Padres se reencuentran con su hijo secuestrado después de 14 años de búsqueda que inspiró una película exitosa

Hong Kong (CNN) — Una pareja en el sur de China se reunió con su hijo adolescente que había sido secuestrado. La reunión se dio en una emotiva ceremonia este lunes, terminando su búsqueda de 14 años que inspiró una exitosa película.

Sun Zhuo, de 18 años, fue secuestrado en la ciudad de Shenzhen, en 2007, a los 4 años, pero sus padres nunca perdieron la esperanza de volver a verlo.

Su padre, Sun Haiyang, y su madre, Peng Siying, vendieron propiedades para financiar su búsqueda y ofrecieron una recompensa de hasta US$ 31.000 por información sobre su paradero, informaron medios estatales chinos.

A lo largo de los años, Sun Haiyang dijo que había viajado a casi todas las regiones de China para buscar a su hijo, según un sitio web del Ministerio de Seguridad Pública.

Sun Zhuo tenía 4 años cuando fue secuestrado en Shenzhen, en 2007.

«Querida», una película de 2014 del director de Hong Kong Peter Chan, basada en la historia de Sun, recaudó más de US$ 50 millones en taquilla, según IMDb, y puso el tema generalizado del secuestro y la trata de niños en China en el centro de atención.

Los expertos dicen que el problema se vio agravado por la política de un solo hijo de China, que se ha relajado en los últimos años. Durante décadas, quienes tuvieron un segundo hijo recibieron fuertes multas o se les obligó a abortar.

Tradicionalmente, las familias, especialmente aquellas en áreas rurales, veían a los niños como más capaces de mantener a la familia y continuar con la línea familiar, impulsando un mercado negro para los bebés varones y presionando a muchas familias para que dieran a las niñas en adopción.

Un hombre secuestrado de niño hace 32 años vuelve a reunirse con su familia Relacionado: Padres se reúnen con su hijo secuestrado tras 24 años 1:03Así fue el reencuentro de la pareja con su hijo secuestrado

Las autoridades localizaron a Sun en la provincia oriental de Shandong después de que la policía usara tecnología de reconocimiento facial para ayudarlos a identificar a un sospechoso, de apellido Wu, a quien acusan de secuestrar al niño, dijo el sitio web del Ministerio de Seguridad Pública de China.

La identidad de Sun fue confirmada por análisis de ADN, informaron medios estatales.

Wu fue detenido en relación con dos secuestros de niños, incluido el de Sun, dijo la Policía. El padre y la madre adoptivos de Sun fueron puestos en libertad bajo fianza en espera de juicio, informaron medios estatales.

En un giro de la historia, Sun dijo a los medios estatales que se quedaría con sus padres adoptivos porque lo habían criado durante más de 10 años y antes desconocía su verdadero linaje.

Según la ley china, el castigo máximo para la trata de personas es la muerte, mientras que los compradores de personas víctimas de la trata pueden ser encarcelados hasta por tres años.

No está claro cuántos niños desaparecen en China cada año, aunque las estimaciones llegan a decenas de miles. China está clasificada en el nivel 3 por la agencia contra la trata de personas del Departamento de Estado de EE.UU., el nivel más bajo, lo que significa que el Gobierno «no cumple completamente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata».

Según las autoridades chinas, más de 8.000 niños secuestrados se reunieron con sus padres en 2021, y muchos casos se resolvieron utilizando la enorme base de datos de ADN policial de China y tecnología como el reconocimiento facial.

— Información adicional de Jessie Yeung, de CNN.

Hong Kong (CNN) — Una pareja en el sur de China se reunió con su hijo adolescente que había sido secuestrado. La reunión se dio en una emotiva ceremonia este lunes, terminando su búsqueda de 14 años que inspiró una exitosa película.

Sun Zhuo, de 18 años, fue secuestrado en la ciudad de Shenzhen, en 2007, a los 4 años, pero sus padres nunca perdieron la esperanza de volver a verlo.

Su padre, Sun Haiyang, y su madre, Peng Siying, vendieron propiedades para financiar su búsqueda y ofrecieron una recompensa de hasta US$ 31.000 por información sobre su paradero, informaron medios estatales chinos.

A lo largo de los años, Sun Haiyang dijo que había viajado a casi todas las regiones de China para buscar a su hijo, según un sitio web del Ministerio de Seguridad Pública.

Sun Zhuo tenía 4 años cuando fue secuestrado en Shenzhen, en 2007.

«Querida», una película de 2014 del director de Hong Kong Peter Chan, basada en la historia de Sun, recaudó más de US$ 50 millones en taquilla, según IMDb, y puso el tema generalizado del secuestro y la trata de niños en China en el centro de atención.

Los expertos dicen que el problema se vio agravado por la política de un solo hijo de China, que se ha relajado en los últimos años. Durante décadas, quienes tuvieron un segundo hijo recibieron fuertes multas o se les obligó a abortar.

Tradicionalmente, las familias, especialmente aquellas en áreas rurales, veían a los niños como más capaces de mantener a la familia y continuar con la línea familiar, impulsando un mercado negro para los bebés varones y presionando a muchas familias para que dieran a las niñas en adopción.

Un hombre secuestrado de niño hace 32 años vuelve a reunirse con su familia Relacionado: Padres se reúnen con su hijo secuestrado tras 24 años 1:03Así fue el reencuentro de la pareja con su hijo secuestrado

Las autoridades localizaron a Sun en la provincia oriental de Shandong después de que la policía usara tecnología de reconocimiento facial para ayudarlos a identificar a un sospechoso, de apellido Wu, a quien acusan de secuestrar al niño, dijo el sitio web del Ministerio de Seguridad Pública de China.

La identidad de Sun fue confirmada por análisis de ADN, informaron medios estatales.

Wu fue detenido en relación con dos secuestros de niños, incluido el de Sun, dijo la Policía. El padre y la madre adoptivos de Sun fueron puestos en libertad bajo fianza en espera de juicio, informaron medios estatales.

En un giro de la historia, Sun dijo a los medios estatales que se quedaría con sus padres adoptivos porque lo habían criado durante más de 10 años y antes desconocía su verdadero linaje.

Según la ley china, el castigo máximo para la trata de personas es la muerte, mientras que los compradores de personas víctimas de la trata pueden ser encarcelados hasta por tres años.

No está claro cuántos niños desaparecen en China cada año, aunque las estimaciones llegan a decenas de miles. China está clasificada en el nivel 3 por la agencia contra la trata de personas del Departamento de Estado de EE.UU., el nivel más bajo, lo que significa que el Gobierno «no cumple completamente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata».

Según las autoridades chinas, más de 8.000 niños secuestrados se reunieron con sus padres en 2021, y muchos casos se resolvieron utilizando la enorme base de datos de ADN policial de China y tecnología como el reconocimiento facial.

— Información adicional de Jessie Yeung, de CNN.

CNN

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver