Doce descubrimientos increíbles de arte y diseño de 2021

(CNN) — Después de un año difícil, sin duda sería agradable encontrar un tesoro escondido de monedas de oro por valor de más de US$ 300.000 en las paredes de una casa o un plato raro valuado en US$ 1,7 millones escondido en un cajón.

A menudo nos atraen los hallazgos raros en lugares inesperados, así como las excavaciones arqueológicas que hacen historia y arrojan luz sobre el pasado de la humanidad. Este año no hubo ningún monolito misterioso en el desierto que nos mantuviera en vilo, pero sí hubo algunos hallazgos increíbles, tan diminutos como el rastro de un insecto en una obra de arte famosa y tan grandiosos como una ciudad entera.

A continuación, 12 de los descubrimientos de arte y diseño más emocionantes de 2021.

El anillo único (para evitar la resaca)

Este anillo de oro y amatista se cree que era usado para prevenir la resaca. Crédito: Dafna Gazit/Israel Antiquities Authority

Un anillo de oro con una amatista incrustada que podría haberse usado para prevenir la resaca fue encontrado en un lugar donde (por supuesto) se encontraba una de las mayores bodegas antiguas conocidas, anunció en noviembre la Autoridad de Antigüedades de Israel. La joya fue localizada en la ciudad israelí de Yavne, muy cerca de los restos de un almacén que contenía recipientes de vino conocidos como ánforas. El propietario del anillo fue probablemente un rico bizantino que vivió entre los siglos III y VII (y que probablemente se sorprendería al saber que todavía estamos buscando un buen remedio para la resaca 1.500 años después).

Elie Haddad, codirector de la excavación, dijo en un comunicado que el objeto puede haber «pertenecido al propietario de la magnífica bodega (de vinos), a un capataz» o a un «visitante desafortunado, al que se le cayó y perdió su precioso anillo».

Un Rembrandt sorpresa

Un cuadro perdido de Rembrandt fue descubierto después de que se dañara y fuera enviado a restaurar. Crédito: Associated Media Press Agency

Cuando una obra de arte se cayó de la pared en una casa de campo romana en 2016, lo que empezó como una simple petición para restaurar la pieza desencadenó una inesperada cadena de acontecimientos. Resultó ser un cuadro perdido de Rembrandt, que en su día se creía que solo sobrevivía a través de copias conservadas en grandes instituciones. Este verano, la Fundación del Patrimonio Italiano confirmó que «La adoración de los magos», un óleo sobre papel montado en lienzo, es un original realizado por el prolífico maestro neerlandés.

Rembrandt pintó la obra en 1632-33, y representa a los tres reyes magos encontrando al niño Jesús por primera vez.

Hallan famosa obra de Rembrandt considerada desaparecida 0:40

El lento descubrimiento de una ciudad antigua

¿Cuál ha sido la mayor revelación del año? Una ciudad entera de 3.000 años de antigüedad, la mayor descubierta en Egipto, desenterrada de debajo de la arena. Los arqueólogos comenzaron a excavar la ciudad llamada «El ascenso de Atón», descubierta en la orilla occidental de Luxor, en el otoño de 2020.

«El descubrimiento de esta ciudad perdida es el segundo descubrimiento arqueológico más importante desde la tumba de Tutankamón», dijo Betsy Bryan, profesora de Egiptología de la Universidad Johns Hopkins, en un comunicado.

Hasta abril, los arqueólogos habían descubierto gran parte de la mitad sur de la ciudad, encontrando casas intactas con paredes de hasta 3 metros de altura, una gran panadería y un lugar de sepultura con un esqueleto. Las habitaciones de las casas estaban llenas de vasijas de cerámica, herramientas para hilar, tejer y fabricar vidrio, y joyas todavía presentes, «dejadas por los antiguos residentes como si hubiera sido ayer», según el comunicado.

Esta ciudad de 3.000 años de antigüedad data del reinado de Amenhotep III. Crédito: Del Dr. Zahi Hawass/Facebook

Los cerdos verrugosos consiguen apreciación

Tras un notable hallazgo en una cueva indonesia de la isla de Sulawesi, se cree que la representación de un cerdo verrugoso es la imagen más antigua que se conserva de un animal. Con una antigüedad de al menos 45.500 años, los arqueólogos identificaron al cerdo verrugoso de la obra de arte como tal debido a sus protuberancias en forma de cuerno; la escena, de color rojo ocre, presenta a tres cerdos en total, con uno de ellos posiblemente observando una pelea entre sus dos compañeros.

Presentamos el primer animal conocido que inspira un retrato: el cerdo verrugoso. Crédito: Maxime Aubert

Este descubrimiento, así como otros hallazgos recientes en cuevas de la misma región, entre los que se encuentra una escena de caza de hace 43.900 años en la que se representan híbridos humano-animales, han consolidado la importancia de Indonesia en la historia de los primeros tiempos de la humanidad. Durante mucho tiempo se pensó que los símbolos abstractos encontrados en Europa eran las obras de arte rupestre más antiguas.

«Este descubrimiento subraya la notable antigüedad del arte rupestre de Indonesia y su gran importancia para comprender la historia profunda del arte y su papel en la historia temprana de la humanidad», declaró a CNN Adam Brumm, profesor del Centro Australiano de Investigación de la Evolución Humana de Griffith, a principios de este año.

Una máscara de oro de una fosa de sacrificio

Esta máscara dorada es una de las 500 reliquias descubiertas recientemente en un yacimiento de unos 120 kilómetros cuadrados en el suroeste de China. Crédito: CHINE NOUVELLE/SIPA/Shutterstock

En junio, una ligera máscara de oro fue una de las 500 reliquias excavadas recientemente en un grupo de fosas de sacrificio en el suroeste de China, en el yacimiento arqueológico de Sanxingdui, situado cerca de Chengdu. Desde que un agricultor local lo localizara accidentalmente hace un siglo, se han encontrado miles de artefactos en este lugar de 120 kilómetros cuadrados. Según la agencia de prensa estatal Xinhua, la máscara probablemente formaba parte de una cabeza de bronce más grande fabricada durante la última dinastía Shang, cuyo gobierno terminó en el año 1046 a.n.e. Entre los otros descubrimientos había reliquias de marfil, figurillas de bronce y un cuchillo de jade.

Pequeñas cuentas con implicaciones históricas

Se cree que las cuentas venecianas del tamaño de una mora azul que se descubrieron en el norte de Alaska a mediados de la década de 2000 son los primeros objetos de fabricación europea conocidos en Norteamérica, anteriores al viaje de Cristóbal Colón a través del Atlántico. En enero, la Universidad de Alaska Fairbanks publicó un estudio en el que los investigadores concluían que las cuentas podrían haber llegado entre 1440 y 1480, décadas antes de que Colón zarpara en 1492. Algunos de los abalorios, junto con algunas fibras vegetales que fueron datadas con carbono para establecer un periodo de tiempo, fueron desenterrados en Punyik Point, un famoso sitio arqueológico que se encuentra en una antigua ruta comercial.

Según la universidad, Venecia mantuvo rutas comerciales con Asia durante el siglo XIV, y las cuentas pueden haber viajado por la Ruta de la Seda hacia China antes de llegar al Lejano Oriente ruso, y luego cruzar el Estrecho de Bering hacia el Ártico.

Unas cuentas venecianas del tamaño de una mora azul fueron desenterradas en Punyik Point, en Alaska, un famoso sitio arqueológico situado en una antigua ruta comercial. Crédito: American Antiquity, enero de 2021

Pero eso no es todo…

En marzo, el gobierno de Israel anunció que decenas de fragmentos de un manuscrito del Mar Muerto con texto bíblico fueron encontrados por arqueólogos que trabajaban en el desierto de Judea.

También en marzo, los investigadores anunciaron que habían identificado un mural de 3.200 años de antigüedad que representaba a un dios araña sosteniendo un cuchillo, y que fue descubierto en el norte de Perú en 2020 en el lateral de un templo de adobe, parte de un sitio que ha sido destruido en su mayor parte por los agricultores locales.

En mayo, se descubrió en la ciudad italiana de Isernia una cabeza de mármol de 2.000 años de antigüedad de un joven Augusto Octaviano, el primer emperador de Roma, durante la reparación de un muro medieval muy dañado.

En agosto, un nuevo análisis de ADN reveló que un guerrero hallado en una tumba de la Edad de Hierro en Finlandia podría haber sido no binario.

En octubre, el Museo de Arte de Dallas expuso nuevos hallazgos sobre las pinturas de los olivares de Vincent Van Gogh, entre ellos el rastro de un insecto que, desgraciadamente, se posó en su pintura, lo que proporciona pruebas del lugar en el que pudo crearse al menos una de las obras.

En noviembre, los arqueólogos revelaron que creían haber encontrado uno de los «templos del sol» perdidos de Egipto, que data de mediados del siglo XX a.n.e., debajo de otro templo en Abu Ghurab.

Descubrimientos

(CNN) — Después de un año difícil, sin duda sería agradable encontrar un tesoro escondido de monedas de oro por valor de más de US$ 300.000 en las paredes de una casa o un plato raro valuado en US$ 1,7 millones escondido en un cajón.

A menudo nos atraen los hallazgos raros en lugares inesperados, así como las excavaciones arqueológicas que hacen historia y arrojan luz sobre el pasado de la humanidad. Este año no hubo ningún monolito misterioso en el desierto que nos mantuviera en vilo, pero sí hubo algunos hallazgos increíbles, tan diminutos como el rastro de un insecto en una obra de arte famosa y tan grandiosos como una ciudad entera.

A continuación, 12 de los descubrimientos de arte y diseño más emocionantes de 2021.

El anillo único (para evitar la resaca)

Este anillo de oro y amatista se cree que era usado para prevenir la resaca. Crédito: Dafna Gazit/Israel Antiquities Authority

Un anillo de oro con una amatista incrustada que podría haberse usado para prevenir la resaca fue encontrado en un lugar donde (por supuesto) se encontraba una de las mayores bodegas antiguas conocidas, anunció en noviembre la Autoridad de Antigüedades de Israel. La joya fue localizada en la ciudad israelí de Yavne, muy cerca de los restos de un almacén que contenía recipientes de vino conocidos como ánforas. El propietario del anillo fue probablemente un rico bizantino que vivió entre los siglos III y VII (y que probablemente se sorprendería al saber que todavía estamos buscando un buen remedio para la resaca 1.500 años después).

Elie Haddad, codirector de la excavación, dijo en un comunicado que el objeto puede haber «pertenecido al propietario de la magnífica bodega (de vinos), a un capataz» o a un «visitante desafortunado, al que se le cayó y perdió su precioso anillo».

Un Rembrandt sorpresa

Un cuadro perdido de Rembrandt fue descubierto después de que se dañara y fuera enviado a restaurar. Crédito: Associated Media Press Agency

Cuando una obra de arte se cayó de la pared en una casa de campo romana en 2016, lo que empezó como una simple petición para restaurar la pieza desencadenó una inesperada cadena de acontecimientos. Resultó ser un cuadro perdido de Rembrandt, que en su día se creía que solo sobrevivía a través de copias conservadas en grandes instituciones. Este verano, la Fundación del Patrimonio Italiano confirmó que «La adoración de los magos», un óleo sobre papel montado en lienzo, es un original realizado por el prolífico maestro neerlandés.

Rembrandt pintó la obra en 1632-33, y representa a los tres reyes magos encontrando al niño Jesús por primera vez.

 

El lento descubrimiento de una ciudad antigua

¿Cuál ha sido la mayor revelación del año? Una ciudad entera de 3.000 años de antigüedad, la mayor descubierta en Egipto, desenterrada de debajo de la arena. Los arqueólogos comenzaron a excavar la ciudad llamada «El ascenso de Atón», descubierta en la orilla occidental de Luxor, en el otoño de 2020.

«El descubrimiento de esta ciudad perdida es el segundo descubrimiento arqueológico más importante desde la tumba de Tutankamón», dijo Betsy Bryan, profesora de Egiptología de la Universidad Johns Hopkins, en un comunicado.

Hasta abril, los arqueólogos habían descubierto gran parte de la mitad sur de la ciudad, encontrando casas intactas con paredes de hasta 3 metros de altura, una gran panadería y un lugar de sepultura con un esqueleto. Las habitaciones de las casas estaban llenas de vasijas de cerámica, herramientas para hilar, tejer y fabricar vidrio, y joyas todavía presentes, «dejadas por los antiguos residentes como si hubiera sido ayer», según el comunicado.

Esta ciudad de 3.000 años de antigüedad data del reinado de Amenhotep III. Crédito: Del Dr. Zahi Hawass/Facebook

Los cerdos verrugosos consiguen apreciación

Tras un notable hallazgo en una cueva indonesia de la isla de Sulawesi, se cree que la representación de un cerdo verrugoso es la imagen más antigua que se conserva de un animal. Con una antigüedad de al menos 45.500 años, los arqueólogos identificaron al cerdo verrugoso de la obra de arte como tal debido a sus protuberancias en forma de cuerno; la escena, de color rojo ocre, presenta a tres cerdos en total, con uno de ellos posiblemente observando una pelea entre sus dos compañeros.

Presentamos el primer animal conocido que inspira un retrato: el cerdo verrugoso. Crédito: Maxime Aubert

Este descubrimiento, así como otros hallazgos recientes en cuevas de la misma región, entre los que se encuentra una escena de caza de hace 43.900 años en la que se representan híbridos humano-animales, han consolidado la importancia de Indonesia en la historia de los primeros tiempos de la humanidad. Durante mucho tiempo se pensó que los símbolos abstractos encontrados en Europa eran las obras de arte rupestre más antiguas.

Mitad animales y mitad humanos: las figuras de la pintura rupestre más antigua que se ha descubierto

«Este descubrimiento subraya la notable antigüedad del arte rupestre de Indonesia y su gran importancia para comprender la historia profunda del arte y su papel en la historia temprana de la humanidad», declaró a CNN Adam Brumm, profesor del Centro Australiano de Investigación de la Evolución Humana de Griffith, a principios de este año.

Una máscara de oro de una fosa de sacrificio

Esta máscara dorada es una de las 500 reliquias descubiertas recientemente en un yacimiento de unos 120 kilómetros cuadrados en el suroeste de China. Crédito: CHINE NOUVELLE/SIPA/Shutterstock

En junio, una ligera máscara de oro fue una de las 500 reliquias excavadas recientemente en un grupo de fosas de sacrificio en el suroeste de China, en el yacimiento arqueológico de Sanxingdui, situado cerca de Chengdu. Desde que un agricultor local lo localizara accidentalmente hace un siglo, se han encontrado miles de artefactos en este lugar de 120 kilómetros cuadrados. Según la agencia de prensa estatal Xinhua, la máscara probablemente formaba parte de una cabeza de bronce más grande fabricada durante la última dinastía Shang, cuyo gobierno terminó en el año 1046 a.n.e. Entre los otros descubrimientos había reliquias de marfil, figurillas de bronce y un cuchillo de jade.

Arqueólogos descubren una máscara de oro de 3.000 años de antigüedad en el suroeste de China Pequeñas cuentas con implicaciones históricas

Se cree que las cuentas venecianas del tamaño de una mora azul que se descubrieron en el norte de Alaska a mediados de la década de 2000 son los primeros objetos de fabricación europea conocidos en Norteamérica, anteriores al viaje de Cristóbal Colón a través del Atlántico. En enero, la Universidad de Alaska Fairbanks publicó un estudio en el que los investigadores concluían que las cuentas podrían haber llegado entre 1440 y 1480, décadas antes de que Colón zarpara en 1492. Algunos de los abalorios, junto con algunas fibras vegetales que fueron datadas con carbono para establecer un periodo de tiempo, fueron desenterrados en Punyik Point, un famoso sitio arqueológico que se encuentra en una antigua ruta comercial.

Según la universidad, Venecia mantuvo rutas comerciales con Asia durante el siglo XIV, y las cuentas pueden haber viajado por la Ruta de la Seda hacia China antes de llegar al Lejano Oriente ruso, y luego cruzar el Estrecho de Bering hacia el Ártico.

Unas cuentas venecianas del tamaño de una mora azul fueron desenterradas en Punyik Point, en Alaska, un famoso sitio arqueológico situado en una antigua ruta comercial. Crédito: American Antiquity, enero de 2021

Pero eso no es todo…

En marzo, el gobierno de Israel anunció que decenas de fragmentos de un manuscrito del Mar Muerto con texto bíblico fueron encontrados por arqueólogos que trabajaban en el desierto de Judea.

También en marzo, los investigadores anunciaron que habían identificado un mural de 3.200 años de antigüedad que representaba a un dios araña sosteniendo un cuchillo, y que fue descubierto en el norte de Perú en 2020 en el lateral de un templo de adobe, parte de un sitio que ha sido destruido en su mayor parte por los agricultores locales.

En mayo, se descubrió en la ciudad italiana de Isernia una cabeza de mármol de 2.000 años de antigüedad de un joven Augusto Octaviano, el primer emperador de Roma, durante la reparación de un muro medieval muy dañado.

En agosto, un nuevo análisis de ADN reveló que un guerrero hallado en una tumba de la Edad de Hierro en Finlandia podría haber sido no binario.

En octubre, el Museo de Arte de Dallas expuso nuevos hallazgos sobre las pinturas de los olivares de Vincent Van Gogh, entre ellos el rastro de un insecto que, desgraciadamente, se posó en su pintura, lo que proporciona pruebas del lugar en el que pudo crearse al menos una de las obras.

En noviembre, los arqueólogos revelaron que creían haber encontrado uno de los «templos del sol» perdidos de Egipto, que data de mediados del siglo XX a.n.e., debajo de otro templo en Abu Ghurab.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver