conversación entre el fiscal y Sebold después de la rueda de reconocimiento probablemente habrían llevado a un veredicto diferente si se hubieran presentado en el juicio, dijeron los abogados.

«Estoy agradecida de que el Sr. Broadwater haya sido finalmente reivindicado, pero el hecho es que hace 40 años se convirtió en otro joven negro brutalizado por nuestro defectuoso sistema legal. Siempre lamentaré lo que se le hizo», dijo Sebold.

Hombre que aceptó cargos de violación y agresión sexual no irá a prisión 2:27

Los hechos, descritos en las memorias de Sebold

Sebold describió la violación, que ocurrió cuando ella era una estudiante de primer año en la Universidad de Syracuse en 1981, con detalles brutalmente honestos en «Lucky». Se publicó un año después de que Broadwater saliera de la cárcel.

Su editorial, Scribner, y su empresa matriz, Simon & Schuster, dejarán de distribuir el libro en todos los formatos «mientras Sebold y Scribner estudian juntos cómo revisar la obra», dijo Brian Belfiglio, vicepresidente de publicidad y marketing de Scribner, en un comunicado a CNN.

CNN se ha puesto en contacto con Sebold y sus representantes para pedirles comentarios.

«Hace 40 años, como víctima de 18 años traumatizada por una violación, elegí poner mi fe en el sistema legal estadounidense. Mi objetivo en 1982 era la justicia, no perpetuar la injusticia», escribió Sebold. «Y, desde luego, no alterar para siempre, e irremediablemente, la vida de un joven por el mismo delito que había alterado la mía».

Dos vidas arruinadas

La semana pasada, Broadwater describió cómo su vida había quedado arruinada por la falsa condena.

Le costó encontrar trabajo tras salir de la cárcel cuando los empleadores se enteraron de sus antecedentes penales.

Muerte de Daniel Prude: juez exonera a policías involucrados 2:32

«Hice lo que pude, y eso fue, ya sabes, crear trabajo para mí mismo haciendo jardinería, cortando árboles, transporte, limpieza», dijo a CNN.

Su mujer quería tener hijos, pero «no quería traerlos al mundo por esto». Y ahora, ya han pasado los días, no podemos tener hijos», dijo Broadwater a los periodistas tras la vista judicial.

«Seguiré lamentando el resto de mi vida que, mientras perseguía la justicia a través del sistema legal, mi propia desgracia diera lugar a la injusta condena del Sr. Broadwater, por la que ha cumplido no solo 16 años entre rejas, sino, de forma que sirve para herir y estigmatizar aún más, casi una cadena perpetua completa», escribió Sebold.

Tras su exoneración, Broadwater dijo que le gustaría recibir una disculpa de la autora, pero también reconoció lo que había sufrido.

«Me solidarizo con ella, con lo que le pasó», dijo. «Solo espero que haya una disculpa sincera. La aceptaría. No estoy amargado ni tengo rencor hacia ella».

Aunque Sebold dijo que lucha «con el papel que desempeñé involuntariamente dentro de un sistema que envió a un hombre inocente a la cárcel», dijo que lidia «con el hecho de que mi violador, con toda probabilidad, nunca será conocido, puede haber seguido violando a otras mujeres, y ciertamente nunca cumplirá el tiempo en prisión que cumplió el señor Broadwater».

Violación

(CNN) — La escritora Alice Sebold se disculpó con un hombre que la semana pasada fue exonerado de su violación, un crimen que escribió en sus memorias «Lucky», pero la autora también pareció culpar tanto a un «sistema legal defectuoso» como al papel que jugó en la condena del hombre.

«En primer lugar, quiero decir a Anthony Broadwater que lo siento mucho y lamento profundamente lo que ha pasado», escribió Sebold, la autora de «The Lovely Bones», en un comunicado publicado en Medium.com.

Pasó años en prisión por la violación de la autora Alice Sebold y ahora fue exonerado

Broadwater, que siempre ha mantenido su inocencia, fue condenado por la violación en 1982 y pasó 16 años en prisión. Se le denegó la libertad condicional al menos cinco veces porque no quería admitir un delito que no había cometido, según sus abogados. Intentó al menos cinco veces que se anulara la sentencia, según declaró a CNN.

La semana pasada, un juez del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York exoneró a Broadwater y anuló su condena y otros cargos relacionados con ella. El fiscal del distrito del condado de Onondaga se sumó a la petición de anulación de la condena.

Anthony Broadwater rompió a llorar después de que un juez le exonerara de una condena por violación de hace décadas. (Crédito: Katrina Tulloch/The Post-Standard via AP)

¿Por qué fue condenado?

Broadwater fue condenado sobre la base de dos pruebas: el relato de Sebold y una identificación interracial -la autora es blanca y Broadwater es negro- y el análisis de un trozo de cabello que luego se determinó que era defectuoso, escribieron sus abogados.

En «Lucky», Sebold escribió que después de que no pudiera identificar a Broadwater en una rueda de reconocimiento de la policía, «un detective y un fiscal le dijeron después de la rueda de reconocimiento que había elegido al hombre equivocado y cómo el fiscal la entrenó deliberadamente para que rehiciera su identificación errónea», según la afirmación de los abogados que condujo a la exoneración de Broadwater.

La falta de fiabilidad del análisis del pelo y la conversación entre el fiscal y Sebold después de la rueda de reconocimiento probablemente habrían llevado a un veredicto diferente si se hubieran presentado en el juicio, dijeron los abogados.

«Estoy agradecida de que el Sr. Broadwater haya sido finalmente reivindicado, pero el hecho es que hace 40 años se convirtió en otro joven negro brutalizado por nuestro defectuoso sistema legal. Siempre lamentaré lo que se le hizo», dijo Sebold.

Hombre que aceptó cargos de violación y agresión sexual no irá a prisión 2:27Los hechos, descritos en las memorias de Sebold

Sebold describió la violación, que ocurrió cuando ella era una estudiante de primer año en la Universidad de Syracuse en 1981, con detalles brutalmente honestos en «Lucky». Se publicó un año después de que Broadwater saliera de la cárcel.

Su editorial, Scribner, y su empresa matriz, Simon & Schuster, dejarán de distribuir el libro en todos los formatos «mientras Sebold y Scribner estudian juntos cómo revisar la obra», dijo Brian Belfiglio, vicepresidente de publicidad y marketing de Scribner, en un comunicado a CNN.

CNN se ha puesto en contacto con Sebold y sus representantes para pedirles comentarios.

«Hace 40 años, como víctima de 18 años traumatizada por una violación, elegí poner mi fe en el sistema legal estadounidense. Mi objetivo en 1982 era la justicia, no perpetuar la injusticia», escribió Sebold. «Y, desde luego, no alterar para siempre, e irremediablemente, la vida de un joven por el mismo delito que había alterado la mía».

Dos vidas arruinadas

La semana pasada, Broadwater describió cómo su vida había quedado arruinada por la falsa condena.

Le costó encontrar trabajo tras salir de la cárcel cuando los empleadores se enteraron de sus antecedentes penales.

Muerte de Daniel Prude: juez exonera a policías involucrados 2:32

«Hice lo que pude, y eso fue, ya sabes, crear trabajo para mí mismo haciendo jardinería, cortando árboles, transporte, limpieza», dijo a CNN.

Su mujer quería tener hijos, pero «no quería traerlos al mundo por esto». Y ahora, ya han pasado los días, no podemos tener hijos», dijo Broadwater a los periodistas tras la vista judicial.

«Seguiré lamentando el resto de mi vida que, mientras perseguía la justicia a través del sistema legal, mi propia desgracia diera lugar a la injusta condena del Sr. Broadwater, por la que ha cumplido no solo 16 años entre rejas, sino, de forma que sirve para herir y estigmatizar aún más, casi una cadena perpetua completa», escribió Sebold.

Tras su exoneración, Broadwater dijo que le gustaría recibir una disculpa de la autora, pero también reconoció lo que había sufrido.

«Me solidarizo con ella, con lo que le pasó», dijo. «Solo espero que haya una disculpa sincera. La aceptaría. No estoy amargado ni tengo rencor hacia ella».

Aunque Sebold dijo que lucha «con el papel que desempeñé involuntariamente dentro de un sistema que envió a un hombre inocente a la cárcel», dijo que lidia «con el hecho de que mi violador, con toda probabilidad, nunca será conocido, puede haber seguido violando a otras mujeres, y ciertamente nunca cumplirá el tiempo en prisión que cumplió el señor Broadwater».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver