Una mujer de EE.UU. enfrenta prisión tras intentar contratar a un asesino a través de una página web falsa

(CNN) — Wendy Wein quería a su exesposo muerto.

En julio de 2020, la mujer de Michigan, Estados Unidos, dio con un sitio web, Rent-A-Hitman, que prometía «manejar su delicada situación» de forma privada y oportuna.

El sitio presume tener casi 18.000 agentes de campo que pueden hacer un trabajo en cualquier lugar de EE.UU. Presenta testimonios de clientes satisfechos, entre ellos un hombre que escribió que RentAHitman «manejó mi problema de empleado descontento con prontitud mientras yo estaba fuera de la ciudad de vacaciones».

Así que Wein llenó un formulario en el sitio, solicitando una consulta para su problema.

«Es un poco raro que su empresa no esté en la deep o dark web», escribió en un mensaje a un hombre que ella creía que era el consultor jefe del sitio, Guido Fanelli. CNN obtuvo una copia del mensaje. «Prefiero no ir a prisión», añadió. «Gracias por su tiempo».

Eso no impidió que Wein ofreciera más tarde pagar US$ 5.000 para que mataran a su marido.

Pero había un problema.

Guido Fanelli es en realidad Bob Innes, un hombre de California que dirige el sitio web. Los «agentes» de Rent-A-Hitman nunca han matado a nadie. En cambio, el sitio existe para engañar a la gente que busca asesinos a sueldo.

Y Wein ahora enfrenta prisión, uno de los varios «clientes» de Rent-A-Hitman que han sido declarados culpables de utilizar el sitio para solicitar un asesinato.

El propietario del sitio entrega a la policía a sus «clientes» asesinos

Lo que comenzó como un sitio web para un negocio de seguridad en internet se ha convertido, por accidente, en un señuelo en línea para personas que buscan que sus enemigos sean asesinados. Sus solicitudes de servicio van a parar a Innes, que entrega las consultas serias a las autoridades policiales.

Innes, que vive en Fairfield (California), dice que ha dejado banderas rojas por todo su sitio web que insinúan que se trata de una trampa. Para empezar, el sitio web sugiere abiertamente que ofrece servicios ilegales. Sus falsos testimonios incluyen el de una mujer que está «preparada para relacionarse» después de haber sorprendido a su marido engañándole con una niñera.

Sus 18.000 «agentes de campo» son el número estimado de agencias policiales de todo el país. En la parte inferior del sitio, un enlace para comprobar si te han robado la tarjeta de crédito lleva a los usuarios al Centro de Denuncias de Delitos en internet del FBI.

Bob Innes lanzó el sitio Rent-A-Hitman en 2005 para apoyar un negocio de seguridad en internet.

Y el sitio promete confidencialidad bajo la «Ley de Protección y Privacidad de la Información de Hitman de 1964», un guiño irónico a la HIPAA, la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico de la vida real, aprobada en 1996 y que protege la información médica de los pacientes.

Pero algunas personas siguen cayendo en la trampa, rellenando formularios en línea con su nombre real, información de contacto y detalles sobre a quién quieren que «controlen».

Innes afirma que más de 400 personas han rellenado formularios de solicitud de servicios en el sitio desde su lanzamiento, incluyendo algunos que expresaron su interés en convertirse en sicarios y también personas que intentaban hacer bromas a sus amigos. De ellos, aproximadamente el 10% se convirtieron en casos legítimos en los que intervino la policía, dice.

«Pensé que nadie podía ser tan estúpido, pero vaya que me equivoqué», dice Innes, de 54 años. «Estas personas… sean quienes sean, ven la HIPAA y piensan en la privacidad. Así que se sienten obligados a dejar su información real: nombres, dirección, dónde está el objetivo previsto…».

Da a la gente 24 horas para calmarse antes de alertar a las autoridades

Si una persona rellena un formulario en su sitio y busca explícitamente que alguien sea asesinado, Innes esperará 24 horas antes de contactar con la policía.

«Es una especie de periodo de enfriamiento, para volver a entrar en razón. Quiero dar a la gente la oportunidad de alejarse», dice. «Después de un día, les hago dos preguntas. ¿Siguen necesitando nuestros servicios? ¿Quieres que te pongamos en contacto con un agente de campo?».

Si responden afirmativamente a ambas, Innes les pone en contacto con una agencia policial de su zona, que se encarga de las comunicaciones con el sospechoso. Innes nunca habla de los honorarios, eso se lo deja a los «agentes de campo».

«Solo hago de casamentero con la policía», dice. «Prefiero ser un testigo del Estado que un conspirador del Estado».

Cuando Wein, la mujer de Michigan, confirmó al cabo de 24 horas que seguía queriendo contratar a un asesino, Innes entregó su información a la Policía Estatal de Michigan. Estos enviaron a un policía estatal, que se hizo pasar por sicario vestido de civil, a reunirse con ella en un estacionamiento de South Rockwood, al sur de Detroit.

Wendy Wein fue detenida el año pasado y ahora se enfrenta a hasta nueve años de prisión.

La policía dijo que Wein se ofreció a pagar al policía US$ 5.000 por matar a su exmarido y le proporcionó la dirección de su casa, su lugar de trabajo y su horario. La policía estatal dijo a CNN que ella le dio al policía un anticipo de US$ 200 para gastos de viaje porque su exmarido vivía en otro estado.

Wein fue detenida y se declaró culpable el mes pasado de los cargos de solicitud de asesinato y uso de un ordenador para cometer un delito. Se enfrenta a hasta nueve años de prisión en su sentencia, prevista para enero, dice el sargento Michael Peterson, de la Policía Estatal de Michigan, que dirigió el caso.

«Lo que más llamó la atención de este caso fue la insensatez de la sospechosa… al intentar contratar a un sicario desde un sitio web», dice Peterson.

El primer caso serio del sitio implicó un asesinato solicitado contra 3 personas

Innes dice que nunca tuvo la intención de atrapar a posibles asesinos cuando lanzó el sitio web en 2005. Intentaba poner en marcha un negocio de seguridad en internet, centrado en el tráfico web y el análisis de riesgos para pequeñas redes.

«‘Rent’ como en contratarnos, «hit man» como en tráfico y análisis de sitios web», dice.

Su negocio de seguridad en internet nunca despegó, así que intentó vender el nombre del dominio. No hubo mucho interés por parte de los compradores, así que se olvidó de él y lo dejó inactivo durante años.

Entonces, un día de 2008, comprobó la bandeja de entrada del sitio y se quedó atónito.

«Había correos electrónicos sobre ‘¿cuánto cuesta un asesinato?’, ‘¿contratas a un asesino a sueldo?'», dice Innes. «No sabía cómo responder, francamente, así que cerré la bandeja de entrada del correo electrónico y me alejé durante un par de años».

Dos años después, otra solicitud de asesinato por encargo llegó a su bandeja de entrada.

En su página web, Rent-A-Hitman promete confidencialidad en virtud de la «Ley de Privacidad y Protección de la Información de Hitman de 1964».

«Recibí un correo electrónico de una mujer diciendo que necesitaba que asesinaran a tres personas», dice Innes. «Unas horas más tarde, envió un segundo correo electrónico con los nombres y direcciones de las personas que quería que fueran asesinadas».

La mujer le dijo a Innes que era una ciudadana británica que vivía en Ontario, Canadá, y que las tres personas que quería matar habían robado la herencia de su padre.

Innes dice que buscó algunas de las direcciones que ella proporcionó, y su información parecía comprobarlo.

«Ella quería vengarse. No se iba a detener ante nada», dice. «Me puse en contacto con un amigo que era sargento y le dije: ‘Creo que esta señora va en serio, ¿podemos solicitar una comprobación de bienestar?’. El amigo avisó a las autoridades canadienses».

A la mujer la detuvieron y cumplió unos meses en prisión por solicitar un asesinato y luego la deportaron a Reino Unido, dice Innes.

«Ese fue mi primer caso. Dije: ‘Este sitio web de US$ 9,20 acaba de evitar tres asesinatos’. Ese fue el punto de inflexión para el sitio web», agrega Innes.

Así que convirtió el sitio en lo que él llama una «parodia exagerada», incluyendo la declaración falsa de la HIPAA y ofertas de paquetes de descuentos especiales para grupos y personas mayores.

«Rent-A-Hitman es seguro y está disponible aquí mismo en la World Wide Web», dice el sitio, que promete ser «su solución point & click».

Otro hombre intentó utilizar el sitio web para secuestrar a un niño

El sitio web de Innes también condujo a la condena de un hombre de Virginia que intentó contratar a alguien para matar a su exnovia y a los padres de ella en 2018.

El hombre, Devon Fauber, tiene una discapacidad mental y le dijo a un agente que se hacía pasar por un sicario que quería matar a los tres familiares para poder cuidar a la hija de 3 años de su exnovia, según un informe de The News Leader de Staunton, Virginia.

Devon Fauber, entonces de 21 años, sale del juzgado del condado de Augusta (Virginia) en noviembre de 2018 tras declararse culpable de intentar contratar a un sicario para matar a tres personas.

«Asegúrate de matarlos y no matar a la bebé», escribió Fauber en su petición online de un sicario, dice Innes. Fauber también pidió que secuestraran a la niña, junto con su certificado de nacimiento, en su casa de Staunton, según Innes.

Los registros de la corte muestran que se condenó a Fauber en 2019 a 10 años de prisión por solicitud para cometer un homicidio.

A pesar de la publicidad que tales casos traen a su sitio web, Innes dice que todavía recibe solicitudes en línea de personas que quieren contratar a un asesino a sueldo. Algunos llegan desde el extranjero, preguntando si puede organizar un golpe en un país específico.

Innes nunca hace publicidad de su sitio web, por lo que cree que la gente probablemente lo encuentra a través de las búsquedas en línea. Innes dice que los análisis de su sitio web muestran que ha sido visto en 160 países.

«Es absolutamente alucinante», comenta.

Innes señala que ahora está tratando de educar a la gente sobre los peligros de la red y pidiendo leyes más duras para las personas condenadas por utilizar internet para cometer delitos violentos.

«Es un trabajo en curso, pero si hay algún legislador, grupo de seguridad en internet o cualquier otra persona que quiera ayudar en este proyecto, lo agradeceríamos mucho», comenta.

Mientras tanto, seguirá haciendo de casamentero entre los clientes asesinos y la policía.

Asesino

(CNN) — Wendy Wein quería a su exesposo muerto.

En julio de 2020, la mujer de Michigan, Estados Unidos, dio con un sitio web, Rent-A-Hitman, que prometía «manejar su delicada situación» de forma privada y oportuna.

El sitio presume tener casi 18.000 agentes de campo que pueden hacer un trabajo en cualquier lugar de EE.UU. Presenta testimonios de clientes satisfechos, entre ellos un hombre que escribió que RentAHitman «manejó mi problema de empleado descontento con prontitud mientras yo estaba fuera de la ciudad de vacaciones».

Así que Wein llenó un formulario en el sitio, solicitando una consulta para su problema.

«Es un poco raro que su empresa no esté en la deep o dark web», escribió en un mensaje a un hombre que ella creía que era el consultor jefe del sitio, Guido Fanelli. CNN obtuvo una copia del mensaje. «Prefiero no ir a prisión», añadió. «Gracias por su tiempo».

Eso no impidió que Wein ofreciera más tarde pagar US$ 5.000 para que mataran a su marido.

Pero había un problema.

Guido Fanelli es en realidad Bob Innes, un hombre de California que dirige el sitio web. Los «agentes» de Rent-A-Hitman nunca han matado a nadie. En cambio, el sitio existe para engañar a la gente que busca asesinos a sueldo.

Y Wein ahora enfrenta prisión, uno de los varios «clientes» de Rent-A-Hitman que han sido declarados culpables de utilizar el sitio para solicitar un asesinato.

El propietario del sitio entrega a la policía a sus «clientes» asesinos

Lo que comenzó como un sitio web para un negocio de seguridad en internet se ha convertido, por accidente, en un señuelo en línea para personas que buscan que sus enemigos sean asesinados. Sus solicitudes de servicio van a parar a Innes, que entrega las consultas serias a las autoridades policiales.

Innes, que vive en Fairfield (California), dice que ha dejado banderas rojas por todo su sitio web que insinúan que se trata de una trampa. Para empezar, el sitio web sugiere abiertamente que ofrece servicios ilegales. Sus falsos testimonios incluyen el de una mujer que está «preparada para relacionarse» después de haber sorprendido a su marido engañándole con una niñera.

Sus 18.000 «agentes de campo» son el número estimado de agencias policiales de todo el país. En la parte inferior del sitio, un enlace para comprobar si te han robado la tarjeta de crédito lleva a los usuarios al Centro de Denuncias de Delitos en internet del FBI.

Bob Innes lanzó el sitio Rent-A-Hitman en 2005 para apoyar un negocio de seguridad en internet.

Y el sitio promete confidencialidad bajo la «Ley de Protección y Privacidad de la Información de Hitman de 1964», un guiño irónico a la HIPAA, la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico de la vida real, aprobada en 1996 y que protege la información médica de los pacientes.

Pero algunas personas siguen cayendo en la trampa, rellenando formularios en línea con su nombre real, información de contacto y detalles sobre a quién quieren que «controlen».

Innes afirma que más de 400 personas han rellenado formularios de solicitud de servicios en el sitio desde su lanzamiento, incluyendo algunos que expresaron su interés en convertirse en sicarios y también personas que intentaban hacer bromas a sus amigos. De ellos, aproximadamente el 10% se convirtieron en casos legítimos en los que intervino la policía, dice.

«Pensé que nadie podía ser tan estúpido, pero vaya que me equivoqué», dice Innes, de 54 años. «Estas personas… sean quienes sean, ven la HIPAA y piensan en la privacidad. Así que se sienten obligados a dejar su información real: nombres, dirección, dónde está el objetivo previsto…».

6 pasos para navegar en internet de forma segura Da a la gente 24 horas para calmarse antes de alertar a las autoridades

Si una persona rellena un formulario en su sitio y busca explícitamente que alguien sea asesinado, Innes esperará 24 horas antes de contactar con la policía.

«Es una especie de periodo de enfriamiento, para volver a entrar en razón. Quiero dar a la gente la oportunidad de alejarse», dice. «Después de un día, les hago dos preguntas. ¿Siguen necesitando nuestros servicios? ¿Quieres que te pongamos en contacto con un agente de campo?».

Si responden afirmativamente a ambas, Innes les pone en contacto con una agencia policial de su zona, que se encarga de las comunicaciones con el sospechoso. Innes nunca habla de los honorarios, eso se lo deja a los «agentes de campo».

«Solo hago de casamentero con la policía», dice. «Prefiero ser un testigo del Estado que un conspirador del Estado».

Cuando Wein, la mujer de Michigan, confirmó al cabo de 24 horas que seguía queriendo contratar a un asesino, Innes entregó su información a la Policía Estatal de Michigan. Estos enviaron a un policía estatal, que se hizo pasar por sicario vestido de civil, a reunirse con ella en un estacionamiento de South Rockwood, al sur de Detroit.

Wendy Wein fue detenida el año pasado y ahora se enfrenta a hasta nueve años de prisión.

La policía dijo que Wein se ofreció a pagar al policía US$ 5.000 por matar a su exmarido y le proporcionó la dirección de su casa, su lugar de trabajo y su horario. La policía estatal dijo a CNN que ella le dio al policía un anticipo de US$ 200 para gastos de viaje porque su exmarido vivía en otro estado.

Wein fue detenida y se declaró culpable el mes pasado de los cargos de solicitud de asesinato y uso de un ordenador para cometer un delito. Se enfrenta a hasta nueve años de prisión en su sentencia, prevista para enero, dice el sargento Michael Peterson, de la Policía Estatal de Michigan, que dirigió el caso.

«Lo que más llamó la atención de este caso fue la insensatez de la sospechosa… al intentar contratar a un sicario desde un sitio web», dice Peterson.

El primer caso serio del sitio implicó un asesinato solicitado contra 3 personas

Innes dice que nunca tuvo la intención de atrapar a posibles asesinos cuando lanzó el sitio web en 2005. Intentaba poner en marcha un negocio de seguridad en internet, centrado en el tráfico web y el análisis de riesgos para pequeñas redes.

«‘Rent’ como en contratarnos, «hit man» como en tráfico y análisis de sitios web», dice.

Su negocio de seguridad en internet nunca despegó, así que intentó vender el nombre del dominio. No hubo mucho interés por parte de los compradores, así que se olvidó de él y lo dejó inactivo durante años.

Entonces, un día de 2008, comprobó la bandeja de entrada del sitio y se quedó atónito.

«Había correos electrónicos sobre ‘¿cuánto cuesta un asesinato?’, ‘¿contratas a un asesino a sueldo?'», dice Innes. «No sabía cómo responder, francamente, así que cerré la bandeja de entrada del correo electrónico y me alejé durante un par de años».

Dos años después, otra solicitud de asesinato por encargo llegó a su bandeja de entrada.

En su página web, Rent-A-Hitman promete confidencialidad en virtud de la «Ley de Privacidad y Protección de la Información de Hitman de 1964».

«Recibí un correo electrónico de una mujer diciendo que necesitaba que asesinaran a tres personas», dice Innes. «Unas horas más tarde, envió un segundo correo electrónico con los nombres y direcciones de las personas que quería que fueran asesinadas».

La mujer le dijo a Innes que era una ciudadana británica que vivía en Ontario, Canadá, y que las tres personas que quería matar habían robado la herencia de su padre.

Innes dice que buscó algunas de las direcciones que ella proporcionó, y su información parecía comprobarlo.

«Ella quería vengarse. No se iba a detener ante nada», dice. «Me puse en contacto con un amigo que era sargento y le dije: ‘Creo que esta señora va en serio, ¿podemos solicitar una comprobación de bienestar?’. El amigo avisó a las autoridades canadienses».

A la mujer la detuvieron y cumplió unos meses en prisión por solicitar un asesinato y luego la deportaron a Reino Unido, dice Innes.

«Ese fue mi primer caso. Dije: ‘Este sitio web de US$ 9,20 acaba de evitar tres asesinatos’. Ese fue el punto de inflexión para el sitio web», agrega Innes.

Así que convirtió el sitio en lo que él llama una «parodia exagerada», incluyendo la declaración falsa de la HIPAA y ofertas de paquetes de descuentos especiales para grupos y personas mayores.

«Rent-A-Hitman es seguro y está disponible aquí mismo en la World Wide Web», dice el sitio, que promete ser «su solución point & click».

Ella murió por una mordedura de serpiente, pero el verdadero asesino fue su marido Otro hombre intentó utilizar el sitio web para secuestrar a un niño

El sitio web de Innes también condujo a la condena de un hombre de Virginia que intentó contratar a alguien para matar a su exnovia y a los padres de ella en 2018.

El hombre, Devon Fauber, tiene una discapacidad mental y le dijo a un agente que se hacía pasar por un sicario que quería matar a los tres familiares para poder cuidar a la hija de 3 años de su exnovia, según un informe de The News Leader de Staunton, Virginia.

Devon Fauber, entonces de 21 años, sale del juzgado del condado de Augusta (Virginia) en noviembre de 2018 tras declararse culpable de intentar contratar a un sicario para matar a tres personas.

«Asegúrate de matarlos y no matar a la bebé», escribió Fauber en su petición online de un sicario, dice Innes. Fauber también pidió que secuestraran a la niña, junto con su certificado de nacimiento, en su casa de Staunton, según Innes.

Los registros de la corte muestran que se condenó a Fauber en 2019 a 10 años de prisión por solicitud para cometer un homicidio.

A pesar de la publicidad que tales casos traen a su sitio web, Innes dice que todavía recibe solicitudes en línea de personas que quieren contratar a un asesino a sueldo. Algunos llegan desde el extranjero, preguntando si puede organizar un golpe en un país específico.

Innes nunca hace publicidad de su sitio web, por lo que cree que la gente probablemente lo encuentra a través de las búsquedas en línea. Innes dice que los análisis de su sitio web muestran que ha sido visto en 160 países.

«Es absolutamente alucinante», comenta.

Innes señala que ahora está tratando de educar a la gente sobre los peligros de la red y pidiendo leyes más duras para las personas condenadas por utilizar internet para cometer delitos violentos.

«Es un trabajo en curso, pero si hay algún legislador, grupo de seguridad en internet o cualquier otra persona que quiera ayudar en este proyecto, lo agradeceríamos mucho», comenta.

Mientras tanto, seguirá haciendo de casamentero entre los clientes asesinos y la policía.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver