Los ingenieros aeroespaciales y los neurocirujanos no son necesariamente más inteligentes que la media

(CNN) — Los neurocirujanos y los ingenieros aeroespaciales no son necesariamente más inteligentes que el público en general, informó un grupo de investigadores que trataba de resolver la discusión de si dos frases populares que se usan en inglés para decir que algo es muy complejo — «it’s not brain surger» («no es una cirugía cerebral») y «it’s not rocket science» («no es ciencia de cohetes»)— tienen algún mérito.

Los investigadores trataron de averiguar si alguna de las profesiones suponía superioridad intelectual, y descubrieron que ninguna sobresalía realmente.

También hubo pocas diferencias al comparar a los ingenieros aeroespaciales y a los neurocirujanos con la población general.

Para realizar el hallazgo, se realizaron pruebas de inteligencia en línea a neurocirujanos e ingenieros aeroespaciales del Reino Unido, Europa, Estados Unidos y Canadá. En el análisis final se incluyeron las respuestas de 329 ingenieros aeroespaciales y 72 neurocirujanos.

El estudio, publicado en el número de Navidad del BMJ, se realizó de forma profesional y fue revisado por expertos. Este número especial del British Medical Journal suele estar dedicado a investigaciones menos duras.

«El objetivo principal de nuestro estudio era terminar con este debate de una vez por todas y proporcionar a los ingenieros aeroespaciales y a los neurocirujanos pruebas que respalden su autoconfianza en compañía del otro», escribieron Inga Usher, del Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres, y sus colegas.

Los investigadores evaluaron a los participantes en el estudio, que debían tener un título de la especialidad correspondiente, en varios dominios cognitivos, como la discriminación emocional y el control motor.

A continuación, evaluaron las características cognitivas de cada especialidad mediante el Great British Intelligence Test de la plataforma Cognitron, que se utiliza para medir distintos aspectos de la cognición humana, que abarcan la planificación y el razonamiento, la memoria de trabajo, la atención y las capacidades de procesamiento de las emociones.

Los investigadores descubrieron que los ingenieros aeroespaciales y los neurocirujanos eran «igual de parejos en la mayoría de los ámbitos», pero diferían en dos áreas. Mientras que los ingenieros aeroespaciales mostraban mejores habilidades de manipulación mental, los neurocirujanos eran mejores en la resolución de problemas semánticos.

También había pocas diferencias entre las dos profesiones y los miembros del público.

«En comparación con la población general, los ingenieros aeroespaciales no mostraron diferencias significativas en ningún ámbito», escribieron los autores del estudio.

«Los neurocirujanos fueron capaces de resolver problemas más rápidamente que la población general, pero mostraron una velocidad de recordación más lenta».

Los investigadores sugirieron que la gente deje de decir «no es ciencia espacial» como si eso significara que algo es especialmente difícil.

«En situaciones que no requieren una resolución rápida de problemas, podría ser más correcto utilizar la frase ‘No es una cirugía cerebral’», sugirieron.

«Es posible que se coloque tanto a los neurocirujanos como los ingenieros aeroespaciales innecesariamente en un pedestal y que usar alguna frase no relacionada con las carreras sería más apropiado», añadieron.

El equipo también quería desafiar la percepción pública de estos sectores, que se prevé que no tengan suficiente personal en los próximos años, y que podrían beneficiarse de parecer menos exclusivos, sugirieron los investigadores.

«Otras especialidades podrían merecer estar en ese pedestal, y el trabajo futuro debería apuntar a determinar cuál es la profesión que más lo merece».

— Maggie Fox de CNN contribuyó con este reportaje.

Neurociencia

(CNN) — Los neurocirujanos y los ingenieros aeroespaciales no son necesariamente más inteligentes que el público en general, informó un grupo de investigadores que trataba de resolver la discusión de si dos frases populares que se usan en inglés para decir que algo es muy complejo — «it’s not brain surger» («no es una cirugía cerebral») y «it’s not rocket science» («no es ciencia de cohetes»)— tienen algún mérito.

Los investigadores trataron de averiguar si alguna de las profesiones suponía superioridad intelectual, y descubrieron que ninguna sobresalía realmente.

Inteligencia artificial: inventan una plataforma online de arquitectura

También hubo pocas diferencias al comparar a los ingenieros aeroespaciales y a los neurocirujanos con la población general.

Para realizar el hallazgo, se realizaron pruebas de inteligencia en línea a neurocirujanos e ingenieros aeroespaciales del Reino Unido, Europa, Estados Unidos y Canadá. En el análisis final se incluyeron las respuestas de 329 ingenieros aeroespaciales y 72 neurocirujanos.

El estudio, publicado en el número de Navidad del BMJ, se realizó de forma profesional y fue revisado por expertos. Este número especial del British Medical Journal suele estar dedicado a investigaciones menos duras.

«El objetivo principal de nuestro estudio era terminar con este debate de una vez por todas y proporcionar a los ingenieros aeroespaciales y a los neurocirujanos pruebas que respalden su autoconfianza en compañía del otro», escribieron Inga Usher, del Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres, y sus colegas.

Los investigadores evaluaron a los participantes en el estudio, que debían tener un título de la especialidad correspondiente, en varios dominios cognitivos, como la discriminación emocional y el control motor.

A continuación, evaluaron las características cognitivas de cada especialidad mediante el Great British Intelligence Test de la plataforma Cognitron, que se utiliza para medir distintos aspectos de la cognición humana, que abarcan la planificación y el razonamiento, la memoria de trabajo, la atención y las capacidades de procesamiento de las emociones.

La neurociencia explora nuevas posibilidades para el autismo y la esquizofrenia

Los investigadores descubrieron que los ingenieros aeroespaciales y los neurocirujanos eran «igual de parejos en la mayoría de los ámbitos», pero diferían en dos áreas. Mientras que los ingenieros aeroespaciales mostraban mejores habilidades de manipulación mental, los neurocirujanos eran mejores en la resolución de problemas semánticos.

También había pocas diferencias entre las dos profesiones y los miembros del público.

«En comparación con la población general, los ingenieros aeroespaciales no mostraron diferencias significativas en ningún ámbito», escribieron los autores del estudio.

«Los neurocirujanos fueron capaces de resolver problemas más rápidamente que la población general, pero mostraron una velocidad de recordación más lenta».

Los investigadores sugirieron que la gente deje de decir «no es ciencia espacial» como si eso significara que algo es especialmente difícil.

«En situaciones que no requieren una resolución rápida de problemas, podría ser más correcto utilizar la frase ‘No es una cirugía cerebral’», sugirieron.

Este es el motivo por el que no podemos hacer memoria de nuestros primeros recuerdos de la infancia

«Es posible que se coloque tanto a los neurocirujanos como los ingenieros aeroespaciales innecesariamente en un pedestal y que usar alguna frase no relacionada con las carreras sería más apropiado», añadieron.

El equipo también quería desafiar la percepción pública de estos sectores, que se prevé que no tengan suficiente personal en los próximos años, y que podrían beneficiarse de parecer menos exclusivos, sugirieron los investigadores.

«Otras especialidades podrían merecer estar en ese pedestal, y el trabajo futuro debería apuntar a determinar cuál es la profesión que más lo merece».

— Maggie Fox de CNN contribuyó con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver