Los países con más (y menos) percepción de corrupción en América Latina

(CNN Español) — Hace 18 años que la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 9 de diciembre como el Día Internacional contra la Corrupción con el fin de “crear conciencia” ante este complejo fenómeno social, político y económico que afecta particularmente a la mayoría de los países en América Latina.

El último reporte de Transparencia Internacional que evalúa el problema en todo el mundo revela que la región está estancada y prácticamente no muestra avances en su lucha contra la corrupción.

La organización no gubernamental establece un ranking de 180 países, en el que 0 puntos corresponde a aquellos en los que hay total percepción de corrupción y 100 a aquellos donde se considera que no existe. Venezuela es donde esta percepción es la más alta en Latinoamérica con tan solo 15 puntos y en la posición 176 de toda la lista. Le siguen Haití con un puntaje de 18, Nicaragua con 22 y luego Honduras, con 24 puntos.

En el otro extremo, Uruguay es donde menos se percibe corrupción en la región y con 71 puntos ocupa el lugar 21 a nivel internacional. Luego vienen Chile (67 puntos), Costa Rica (57) y Cuba (47). Son los únicos cuatro países de América Latina que superan la puntuación media de 43 en toda América. 

El estudio se basa en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), elaborado a partir de las evaluaciones que varios expertos del sector privado realizan sobre el nivel de corrupción en la vida pública de un país, en especial en la economía, la política y la administración.

Vínculo entre corrupción y covid-19

Según Transparencia Internacional, la región enfrenta un reto importante a la hora de garantizar que los fondos y programas para enfrentar el covid-19 no se pierdan debido a la corrupción.

“De no distribuirse debidamente estas ayudas, existe el riesgo de que aumente el malestar social, se aviven las llamas de un populismo dañino y crezcan aún más la pobreza y la desigualdad”, se lee en el reporte publicado en enero pasado.

Un ejemplo de esto sucede en Venezuela, donde la pandemia ha llevado el sistema de salud al límite. Algunos médicos y enfermeras denunciaron actos de corrupción a Transparencia Internacional. Tal es el caso de José, un médico que estuvo en primera línea atendiendo pacientes covid-19 en un hospital de Venezuela. Al intentar presentar su renuncia por las condiciones en las que trabajaba, José dijo que fue amenazado por agentes de las Fuerzas de Acción Especial (FAES), según el documento.

Transparencia Venezuela testificó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la falta de equipo de protección personal, y otros suministros, así como sobre el deterioro de las instalaciones. Según la organización Médicos Unidos de Venezuela, más de 800 trabajadores de la salud han muerto desde junio de 2020 a causa de la pandemia.  La cifra representa más del 15% del total de muertes por covid-19 reportadas por las autoridades en Venezuela, que superan las 5.200.

CNN contactó al Ministerio de Salud de Venezuela para conocer su respuesta a los señalamientos de Transparencia Venezuela y aún espera respuesta de parte del órgano estatal.

En Honduras, el impacto que supuso la llegada del covid-19 también se vio marcado por las denuncias de corrupción, donde hubo funcionarios que se aprovecharon de la crisis sanitaria.

Según Transparencia Internacional, la agencia estatal responsable de las compras de emergencia no actuó de manera transparente. Una investigación realizada por Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ) reveló que el gobierno pagó de más por 7 hospitales móviles que aún no han sido entregados. “Estas fallas crearon la tragedia de covid-19 más grande del país”, dijo Carlos Hernández, director ejecutivo de ASJ, según la organización no gubernamental.

Después de la denuncias, las autoridades hondureñas abrieron una investigación para indagar en la compra que hizo el gobierno por casi US$ 48 millones a la empresa Elmed Medical Systems, Inc, que operaba como HospitalesMoviles.com. En abril pasado, el exdirector ejecutivo y el exadministrador de la oficina de compras del gobierno, Marco Bográn y Alex Moraes respectivamente, fueron detenidos preventivamente acusados de los delitos de fraude y violación a los deberes de los funcionarios, informó el Ministerio Público de Honduras a través de un comunicado.

Inversión en sanidad

Según el estudio de Transparencia Internacional, los países con un buen desempeño en el ranking invierten más en sanidad y son más capaces de ofrecer una cobertura sanitaria universal a su población. Además, señala que «son menos propensos a vulnerar las normas democráticas o el estado de derecho en su respuesta a la crisis».

Tal es el caso de Chile, uno de los países con tasa más baja de percepción de corrupción en América Latina, que implementó un calendario que siguió al pie de la letra y lo colocó a la cabeza de la vacunación dentro de la región.

Transparencia Internacional

(CNN Español) — Hace 18 años que la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 9 de diciembre como el Día Internacional contra la Corrupción con el fin de “crear conciencia” ante este complejo fenómeno social, político y económico que afecta particularmente a la mayoría de los países en América Latina.

El último reporte de Transparencia Internacional que evalúa el problema en todo el mundo revela que la región está estancada y prácticamente no muestra avances en su lucha contra la corrupción.

La organización no gubernamental establece un ranking de 180 países, en el que 0 puntos corresponde a aquellos en los que hay total percepción de corrupción y 100 a aquellos donde se considera que no existe. Venezuela es donde esta percepción es la más alta en Latinoamérica con tan solo 15 puntos y en la posición 176 de toda la lista. Le siguen Haití con un puntaje de 18, Nicaragua con 22 y luego Honduras, con 24 puntos.

En el otro extremo, Uruguay es donde menos se percibe corrupción en la región y con 71 puntos ocupa el lugar 21 a nivel internacional. Luego vienen Chile (67 puntos), Costa Rica (57) y Cuba (47). Son los únicos cuatro países de América Latina que superan la puntuación media de 43 en toda América. 

El estudio se basa en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), elaborado a partir de las evaluaciones que varios expertos del sector privado realizan sobre el nivel de corrupción en la vida pública de un país, en especial en la economía, la política y la administración.

Vínculo entre corrupción y covid-19

Según Transparencia Internacional, la región enfrenta un reto importante a la hora de garantizar que los fondos y programas para enfrentar el covid-19 no se pierdan debido a la corrupción.

“De no distribuirse debidamente estas ayudas, existe el riesgo de que aumente el malestar social, se aviven las llamas de un populismo dañino y crezcan aún más la pobreza y la desigualdad”, se lee en el reporte publicado en enero pasado.

Un ejemplo de esto sucede en Venezuela, donde la pandemia ha llevado el sistema de salud al límite. Algunos médicos y enfermeras denunciaron actos de corrupción a Transparencia Internacional. Tal es el caso de José, un médico que estuvo en primera línea atendiendo pacientes covid-19 en un hospital de Venezuela. Al intentar presentar su renuncia por las condiciones en las que trabajaba, José dijo que fue amenazado por agentes de las Fuerzas de Acción Especial (FAES), según el documento.

Transparencia Venezuela testificó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la falta de equipo de protección personal, y otros suministros, así como sobre el deterioro de las instalaciones. Según la organización Médicos Unidos de Venezuela, más de 800 trabajadores de la salud han muerto desde junio de 2020 a causa de la pandemia.  La cifra representa más del 15% del total de muertes por covid-19 reportadas por las autoridades en Venezuela, que superan las 5.200.

CNN contactó al Ministerio de Salud de Venezuela para conocer su respuesta a los señalamientos de Transparencia Venezuela y aún espera respuesta de parte del órgano estatal.

En Honduras, el impacto que supuso la llegada del covid-19 también se vio marcado por las denuncias de corrupción, donde hubo funcionarios que se aprovecharon de la crisis sanitaria.

Según Transparencia Internacional, la agencia estatal responsable de las compras de emergencia no actuó de manera transparente. Una investigación realizada por Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ) reveló que el gobierno pagó de más por 7 hospitales móviles que aún no han sido entregados. “Estas fallas crearon la tragedia de covid-19 más grande del país”, dijo Carlos Hernández, director ejecutivo de ASJ, según la organización no gubernamental.

Después de la denuncias, las autoridades hondureñas abrieron una investigación para indagar en la compra que hizo el gobierno por casi US$ 48 millones a la empresa Elmed Medical Systems, Inc, que operaba como HospitalesMoviles.com. En abril pasado, el exdirector ejecutivo y el exadministrador de la oficina de compras del gobierno, Marco Bográn y Alex Moraes respectivamente, fueron detenidos preventivamente acusados de los delitos de fraude y violación a los deberes de los funcionarios, informó el Ministerio Público de Honduras a través de un comunicado.

Inversión en sanidad

Según el estudio de Transparencia Internacional, los países con un buen desempeño en el ranking invierten más en sanidad y son más capaces de ofrecer una cobertura sanitaria universal a su población. Además, señala que «son menos propensos a vulnerar las normas democráticas o el estado de derecho en su respuesta a la crisis».

Tal es el caso de Chile, uno de los países con tasa más baja de percepción de corrupción en América Latina, que implementó un calendario que siguió al pie de la letra y lo colocó a la cabeza de la vacunación dentro de la región.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver