La expolicía Kim Potter llora al recordar que disparó fatalmente a Daunte Wright

(CNN) — La expolicía Kim Potter, quien dijo que confundió su arma de fuego con su pistola eléctrica cuando disparó fatalmente a Daunte Wright durante una parada de tráfico cerca de Minneapolis, se derrumbó este viernes en el estrado y describió la «mirada de miedo» en el rostro de otro agente mientras luchaba con Wright.

«No es nada que haya visto antes», dijo llorando, recordando que el agente metió la mano en el automóvil para agarrar al padre negro de 20 años durante el encuentro de abril.

«Estamos luchando. Estamos tratando de evitar que se aleje. Simplemente se volvió caótico. Recuerdo que grité: ‘Taser, Taser, Taser'[un tipo de pistola eléctrica], y no pasó nada. Y luego me dijo que le disparé», dijo llorando y colocando sus manos sobre su rostro.

Fue la primera vez que la policía veterana de 26 años en el servicio relató públicamente en detalle lo que sucedió ese día. Algunos miembros del jurado tomaron notas.

El testimonio de Potter podría ser la pieza central de su defensa contra los cargos de homicidio en primer y segundo grado en el incidente, que desató días de disturbios en la ciudad de Brooklyn Center después de un verano de protestas de costa a costa sobre cómo la policía trata a las personas de color.

Al ser interrogada por la fiscal Erin Eldridge, Potter dijo que Wright no había amenazado a los agentes.

-«¿Nunca viste un arma?», preguntó Eldridge.

-«No», dijo Potter.

-«Nunca lanzó un puñetazo, ¿verdad?»

-«No».

-«¿Nunca pateó a nadie?»

-«No».

-«Él nunca dijo, ¿te voy a matar?»

-«No».

-«Él nunca dijo, ¿te voy a disparar?»

-«No».

-«Él nunca dijo: «¿Hay un arma en el auto y voy a por ti?»

-«No».

Potter testificó que ha sido entrenada con armas eléctricas desde 2002. La fiscal mostró fotos de la pistola eléctrica amarilla y negra y el arma de fuego negra de Potter, una al lado de la otra. Eldridge preguntó acerca de las diferencias en sacar un arma y una pistola eléctrica de lados opuestos del cinturón de un arma.

-«¿Cómo sale esa pistola de esa funda?»

-«Se movería hacia adelante».

-«¿Cómo sacas con la mano de la funda?».

-«Se balancearía hacia adelante y tú lo sacarías».

-«Y la pistola eléctrica por otro lado, presionarías el botón, lo moverías hacia atrás y lo sacarías, ¿correcto?

-«Sí».

Tía de Daunte Wright: Policía debería protegernos a todos 0:25

Eldridge luego reprodujo un video de los momentos previos al tiroteo. En la corte, la madre de Wright lloró y su padre la tomó de la mano, según un informe del grupo.

-«Tienes el arma de fuego en tu mano derecha, ¿correcto?», preguntó la fiscal a Potter.

-«Sí», dijo la expolicía, comenzando a llorar de nuevo.

-«Y la estás apuntando directamente al Sr. Wright, ¿correcto?»

Potter se derrumbó. Cerró los ojos, decía el informe de los reporteros en el juicio. El abogado defensor Earl Gray solicitó un descanso. El juez detuvo el proceso para almorzar. Gray consoló a su cliente.

El estado, que descansó su caso este jueves, presentó más de dos docenas de testigos durante seis días, incluido un experto policial que testificó que Potter no tenía justificación para usar fuerza letal cuando disparó fatalmente a Wright.

Potter describió este viernes cómo una parada de tráfico se deshizo cuando le dijeron a Wright que estaba detenido por una orden judicial pendiente. Potter no podía recordar lo que dijo después de apretar el gatillo, testificó.

La expolicía testificó que probablemente no habría detenido el auto de Wright si hubiera estado sola. Pero otro agente señaló que el conductor había usado una señal de giro de manera inapropiada, las etiquetas estaban vencidas y un ambientador colgaba del espejo retrovisor.

El intento de arrestar a Wright, y el tiroteo fatal, se pusieron en marcha cuando los agentes se enteraron de la orden judicial de Wright por una violación de armas, testificó.

Potter renunció a la fuerza días después del asesinato.

«Pasaron tantas cosas malas», testificó Potter, refiriéndose a los disturbios que siguieron al tiroteo. «No quería que mis compañeros de trabajo… no quería que le pasara nada malo a la ciudad».

Su pistola era un modelo nuevo, testificó Potter Daunte Wright llamó a su madre justo antes de morir 0:39

Minutos antes de relatar el tiroteo, Potter testificó que había recibido un nuevo modelo de pistola eléctrica días antes del tiroteo.

Potter recibió la nueva pistola eléctrica el 26 de marzo, dijo. Le disparó a Wright el 11 de abril. Dijo al jurado que nunca había desplegado el dispositivo mientras estaba de servicio.

«Sacaba mi pistola eléctrica en raras ocasiones, pero no creo que alguna vez lo haya desplegado», dijo.

Potter le dijo a los miembros del jurado que no había recibido ningún entrenamiento sobre «confusión de armas». El tema surgió ocasionalmente en el entrenamiento.

Potter, vestida con un suéter amarillo claro y pantalones oscuros, abrió su testimonio quitándose la mascarilla y dando su edad, 49, y diciendo que ha estado casada con un policía jubilado durante 25 años. Se conocieron en la escuela secundaria; ella tenía 15 años.

Potter le dijo a los miembros del jurado que tienen dos hijos, uno es un infante de marina en servicio activo y el otro un estudiante universitario que planea estar en casa para las vacaciones.

El esposo de Potter, Jeff Potter, se sentó en la sala del tribunal mientras ella testificaba, al igual que el padre de Wright, Arbuey Wright, y la madre, Katie Bryant. Potter tenía otros miembros de la familia en la sala del tribunal.

El exjefe de policía de Potter, un experto en aplicación de la ley y otros testigos de la defensa fueron llamados al estrado este jueves, y dijo que concluyó que «no hubo violación… de la política, el procedimiento, la ley», después de revisar la cámara corporal y otro video después del tiroteo del 11 de abril.

Este jueves, el juez denegó una solicitud de la defensa de una sentencia de absolución por motivos de que el estado había presentado pruebas contradictorias sobre si el uso de una pistola eléctrica durante el encuentro de Potter con Wright no habría sido razonable.

Los fiscales dicen que Potter actuó imprudentemente

El video del tiroteo muestra después de que los agentes detuvieron a Wright e intentaron arrestarlo con una orden pendiente, regresó a su vehículo e intentó huir. En ese momento, Potter sacó su arma de fuego y le disparó, luego dijo que en su lugar tenía la intención de usar su pistola eléctrica.

«Agarré la maldita pistola equivocada y le disparé», dijo Potter justo después del tiroteo.

Su defensa caracterizó el asesinato como un accidente y al mismo tiempo argumentó que estaba en su derecho de usar fuerza letal para proteger a otro agente que estaba metiendo la mano en el auto de Wright cuando Potter abrió fuego.

Los fiscales intentaron contrarrestar esa afirmación con el testimonio de expertos, ya que argumentaron que Potter fue negligente y actuó imprudentemente al confundir su arma con su pistola eléctrica.

«El uso de fuerza letal no fue apropiado, y la evidencia sugiere que un agente razonable en la posición de Potter no podría haber creído que era proporcional a la amenaza en ese momento», testificó este miércoles el profesor asociado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Carolina del Sur, Seth Stoughton, para el estado, calificando las acciones de Potter como «excesivas e inapropiadas».

Una pistola eléctrica habría sido eficaz para incapacitar a Wright, testificó este jueves el primer testigo de la defensa. Aún así, la fuerza letal está justificada si un agente está parcialmente dentro de un vehículo mientras un sospechoso está tratando de alejarse, dijo Stephen Ijames, un experto en cumplimiento de la ley y exjefe de policía asistente de Missouri.

(CNN) — La expolicía Kim Potter, quien dijo que confundió su arma de fuego con su pistola eléctrica cuando disparó fatalmente a Daunte Wright durante una parada de tráfico cerca de Minneapolis, se derrumbó este viernes en el estrado y describió la «mirada de miedo» en el rostro de otro agente mientras luchaba con Wright.

«No es nada que haya visto antes», dijo llorando, recordando que el agente metió la mano en el automóvil para agarrar al padre negro de 20 años durante el encuentro de abril.

«Estamos luchando. Estamos tratando de evitar que se aleje. Simplemente se volvió caótico. Recuerdo que grité: ‘Taser, Taser, Taser'[un tipo de pistola eléctrica], y no pasó nada. Y luego me dijo que le disparé», dijo llorando y colocando sus manos sobre su rostro.

Fue la primera vez que la policía veterana de 26 años en el servicio relató públicamente en detalle lo que sucedió ese día. Algunos miembros del jurado tomaron notas.

El testimonio de Potter podría ser la pieza central de su defensa contra los cargos de homicidio en primer y segundo grado en el incidente, que desató días de disturbios en la ciudad de Brooklyn Center después de un verano de protestas de costa a costa sobre cómo la policía trata a las personas de color.

Al ser interrogada por la fiscal Erin Eldridge, Potter dijo que Wright no había amenazado a los agentes.

-«¿Nunca viste un arma?», preguntó Eldridge.

-«No», dijo Potter.

-«Nunca lanzó un puñetazo, ¿verdad?»

-«No».

-«¿Nunca pateó a nadie?»

-«No».

-«Él nunca dijo, ¿te voy a matar?»

-«No».

-«Él nunca dijo, ¿te voy a disparar?»

-«No».

-«Él nunca dijo: «¿Hay un arma en el auto y voy a por ti?»

-«No».

Potter testificó que ha sido entrenada con armas eléctricas desde 2002. La fiscal mostró fotos de la pistola eléctrica amarilla y negra y el arma de fuego negra de Potter, una al lado de la otra. Eldridge preguntó acerca de las diferencias en sacar un arma y una pistola eléctrica de lados opuestos del cinturón de un arma.

-«¿Cómo sale esa pistola de esa funda?»

-«Se movería hacia adelante».

-«¿Cómo sacas con la mano de la funda?».

-«Se balancearía hacia adelante y tú lo sacarías».

-«Y la pistola eléctrica por otro lado, presionarías el botón, lo moverías hacia atrás y lo sacarías, ¿correcto?

-«Sí».

Tía de Daunte Wright: Policía debería protegernos a todos 0:25

Eldridge luego reprodujo un video de los momentos previos al tiroteo. En la corte, la madre de Wright lloró y su padre la tomó de la mano, según un informe del grupo.

-«Tienes el arma de fuego en tu mano derecha, ¿correcto?», preguntó la fiscal a Potter.

-«Sí», dijo la expolicía, comenzando a llorar de nuevo.

-«Y la estás apuntando directamente al Sr. Wright, ¿correcto?»

Potter se derrumbó. Cerró los ojos, decía el informe de los reporteros en el juicio. El abogado defensor Earl Gray solicitó un descanso. El juez detuvo el proceso para almorzar. Gray consoló a su cliente.

El estado, que descansó su caso este jueves, presentó más de dos docenas de testigos durante seis días, incluido un experto policial que testificó que Potter no tenía justificación para usar fuerza letal cuando disparó fatalmente a Wright.

Potter describió este viernes cómo una parada de tráfico se deshizo cuando le dijeron a Wright que estaba detenido por una orden judicial pendiente. Potter no podía recordar lo que dijo después de apretar el gatillo, testificó.

La expolicía testificó que probablemente no habría detenido el auto de Wright si hubiera estado sola. Pero otro agente señaló que el conductor había usado una señal de giro de manera inapropiada, las etiquetas estaban vencidas y un ambientador colgaba del espejo retrovisor.

El intento de arrestar a Wright, y el tiroteo fatal, se pusieron en marcha cuando los agentes se enteraron de la orden judicial de Wright por una violación de armas, testificó.

Potter renunció a la fuerza días después del asesinato.

«Pasaron tantas cosas malas», testificó Potter, refiriéndose a los disturbios que siguieron al tiroteo. «No quería que mis compañeros de trabajo… no quería que le pasara nada malo a la ciudad».

Su pistola era un modelo nuevo, testificó Potter Daunte Wright llamó a su madre justo antes de morir 0:39

Minutos antes de relatar el tiroteo, Potter testificó que había recibido un nuevo modelo de pistola eléctrica días antes del tiroteo.

Potter recibió la nueva pistola eléctrica el 26 de marzo, dijo. Le disparó a Wright el 11 de abril. Dijo al jurado que nunca había desplegado el dispositivo mientras estaba de servicio.

«Sacaba mi pistola eléctrica en raras ocasiones, pero no creo que alguna vez lo haya desplegado», dijo.

Potter le dijo a los miembros del jurado que no había recibido ningún entrenamiento sobre «confusión de armas». El tema surgió ocasionalmente en el entrenamiento.

Potter, vestida con un suéter amarillo claro y pantalones oscuros, abrió su testimonio quitándose la mascarilla y dando su edad, 49, y diciendo que ha estado casada con un policía jubilado durante 25 años. Se conocieron en la escuela secundaria; ella tenía 15 años.

Potter le dijo a los miembros del jurado que tienen dos hijos, uno es un infante de marina en servicio activo y el otro un estudiante universitario que planea estar en casa para las vacaciones.

El esposo de Potter, Jeff Potter, se sentó en la sala del tribunal mientras ella testificaba, al igual que el padre de Wright, Arbuey Wright, y la madre, Katie Bryant. Potter tenía otros miembros de la familia en la sala del tribunal.

El exjefe de policía de Potter, un experto en aplicación de la ley y otros testigos de la defensa fueron llamados al estrado este jueves, y dijo que concluyó que «no hubo violación… de la política, el procedimiento, la ley», después de revisar la cámara corporal y otro video después del tiroteo del 11 de abril.

Este jueves, el juez denegó una solicitud de la defensa de una sentencia de absolución por motivos de que el estado había presentado pruebas contradictorias sobre si el uso de una pistola eléctrica durante el encuentro de Potter con Wright no habría sido razonable.

Los fiscales dicen que Potter actuó imprudentemente

El video del tiroteo muestra después de que los agentes detuvieron a Wright e intentaron arrestarlo con una orden pendiente, regresó a su vehículo e intentó huir. En ese momento, Potter sacó su arma de fuego y le disparó, luego dijo que en su lugar tenía la intención de usar su pistola eléctrica.

«Agarré la maldita pistola equivocada y le disparé», dijo Potter justo después del tiroteo.

Su defensa caracterizó el asesinato como un accidente y al mismo tiempo argumentó que estaba en su derecho de usar fuerza letal para proteger a otro agente que estaba metiendo la mano en el auto de Wright cuando Potter abrió fuego.

Los fiscales intentaron contrarrestar esa afirmación con el testimonio de expertos, ya que argumentaron que Potter fue negligente y actuó imprudentemente al confundir su arma con su pistola eléctrica.

«El uso de fuerza letal no fue apropiado, y la evidencia sugiere que un agente razonable en la posición de Potter no podría haber creído que era proporcional a la amenaza en ese momento», testificó este miércoles el profesor asociado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Carolina del Sur, Seth Stoughton, para el estado, calificando las acciones de Potter como «excesivas e inapropiadas».

Una pistola eléctrica habría sido eficaz para incapacitar a Wright, testificó este jueves el primer testigo de la defensa. Aún así, la fuerza letal está justificada si un agente está parcialmente dentro de un vehículo mientras un sospechoso está tratando de alejarse, dijo Stephen Ijames, un experto en cumplimiento de la ley y exjefe de policía asistente de Missouri.

CNN

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver