Las tasas de interés aumentarán en 2022. Esto es lo que significa

Londres (CNN Business) — La Reserva Federal envió una clara señal de que la era de las tasas de interés bajas terminará en 2022.

Lo que está sucediendo: las tasas han estado cerca de cero desde marzo de 2020, cuando los líderes gubernamentales de todo el mundo cerraron la economía para frenar la propagación del covid-19. Pero el miércoles, la Reserva Federal, además de anunciar un final más rápido de su programa de compra de bonos de emergencia, proyectó que su tasa de interés de referencia podría subir al 0,9% en 2022.

El giro de la política, que se produce mientras la inflación aumenta al ritmo más rápido en casi cuatro décadas, podría tener grandes ramificaciones para los mercados y la economía.

Las acciones aumentaron tras el anuncio de la Fed.
El gráfico muestra cómo el Índice S&P se encuentra cerca del punto récord que alcanzó la semana pasada.

Pero Paul Donovan, economista jefe de UBS Global Wealth Management, me dijo que es importante distinguir qué pueden hacer los aumentos en las tasas de interés y qué no.

Los costos de los préstamos subirían, aunque seguirían siendo muy bajos.

«Si se observa el costo real del capital en la economía en general, seguirá siendo muy bajo», dijo.

publicidad

Antes de la pandemia, la tasa de interés objetivo de la Fed se situaba entre el 1,5% y el 1,75%. Eso también era muy bajo según los estándares históricos. A finales de 2007, antes de la crisis financiera, las tasas de interés estaban en el 4,25%.

Donovan no cree que la medida tenga un efecto profundo en la inflación, señalando que muchas de las razones por las que los precios se han disparado este año, incluyendo el aumento en los precios de la energía y el costo de los autos usados, están ligadas a los efectos de la pandemia y tienen poco que ver con la política del banco central.

«Al mercado del petróleo no le importa [el presidente de la Fed] Jay Powell», dijo Donovan. «A los vendedores de autos usados no les importa Jay Powell».

En resumen, la Fed quiere asegurarse de que las tasas de interés no sean demasiado bajas cuando termine la recuperación económica, de modo que tenga munición para luchar contra otra crisis.

Encuesta arroja que 49% aprueba la gestión de Biden 1:44

Sin embargo, eso no significa que los precios vayan a seguir subiendo. Donovan cree que a medida que los estadounidenses agoten sus ahorros por la pandemia, la inflación empezará a caer «bastante bruscamente» por sí sola.

«[Incluso si] la Fed no hace nada, la inflación bajará», dijo.

¿Qué significa todo esto para los mercados? Donovan dijo que la situación sería diferente si la Fed quisiera subir las tasas de interés para frenar el crecimiento económico. Pero eso no es lo que él considera que está ocurriendo.

«Se trata más bien de preparar el escenario para cuando volvamos a un ciclo económico más normal», dijo Donovan. «La Fed no está en una campaña contra el crecimiento».

Eso podría minimizar los trastornos para los inversores, suponiendo que la variante ómicron, u otras vicisitudes de la pandemia, no estropeen la fiesta.

«Ómicron definitivamente tiene el potencial de crear distorsiones en el corto plazo, pero no creo que interrumpa la narrativa», dijo Donovan. «La historia general para 2022 se mantiene intacta».

tasas de interés

Londres (CNN Business) — La Reserva Federal envió una clara señal de que la era de las tasas de interés bajas terminará en 2022.

Lo que está sucediendo: las tasas han estado cerca de cero desde marzo de 2020, cuando los líderes gubernamentales de todo el mundo cerraron la economía para frenar la propagación del covid-19. Pero el miércoles, la Reserva Federal, además de anunciar un final más rápido de su programa de compra de bonos de emergencia, proyectó que su tasa de interés de referencia podría subir al 0,9% en 2022.

El giro de la política, que se produce mientras la inflación aumenta al ritmo más rápido en casi cuatro décadas, podría tener grandes ramificaciones para los mercados y la economía.

Las acciones aumentaron tras el anuncio de la Fed.
El gráfico muestra cómo el Índice S&P se encuentra cerca del punto récord que alcanzó la semana pasada.

La Fed señala que se avecinan múltiples aumentos de tasas en 2022 a medida que avanza para combatir la inflación

Pero Paul Donovan, economista jefe de UBS Global Wealth Management, me dijo que es importante distinguir qué pueden hacer los aumentos en las tasas de interés y qué no.

Los costos de los préstamos subirían, aunque seguirían siendo muy bajos.

«Si se observa el costo real del capital en la economía en general, seguirá siendo muy bajo», dijo.

Antes de la pandemia, la tasa de interés objetivo de la Fed se situaba entre el 1,5% y el 1,75%. Eso también era muy bajo según los estándares históricos. A finales de 2007, antes de la crisis financiera, las tasas de interés estaban en el 4,25%.

Donovan no cree que la medida tenga un efecto profundo en la inflación, señalando que muchas de las razones por las que los precios se han disparado este año, incluyendo el aumento en los precios de la energía y el costo de los autos usados, están ligadas a los efectos de la pandemia y tienen poco que ver con la política del banco central.

«Al mercado del petróleo no le importa [el presidente de la Fed] Jay Powell», dijo Donovan. «A los vendedores de autos usados no les importa Jay Powell».

En resumen, la Fed quiere asegurarse de que las tasas de interés no sean demasiado bajas cuando termine la recuperación económica, de modo que tenga munición para luchar contra otra crisis.

Sin embargo, eso no significa que los precios vayan a seguir subiendo. Donovan cree que a medida que los estadounidenses agoten sus ahorros por la pandemia, la inflación empezará a caer «bastante bruscamente» por sí sola.

«[Incluso si] la Fed no hace nada, la inflación bajará», dijo.

¿Qué significa todo esto para los mercados? Donovan dijo que la situación sería diferente si la Fed quisiera subir las tasas de interés para frenar el crecimiento económico. Pero eso no es lo que él considera que está ocurriendo.

«Se trata más bien de preparar el escenario para cuando volvamos a un ciclo económico más normal», dijo Donovan. «La Fed no está en una campaña contra el crecimiento».

Eso podría minimizar los trastornos para los inversores, suponiendo que la variante ómicron, u otras vicisitudes de la pandemia, no estropeen la fiesta.

«Ómicron definitivamente tiene el potencial de crear distorsiones en el corto plazo, pero no creo que interrumpa la narrativa», dijo Donovan. «La historia general para 2022 se mantiene intacta».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver