ANÁLISIS | Los demócratas tienen un gran problema con los votantes hispanos

(CNN) — Entre las mentiras de Donald Trump sobre las elecciones de 2020 se perdió este hecho importante: al entonces presidente le fue sorprendentemente bien entre los votantes hispanos en varios estados importantes.

En Florida, Trump ganó el 46% del voto latino, una actuación que le permitió ganar el estado más fácilmente de lo esperado. En Texas, Trump se llevó el 41% del voto latino, lo que nuevamente lo ayudó a ganar en el estado.

A nivel nacional, ganó el 32% del voto hispano, una mejora del 28% que había obtenido en 2016.

Una nueva encuesta de The Wall Street Journal (WSJ) sugiere que esos números de 2020 no fueron una anomalía.

Cuando se les preguntó si votarían por un candidato demócrata o republicano al Congreso en 2022, los latinos se dividieron por la mitad: un 37% eligió cada lado.

Cuando se les preguntó a los votantes hispanos por quién votarían si la carrera de 2024 se celebrara hoy, el 44% optó por el presidente Joe Biden, mientras que el 43% eligió a Trump.

Y los índices de aprobación de Biden entre los hispanos en la encuesta también fueron problemáticos. Solo el 42% aprobó el trabajo que está haciendo como presidente, mientras que el 54% lo desaprobó. Entre los hombres hispanos, ese número fue aún peor, un 61% desaprueba el trabajo de Biden.

¿Hay señales de alarma para los demócratas en 2022? 2:18

«Los votantes hispanos se están convirtiendo cada vez más en indecisos», dijo el encuestador demócrata John Anzalone, quien ayudó a realizar la encuesta del WSJ. «Son un voto decisivo por el que tendremos que luchar».

Eso marca un cambio radical desde el pensamiento en torno a los votantes hispanos durante la última década, cuando el crecimiento de la población junto con su clara inclinación demócrata sugirió que los republicanos se enfrentaban a un desastre demográfico en los próximos años.

Ahora, esta es solo una encuesta y otras encuestas recientes han mostrado que los demócratas tienen una ventaja entre los latinos, pero nada ni remotamente cerca de la ventaja de 40 puntos que tenían en todo el país en las elecciones intermedias de 2018.

Entonces, ¿qué cambió? El estratega demócrata Ruy Teixeira, en un ensayo titulado «El problema de los votantes hispanos de los demócratas», sugiere que el movimiento de izquierda del partido a nivel nacional lo ha hecho menos atractivo para los latinos.

«Esta circunscripción no alberga opiniones particularmente radicales sobre la naturaleza de la sociedad estadounidense y su supuesto racismo intrínseco y supremacismo blanco», escribe Teixeira. «En cambio, son un grupo patriótico, ascendente, de clase trabajadora con preocupaciones bastante prácticas y con los pies en la tierra. Los demócratas aprenderán a concentrarse en eso o seguirán perdiendo terreno entre este grupo vital de votantes».

El punto: los números citados anteriormente lo dejan claro: los demócratas deben comenzar a prestar atención a voces como la de Teixeira, o correr el riesgo de ver desaparecer lo que alguna vez se consideró una ventaja demográfica dominante entre los votantes hispanos.

Demócratas

(CNN) — Entre las mentiras de Donald Trump sobre las elecciones de 2020 se perdió este hecho importante: al entonces presidente le fue sorprendentemente bien entre los votantes hispanos en varios estados importantes.

En Florida, Trump ganó el 46% del voto latino, una actuación que le permitió ganar el estado más fácilmente de lo esperado. En Texas, Trump se llevó el 41% del voto latino, lo que nuevamente lo ayudó a ganar en el estado.

A nivel nacional, ganó el 32% del voto hispano, una mejora del 28% que había obtenido en 2016.

Día Mundial de la Lucha contra el Sida: jóvenes hispanos, entre la población más vulnerable al contagio del VIH

Una nueva encuesta de The Wall Street Journal (WSJ) sugiere que esos números de 2020 no fueron una anomalía.

Cuando se les preguntó si votarían por un candidato demócrata o republicano al Congreso en 2022, los latinos se dividieron por la mitad: un 37% eligió cada lado.

Cuando se les preguntó a los votantes hispanos por quién votarían si la carrera de 2024 se celebrara hoy, el 44% optó por el presidente Joe Biden, mientras que el 43% eligió a Trump.

Y los índices de aprobación de Biden entre los hispanos en la encuesta también fueron problemáticos. Solo el 42% aprobó el trabajo que está haciendo como presidente, mientras que el 54% lo desaprobó. Entre los hombres hispanos, ese número fue aún peor, un 61% desaprueba el trabajo de Biden.

¿Hay señales de alarma para los demócratas en 2022? 2:18

«Los votantes hispanos se están convirtiendo cada vez más en indecisos», dijo el encuestador demócrata John Anzalone, quien ayudó a realizar la encuesta del WSJ. «Son un voto decisivo por el que tendremos que luchar».

Eso marca un cambio radical desde el pensamiento en torno a los votantes hispanos durante la última década, cuando el crecimiento de la población junto con su clara inclinación demócrata sugirió que los republicanos se enfrentaban a un desastre demográfico en los próximos años.

Ahora, esta es solo una encuesta y otras encuestas recientes han mostrado que los demócratas tienen una ventaja entre los latinos, pero nada ni remotamente cerca de la ventaja de 40 puntos que tenían en todo el país en las elecciones intermedias de 2018.

Analista dice que los demócratas deben prestar atención a las señales de alarma para 2022

Entonces, ¿qué cambió? El estratega demócrata Ruy Teixeira, en un ensayo titulado «El problema de los votantes hispanos de los demócratas», sugiere que el movimiento de izquierda del partido a nivel nacional lo ha hecho menos atractivo para los latinos.

«Esta circunscripción no alberga opiniones particularmente radicales sobre la naturaleza de la sociedad estadounidense y su supuesto racismo intrínseco y supremacismo blanco», escribe Teixeira. «En cambio, son un grupo patriótico, ascendente, de clase trabajadora con preocupaciones bastante prácticas y con los pies en la tierra. Los demócratas aprenderán a concentrarse en eso o seguirán perdiendo terreno entre este grupo vital de votantes».

El punto: los números citados anteriormente lo dejan claro: los demócratas deben comenzar a prestar atención a voces como la de Teixeira, o correr el riesgo de ver desaparecer lo que alguna vez se consideró una ventaja demográfica dominante entre los votantes hispanos.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver