El Ártico está cada vez peor: así afecta el calentamiento global a la región, según NOAA

(CNN) — Desde eventos extremos de deshielo hasta la afluencia de colonias de castores en Alaska, pasando por la primera vez que se registró lluvia en la cima de Groenlandia, la región ártica mostró claros síntomas de un planeta enfermo durante el año que pasó.

Un informe publicado este martes, que sirve como una suerte de examen físico anual del Ártico, reveló que este vasto y significativo bioma está cambiando profundamente. Sigue calentándose dos veces más rápido que el resto de la Tierra y está perdiendo rápidamente la capa de hielo, pasando de ser un paisaje confiadamente helado a uno más verde y marrón que hace una década.

Más de 100 científicos han redactado el informe sobre el Ártico, publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), y han estudiado los cambios en la capa de nieve, el volumen de hielo y la vegetación de la tundra, así como las temperaturas del aire y del océano en la superficie entre octubre de 2020 y septiembre de 2021.

Retroceso de glaciares

El informe también describe un aumento de las actividades comerciales y de los barcos que se adentran más en el Ártico en las rutas marítimas abiertas por el deshielo. Las embarcaciones llevan más basura y ruido a la región, cambiando su paisaje sonoro e interfiriendo en la capacidad de comunicación de los mamíferos marinos.

El retroceso de los glaciares y el deshielo del permafrost también amenazan vidas, economías e infraestructuras.

Océano Ártico empezó a calentarse décadas antes de lo pensado 0:55

«Si reconocemos que el Ártico realmente es la puerta de entrada al cambio climático, y que necesitamos algún medio para tomar regularmente el pulso de cómo están las cosas en esa zona crítica, el boletín de calificaciones representa, si se quiere, una especie de instantánea», dijo el administrador de la NOAA, Richard Spinrad, a CNN.

«Por eso es importante, igual que ir al médico para un examen físico anual», añadió.

Todo está conectado

Este verano, la capa de hielo de Groenlandia experimentó tres deshielos extremos en el periodo estudiado, según el informe. Para las personas que viven lejos del Ártico y pueden pensar que la región es algo lejano, Twila Moon, redactora principal del informe y científica del Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo, explica que todo está conectado, especialmente cuando se trata del deshielo.

A medida que la capa de hielo de Groenlandia se descongela, esa pérdida de hielo provoca un aumento del nivel del mar, que puede sentirse con fuerza en lugares alejados del Ártico, como las islas bajas del Pacífico y las ciudades costeras. Estos impactos pueden provocar la erosión de las costas, la intrusión de agua salada en los recursos de agua dulce potable, así como interrupciones en los sistemas de alcantarillado y agua.

Además, el descongelamiento del permafrost del Ártico también está liberando más gases de efecto invernadero a la atmósfera, agravando aún más el calentamiento de todo el planeta.
El reporte muestra «cómo estas perturbaciones en cascada no están aisladas en un lugar y pueden influir en otras partes del sistema», dijo Moon a CNN.

«Ahora vivimos en una época fundamentalmente diferente a la del pasado y experimentaremos cambios continuos en el futuro».

La NASA revela crudo informe sobre el deshielo ártico 0:37

Castores, barcos y riesgos del permafrost

El informe de la NOAA también descubrió, a partir de imágenes de satélite y otros datos, que los castores norteamericanos se están apoderando de la tundra ártica de Alaska, donde duplicaron sus estanques en las últimas dos décadas. Los científicos también están cartografiando estanques de castores en Canadá y Asia.

Eso un problema porque los castores roen y derriban árboles, y construyen presas que pueden inundar valles y formar nuevos lagos que contribuyen al deshielo del suelo congelado del permafrost. Cuando el permafrost se derrite, emite grandes cantidades de metano, un gas de efecto invernadero más potente que el dióxido de carbono.

Tanto la disminución del hielo marino como el cambio de los hábitats marinos también están provocando un aumento del tráfico marítimo en el Ártico. El aumento de la actividad humana, junto con los cambios ambientales que conlleva, está alterando drásticamente el paisaje sonoro marino, según el informe.

(CNN) — Desde eventos extremos de deshielo hasta la afluencia de colonias de castores en Alaska, pasando por la primera vez que se registró lluvia en la cima de Groenlandia, la región ártica mostró claros síntomas de un planeta enfermo durante el año que pasó.

Un informe publicado este martes, que sirve como una suerte de examen físico anual del Ártico, reveló que este vasto y significativo bioma está cambiando profundamente. Sigue calentándose dos veces más rápido que el resto de la Tierra y está perdiendo rápidamente la capa de hielo, pasando de ser un paisaje confiadamente helado a uno más verde y marrón que hace una década.

Este año llovió por primera vez en la cumbre de Groenlandia. Y esto va a ocurrir más a menudo, según un estudio

Más de 100 científicos han redactado el informe sobre el Ártico, publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), y han estudiado los cambios en la capa de nieve, el volumen de hielo y la vegetación de la tundra, así como las temperaturas del aire y del océano en la superficie entre octubre de 2020 y septiembre de 2021.

Retroceso de glaciares

El informe también describe un aumento de las actividades comerciales y de los barcos que se adentran más en el Ártico en las rutas marítimas abiertas por el deshielo. Las embarcaciones llevan más basura y ruido a la región, cambiando su paisaje sonoro e interfiriendo en la capacidad de comunicación de los mamíferos marinos.

El retroceso de los glaciares y el deshielo del permafrost también amenazan vidas, economías e infraestructuras.

Océano Ártico empezó a calentarse décadas antes de lo pensado 0:55

«Si reconocemos que el Ártico realmente es la puerta de entrada al cambio climático, y que necesitamos algún medio para tomar regularmente el pulso de cómo están las cosas en esa zona crítica, el boletín de calificaciones representa, si se quiere, una especie de instantánea», dijo el administrador de la NOAA, Richard Spinrad, a CNN.

«Por eso es importante, igual que ir al médico para un examen físico anual», añadió.

Todo está conectado

Este verano, la capa de hielo de Groenlandia experimentó tres deshielos extremos en el periodo estudiado, según el informe. Para las personas que viven lejos del Ártico y pueden pensar que la región es algo lejano, Twila Moon, redactora principal del informe y científica del Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo, explica que todo está conectado, especialmente cuando se trata del deshielo.

A medida que la capa de hielo de Groenlandia se descongela, esa pérdida de hielo provoca un aumento del nivel del mar, que puede sentirse con fuerza en lugares alejados del Ártico, como las islas bajas del Pacífico y las ciudades costeras. Estos impactos pueden provocar la erosión de las costas, la intrusión de agua salada en los recursos de agua dulce potable, así como interrupciones en los sistemas de alcantarillado y agua.

Además, el descongelamiento del permafrost del Ártico también está liberando más gases de efecto invernadero a la atmósfera, agravando aún más el calentamiento de todo el planeta.
El reporte muestra «cómo estas perturbaciones en cascada no están aisladas en un lugar y pueden influir en otras partes del sistema», dijo Moon a CNN.

«Ahora vivimos en una época fundamentalmente diferente a la del pasado y experimentaremos cambios continuos en el futuro».

La NASA revela crudo informe sobre el deshielo ártico 0:37Castores, barcos y riesgos del permafrost

El informe de la NOAA también descubrió, a partir de imágenes de satélite y otros datos, que los castores norteamericanos se están apoderando de la tundra ártica de Alaska, donde duplicaron sus estanques en las últimas dos décadas. Los científicos también están cartografiando estanques de castores en Canadá y Asia.

Eso un problema porque los castores roen y derriban árboles, y construyen presas que pueden inundar valles y formar nuevos lagos que contribuyen al deshielo del suelo congelado del permafrost. Cuando el permafrost se derrite, emite grandes cantidades de metano, un gas de efecto invernadero más potente que el dióxido de carbono.

Tanto la disminución del hielo marino como el cambio de los hábitats marinos también están provocando un aumento del tráfico marítimo en el Ártico. El aumento de la actividad humana, junto con los cambios ambientales que conlleva, está alterando drásticamente el paisaje sonoro marino, según el informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver