Todos queremos que la variante ómicron sea más leve, pero es demasiado pronto para saberlo

(CNN) — Los primeros informes sobre la rápida propagación de la variante ómicron en Sudáfrica fueron atemorizantes al inicio, pero luego comenzaron a ofrecer algo de esperanza. Es posible que la nueva variante haya superado rápidamente a otras cepas en Sudáfrica al entrar en el verano, pero los casos hasta ahora parecen haber sido mayoritariamente leves.

Luego vino un informe que muestra que la variante lleva una porción de material genético que es muy similar a los segmentos que se ven en uno de los tipos de coronavirus que causan los resfriados comunes, uno llamado HCoV-229E. Algunos investigadores dijeron que podría indicar que la variante está empezando a parecerse más a un virus molesto que a un gran asesino.

Estudian la resistencia de la Sputnik V frente a ómicron 1:51

Es una idea tentadora. Muchos expertos en enfermedades infecciosas han estado prediciendo que el nuevo coronavirus, llamado SARS-CoV-2, iría en esta dirección, evolucionando hacia una forma más leve que se une a la mezcla anual de virus respiratorios estacionales.

¿Podría ser esta la variante que al menos inicia ese camino?

Es demasiado pronto para empezar a pensar eso, dijeron varios expertos a CNN. Por un lado, ese segmento de material genético puede parecerse a un fragmento del virus del resfriado común, pero es un gran trecho decir a partir de ahí que eso significa que el SARS-CoV-2 ha comenzado a evolucionar hacia algo más leve.

«Incluso suponiendo que el inserto provenga de un virus del resfriado común, eso es muy peligroso, probablemente no lo haría más parecido al virus del resfriado común», dijo a CNN el virólogo Robert Garry, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane.

Tshwane, epicentro de ómicron en la mira de científicos 1:09

Es una pequeña pieza de material genético y no necesariamente una parte del virus que afectaría su virulencia, dijo Garry.

«La idea de que esta variante es más leve es pura especulación. No hay razón para pensar que lo sea», dijo Michael Worobey, quien dirige el Departamento de Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona.

Se necesita tiempo para desarrollar una enfermedad grave

Además, no ha habido suficiente tiempo para afirmar que la experiencia en el mundo real con ómicron muestra que causa principalmente una enfermedad leve.

Se necesitan entre dos días y dos semanas para desarrollar síntomas después de la exposición al coronavirus, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

No ha habido suficiente tiempo para saber qué probabilidades hay de que ómicron cause una enfermedad grave, dijo el Dr. William Schaffner, director médico de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas y experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt.

«Hay una distinción entre la esperanza y la realidad. Es bueno tener esperanza, pero es demasiado pronto para concluir que ómicron solo produce infecciones leves. No tenemos esos datos», dijo Schaffner a CNN.

«El covid-19 nos ha lanzado varias bolas curvas».

Los datos de Sudáfrica, el primer país en detectar la variante ómicron, parecen esperanzadores.

Así es la búsqueda de la variante ómicron en EE.UU. 2:38

«No estamos viendo muchos casos graves. Quiero advertir que solo sabemos de esto desde hace una semana, así que es temprano», dijo a CNN el Dr. Salim Abdool Karim, epidemiólogo de enfermedades infecciosas que está ayudando a coordinar la respuesta de Sudáfrica al covid-19.

«He estado hablando con la presidenta de nuestra asociación médica. Ella recopila estos datos de todos los médicos, y esencialmente lo que nos están diciendo en esta etapa es que los casos son generalmente leves», agregó. «Ahora, hay que tener mucho cuidado al sobreinterpretar eso, porque todavía es muy temprano, ya que los casos severos usualmente toman más tiempo. Ocurren en las semanas dos, tres y cuatro. Así que puede ser que los casos graves lleguen más tarde».

Schaffner lo dice un poco más sin rodeos. «La muerte es un indicador rezagado», dijo. «Se necesita tiempo para progresar a una infección grave. Se necesita tiempo para que sigan infecciones más graves», dijo.

Diferentes poblaciones en diferentes países

El Dr. Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud de la Escuela de Salud Pública Bloomberg, dijo que espera que los primeros informes indiquen que ómicron podría causar una enfermedad más leve.

«Se plantea la posibilidad de que tal vez esto no sea tan malo como algunos temían», dijo Adalja a CNN.

«Eso no significa que no esté nada mal», agregó. «La advertencia es que Sudáfrica tiene una población más joven».

Las personas más jóvenes han tenido menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave por covid-19, que ya causó la muerte de 5,2 millones de personas en todo el mundo y a 789.000 solo en Estados Unidos, según la Universidad Johns Hopkins.

Pero en Estados Unidos se vacuna a más personas que en Sudáfrica. Se están realizando estudios de vacunas contra ómicron.

«Creo que es bastante fácil decir que si estás completamente vacunado, la reinfección que obtendrás con ómicron será más leve», dijo Adalja. «Incluso si esto evita parte de nuestra protección inducida por la vacuna, no es un efecto de todo o hecho».

Y se está volviendo evidente que ómicron es altamente transmisible. «Durante la última semana, el número de infecciones diarias se ha quintuplicado», dijo este lunes el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, en un boletín semanal.

La tasa de pruebas positivas de covid-19 en Sudáfrica ha aumentado un 24% desde que se detectó la variante ómicron hace dos semanas, según los últimos datos del Instituto Nacional Sudafricano de Enfermedades Transmisibles.

La variante ómicron avanza en América 0:43

Un virus que es más transmisible y que causa una enfermedad más leve es justo lo que los científicos esperarían ver en algo que estaba evolucionando para parecerse más a otros virus del resfriado común.

«Aquellos de nosotros que sabemos que esto va a ser un virus respiratorio endémico hemos estado esperando para entender qué hace el virus para llegar a ser más como los otros miembros de la familia que causan alrededor del 25% de nuestros resfriados comunes. Así que la gente está atenta a esos cambios. Y tal vez esto sea eso, tal vez no lo sea», dijo Adalja.

Delta, el ‘viejo enemigo’, sigue siendo dominante

Además, no está claro que ómicron pueda competir con delta en países como Estados Unidos, dijo la Dra. Crystal Watson de Johns Hopkins.

«Incluso si tenemos una buena protección contra las enfermedades graves y la muerte por las vacunas, un gran aumento de ómicron podría ser peligroso si es altamente transmisible», dijo Watson, asociada sénior del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.

«Los números altos todavía pueden significar muchas personas en el hospital», dijo. «Habrá algunas personas, una población lo suficientemente grande como para crear estrés en el sistema de salud, que no estarán tan protegidas por la vacunación o por una infección previa». Eso podría generar más presión sobre los hospitales que ya están tensionados.

«Nuestro sistema de atención médica es tan frágil en este momento», dijo Watson. «Hemos perdido mucho personal y la gente está realmente agotada. El sistema en sí está agotado».

Eso es lo mismo en todo el mundo, señaló Francois Balloux, director del University College London Genetics Institute.

«La evidencia preliminar, en gran parte anecdótica, sugiere que ómicron puede ser menos virulento que delta. Esto sería una buena noticia si se confirma, en principio», dijo Balloux en un comunicado.

«Incluso si las infecciones por ómicron se asociaran con menos hospitalizaciones y muertes, una pequeña fracción de los resultados graves de una gran cantidad de infecciones aún podría causar una presión intensa en los sistemas de atención médica».

Casos de ómicron parecen leves, según autoridades de Asia-Pacífico 0:52

Y a Schaffner le preocupa que las personas no vacunadas puedan tomar los informes de una variante más leve como una razón para seguir posponiendo la vacunación.

«Mientras estamos preocupados y fascinados por ómicron, delta, el viejo enemigo del verano, todavía está aquí causando daños», dijo. «Todos tenemos que vacunarnos. Todo este encantamiento con ómicron no es una excusa para no vacunarnos».

Niamh Kennedy, Larry Madowo, Wayne Chang y Naomi Thomas de CNN contribuyeron a este informe.

(CNN) — Los primeros informes sobre la rápida propagación de la variante ómicron en Sudáfrica fueron atemorizantes al inicio, pero luego comenzaron a ofrecer algo de esperanza. Es posible que la nueva variante haya superado rápidamente a otras cepas en Sudáfrica al entrar en el verano, pero los casos hasta ahora parecen haber sido mayoritariamente leves.

Luego vino un informe que muestra que la variante lleva una porción de material genético que es muy similar a los segmentos que se ven en uno de los tipos de coronavirus que causan los resfriados comunes, uno llamado HCoV-229E. Algunos investigadores dijeron que podría indicar que la variante está empezando a parecerse más a un virus molesto que a un gran asesino.

Estudian la resistencia de la Sputnik V frente a ómicron 1:51

Es una idea tentadora. Muchos expertos en enfermedades infecciosas han estado prediciendo que el nuevo coronavirus, llamado SARS-CoV-2, iría en esta dirección, evolucionando hacia una forma más leve que se une a la mezcla anual de virus respiratorios estacionales.

¿Podría ser esta la variante que al menos inicia ese camino?

Es demasiado pronto para empezar a pensar eso, dijeron varios expertos a CNN. Por un lado, ese segmento de material genético puede parecerse a un fragmento del virus del resfriado común, pero es un gran trecho decir a partir de ahí que eso significa que el SARS-CoV-2 ha comenzado a evolucionar hacia algo más leve.

«Incluso suponiendo que el inserto provenga de un virus del resfriado común, eso es muy peligroso, probablemente no lo haría más parecido al virus del resfriado común», dijo a CNN el virólogo Robert Garry, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tulane.

Tshwane, epicentro de ómicron en la mira de científicos 1:09

Es una pequeña pieza de material genético y no necesariamente una parte del virus que afectaría su virulencia, dijo Garry.

«La idea de que esta variante es más leve es pura especulación. No hay razón para pensar que lo sea», dijo Michael Worobey, quien dirige el Departamento de Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona.

Se necesita tiempo para desarrollar una enfermedad grave

Además, no ha habido suficiente tiempo para afirmar que la experiencia en el mundo real con ómicron muestra que causa principalmente una enfermedad leve.

Se necesitan entre dos días y dos semanas para desarrollar síntomas después de la exposición al coronavirus, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

No ha habido suficiente tiempo para saber qué probabilidades hay de que ómicron cause una enfermedad grave, dijo el Dr. William Schaffner, director médico de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas y experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt.

«Hay una distinción entre la esperanza y la realidad. Es bueno tener esperanza, pero es demasiado pronto para concluir que ómicron solo produce infecciones leves. No tenemos esos datos», dijo Schaffner a CNN.

«El covid-19 nos ha lanzado varias bolas curvas».

Los datos de Sudáfrica, el primer país en detectar la variante ómicron, parecen esperanzadores.

Así es la búsqueda de la variante ómicron en EE.UU. 2:38

«No estamos viendo muchos casos graves. Quiero advertir que solo sabemos de esto desde hace una semana, así que es temprano», dijo a CNN el Dr. Salim Abdool Karim, epidemiólogo de enfermedades infecciosas que está ayudando a coordinar la respuesta de Sudáfrica al covid-19.

«He estado hablando con la presidenta de nuestra asociación médica. Ella recopila estos datos de todos los médicos, y esencialmente lo que nos están diciendo en esta etapa es que los casos son generalmente leves», agregó. «Ahora, hay que tener mucho cuidado al sobreinterpretar eso, porque todavía es muy temprano, ya que los casos severos usualmente toman más tiempo. Ocurren en las semanas dos, tres y cuatro. Así que puede ser que los casos graves lleguen más tarde».

Schaffner lo dice un poco más sin rodeos. «La muerte es un indicador rezagado», dijo. «Se necesita tiempo para progresar a una infección grave. Se necesita tiempo para que sigan infecciones más graves», dijo.

Diferentes poblaciones en diferentes países

El Dr. Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud de la Escuela de Salud Pública Bloomberg, dijo que espera que los primeros informes indiquen que ómicron podría causar una enfermedad más leve.

«Se plantea la posibilidad de que tal vez esto no sea tan malo como algunos temían», dijo Adalja a CNN.

«Eso no significa que no esté nada mal», agregó. «La advertencia es que Sudáfrica tiene una población más joven».

Las personas más jóvenes han tenido menos probabilidades de desarrollar una enfermedad grave por covid-19, que ya causó la muerte de 5,2 millones de personas en todo el mundo y a 789.000 solo en Estados Unidos, según la Universidad Johns Hopkins.

Pero en Estados Unidos se vacuna a más personas que en Sudáfrica. Se están realizando estudios de vacunas contra ómicron.

«Creo que es bastante fácil decir que si estás completamente vacunado, la reinfección que obtendrás con ómicron será más leve», dijo Adalja. «Incluso si esto evita parte de nuestra protección inducida por la vacuna, no es un efecto de todo o hecho».

Y se está volviendo evidente que ómicron es altamente transmisible. «Durante la última semana, el número de infecciones diarias se ha quintuplicado», dijo este lunes el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, en un boletín semanal.

La tasa de pruebas positivas de covid-19 en Sudáfrica ha aumentado un 24% desde que se detectó la variante ómicron hace dos semanas, según los últimos datos del Instituto Nacional Sudafricano de Enfermedades Transmisibles.

La variante ómicron avanza en América 0:43

Un virus que es más transmisible y que causa una enfermedad más leve es justo lo que los científicos esperarían ver en algo que estaba evolucionando para parecerse más a otros virus del resfriado común.

«Aquellos de nosotros que sabemos que esto va a ser un virus respiratorio endémico hemos estado esperando para entender qué hace el virus para llegar a ser más como los otros miembros de la familia que causan alrededor del 25% de nuestros resfriados comunes. Así que la gente está atenta a esos cambios. Y tal vez esto sea eso, tal vez no lo sea», dijo Adalja.

Delta, el ‘viejo enemigo’, sigue siendo dominante

Además, no está claro que ómicron pueda competir con delta en países como Estados Unidos, dijo la Dra. Crystal Watson de Johns Hopkins.

«Incluso si tenemos una buena protección contra las enfermedades graves y la muerte por las vacunas, un gran aumento de ómicron podría ser peligroso si es altamente transmisible», dijo Watson, asociada sénior del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.

«Los números altos todavía pueden significar muchas personas en el hospital», dijo. «Habrá algunas personas, una población lo suficientemente grande como para crear estrés en el sistema de salud, que no estarán tan protegidas por la vacunación o por una infección previa». Eso podría generar más presión sobre los hospitales que ya están tensionados.

«Nuestro sistema de atención médica es tan frágil en este momento», dijo Watson. «Hemos perdido mucho personal y la gente está realmente agotada. El sistema en sí está agotado».

Eso es lo mismo en todo el mundo, señaló Francois Balloux, director del University College London Genetics Institute.

«La evidencia preliminar, en gran parte anecdótica, sugiere que ómicron puede ser menos virulento que delta. Esto sería una buena noticia si se confirma, en principio», dijo Balloux en un comunicado.

«Incluso si las infecciones por ómicron se asociaran con menos hospitalizaciones y muertes, una pequeña fracción de los resultados graves de una gran cantidad de infecciones aún podría causar una presión intensa en los sistemas de atención médica».

Casos de ómicron parecen leves, según autoridades de Asia-Pacífico 0:52

Y a Schaffner le preocupa que las personas no vacunadas puedan tomar los informes de una variante más leve como una razón para seguir posponiendo la vacunación.

«Mientras estamos preocupados y fascinados por ómicron, delta, el viejo enemigo del verano, todavía está aquí causando daños», dijo. «Todos tenemos que vacunarnos. Todo este encantamiento con ómicron no es una excusa para no vacunarnos».

Niamh Kennedy, Larry Madowo, Wayne Chang y Naomi Thomas de CNN contribuyeron a este informe.

CNN

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver