ANÁLISIS | La aparición sorpresiva de submarino chino en el estrecho de Taiwán pone de manifiesto los riegos de un incidente inesperado

(CNN) — La inesperada aparición de un supuesto submarino chino en el estrecho de Taiwán esta semana puso de manifiesto los peligros que plantea la frecuente presencia de buques militares en esta angosta vía de agua, que los analistas advierten que podría desencadenar un conflicto no deseado.

El lunes, en el blog Covert Shores, el experto en submarinos H.I. Sutton identificó el buque como un submarino chino de misiles balísticos y propulsión nuclear Tipo 94, en una foto del servicio europeo de imágenes por satélite de código abierto, Sentinel-2.

El submarino fue visto supuestamente navegando por encima de la superficie de las aguas que separan Taiwán de China continental, donde muchos analistas dicen que es más probable que el conflicto comience por una colisión accidental que por un evento planificado, y cuantos más buques de guerra en un espacio confinado, más posibilidades hay de que ocurran accidentes.

Una imagen de la empresa europea de imágenes por satélite Sentinel 2 muestra lo que el analista HI Sutton dice que es un submarino chino en la parte inferior izquierda.

Se desconoce el motivo de su supuesta presencia en el estrecho, pero Sutton dijo que era probable que el submarino chino -también conocido como SSBN o boomer- estuviera en una misión rutinaria, posiblemente dirigiéndose a un puerto de la Armada del Ejército Popular de Liberación (EPL) en el Mar de Bohai para reparaciones o mantenimiento.

La presencia del submarino chino frente a Taiwán es «desconcertante»

Pero otros expertos que vieron la imagen del satélite dijeron que la supuesta presencia de un submarino en la superficie era desconcertante.

«Un SSBN en la superficie es algo inaudito», dijo Carl Schuster, ex capitán de la Marina estadounidense y ex director de operaciones del Centro de Inteligencia Conjunta del Mando del Pacífico. «Esto puede sugerir un problema en el casco o de ingeniería que requiere un astillero importante para investigar y arreglar».

El estrecho de Taiwán tiene sólo 110 millas (180 kilómetros) de ancho en su punto más angosto. Se convirtió en uno de los puntos calientes militares del mundo, ya que China ejerce una presión cada vez mayor sobre Taiwán, que el presidente chino Xi Jinping ha prometido poner bajo el control de Beijing. En respuesta, los partidarios del gobierno de Taipei, incluido Estados Unidos, han aumentado su presencia militar en la región.

Esta semana, el comandante de la Séptima Flota de la Armada estadounidense, con sede en Japón, dijo que se necesitan más portaaviones estadounidenses y de sus socios en el Pacífico occidental.

El vicealmirante Karl Thomas,al hablar a bordo del portaaviones USS Carl Vinson tras unas maniobras navales a gran escala en las que participaron Estados Unidos, Japón, Australia, Canadá y Alemania, dijo que los portaaviones son una gran declaración de disuasión.

«Cuando pensamos en cómo podríamos luchar, … cuatro portaaviones es un buen número, pero seis, siete u ocho serían mejores», dijo Thomas, según un informe del Wall Street Journal.

Más que submarinos

Mientras tanto, China -que ya cuenta con la mayor armada del mundo por número de buques- sigue produciendo nuevos buques de guerra.

En noviembre, su cuarto destructor Tipo 55, el Anshan, se unió a la flota de la Armada del Ejército Popular de Liberación (PLAN) y se espera que un quinto lo haga a finales de año, informó Naval News.

Taiwán avisa: China estaría lista para invasión en 2025 2:51

Los Tipo 55 están considerados como uno de los buques de combate de superficie más modernos y potentes del mundo.

Y con más barcos hay más posibilidades de sufrir un percance, como escribió el año pasado el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos en un informe sobre los mares del Sur y del Este de China.

La intensificación de las operaciones de buques y aviones militares estadounidenses y chinos en el Mar de China Meridional «podría aumentar el riesgo de un error de cálculo o de una acción inadvertida que podría causar un accidente o conducir a un incidente que a su vez podría escalar a una crisis o un conflicto», decía el informe.

Y en 2018, eso es casi lo que sucedió cuando un destructor chino navegó peligrosamente cerca de un destructor de misiles guiados de Estados Unidos en el Mar de China Meridional -en lo que la Marina de Estados Unidos describió como una «maniobra agresiva.» Los dos barcos se acercaron a menos de 45 yardas (41 metros) el uno del otro, según los informes de la Marina estadounidense.

Pero Taiwán y sus partidarios no se quedan quietos. Taipei inició el mes pasado la construcción del primero de los ocho submarinos previstos de fabricación propia.

Australia, que apoya a Taiwán y critica la creciente presión militar de Beijing en la región, dijo a principios de este año que planea construir una flota de submarinos de propulsión nuclear.

China escala la tensión con Taiwán con aviones de guerra 2:38

En octubre, Japón botó el segundo barco de su nueva clase de submarinos diesel-eléctricos. Se espera que el primero de la clase Taigei entre en servicio en marzo.

El potencial de colisiones en el mar se puso de manifiesto en octubre, cuando un submarino de la Marina estadounidense, el USS Connecticut, chocó con lo que la Flota del Pacífico estadounidense dijo que era una montaña submarina en el Mar de China Meridional. El Connecticut, un submarino de ataque rápido de propulsión nuclear, regresó cojeando a la superficie a la base naval estadounidense en la isla de Guam, en el Pacífico, tras ese incidente. Y en 2017, una serie de accidentes de la Marina estadounidense en Asia suscitaron preocupaciones similares.

Aunque no ha habido ninguna indicación de que el supuesto submarino chino avistado el lunes haya sufrido un accidente, «es un misterio interesante», dijo Schuster, quien también señaló que el EPL podría haber estado simplemente mostrando su fuerza en el estrecho, como lo han hecho recientemente Estados Unidos y sus marinas asociadas.

CNN se puso en contacto con el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores de China para obtener sus comentarios.

China
Taiwán

(CNN) — La inesperada aparición de un supuesto submarino chino en el estrecho de Taiwán esta semana puso de manifiesto los peligros que plantea la frecuente presencia de buques militares en esta angosta vía de agua, que los analistas advierten que podría desencadenar un conflicto no deseado.

El lunes, en el blog Covert Shores, el experto en submarinos H.I. Sutton identificó el buque como un submarino chino de misiles balísticos y propulsión nuclear Tipo 94, en una foto del servicio europeo de imágenes por satélite de código abierto, Sentinel-2.

¿Qué hacen los buques de guerra de Estados Unidos navegando frente a las costas de China?

El submarino fue visto supuestamente navegando por encima de la superficie de las aguas que separan Taiwán de China continental, donde muchos analistas dicen que es más probable que el conflicto comience por una colisión accidental que por un evento planificado, y cuantos más buques de guerra en un espacio confinado, más posibilidades hay de que ocurran accidentes.

Una imagen de la empresa europea de imágenes por satélite Sentinel 2 muestra lo que el analista HI Sutton dice que es un submarino chino en la parte inferior izquierda.

Se desconoce el motivo de su supuesta presencia en el estrecho, pero Sutton dijo que era probable que el submarino chino -también conocido como SSBN o boomer- estuviera en una misión rutinaria, posiblemente dirigiéndose a un puerto de la Armada del Ejército Popular de Liberación (EPL) en el Mar de Bohai para reparaciones o mantenimiento.

La presencia del submarino chino frente a Taiwán es «desconcertante»

Pero otros expertos que vieron la imagen del satélite dijeron que la supuesta presencia de un submarino en la superficie era desconcertante.

«Un SSBN en la superficie es algo inaudito», dijo Carl Schuster, ex capitán de la Marina estadounidense y ex director de operaciones del Centro de Inteligencia Conjunta del Mando del Pacífico. «Esto puede sugerir un problema en el casco o de ingeniería que requiere un astillero importante para investigar y arreglar».

BREAKING, new #OSINT, Chinese Navy (PLAN) missile submarine in Taiwan Strait, see https://t.co/jd84G5TT24 pic.twitter.com/AKDHtdDUfJ

— H I Sutton (@CovertShores) November 29, 2021

El estrecho de Taiwán tiene sólo 110 millas (180 kilómetros) de ancho en su punto más angosto. Se convirtió en uno de los puntos calientes militares del mundo, ya que China ejerce una presión cada vez mayor sobre Taiwán, que el presidente chino Xi Jinping ha prometido poner bajo el control de Beijing. En respuesta, los partidarios del gobierno de Taipei, incluido Estados Unidos, han aumentado su presencia militar en la región.

Esta semana, el comandante de la Séptima Flota de la Armada estadounidense, con sede en Japón, dijo que se necesitan más portaaviones estadounidenses y de sus socios en el Pacífico occidental.

Misiles hipersónicos, crecimiento de arsenales nucleares y tratados en tensión: ¿vive el mundo una carrera de armas?

El vicealmirante Karl Thomas,al hablar a bordo del portaaviones USS Carl Vinson tras unas maniobras navales a gran escala en las que participaron Estados Unidos, Japón, Australia, Canadá y Alemania, dijo que los portaaviones son una gran declaración de disuasión.

«Cuando pensamos en cómo podríamos luchar, … cuatro portaaviones es un buen número, pero seis, siete u ocho serían mejores», dijo Thomas, según un informe del Wall Street Journal.

Más que submarinos

Mientras tanto, China -que ya cuenta con la mayor armada del mundo por número de buques- sigue produciendo nuevos buques de guerra.

En noviembre, su cuarto destructor Tipo 55, el Anshan, se unió a la flota de la Armada del Ejército Popular de Liberación (PLAN) y se espera que un quinto lo haga a finales de año, informó Naval News.

Taiwán avisa: China estaría lista para invasión en 2025 2:51

Los Tipo 55 están considerados como uno de los buques de combate de superficie más modernos y potentes del mundo.

Y con más barcos hay más posibilidades de sufrir un percance, como escribió el año pasado el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos en un informe sobre los mares del Sur y del Este de China.

La intensificación de las operaciones de buques y aviones militares estadounidenses y chinos en el Mar de China Meridional «podría aumentar el riesgo de un error de cálculo o de una acción inadvertida que podría causar un accidente o conducir a un incidente que a su vez podría escalar a una crisis o un conflicto», decía el informe.

Y en 2018, eso es casi lo que sucedió cuando un destructor chino navegó peligrosamente cerca de un destructor de misiles guiados de Estados Unidos en el Mar de China Meridional -en lo que la Marina de Estados Unidos describió como una «maniobra agresiva.» Los dos barcos se acercaron a menos de 45 yardas (41 metros) el uno del otro, según los informes de la Marina estadounidense.

Pero Taiwán y sus partidarios no se quedan quietos. Taipei inició el mes pasado la construcción del primero de los ocho submarinos previstos de fabricación propia.

Australia, que apoya a Taiwán y critica la creciente presión militar de Beijing en la región, dijo a principios de este año que planea construir una flota de submarinos de propulsión nuclear.

China escala la tensión con Taiwán con aviones de guerra 2:38

En octubre, Japón botó el segundo barco de su nueva clase de submarinos diesel-eléctricos. Se espera que el primero de la clase Taigei entre en servicio en marzo.

El potencial de colisiones en el mar se puso de manifiesto en octubre, cuando un submarino de la Marina estadounidense, el USS Connecticut, chocó con lo que la Flota del Pacífico estadounidense dijo que era una montaña submarina en el Mar de China Meridional. El Connecticut, un submarino de ataque rápido de propulsión nuclear, regresó cojeando a la superficie a la base naval estadounidense en la isla de Guam, en el Pacífico, tras ese incidente. Y en 2017, una serie de accidentes de la Marina estadounidense en Asia suscitaron preocupaciones similares.

Aunque no ha habido ninguna indicación de que el supuesto submarino chino avistado el lunes haya sufrido un accidente, «es un misterio interesante», dijo Schuster, quien también señaló que el EPL podría haber estado simplemente mostrando su fuerza en el estrecho, como lo han hecho recientemente Estados Unidos y sus marinas asociadas.

CNN se puso en contacto con el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores de China para obtener sus comentarios.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver