Alguien acaba de pagar US$ 7.753 por trabajos escolares calificados por Elon Musk

(CNN) — Hoy en día, muchos estudiantes de Negocios probablemente pagarían mucho dinero por la opinión de Elon Musk sobre su trabajo escolar.

Sin embargo, en 1995, mucho antes de que tomara el control de Tesla y, más tarde, fundara SpaceX, Musk era un asistente de profesor que ayudaba a calificar exámenes y trabajos en la famosa Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania.

Por aquel entonces, Musk también estudiaba Economía y Física en la Universidad de Pensilvania. También trabajó como asistente de profesor en la clase Administración 231, «Innovación empresarial: Implementación y Operaciones», impartida por el profesor Myles Bass.

Algunos trabajos escolares que Musk calificó para esa clase hace décadas se vendieron recientemente en una subasta en línea por US$ 7.753. El precio incluye una comisión del 25% pagada a la casa de subastas.

La empresa de subastas no identificó al comprador de los trabajos escolares.

Uno de los antiguos alumnos de Bass Brian Thomas, reconociendo el valor potencial de algunos de los trabajos del curso de hace mucho tiempo, consignó los papeles a RR Auctions de Boston para venderlos en una subasta en línea. RR Auctions se especializa en autógrafos y manuscritos, y en el pasado ha vendido escritos de personas como Albert Einstein y Steve Jobs por cientos de miles y hasta más de un millón de dólares.

Las “palomitas” y las deducciones de puntos de Musk no supusieron esa cantidad de dinero. Ninguno de los papeles contenía la firma completa de Musk, solo las iniciales «EM». Había muy pocos escritos con palabras completas.

Las firmas de Musk son raras, dijo Bobby Livingston de RR Auctions. La casa de subastas vendió previamente una foto autografiada de Musk por US$ 1.383.

Extraño manuscrito de Einstein sobre relatividad sale a subasta 1:08

El único comentario conservado en los papeles de la clase se refería al uso por parte de Thomas de la frase «s–t hits the fan», que es una forma coloquial de explicar por qué una empresa podría necesitar una «estrategia de salida». Musk subrayó las palabras, escribió «Gráfico» sobre ellas y dedujo dos puntos de la calificación de Thomas.

Thomas explicó que el término había sido una especie de broma interna destinada a divertir a su profesor. No se dio cuenta de que era Musk, y no el profesor, quien calificaba el examen.

«Una tontería por mi parte», dijo Thomas.

Hoy en día, el propio Musk es conocido por utilizar un lenguaje a veces gráfico y referencias obscenas en su propio discurso y en sus publicaciones en las redes sociales.

Thomas y su hijo encontraron los papeles dentro de una bolsa en el garaje de la familia mientras buscaban unos viejos anuarios del instituto, dijo Thomas. Su hijo vio el nombre y las iniciales de Musk entre los papeles de la clase.

Thomas no tiene recuerdos concretos de Musk, dijo.

«Incluso hablando contigo ahora, no puedo evocar una imagen de él en la clase», dijo.

La única razón por la que había guardado esos papeles era porque recordaba con mucho cariño a Bass y esa clase. Hoy, Thomas es un asesor financiero que vive en el sur de California, y muchos de sus clientes son empresarios tecnológicos.

Aunque no recuerda en absoluto a Musk, dijo, sigue citando al profesor Bass, que murió en 2010.

Elon Musk
Subasta

(CNN) — Hoy en día, muchos estudiantes de Negocios probablemente pagarían mucho dinero por la opinión de Elon Musk sobre su trabajo escolar.

Sin embargo, en 1995, mucho antes de que tomara el control de Tesla y, más tarde, fundara SpaceX, Musk era un asistente de profesor que ayudaba a calificar exámenes y trabajos en la famosa Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania.

Por aquel entonces, Musk también estudiaba Economía y Física en la Universidad de Pensilvania. También trabajó como asistente de profesor en la clase Administración 231, «Innovación empresarial: Implementación y Operaciones», impartida por el profesor Myles Bass.

Algunos trabajos escolares que Musk calificó para esa clase hace décadas se vendieron recientemente en una subasta en línea por US$ 7.753. El precio incluye una comisión del 25% pagada a la casa de subastas.

La empresa de subastas no identificó al comprador de los trabajos escolares.

Uno de los antiguos alumnos de Bass Brian Thomas, reconociendo el valor potencial de algunos de los trabajos del curso de hace mucho tiempo, consignó los papeles a RR Auctions de Boston para venderlos en una subasta en línea. RR Auctions se especializa en autógrafos y manuscritos, y en el pasado ha vendido escritos de personas como Albert Einstein y Steve Jobs por cientos de miles y hasta más de un millón de dólares.

Las “palomitas” y las deducciones de puntos de Musk no supusieron esa cantidad de dinero. Ninguno de los papeles contenía la firma completa de Musk, solo las iniciales «EM». Había muy pocos escritos con palabras completas.

Las firmas de Musk son raras, dijo Bobby Livingston de RR Auctions. La casa de subastas vendió previamente una foto autografiada de Musk por US$ 1.383.

Extraño manuscrito de Einstein sobre relatividad sale a subasta 1:08

El único comentario conservado en los papeles de la clase se refería al uso por parte de Thomas de la frase «s–t hits the fan», que es una forma coloquial de explicar por qué una empresa podría necesitar una «estrategia de salida». Musk subrayó las palabras, escribió «Gráfico» sobre ellas y dedujo dos puntos de la calificación de Thomas.

Thomas explicó que el término había sido una especie de broma interna destinada a divertir a su profesor. No se dio cuenta de que era Musk, y no el profesor, quien calificaba el examen.

«Una tontería por mi parte», dijo Thomas.

Hoy en día, el propio Musk es conocido por utilizar un lenguaje a veces gráfico y referencias obscenas en su propio discurso y en sus publicaciones en las redes sociales.

Thomas y su hijo encontraron los papeles dentro de una bolsa en el garaje de la familia mientras buscaban unos viejos anuarios del instituto, dijo Thomas. Su hijo vio el nombre y las iniciales de Musk entre los papeles de la clase.

Thomas no tiene recuerdos concretos de Musk, dijo.

«Incluso hablando contigo ahora, no puedo evocar una imagen de él en la clase», dijo.

La única razón por la que había guardado esos papeles era porque recordaba con mucho cariño a Bass y esa clase. Hoy, Thomas es un asesor financiero que vive en el sur de California, y muchos de sus clientes son empresarios tecnológicos.

Aunque no recuerda en absoluto a Musk, dijo, sigue citando al profesor Bass, que murió en 2010.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver