El atacante disparó «metódica y deliberadamente» a los estudiantes. Una cronología del trágico tiroteo en una escuela en Michigan

(CNN) —  Zander Cumbey había entrado en su salón de clases de la escuela secundaria cuando escuchó gritos afuera en el pasillo.

Los gritos fueron producto de un disparo, dijo.

«Mi maestro entró al salón de clases, cerró la puerta con llave y nos dijo que llamáramos al 911. Y luego escuchamos el resto de los disparos, más gritos», le dijo Cumbey a CNN.

Las autoridades dicen que se dispararon al menos 30 tiros, matando a cuatro estudiantes e hiriendo a otros seis adolescentes junto con un maestro antes de que el presunto tirador —un estudiante de la escuela secundaria de Oxford— fuera detenido por la policía con rondas todavía en su pistola.

Este fue el tiroteo escolar más mortífero en un campus K-12 en EE.UU. desde mayo de 2018, marcando para siempre a la comunidad de Oxford en los suburbios de Detroit.

Los cuatro estudiantes que murieron fueron Madisyn Baldwin, de 17 años; Tate Myre, 16 años; Hana St. Juliana, 14 años; y Justin Shilling, de 17 años, dijeron las autoridades.

Estudiante llora al saber que perdió a un amigo en el tiroteo de su escuela 3:24

Si bien las ráfagas de disparos duraron solo unos minutos, las autoridades dijeron que hay evidencia sustancial de que fue un ataque premeditado del atacante acusado, Ethan Crumbley, de 15 años.

«Una revisión preliminar de las cuentas de redes sociales del acusado, su teléfono celular, así como otra evidencia documentada recuperada en la escena mostró que este acusado planeó este tiroteo, trajo deliberadamente la pistola ese día con la intención de asesinar a tantos estudiantes como pudiera», dijo el fiscal Marc Keast durante la lectura de cargos de Crumbley el miércoles.

El estudiante de segundo año de la escuela secundaria enfrenta una serie de cargos como adulto, que incluyen asesinato en primer grado, terrorismo y otras acusaciones. En la corte el miércoles, su abogado, Scott Kozak, pidió declararse no culpable durante la ceremonia y dijo que «mi cliente está en silencio».

«Ha sido una semana devastadora para nosotros», dijo la fiscal del condado de Oakland Karen McDonald en una conferencia de prensa. «Hay otros individuos que contribuyeron (…) y es mi intención hacerlos responsables también».

Sus padres, James y Jennifer Crumbley, fueron acusados ​​este viernes de cuatro cargos de homicidio involuntario por su presunto papel en el tiroteo mortal. Después de no presentarse a la lectura de cargos, fueron arrestados en Detroit.

El fin de semana antes del tiroteo

James Crumbley compró el arma que las autoridades creen que se usó en el tiroteo del 26 de noviembre en una tienda de Oxford con su hijo, según Karen McDonald, la fiscal del condado de Oakland que lidera el caso.

Casi el mismo día, el presunto tirador publicó una foto de una pistola en una cuenta de Instagram con la leyenda: «Acabo de recibir mi nueva belleza hoy. SIG SAUER 9mm» con un emoji de ojos de corazón, dijo McDonald en una conferencia de prensa el viernes.

Jennifer Crumbley también publicó sobre el arma en las redes sociales durante el fin de semana, diciendo: «El día de mamá e hijo probando su nuevo regalo de Navidad», dijo McDonald.

Y durante el fin de semana, Jennifer Crumbley llevó a su hijo a un campo de tiro, dijo la fuente policial a CNN.

Las señales de alarma antes del tiroteo

¿Tienen responsabilidad padres del atacante de Michigan? 6:12

Al retomar las clases después de las vacaciones de Acción de Gracias, un profesor vio a Ethan Crumbley buscando «municiones» en su teléfono celular durante la clase el día antes del tiroteo e informó a las autoridades de la escuela.

La escuela se puso en contacto con Jennifer Crumbley, pero llegó al buzón de voz. Los funcionarios también enviaron un correo electrónico pero no recibieron respuesta de ninguno de los padres, dijo McDonald.

«Jennifer Crumbley intercambió mensajes de texto sobre el incidente con su hijo ese día, diciendo, cito: ‘LOL [risas], no estoy enojada contigo. Tienes que aprender a no dejarte atrapar’. Fin de la cita», dijo McDonald.

En dos videos grabados esa noche en el teléfono de Crumbley, el adolescente habló sobre disparar y matar a estudiantes en la escuela secundaria, dijo el teniente Tim Willis de la oficina del sheriff del condado de Oakland.

Otra evidencia es un diario que se encontró en la mochila de Crumbley que detalla su «deseo de disparar contra la escuela para incluir el asesinato de estudiantes», dijo Willis en la comparecencia.

El martes por la mañana, otra maestra encontró un dibujo en el escritorio de Ethan Crumbley que esencialmente mostraba un tiroteo, dijo McDonald. la alarmó tanto que le tomó una foto con su teléfono, dijo el fiscal.

La ilustración mostraba una «pistola semiautomática apuntando a las palabras ‘los pensamientos no me detendrán, ayúdame» e incluía un dibujo de una bala con las palabras «sangre por todas partes» escritas encima, dijo. Las palabras «mi vida es inútil» y «el mundo está muerto» también estaban escritas en el dibujo.

«Entre el dibujo de la pistola y la bala hay un dibujo de una persona que parece haber recibido dos disparos y sangrando. Debajo de esa figura hay un dibujo de un emoji riendo», dijo McDonald.

La angustiosa imagen llevó a las autoridades de la escuela a reunirse con el presunto atacante y sus padres a quienes se les dijo que debían llevar a su hijo a terapia en un plazo de 48 horas, dijo McDonald. Ninguno de los padres pidió a su hijo que les mostrara el arma ni «inspeccionaron su mochila para comprobar la presencia del arma, que llevaba consigo», según McDonald.

Los padres se resistieron a la idea de sacar a su hijo de la escuela, dijo McDonald, y se le permitió regresar al salón de clases.

«Esa mañana, mirando ese dibujo, es imposible no concluir que había una razón para creer que iba a lastimar a alguien», dijo.

El superintendente escolar del distrito dijo el jueves que no se necesitaba ninguna disciplina contra Crumbley después de esa reunión.

«Él fue, ya sabes, llamado a la oficina y todo ese tipo de cosas», dijo Tim Throne en un comunicado en video. «No se garantizó ninguna sanción. No hay registros de sanciones en la escuela secundaria».

Las imágenes de video muestran cómo comenzó el tiroteo, dicen los fiscales

Video muestra a estudiantes resguardados y huyendo de tiroteo en Michigan 3:24

Después de que a Ethan Crumbley se le permitió regresar a clase, la videovigilancia de las cámaras de la escuela muestran lo que sucedió a continuación, según las autoridades.

Antes de las 12:51 p.m., se pudo ver a Crumbley con una mochila, luego, uno o dos minutos después, salió del baño sin la mochila pero con una pistola en la mano, dijo el fiscal Keast en la lectura de cargos el miércoles.

Luego, Crumbley comenzó a caminar «metódica y deliberadamente» por los pasillos, apuntar con un arma a los estudiantes y disparar el arma., dijo Keast. Cuando los estudiantes huyeron, el acusado continuó avanzando por el pasillo a un «ritmo metódico» y disparó dentro de las aulas y contra los estudiantes que no habían escapado, dijo.

«Lo que se muestra en ese video, honestamente juzgue, no tengo las palabras para describir lo horrible que fue», dijo.

Esto continuó durante otros cuatro o cinco minutos, y fue a otro baño, dijo Keast.

El presunto tirador fue arrestado dos o tres minutos después de la llegada de los oficiales, dijo Bouchard.

«Creo que literalmente salvaron vidas, habiendo abatido al sospechoso con un arma de fuego cargada todavía en el edificio», dijo el alguacil.

Alrededor de la 1:15 p.m., surgieron informes de noticias sobre un tiroteo en la escuela secundaria.

A la 1:22 p.m., Jennifer Crumbley le envió un mensaje de texto a su hijo, «Ethan no lo hagas», según los fiscales.

Y a la 1:37 p.m., dicen los fiscales, James Crumbley llamó al 911 para informar que faltaba un arma en su casa y que creía que su hijo podría ser el tirador.

La escuela parece una «zona de guerra», dice el superintendente

Escuela secundaria Oxford en Michigan el 1 de diciembre de 2021, el día después del tiroteo.

Dos días después del mortal ataque, la escuela secundaria Oxford parece «como una zona de guerra», dijo Throne a su comunidad desde la escuela en el video de 13 minutos publicado en YouTube.

«Esta escuela está en ruinas ahora mismo», dijo, añadiendo que las reparaciones podrían llevar semanas.

Throne elogió a los estudiantes y al personal por la forma en que manejaron la amenaza de un atacante activo, durante la cual algunos administradores realizaron RCP y los estudiantes utilizaron escritorios y sillas para atrincherarse dentro de las aulas para protegerse.

Se realizaron más de 100 llamadas al 911 para informar del tiroteo mientras la policía acudía a la escuela a las 12:52 p.m. hora local, dijo Bouchard. A los «dos o tres minutos» de la llegada de los agentes, el atacante se había rendido.

«Creo que literalmente salvaron vidas, al haber abatido a un sospechoso que tenía un arma de fuego cargada todavía en el edificio», dijo el sheriff.

— Jay Croft, Mark Morales, Sonia Moghe, Carolyn Sung, Sahar Akbarzai, Taylor Romine, Shimon Prokupecz, Kristina Sgueglia y Adrienne Broaddus contribuyeron con este reportaje.

Michigan
Tiroteo en escuela

(CNN) —  Zander Cumbey había entrado en su salón de clases de la escuela secundaria cuando escuchó gritos afuera en el pasillo.

Los gritos fueron producto de un disparo, dijo.

«Mi maestro entró al salón de clases, cerró la puerta con llave y nos dijo que llamáramos al 911. Y luego escuchamos el resto de los disparos, más gritos», le dijo Cumbey a CNN.

Las autoridades dicen que se dispararon al menos 30 tiros, matando a cuatro estudiantes e hiriendo a otros seis adolescentes junto con un maestro antes de que el presunto tirador —un estudiante de la escuela secundaria de Oxford— fuera detenido por la policía con rondas todavía en su pistola.

Lo que sabemos del tiroteo en la escuela de Michigan: víctimas, sospechoso y una escena de terror

Este fue el tiroteo escolar más mortífero en un campus K-12 en EE.UU. desde mayo de 2018, marcando para siempre a la comunidad de Oxford en los suburbios de Detroit.

Los cuatro estudiantes que murieron fueron Madisyn Baldwin, de 17 años; Tate Myre, 16 años; Hana St. Juliana, 14 años; y Justin Shilling, de 17 años, dijeron las autoridades.

Estudiante llora al saber que perdió a un amigo en el tiroteo de su escuela 3:24

Si bien las ráfagas de disparos duraron solo unos minutos, las autoridades dijeron que hay evidencia sustancial de que fue un ataque premeditado del atacante acusado, Ethan Crumbley, de 15 años.

«Una revisión preliminar de las cuentas de redes sociales del acusado, su teléfono celular, así como otra evidencia documentada recuperada en la escena mostró que este acusado planeó este tiroteo, trajo deliberadamente la pistola ese día con la intención de asesinar a tantos estudiantes como pudiera», dijo el fiscal Marc Keast durante la lectura de cargos de Crumbley el miércoles.

El estudiante de segundo año de la escuela secundaria enfrenta una serie de cargos como adulto, que incluyen asesinato en primer grado, terrorismo y otras acusaciones. En la corte el miércoles, su abogado, Scott Kozak, pidió declararse no culpable durante la ceremonia y dijo que «mi cliente está en silencio».

«Ha sido una semana devastadora para nosotros», dijo la fiscal del condado de Oakland Karen McDonald en una conferencia de prensa. «Hay otros individuos que contribuyeron (…) y es mi intención hacerlos responsables también».

Sus padres, James y Jennifer Crumbley, fueron acusados ​​este viernes de cuatro cargos de homicidio involuntario por su presunto papel en el tiroteo mortal. Después de no presentarse a la lectura de cargos, fueron arrestados en Detroit.

El fin de semana antes del tiroteo

James Crumbley compró el arma que las autoridades creen que se usó en el tiroteo del 26 de noviembre en una tienda de Oxford con su hijo, según Karen McDonald, la fiscal del condado de Oakland que lidera el caso.

Casi el mismo día, el presunto tirador publicó una foto de una pistola en una cuenta de Instagram con la leyenda: «Acabo de recibir mi nueva belleza hoy. SIG SAUER 9mm» con un emoji de ojos de corazón, dijo McDonald en una conferencia de prensa el viernes.

Los padres del sospechoso del tiroteo en Michigan se declaran inocentes

Jennifer Crumbley también publicó sobre el arma en las redes sociales durante el fin de semana, diciendo: «El día de mamá e hijo probando su nuevo regalo de Navidad», dijo McDonald.

Y durante el fin de semana, Jennifer Crumbley llevó a su hijo a un campo de tiro, dijo la fuente policial a CNN.

Las señales de alarma antes del tiroteo ¿Tienen responsabilidad padres del atacante de Michigan? 6:12

Al retomar las clases después de las vacaciones de Acción de Gracias, un profesor vio a Ethan Crumbley buscando «municiones» en su teléfono celular durante la clase el día antes del tiroteo e informó a las autoridades de la escuela.

La escuela se puso en contacto con Jennifer Crumbley, pero llegó al buzón de voz. Los funcionarios también enviaron un correo electrónico pero no recibieron respuesta de ninguno de los padres, dijo McDonald.

«Jennifer Crumbley intercambió mensajes de texto sobre el incidente con su hijo ese día, diciendo, cito: ‘LOL [risas], no estoy enojada contigo. Tienes que aprender a no dejarte atrapar’. Fin de la cita», dijo McDonald.

Ethan Crumbley, acusado del tiroteo en Michigan, será juzgado como adulto por homicidio premeditado y terrorismo, entre otros cargos

En dos videos grabados esa noche en el teléfono de Crumbley, el adolescente habló sobre disparar y matar a estudiantes en la escuela secundaria, dijo el teniente Tim Willis de la oficina del sheriff del condado de Oakland.

Otra evidencia es un diario que se encontró en la mochila de Crumbley que detalla su «deseo de disparar contra la escuela para incluir el asesinato de estudiantes», dijo Willis en la comparecencia.

El martes por la mañana, otra maestra encontró un dibujo en el escritorio de Ethan Crumbley que esencialmente mostraba un tiroteo, dijo McDonald. la alarmó tanto que le tomó una foto con su teléfono, dijo el fiscal.

La ilustración mostraba una «pistola semiautomática apuntando a las palabras ‘los pensamientos no me detendrán, ayúdame» e incluía un dibujo de una bala con las palabras «sangre por todas partes» escritas encima, dijo. Las palabras «mi vida es inútil» y «el mundo está muerto» también estaban escritas en el dibujo.

«Entre el dibujo de la pistola y la bala hay un dibujo de una persona que parece haber recibido dos disparos y sangrando. Debajo de esa figura hay un dibujo de un emoji riendo», dijo McDonald.

El presunto atacante de la escuela de Michigan fue acusado de terrorismo, ¿por qué?

La angustiosa imagen llevó a las autoridades de la escuela a reunirse con el presunto atacante y sus padres a quienes se les dijo que debían llevar a su hijo a terapia en un plazo de 48 horas, dijo McDonald. Ninguno de los padres pidió a su hijo que les mostrara el arma ni «inspeccionaron su mochila para comprobar la presencia del arma, que llevaba consigo», según McDonald.

Los padres se resistieron a la idea de sacar a su hijo de la escuela, dijo McDonald, y se le permitió regresar al salón de clases.

«Esa mañana, mirando ese dibujo, es imposible no concluir que había una razón para creer que iba a lastimar a alguien», dijo.

El superintendente escolar del distrito dijo el jueves que no se necesitaba ninguna disciplina contra Crumbley después de esa reunión.

«Él fue, ya sabes, llamado a la oficina y todo ese tipo de cosas», dijo Tim Throne en un comunicado en video. «No se garantizó ninguna sanción. No hay registros de sanciones en la escuela secundaria».

Las imágenes de video muestran cómo comenzó el tiroteo, dicen los fiscales Video muestra a estudiantes resguardados y huyendo de tiroteo en Michigan 3:24

Después de que a Ethan Crumbley se le permitió regresar a clase, la videovigilancia de las cámaras de la escuela muestran lo que sucedió a continuación, según las autoridades.

Antes de las 12:51 p.m., se pudo ver a Crumbley con una mochila, luego, uno o dos minutos después, salió del baño sin la mochila pero con una pistola en la mano, dijo el fiscal Keast en la lectura de cargos el miércoles.

Luego, Crumbley comenzó a caminar «metódica y deliberadamente» por los pasillos, apuntar con un arma a los estudiantes y disparar el arma., dijo Keast. Cuando los estudiantes huyeron, el acusado continuó avanzando por el pasillo a un «ritmo metódico» y disparó dentro de las aulas y contra los estudiantes que no habían escapado, dijo.

Estudiantes tomaron tijeras para defenderse y escaparon por una ventana en el mortal tiroteo en Michigan

«Lo que se muestra en ese video, honestamente juzgue, no tengo las palabras para describir lo horrible que fue», dijo.

Esto continuó durante otros cuatro o cinco minutos, y fue a otro baño, dijo Keast.

El presunto tirador fue arrestado dos o tres minutos después de la llegada de los oficiales, dijo Bouchard.

«Creo que literalmente salvaron vidas, habiendo abatido al sospechoso con un arma de fuego cargada todavía en el edificio», dijo el alguacil.

Alrededor de la 1:15 p.m., surgieron informes de noticias sobre un tiroteo en la escuela secundaria.

A la 1:22 p.m., Jennifer Crumbley le envió un mensaje de texto a su hijo, «Ethan no lo hagas», según los fiscales.

Y a la 1:37 p.m., dicen los fiscales, James Crumbley llamó al 911 para informar que faltaba un arma en su casa y que creía que su hijo podría ser el tirador.

La escuela parece una «zona de guerra», dice el superintendente

Escuela secundaria Oxford en Michigan el 1 de diciembre de 2021, el día después del tiroteo.

Dos días después del mortal ataque, la escuela secundaria Oxford parece «como una zona de guerra», dijo Throne a su comunidad desde la escuela en el video de 13 minutos publicado en YouTube.

«Esta escuela está en ruinas ahora mismo», dijo, añadiendo que las reparaciones podrían llevar semanas.

Estudiantes describen cómo usaron pupitres para crear barricadas en las puertas durante el tiroteo en Michigan que dejó 3 muertos

Throne elogió a los estudiantes y al personal por la forma en que manejaron la amenaza de un atacante activo, durante la cual algunos administradores realizaron RCP y los estudiantes utilizaron escritorios y sillas para atrincherarse dentro de las aulas para protegerse.

Se realizaron más de 100 llamadas al 911 para informar del tiroteo mientras la policía acudía a la escuela a las 12:52 p.m. hora local, dijo Bouchard. A los «dos o tres minutos» de la llegada de los agentes, el atacante se había rendido.

«Creo que literalmente salvaron vidas, al haber abatido a un sospechoso que tenía un arma de fuego cargada todavía en el edificio», dijo el sheriff.

— Jay Croft, Mark Morales, Sonia Moghe, Carolyn Sung, Sahar Akbarzai, Taylor Romine, Shimon Prokupecz, Kristina Sgueglia y Adrienne Broaddus contribuyeron con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver