Despiden a agente de policía de Tucson que mató a tiros a un hombre en silla de ruedas, según las autoridades

(CNN) — Un agente de policía de Tucson fue despedido el martes después de aparecer en un video en el que se le ve disparando fatalmente a un hombre en una silla de ruedas motorizada, dijeron las autoridades.

El video, publicado por el Departamento de Policía de Tucson, muestra partes de la confrontación fatal entre el agente Ryan Remington y un hombre en silla de ruedas identificado por la policía como Richard Lee Richards, de 61 años.

El video muestra una combinación de tres cámaras del incidente ocurrido el lunes: una cámara de seguridad en el estacionamiento de una tienda Walmart, una cámara corporal de la policía y una cámara de seguridad de una tienda Lowe’s. Dos de los videos muestran el tiroteo fatal de Richards mientras se alejaba de los agentes a través del estacionamiento de Lowe’s. A lo largo de los videos, se escucha parte de las comunicaciones por radio de la policía.

Richards había sido acusado de robar una caja de herramientas del Walmart cuando un empleado se comunicó con un agente de policía de Tucson que estaba fuera de servicio y que estaba trabajando en una tarea especial en la tienda, según un comunicado del jefe de policía de Tucson, Chris Magnus.

Remington, un agente con cuatro años en la policía de Tucson, se unió al empleado de Walmart en el estacionamiento y siguió a Richards mientras «intentaba lograr que cooperara», dijo el jefe de policía en un comunicado.

«Según el empleado, se encontró con el Sr. Richards afuera cuando salía de la tienda y pidió ver un recibo de la caja de herramientas. En lugar de proporcionar el recibo, el Sr. Richards blandió un cuchillo y dijo: ‘Aquí está tu recibo».

Magnus dijo que Remington quería que Richards se detuviera y entregara su cuchillo.

«El Sr. Richards se negó y, en cambio, continuó atravesando los estacionamientos de Walmart y Lowe’s», dijo Magnus.

«Según el empleado de Walmart, el Sr. Richards dijo: ‘Si quiere que deje el cuchillo, tendrás que dispararme'».

Un segundo agente llegó al lugar para ayudar a Remington.

Ambos policías estaban a poca distancia detrás de Richards cuando le advirtieron que no entrara a la tienda, dijo el jefe.

El video muestra a Richards acercándose a la entrada del Lowe’s cuando Remington le dice: «No entre a la tienda, señor». Segundos después, el agente comienza a dispararle a Richards, quien se desploma y cae de su silla al suelo.

Remington hizo nueve disparos, impactando al hombre en la espalda y el costado, según Magnus.

«Su uso de fuerza letal en este incidente es una clara violación de la política del departamento y contradice directamente múltiples aspectos de nuestro entrenamiento sobre el uso de la fuerza», dijo Magnus. «Como resultado, el departamento actuó hoy temprano para despedir al agente Remington».

CNN se comunicó con Remington pero no recibió respuesta.

Las imágenes de la cámara de seguridad de Lowe’s muestran a Richards tirado en el suelo inmediatamente después de recibir un disparo, mientras el agente parece estar colocándole las manos detrás de la espalda para esposarlo.

Remington fue el único agente que descargó su arma, según Magnus.

Se pidió atención médica, «pero poco tiempo después el Sr. Richards fue declarado muerto», dijo el jefe de policía.

Magnus dijo que el incidente será revisado por la Oficina del Fiscal del Condado de Pima.

El abogado Michael Storie, quien representa a Remington, le dijo a CNN que los «videos seleccionados» presentados en la conferencia de prensa contaban solo la mitad de la historia.

«En cualquiera de estos casos, si corta y pega un video, no expondrá correctamente las impresiones y el estado mental del agente, lo que lo llevó a la decisión de emplear la fuerza de cualquier tipo», dijo Storie.

La alcaldesa de Tucson, Regina Romero, describió las acciones del agente como «inconcebibles e indefendibles».

Agregó que apoya una investigación completa por parte de la oficina del fiscal del condado.

«Son momentos como este los que ponen a prueba nuestra determinación de garantizar la justicia y la rendición de cuentas», dijo la alcaldesa. «Se lo debemos a todos los ciudadanos de Tucson. Le pido a nuestra comunidad que mantenga la calma y sea paciente mientras se llevan a cabo las investigaciones».

Tucson

(CNN) — Un agente de policía de Tucson fue despedido el martes después de aparecer en un video en el que se le ve disparando fatalmente a un hombre en una silla de ruedas motorizada, dijeron las autoridades.

El video, publicado por el Departamento de Policía de Tucson, muestra partes de la confrontación fatal entre el agente Ryan Remington y un hombre en silla de ruedas identificado por la policía como Richard Lee Richards, de 61 años.

El video muestra una combinación de tres cámaras del incidente ocurrido el lunes: una cámara de seguridad en el estacionamiento de una tienda Walmart, una cámara corporal de la policía y una cámara de seguridad de una tienda Lowe’s. Dos de los videos muestran el tiroteo fatal de Richards mientras se alejaba de los agentes a través del estacionamiento de Lowe’s. A lo largo de los videos, se escucha parte de las comunicaciones por radio de la policía.

Richards había sido acusado de robar una caja de herramientas del Walmart cuando un empleado se comunicó con un agente de policía de Tucson que estaba fuera de servicio y que estaba trabajando en una tarea especial en la tienda, según un comunicado del jefe de policía de Tucson, Chris Magnus.

Remington, un agente con cuatro años en la policía de Tucson, se unió al empleado de Walmart en el estacionamiento y siguió a Richards mientras «intentaba lograr que cooperara», dijo el jefe de policía en un comunicado.

«Según el empleado, se encontró con el Sr. Richards afuera cuando salía de la tienda y pidió ver un recibo de la caja de herramientas. En lugar de proporcionar el recibo, el Sr. Richards blandió un cuchillo y dijo: ‘Aquí está tu recibo».

Magnus dijo que Remington quería que Richards se detuviera y entregara su cuchillo.

«El Sr. Richards se negó y, en cambio, continuó atravesando los estacionamientos de Walmart y Lowe’s», dijo Magnus.

«Según el empleado de Walmart, el Sr. Richards dijo: ‘Si quiere que deje el cuchillo, tendrás que dispararme'».

Un segundo agente llegó al lugar para ayudar a Remington.

Ambos policías estaban a poca distancia detrás de Richards cuando le advirtieron que no entrara a la tienda, dijo el jefe.

El video muestra a Richards acercándose a la entrada del Lowe’s cuando Remington le dice: «No entre a la tienda, señor». Segundos después, el agente comienza a dispararle a Richards, quien se desploma y cae de su silla al suelo.

Remington hizo nueve disparos, impactando al hombre en la espalda y el costado, según Magnus.

«Su uso de fuerza letal en este incidente es una clara violación de la política del departamento y contradice directamente múltiples aspectos de nuestro entrenamiento sobre el uso de la fuerza», dijo Magnus. «Como resultado, el departamento actuó hoy temprano para despedir al agente Remington».

CNN se comunicó con Remington pero no recibió respuesta.

La Oficina del Fiscal del Condado de Pima revisará el incidente, dice el jefe de policía

Las imágenes de la cámara de seguridad de Lowe’s muestran a Richards tirado en el suelo inmediatamente después de recibir un disparo, mientras el agente parece estar colocándole las manos detrás de la espalda para esposarlo.

Remington fue el único agente que descargó su arma, según Magnus.

Se pidió atención médica, «pero poco tiempo después el Sr. Richards fue declarado muerto», dijo el jefe de policía.

Magnus dijo que el incidente será revisado por la Oficina del Fiscal del Condado de Pima.

El abogado Michael Storie, quien representa a Remington, le dijo a CNN que los «videos seleccionados» presentados en la conferencia de prensa contaban solo la mitad de la historia.

«En cualquiera de estos casos, si corta y pega un video, no expondrá correctamente las impresiones y el estado mental del agente, lo que lo llevó a la decisión de emplear la fuerza de cualquier tipo», dijo Storie.

La alcaldesa de Tucson, Regina Romero, describió las acciones del agente como «inconcebibles e indefendibles».

Agregó que apoya una investigación completa por parte de la oficina del fiscal del condado.

«Son momentos como este los que ponen a prueba nuestra determinación de garantizar la justicia y la rendición de cuentas», dijo la alcaldesa. «Se lo debemos a todos los ciudadanos de Tucson. Le pido a nuestra comunidad que mantenga la calma y sea paciente mientras se llevan a cabo las investigaciones».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver