Symone Sanders, la portavoz de Kamala Harris, dejará la Casa Blanca

(CNN) — Symone Sanders, la principal portavoz y asesora de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dejará el gobierno de Joe Biden a finales de año, según una fuente familiarizada con la decisión.

«Symone ha servido honorablemente durante tres años», dijo la fuente a CNN. «El presidente y la vicepresidenta están agradecidos por el servicio y la defensa de Symone en esta Casa Blanca. Es una integrante valiosa, una jugadora de equipo, y se la echará de menos. Estamos agradecidos de tenerla trabajando hasta el final del año».

Sanders reconoció su salida en una carta el miércoles a sus colegas, compartida con CNN, en la que agradeció a la jefa de personal de Harris, Tina Flournoy.

«Estoy muy agradecida con la vicepresidenta por su voto de confianza desde el principio y por la oportunidad de ver lo que puede ser sin el peso de lo que ha sido», decía la carta. «También estoy agradecida con Tina, su liderazgo y su confianza. Cada día llegaba al complejo de la Casa Blanca sabiendo que nuestro trabajo marcaba una diferencia tangible para los estadounidenses. Estoy inmensamente agradecida y echaré de menos trabajar para ella y con todos ustedes».

Su esperada salida es la segunda del personal de comunicación de Harris en las últimas semanas. El mes pasado, un funcionario de la Casa Blanca dijo a CNN que la directora de comunicaciones de la vicepresidenta, Ashley Etienne, se iba para buscar «otras oportunidades».

Harris defiende su rol como vicepresidenta de EE.UU. 2:13

La noticia de cada una de las salidas se produjo después de un sinfín de informes, incluidos los de CNN, sobre las luchas internas y el mal funcionamiento del personal. Sin embargo, la fuente descartó que la salida de Sanders tenga que ver con los informes de disfuncionalidad, y dijo que era el momento adecuado para que se fuera.

Harris sabía desde hace tiempo que Sanders se iba a marchar, según una segunda fuente familiarizada.

¿Quién es Symone Sanders?

Anita Dunn, exayudante de Biden, elogió a Sanders como «un talento extraordinario» en una entrevista con CNN el miércoles por la noche.

«Symone ha trabajado al más alto nivel y en un entorno extraordinariamente intenso durante tres años para Joe Biden. Y ahora también para la vicepresidenta Harris», dijo Dunn. «Cuando uno mira los tres años, dos en la campaña, uno en la Casa Blanca, nadie puede cuestionar su decisión de que necesita un descanso y que es hora de seguir adelante. Y siempre será un miembro de la familia Biden-Harris».

Sanders, una estratega política afroamericana de 31 años, se incorporó a la Casa Blanca desde la campaña presidencial de Joe Biden en 2020, en la que trabajó como asesora principal. También fue la secretaria de prensa nacional de la campaña presidencial de 2016 del senador de Vermont Bernie Sanders y fue analista política de CNN antes de unirse a la campaña de Biden.

Durante su estancia en la oficina de la vicepresidenta, Sanders ayudó a dirigir la mensajería de Harris, a quien se le ha encargado lo que aliados y partidarios consideran una agenda espinosa. Añadiendo otra dimensión a los esfuerzos de Sanders, Harris -que ha sido acosada con desafíos de mensajería desde su infructuosa campaña presidencial- ha enredado públicamente el mensaje de la Casa Blanca durante su tiempo como vicepresidenta.

Control de daños

En febrero, el senador demócrata de Virginia Occidental, Joe Manchin, expresó su frustración por una entrevista televisiva que Harris hizo en su estado natal para promover el Plan de Rescate Americano, sugiriendo que el gobierno no le avisó.

Durante su primer viaje al extranjero, Harris -que encabeza los esfuerzos diplomáticos para frenar la migración desde el Triángulo del Norte- tuvo que lidiar con las repercusiones de su respuesta sobre por qué no había visitado hasta entonces la frontera entre Estados Unidos y México como vicepresidenta.

Y durante el verano, la Casa Blanca tuvo que sumergirse en el control de daños tras los reportes de mal funcionamiento dentro del personal de Harris.

La entrevista en la que hizo el comentario sobre la frontera se produjo después de que Harris participara en una amplia sesión de formación sobre medios de comunicación para mejorar su entrega y presentación en entrevistas y discursos. Esa formación había sido una de las varias sesiones del año pasado, según múltiples fuentes.

En septiembre, la oficina de la vicepresidenta también intentó contener las consecuencias de la falta de respuesta de Harris en un intercambio con un estudiante que calificó las acciones de Israel hacia los palestinos como «un genocidio étnico y un desplazamiento de personas».

Ser descartada «dolió»

Desde los errores de comunicación, la oficina de la vicepresidenta ha contratado a dos veteranos de la comunicación -Lorraine Voles, especialista en comunicaciones de crisis, y Adam Frankel, antiguo redactor de discursos de Obama- para que centren sus esfuerzos en el «desarrollo organizativo, las comunicaciones estratégicas y la planificación a largo plazo», según la Casa Blanca.

Sanders ya había dado a conocer sus ambiciones en la Casa Blanca, escribiendo en sus memorias de 2020, «No, You Shut Up», «un día quiero ser secretaria de prensa de la Casa Blanca».

Bakari Sellers, un amigo de Sanders, dijo al Washington Post esta pasada primavera que la decisión de convertir a Jen Psaki en la secretaria de prensa de la Casa Blanca «picó» a Sanders y que ser descartada «dolió».

Es probable que el equipo de Harris vea otras salidas con el tiempo.

«Las oficinas se reconstituyen. Symone no es la última persona que dejará la Casa Blanca», dijo Dunn a CNN.

Jeremy Diamond, Arlette Saenz y Rachel Janfaza, de CNN, contribuyeron a este informe.

Kamala Harris

(CNN) — Symone Sanders, la principal portavoz y asesora de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dejará el gobierno de Joe Biden a finales de año, según una fuente familiarizada con la decisión.

«Symone ha servido honorablemente durante tres años», dijo la fuente a CNN. «El presidente y la vicepresidenta están agradecidos por el servicio y la defensa de Symone en esta Casa Blanca. Es una integrante valiosa, una jugadora de equipo, y se la echará de menos. Estamos agradecidos de tenerla trabajando hasta el final del año».

Sanders reconoció su salida en una carta el miércoles a sus colegas, compartida con CNN, en la que agradeció a la jefa de personal de Harris, Tina Flournoy.

«Estoy muy agradecida con la vicepresidenta por su voto de confianza desde el principio y por la oportunidad de ver lo que puede ser sin el peso de lo que ha sido», decía la carta. «También estoy agradecida con Tina, su liderazgo y su confianza. Cada día llegaba al complejo de la Casa Blanca sabiendo que nuestro trabajo marcaba una diferencia tangible para los estadounidenses. Estoy inmensamente agradecida y echaré de menos trabajar para ella y con todos ustedes».

Su esperada salida es la segunda del personal de comunicación de Harris en las últimas semanas. El mes pasado, un funcionario de la Casa Blanca dijo a CNN que la directora de comunicaciones de la vicepresidenta, Ashley Etienne, se iba para buscar «otras oportunidades».

Harris defiende su rol como vicepresidenta de EE.UU. 2:13

La noticia de cada una de las salidas se produjo después de un sinfín de informes, incluidos los de CNN, sobre las luchas internas y el mal funcionamiento del personal. Sin embargo, la fuente descartó que la salida de Sanders tenga que ver con los informes de disfuncionalidad, y dijo que era el momento adecuado para que se fuera.

Harris sabía desde hace tiempo que Sanders se iba a marchar, según una segunda fuente familiarizada.

Exasperación y disfunción: el frustrante inicio de Kamala Harris como vicepresidenta de EE.UU. ¿Quién es Symone Sanders?

Anita Dunn, exayudante de Biden, elogió a Sanders como «un talento extraordinario» en una entrevista con CNN el miércoles por la noche.

«Symone ha trabajado al más alto nivel y en un entorno extraordinariamente intenso durante tres años para Joe Biden. Y ahora también para la vicepresidenta Harris», dijo Dunn. «Cuando uno mira los tres años, dos en la campaña, uno en la Casa Blanca, nadie puede cuestionar su decisión de que necesita un descanso y que es hora de seguir adelante. Y siempre será un miembro de la familia Biden-Harris».

Sanders, una estratega política afroamericana de 31 años, se incorporó a la Casa Blanca desde la campaña presidencial de Joe Biden en 2020, en la que trabajó como asesora principal. También fue la secretaria de prensa nacional de la campaña presidencial de 2016 del senador de Vermont Bernie Sanders y fue analista política de CNN antes de unirse a la campaña de Biden.

Durante su estancia en la oficina de la vicepresidenta, Sanders ayudó a dirigir la mensajería de Harris, a quien se le ha encargado lo que aliados y partidarios consideran una agenda espinosa. Añadiendo otra dimensión a los esfuerzos de Sanders, Harris -que ha sido acosada con desafíos de mensajería desde su infructuosa campaña presidencial- ha enredado públicamente el mensaje de la Casa Blanca durante su tiempo como vicepresidenta.

Control de daños

En febrero, el senador demócrata de Virginia Occidental, Joe Manchin, expresó su frustración por una entrevista televisiva que Harris hizo en su estado natal para promover el Plan de Rescate Americano, sugiriendo que el gobierno no le avisó.

Durante su primer viaje al extranjero, Harris -que encabeza los esfuerzos diplomáticos para frenar la migración desde el Triángulo del Norte- tuvo que lidiar con las repercusiones de su respuesta sobre por qué no había visitado hasta entonces la frontera entre Estados Unidos y México como vicepresidenta.

Y durante el verano, la Casa Blanca tuvo que sumergirse en el control de daños tras los reportes de mal funcionamiento dentro del personal de Harris.

La entrevista en la que hizo el comentario sobre la frontera se produjo después de que Harris participara en una amplia sesión de formación sobre medios de comunicación para mejorar su entrega y presentación en entrevistas y discursos. Esa formación había sido una de las varias sesiones del año pasado, según múltiples fuentes.

En septiembre, la oficina de la vicepresidenta también intentó contener las consecuencias de la falta de respuesta de Harris en un intercambio con un estudiante que calificó las acciones de Israel hacia los palestinos como «un genocidio étnico y un desplazamiento de personas».

Biden le transfirió el poder a Kamala Harris durante 1 hora 25 minutos Ser descartada «dolió»

Desde los errores de comunicación, la oficina de la vicepresidenta ha contratado a dos veteranos de la comunicación -Lorraine Voles, especialista en comunicaciones de crisis, y Adam Frankel, antiguo redactor de discursos de Obama- para que centren sus esfuerzos en el «desarrollo organizativo, las comunicaciones estratégicas y la planificación a largo plazo», según la Casa Blanca.

Sanders ya había dado a conocer sus ambiciones en la Casa Blanca, escribiendo en sus memorias de 2020, «No, You Shut Up», «un día quiero ser secretaria de prensa de la Casa Blanca».

Bakari Sellers, un amigo de Sanders, dijo al Washington Post esta pasada primavera que la decisión de convertir a Jen Psaki en la secretaria de prensa de la Casa Blanca «picó» a Sanders y que ser descartada «dolió».

Es probable que el equipo de Harris vea otras salidas con el tiempo.

«Las oficinas se reconstituyen. Symone no es la última persona que dejará la Casa Blanca», dijo Dunn a CNN.

Jeremy Diamond, Arlette Saenz y Rachel Janfaza, de CNN, contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver