Biden conmemora los 9 años de la masacre de Sandy Hook con un nuevo pedido de control de armas

(CNN) –– El presidente Joe Biden conmemoró este martes los nueve años que se cumplen del tiroteo masivo en la escuela primaria Sandy Hook. En el aniversario, el mandatario apuntó a los proyectos de su gobierno para combatir la violencia con armas, mientras han fracasado repetidamente los múltiples esfuerzos de los demócratas en el Congreso para aprobar leyes de armas más estrictas.

«Veinte preciosos alumnos de primer grado, seis educadores heroicos, un hombre armado. En un acto de violencia inconcebible, todo cambió esa mañana para ti, y la nación quedó conmocionada», dijo Biden en un video publicado este martes.

El presidente sostuvo que fue «uno de los días más tristes» de la administración de Barack Obama.

«Estuvimos cerca de la legislación, pero nos quedamos cortos», añadió Biden sobre el impulso para promulgar leyes de armas más estrictas inmediatamente después del tiroteo en Newtown, Connecticut.

¿Qué hacer para evitar un tiroteo como el de Michigan? 0:37

Continuó: «Fue muy frustrante, y sigue siendo frustrante ahora para ti, para mí y para muchos otros en Parkland, Florida; y Oxford, Michigan. Y en comunidades de todo el país. Estos aterradores tiroteos aparecen en los titulares nacionales y nos avergüenzan como una nación».

Lo que pidió Biden al Senado en el aniversario de Sandy Hook

El presidente pidió al Senado aprobar tres proyectos de ley. Uno sobre verificación de antecedentes y otro destinado a mantener las armas fuera del alcance de los abusadores. El tercero es la llamada Ley Build Back Better, que incluye programas para la intervención de violencia comunitaria.

«Les debemos a todas estas familias más que nuestras oraciones. Les debemos acción», insistió´ Biden sobre quienes han sufrido la violencia armada.

A principios de este año, Biden reveló una serie de acciones ejecutivas destinadas a quitar ciertas armas de las manos de delincuentes. También a destinar recursos a la prevención de la violencia comunitaria.

Estas medidas incluyeron expandir la verificación de antecedentes para ciertos tipos de armas. También regular las estructuras estabilizadoras construidas para pistolas. Además de restringir las armas conocidas como «armas fantasma», que se pueden construir usando piezas e instrucciones compradas en línea. A eso se sumó realizar nuevas inversiones en programas de intervención para comunidades propensas a la violencia. Y, finalmente, crear una legislación modelo para que los estados la aprueben.

El desafío ante un Congreso dividido

Pero el alcance limitado de las acciones del presidente subraya el desafío que enfrenta para aprobar una legislación de armas en un Senado fuertemente dividido en partes iguales.

«Ciertamente, ninguna de las acciones ejecutivas por sí sola es suficiente para resolver completamente este problema. Por lo que el presidente le está pidiendo al Congreso que actúe», dijo a periodistas un alto funcionario de la Casa Blanca este martes.

Las conversaciones bipartidistas sobre la reforma de armas en el Senado fracasaron a principios de este año. A raíz del tiroteo en la escuela de Michigan a principios de este mes, el senador demócrata Chris Murphy de Connecticut, quien representó a las familias de Sandy Hook y ha hecho de la seguridad de las armas una pieza central de su tiempo en el Senado, dijo a CNN que guardaba la esperanza de que las negociaciones pudieran reanudarse en las próximas semanas. Esto con el objetivo de producir alguna reforma bipartidista.

En el futuro, la Casa Blanca planea identificar nuevas formas de utilizar las autoridades ya existentes, dijo el alto funcionario. Y añadió que se puede esperar que Biden continúe pidiendo al Congreso que apruebe la legislación.

El gobierno también ha enfrentado obstáculos ante la falta de un director permanente de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés). Sin 60 votos para la confirmación en el Senado, la Casa Blanca retiró el nombre de David Chipman en septiembre. Y responsabilizó a los republicanos por la incapacidad de lograr la confirmación de Chipman, a pesar de las preocupaciones de algunos demócratas moderados sobre sus antecedentes en el control de armas.

«Estamos trabajando para identificar a otra persona altamente calificado para ser director de la ATF», dijo el alto funcionario. Y también calificó a Chipman como un candidato «increíble».

El funcionario agregó: «Definitivamente conocemos y necesitamos un nuevo director de la ATF para continuar el trabajo en la prevención de la violencia armada. Pero, hemos demostrado que incluso sin un director de la ATF, haremos todo lo posible para reducir la violencia armada».

Sandy Hook
Tiroteos

(CNN) –– El presidente Joe Biden conmemoró este martes los nueve años que se cumplen del tiroteo masivo en la escuela primaria Sandy Hook. En el aniversario, el mandatario apuntó a los proyectos de su gobierno para combatir la violencia con armas, mientras han fracasado repetidamente los múltiples esfuerzos de los demócratas en el Congreso para aprobar leyes de armas más estrictas.

«Veinte preciosos alumnos de primer grado, seis educadores heroicos, un hombre armado. En un acto de violencia inconcebible, todo cambió esa mañana para ti, y la nación quedó conmocionada», dijo Biden en un video publicado este martes.

Tiroteo en la escuela Sandy Hook: así fue la masacre que estremeció a EE.UU. en 2012

El presidente sostuvo que fue «uno de los días más tristes» de la administración de Barack Obama.

«Estuvimos cerca de la legislación, pero nos quedamos cortos», añadió Biden sobre el impulso para promulgar leyes de armas más estrictas inmediatamente después del tiroteo en Newtown, Connecticut.

¿Qué hacer para evitar un tiroteo como el de Michigan? 0:37

Continuó: «Fue muy frustrante, y sigue siendo frustrante ahora para ti, para mí y para muchos otros en Parkland, Florida; y Oxford, Michigan. Y en comunidades de todo el país. Estos aterradores tiroteos aparecen en los titulares nacionales y nos avergüenzan como una nación».

Lo que pidió Biden al Senado en el aniversario de Sandy Hook

El presidente pidió al Senado aprobar tres proyectos de ley. Uno sobre verificación de antecedentes y otro destinado a mantener las armas fuera del alcance de los abusadores. El tercero es la llamada Ley Build Back Better, que incluye programas para la intervención de violencia comunitaria.

Sobreviviente de Sandy Hook se une a los estudiantes de Parkland para decir ’Ya basta’

«Les debemos a todas estas familias más que nuestras oraciones. Les debemos acción», insistió´ Biden sobre quienes han sufrido la violencia armada.

A principios de este año, Biden reveló una serie de acciones ejecutivas destinadas a quitar ciertas armas de las manos de delincuentes. También a destinar recursos a la prevención de la violencia comunitaria.

Estas medidas incluyeron expandir la verificación de antecedentes para ciertos tipos de armas. También regular las estructuras estabilizadoras construidas para pistolas. Además de restringir las armas conocidas como «armas fantasma», que se pueden construir usando piezas e instrucciones compradas en línea. A eso se sumó realizar nuevas inversiones en programas de intervención para comunidades propensas a la violencia. Y, finalmente, crear una legislación modelo para que los estados la aprueben.

Estudiantes reportan mensajes perturbadores en Snapchat sobre un potencial tiroteo El desafío ante un Congreso dividido

Pero el alcance limitado de las acciones del presidente subraya el desafío que enfrenta para aprobar una legislación de armas en un Senado fuertemente dividido en partes iguales.

«Ciertamente, ninguna de las acciones ejecutivas por sí sola es suficiente para resolver completamente este problema. Por lo que el presidente le está pidiendo al Congreso que actúe», dijo a periodistas un alto funcionario de la Casa Blanca este martes.

Las conversaciones bipartidistas sobre la reforma de armas en el Senado fracasaron a principios de este año. A raíz del tiroteo en la escuela de Michigan a principios de este mes, el senador demócrata Chris Murphy de Connecticut, quien representó a las familias de Sandy Hook y ha hecho de la seguridad de las armas una pieza central de su tiempo en el Senado, dijo a CNN que guardaba la esperanza de que las negociaciones pudieran reanudarse en las próximas semanas. Esto con el objetivo de producir alguna reforma bipartidista.

En el futuro, la Casa Blanca planea identificar nuevas formas de utilizar las autoridades ya existentes, dijo el alto funcionario. Y añadió que se puede esperar que Biden continúe pidiendo al Congreso que apruebe la legislación.

El gobierno también ha enfrentado obstáculos ante la falta de un director permanente de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés). Sin 60 votos para la confirmación en el Senado, la Casa Blanca retiró el nombre de David Chipman en septiembre. Y responsabilizó a los republicanos por la incapacidad de lograr la confirmación de Chipman, a pesar de las preocupaciones de algunos demócratas moderados sobre sus antecedentes en el control de armas.

«Estamos trabajando para identificar a otra persona altamente calificado para ser director de la ATF», dijo el alto funcionario. Y también calificó a Chipman como un candidato «increíble».

El funcionario agregó: «Definitivamente conocemos y necesitamos un nuevo director de la ATF para continuar el trabajo en la prevención de la violencia armada. Pero, hemos demostrado que incluso sin un director de la ATF, haremos todo lo posible para reducir la violencia armada».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver