Una jueza de Louisiana está de baja sin sueldo y se enfrenta a la presión de dimitir después de que saliera a la luz un video casero con expresiones racistas

(CNN) — Una jueza de Lafayette, Louisiana, está de baja y se enfrenta a peticiones de dimisión después de que saliera a la luz un video, grabado en su casa, en el que dice expresiones racistas.

Un abogado de la jueza de la Corte de la Ciudad, Michelle M. Odinet, dijo al Acadiana Advocate que ella se siente «humillada, avergonzada y arrepentida por lo que ha hecho y por el daño que ha causado a la comunidad», y que está tomando una licencia sin goce de sueldo.

«Lo que ocurra a largo plazo es algo en lo que ella va a pensar en las próximas semanas», señaló la declaración de Dane Ciolino, quien confirmó los detalles a CNN.

El video, que parece mostrar imágenes de vigilancia de un altercado al aire libre con un sospechoso de robo, que se reproducen en un televisor mientras personas, que no están visibles, ven y comentan las imágenes utilizando un lenguaje racista, fue compartido con los medios de comunicación locales en Lafayette y ahora se está compartiendo ampliamente a través de las redes sociales.

El Departamento de Policía de Lafayette dijo que, aproximadamente a las 2:00 a.m. del sábado, dos vehículos fueron robados en la entrada de una casa, que según los registros es propiedad de Odinet y su esposo.

El sospechoso intentó huir a pie, pero fue atrapado por la víctima, que, según la Policía, regresaba a su casa cuando vio al sospechoso salir de uno de los vehículos de la vivienda. La víctima retuvo al sospechoso hasta que llegaron los agentes, según el comunicado de la Policía.

ANÁLISIS | Demonizar a las víctimas negras es un viejo motivo racista que no funcionó para los abogados defensores esta vez

En el video que circula en Internet, se oye una voz masculina que dice: «Y mamá grita n***er, n***er». Después de lo que parece ser una broma jovial, se oye una voz femenina que dice: «Tenemos un n ***er, es un n***er, como una cucaracha», mientras se ríe.

El grupo continúa hablando de un lado a otro, y en un momento dado se ríen de que alguien en el video de vigilancia se haya tropezado y de que otro haya perdido la cartera.

Entonces se oye una voz masculina que dice: «Ese es mi teléfono donde se cayó».

«El tipo llevaba un teléfono encima», dice una voz femenina. «Tenías que haberle quitado el teléfono y robárselo, ese ‘mald**o i**ota'».

«Ve a buscar el arma», dice otra voz. «Es importante, muy importante», dice una voz masculina mientras el video continúa.

Varias peticiones de dimisión

Se desconoce quién grabó el video desde el interior de la vivienda o cómo se hizo público.

Odinet había enviado antes una declaración a KATC, afiliada de CNN, diciendo que le habían «dado un sedante» y que no recordaba «el video ni el lenguaje perturbador utilizado durante el mismo».

«Mis hijos y yo fuimos víctimas de un robo a mano armada en nuestra casa. Se llamó a la policía y se detuvo al asaltante. El incidente me sacudió de lleno y mi estado mental era frágil. Estaba destrozada y todavía no puedo dormir. Me dieron un sedante en el momento del video. No recuerdo nada del video ni del lenguaje perturbador utilizado durante el mismo».

La jueza añadió: «Cualquiera que nos conozca a mí y a mi marido sabe que esto es contrario a la forma en que vivimos nuestras vidas. Lo siento profundamente y pido su perdón y comprensión mientras mi familia y yo nos enfrentamos a las secuelas emocionales de este robo a mano armada».

ANÁLISIS | El caso Rittenhouse es el último símbolo de un país dividido por armas, crimen, protestas y racismo

El rechazo no se hizo esperar. El jefe de la rama local de la  Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) dijo que Odinet debería dimitir inmediatamente.

«Pedimos ahora su dimisión inmediata e intransigente, en su defecto, exigimos una actuación rápida e inmediata del Comité Judicial de la Corte Suprema de Louisiana, destituyéndola de su cargo», dijo el presidente de la sección de la NAACP de Lafayette, Michael Toussaint.

El grupo de legisladores negros de Louisiana hizo eco de este llamado y dijo que la jueza había mostrado «un inmenso sesgo racial e insensibilidad».

El alcalde-presidente del Gobierno consolidado de Lafayette, Josh Guillory, dijo que estaba disgustado por los informes sobre Odinet. «Este tipo de lenguaje es hiriente, divisivo e inaceptable», dijo en un comunicado.

«La imparcialidad y la objetividad de nuestros tribunales son la base de nuestro sistema jurídico. Espero que la jueza haga lo mejor para ayudar a la comunidad a sanar y avanzar».

El alguacil de la ciudad, Reggie Thomas, dijo a la KATC que el lenguaje en el video era hiriente hasta su núcleo. «Estoy seguro de que la mayoría de la gente de color comparte mi dolor cuando la palabra ‘N’ se utiliza para describirnos. Dicho esto, estoy seguro de que a la gente de color le resultará imposible confiar en que será tratada de forma justa y equitativa cuando tenga que comparecer ante la jueza Odinet».

Thomas, quien señaló que fue el primer afroestadounidense elegido para un cargo municipal en Lafayette, dijo que Odinet debería rendir cuentas. «Corresponde a la jueza Odinet recordar el juramento que hizo», dijo.

(CNN) — Una jueza de Lafayette, Louisiana, está de baja y se enfrenta a peticiones de dimisión después de que saliera a la luz un video, grabado en su casa, en el que dice expresiones racistas.

Un abogado de la jueza de la Corte de la Ciudad, Michelle M. Odinet, dijo al Acadiana Advocate que ella se siente «humillada, avergonzada y arrepentida por lo que ha hecho y por el daño que ha causado a la comunidad», y que está tomando una licencia sin goce de sueldo.

«Lo que ocurra a largo plazo es algo en lo que ella va a pensar en las próximas semanas», señaló la declaración de Dane Ciolino, quien confirmó los detalles a CNN.

El video, que parece mostrar imágenes de vigilancia de un altercado al aire libre con un sospechoso de robo, que se reproducen en un televisor mientras personas, que no están visibles, ven y comentan las imágenes utilizando un lenguaje racista, fue compartido con los medios de comunicación locales en Lafayette y ahora se está compartiendo ampliamente a través de las redes sociales.

El Departamento de Policía de Lafayette dijo que, aproximadamente a las 2:00 a.m. del sábado, dos vehículos fueron robados en la entrada de una casa, que según los registros es propiedad de Odinet y su esposo.

El sospechoso intentó huir a pie, pero fue atrapado por la víctima, que, según la Policía, regresaba a su casa cuando vio al sospechoso salir de uno de los vehículos de la vivienda. La víctima retuvo al sospechoso hasta que llegaron los agentes, según el comunicado de la Policía.

ANÁLISIS | Demonizar a las víctimas negras es un viejo motivo racista que no funcionó para los abogados defensores esta vez

En el video que circula en Internet, se oye una voz masculina que dice: «Y mamá grita n***er, n***er». Después de lo que parece ser una broma jovial, se oye una voz femenina que dice: «Tenemos un n ***er, es un n***er, como una cucaracha», mientras se ríe.

El grupo continúa hablando de un lado a otro, y en un momento dado se ríen de que alguien en el video de vigilancia se haya tropezado y de que otro haya perdido la cartera.

Entonces se oye una voz masculina que dice: «Ese es mi teléfono donde se cayó».

«El tipo llevaba un teléfono encima», dice una voz femenina. «Tenías que haberle quitado el teléfono y robárselo, ese ‘mald**o i**ota'».

«Ve a buscar el arma», dice otra voz. «Es importante, muy importante», dice una voz masculina mientras el video continúa.

Varias peticiones de dimisión

Se desconoce quién grabó el video desde el interior de la vivienda o cómo se hizo público.

Odinet había enviado antes una declaración a KATC, afiliada de CNN, diciendo que le habían «dado un sedante» y que no recordaba «el video ni el lenguaje perturbador utilizado durante el mismo».

«Mis hijos y yo fuimos víctimas de un robo a mano armada en nuestra casa. Se llamó a la policía y se detuvo al asaltante. El incidente me sacudió de lleno y mi estado mental era frágil. Estaba destrozada y todavía no puedo dormir. Me dieron un sedante en el momento del video. No recuerdo nada del video ni del lenguaje perturbador utilizado durante el mismo».

La jueza añadió: «Cualquiera que nos conozca a mí y a mi marido sabe que esto es contrario a la forma en que vivimos nuestras vidas. Lo siento profundamente y pido su perdón y comprensión mientras mi familia y yo nos enfrentamos a las secuelas emocionales de este robo a mano armada».

ANÁLISIS | El caso Rittenhouse es el último símbolo de un país dividido por armas, crimen, protestas y racismo

El rechazo no se hizo esperar. El jefe de la rama local de la  Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) dijo que Odinet debería dimitir inmediatamente.

«Pedimos ahora su dimisión inmediata e intransigente, en su defecto, exigimos una actuación rápida e inmediata del Comité Judicial de la Corte Suprema de Louisiana, destituyéndola de su cargo», dijo el presidente de la sección de la NAACP de Lafayette, Michael Toussaint.

El grupo de legisladores negros de Louisiana hizo eco de este llamado y dijo que la jueza había mostrado «un inmenso sesgo racial e insensibilidad».

El alcalde-presidente del Gobierno consolidado de Lafayette, Josh Guillory, dijo que estaba disgustado por los informes sobre Odinet. «Este tipo de lenguaje es hiriente, divisivo e inaceptable», dijo en un comunicado.

«La imparcialidad y la objetividad de nuestros tribunales son la base de nuestro sistema jurídico. Espero que la jueza haga lo mejor para ayudar a la comunidad a sanar y avanzar».

El alguacil de la ciudad, Reggie Thomas, dijo a la KATC que el lenguaje en el video era hiriente hasta su núcleo. «Estoy seguro de que la mayoría de la gente de color comparte mi dolor cuando la palabra ‘N’ se utiliza para describirnos. Dicho esto, estoy seguro de que a la gente de color le resultará imposible confiar en que será tratada de forma justa y equitativa cuando tenga que comparecer ante la jueza Odinet».

Thomas, quien señaló que fue el primer afroestadounidense elegido para un cargo municipal en Lafayette, dijo que Odinet debería rendir cuentas. «Corresponde a la jueza Odinet recordar el juramento que hizo», dijo.

CNN

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver