Los Santas de Zoom están de vuelta y motivados como siempre

(CNN Business) — «Estamos a punto de encontrarnos con un cliente muy importante», dijo Christian Braun, director ejecutivo de la empresa de comercio electrónico coleccionable hobbyDB, durante una reunión reciente de Zoom con su equipo de marketing. «Ahora te toca a ti, Nick.» Eso es St. Nick, en realidad. Un Santa Claus alegre entró en la sala virtual haciendo sonar una campana y aumentando el nivel de energía de la reunión al menos 100 puntos.

«¡Necesito hablar con el departamento de servicio al cliente!», vitoreó. «¡Tengo una queja importante!»
Este Santa Claus es uno de los pocos actores empleados por un nuevo servicio llamado SantaZoomBomb.com que se han abierto camino en reuniones y llamadas familiares en esta temporada navideña.

Por US$ 59, un Santa se unirá de sorpresa a una llamada, burlándose de sus colegas con bromas internas incómodas y referencias a proyectos relevantes o asignaciones de trabajo. Las personas completan un cuestionario antes de la reunión, proporcionando a Santa detalles y puntos de conversación. Los clientes también pueden especificar si quieren que Santa sea travieso o agradable.

La recepción a veces puede ser mixta. El equipo de HobbyDB se rió y en general siguió el juego. Por el contrario, cuando Santa hizo una aparición sorpresa con un visor Oculus durante una reunión del equipo de CNN Business, haciendo bromas sobre eventos actuales y algunas personas en la llamada, las reacciones de los participantes en Slack variaron desde encogerse de hombros hasta «¿QUÉ ESTÁ PASANDO?».

Santa Bombing aprovecha el enorme éxito de las visitas virtuales de Santa el año pasado. Al igual que la explosión de popularidad de las opciones para cenar en la acera y el propio Zoom, el repentino aumento de Santas de Zoom satisfizo una necesidad pandémica.

publicidad

Ofreció a las familias una alternativa más segura a la tradición anual de visitar a Papá Noel en un centro comercial en medio de un aumento en los casos de covid, y ofreció a los actores la oportunidad de ganar un cheque de pago por el trabajo de Santa Claus durante las vacaciones.

Pero hay indicios de que la demanda del Polo Norte virtual se dirige hacia el sur a medida que nos acercamos a la segunda temporada navideña de la pandemia. Mitch Allen, fundador de HireSanta.com, una empresa líder de personal para Santas en Estados Unidos, dijo que el interés en las visitas virtuales de Santa persiste este año, pero ha bajado significativamente desde 2020.

«El año pasado, hicimos decenas de miles de visitas virtuales, pero este año ha bajado sustancialmente entre un 60% y un 70%», dijo. «La gente está ansiosa por volver a salir para ver a Santa en persona y volver a conectarse con amigos y familiares. Están tratando de recuperar el tiempo que estuvieron fuera».

Incluso cuando algunas familias parecen estar listas para seguir adelante, algunos Santas de Zoom esperan aferrarse a la magia navideña virtual durante otra temporada, si no más. Y algunos servicios están impulsando nuevas opciones para lograr ese objetivo.

Manteniendo la magia de las fiestas virtuales

Cada año, Don White, de 80 años, y Mary Rogers, de 74, se visten como el Sr. y la Sra. Claus en Kansas City, Missouri, frecuentando restaurantes, museos, eventos para recaudar fondos y eventos, incluido el festival navideño del equipo de béisbol Kansas City Royals.

Pero el año pasado, la pareja ofreció llamadas de Zoom a través de su sitio web VisitFromtheClauses.com y vio que sus ingresos anuales se cuadruplicaban con respecto al año anterior.

La pareja, que se conoció en Match.com hace 14 años, registró entre cuatro y seis videollamadas por hora en 2020 para niños y sus familias en todo el país, hasta nueve horas al día, ya que los padres estaban desesperados por encontrar entretenimiento y algo para lo que que sus hijos hagan dentro de casa.

«Estábamos tan ocupados que la gente nos traía comida porque ni siquiera podíamos salir de casa», dijo Rogers.

Ahora, se apegan a la opción virtual para el futuro previsible en parte debido a problemas de salud. (A White le diagnosticaron leucemia a principios de este año). Han contratado a un puñado de actores para que llenen las reservas de visitas virtuales mientras la pareja opera al 60% de su capacidad por motivos personales. Mientras tanto, el hijo de Rogers, Josh, lanzó SantaZoomBomb.com este año como un servicio complementario en un intento de aprovechar su éxito.

El Grinch y Santa Claus promueven vacunas para covid-19 1:34

«Podemos ganar más dinero y hacer más visitas de esta manera también», dijo White sobre su trabajo en Zoom Santa. El precio de una charla privada oscila entre US$ 49 por 10 minutos con el Sr. o la Sra. Claus y US$ 89 por la pareja juntos.

Incluso con la aparente disminución de la demanda este año, Allen espera que las visitas virtuales de Santa Claus se conviertan en una adición permanente para algunas familias que prefieren evitar las largas colas o desean interacciones más personalizadas. Los Santas virtuales a menudo reciben puntos de conversación antes de las llamadas de Zoom para hacer que las llamadas sean más íntimas.

Al mismo tiempo, la demanda de apariciones de Santa Claus en fiestas, desfiles y otros eventos se disparó esta temporada navideña, pero el número de Santas entrenados y disponibles disminuyó.

Algunos Santas aún no se sienten cómodos haciendo visitas en persona. Aproximadamente 350 Santas que trabajaron con HireSanta.com han muerto en los últimos 18 meses debido a covid-19 u otros problemas de salud, según Allen, y otros han colgado el abrigo rojo para jubilarse. La inscripción en las escuelas de formación de Santa en EE.UU. también disminuyó este año.

Zoom Santas 2.0

Algunas empresas como HireSanta.com han estado ofreciendo visitas virtuales de Santa Claus durante casi 8 años, pero después del gran éxito del año pasado, muchas ahora buscan renovar el concepto y mantener la demanda durante un año más.

Al igual que con Santa Zoom Bombing, algunas empresas están agregando más elementos interactivos. T-Mobile ofrece una opción gratuita de Stream-a-long, que coloca a los participantes en un paseo virtual en trineo con un Santa en vivo para recorrer el Polo Norte y recibir una foto después.

Otras empresas, como The Santa’s Club, envían cartas y obsequios por correo a los niños después de las visitas virtuales.

«Es una tendencia que probablemente veremos mucho en el futuro», dijo Allen. «Algunos minoristas, como Bass Pro y Cabela’s, ofrecen artesanías y otras actividades mientras espera en la fila. Las empresas de Virtual Santa van en la misma dirección».

Navidad de riesgo: así bucea Santa Claus para alimentar tiburones 1:09

Los Santas en persona también se han vuelto creativos con sus configuraciones para alinearse con las órdenes locales de uso de mascarillas y distanciamiento social. Santa Claus en Macy’s Santaland en Herald Square usa una mascarilla y se sienta detrás de un escritorio en su taller, y algunos operadores del centro comercial han instalado bancos, globos de nieve y otras escenas para mantener a los niños alejados del regazo.

Pero dado que los niños menores de 5 años aún no están vacunados en Estados Unidos, las visitas virtuales podrían seguir siendo la forma preferida de ver a Santa este año para algunas familias.
«Muchas familias no pueden, en conciencia, volver a ver a Santa en persona», dijo Rogers. «Dicen: ‘No sé quién es esta persona. No puedo tomar a mi bebé recién nacido y ponerlo en el regazo de Santa y esperar que nadie se enferme'».

Santa Claus

(CNN Business) — «Estamos a punto de encontrarnos con un cliente muy importante», dijo Christian Braun, director ejecutivo de la empresa de comercio electrónico coleccionable hobbyDB, durante una reunión reciente de Zoom con su equipo de marketing. «Ahora te toca a ti, Nick.» Eso es St. Nick, en realidad. Un Santa Claus alegre entró en la sala virtual haciendo sonar una campana y aumentando el nivel de energía de la reunión al menos 100 puntos.

«¡Necesito hablar con el departamento de servicio al cliente!», vitoreó. «¡Tengo una queja importante!»
Este Santa Claus es uno de los pocos actores empleados por un nuevo servicio llamado SantaZoomBomb.com que se han abierto camino en reuniones y llamadas familiares en esta temporada navideña.

Por US$ 59, un Santa se unirá de sorpresa a una llamada, burlándose de sus colegas con bromas internas incómodas y referencias a proyectos relevantes o asignaciones de trabajo. Las personas completan un cuestionario antes de la reunión, proporcionando a Santa detalles y puntos de conversación. Los clientes también pueden especificar si quieren que Santa sea travieso o agradable.

La recepción a veces puede ser mixta. El equipo de HobbyDB se rió y en general siguió el juego. Por el contrario, cuando Santa hizo una aparición sorpresa con un visor Oculus durante una reunión del equipo de CNN Business, haciendo bromas sobre eventos actuales y algunas personas en la llamada, las reacciones de los participantes en Slack variaron desde encogerse de hombros hasta «¿QUÉ ESTÁ PASANDO?».

Santa Bombing aprovecha el enorme éxito de las visitas virtuales de Santa el año pasado. Al igual que la explosión de popularidad de las opciones para cenar en la acera y el propio Zoom, el repentino aumento de Santas de Zoom satisfizo una necesidad pandémica.

Ofreció a las familias una alternativa más segura a la tradición anual de visitar a Papá Noel en un centro comercial en medio de un aumento en los casos de covid, y ofreció a los actores la oportunidad de ganar un cheque de pago por el trabajo de Santa Claus durante las vacaciones.

Pero hay indicios de que la demanda del Polo Norte virtual se dirige hacia el sur a medida que nos acercamos a la segunda temporada navideña de la pandemia. Mitch Allen, fundador de HireSanta.com, una empresa líder de personal para Santas en Estados Unidos, dijo que el interés en las visitas virtuales de Santa persiste este año, pero ha bajado significativamente desde 2020.

«El año pasado, hicimos decenas de miles de visitas virtuales, pero este año ha bajado sustancialmente entre un 60% y un 70%», dijo. «La gente está ansiosa por volver a salir para ver a Santa en persona y volver a conectarse con amigos y familiares. Están tratando de recuperar el tiempo que estuvieron fuera».

Incluso cuando algunas familias parecen estar listas para seguir adelante, algunos Santas de Zoom esperan aferrarse a la magia navideña virtual durante otra temporada, si no más. Y algunos servicios están impulsando nuevas opciones para lograr ese objetivo.

Manteniendo la magia de las fiestas virtuales

Cada año, Don White, de 80 años, y Mary Rogers, de 74, se visten como el Sr. y la Sra. Claus en Kansas City, Missouri, frecuentando restaurantes, museos, eventos para recaudar fondos y eventos, incluido el festival navideño del equipo de béisbol Kansas City Royals.

Pero el año pasado, la pareja ofreció llamadas de Zoom a través de su sitio web VisitFromtheClauses.com y vio que sus ingresos anuales se cuadruplicaban con respecto al año anterior.

La pareja, que se conoció en Match.com hace 14 años, registró entre cuatro y seis videollamadas por hora en 2020 para niños y sus familias en todo el país, hasta nueve horas al día, ya que los padres estaban desesperados por encontrar entretenimiento y algo para lo que que sus hijos hagan dentro de casa.

«Estábamos tan ocupados que la gente nos traía comida porque ni siquiera podíamos salir de casa», dijo Rogers.

Ahora, se apegan a la opción virtual para el futuro previsible en parte debido a problemas de salud. (A White le diagnosticaron leucemia a principios de este año). Han contratado a un puñado de actores para que llenen las reservas de visitas virtuales mientras la pareja opera al 60% de su capacidad por motivos personales. Mientras tanto, el hijo de Rogers, Josh, lanzó SantaZoomBomb.com este año como un servicio complementario en un intento de aprovechar su éxito.

El Grinch y Santa Claus promueven vacunas para covid-19 1:34

«Podemos ganar más dinero y hacer más visitas de esta manera también», dijo White sobre su trabajo en Zoom Santa. El precio de una charla privada oscila entre US$ 49 por 10 minutos con el Sr. o la Sra. Claus y US$ 89 por la pareja juntos.

Incluso con la aparente disminución de la demanda este año, Allen espera que las visitas virtuales de Santa Claus se conviertan en una adición permanente para algunas familias que prefieren evitar las largas colas o desean interacciones más personalizadas. Los Santas virtuales a menudo reciben puntos de conversación antes de las llamadas de Zoom para hacer que las llamadas sean más íntimas.

Al mismo tiempo, la demanda de apariciones de Santa Claus en fiestas, desfiles y otros eventos se disparó esta temporada navideña, pero el número de Santas entrenados y disponibles disminuyó.

Algunos Santas aún no se sienten cómodos haciendo visitas en persona. Aproximadamente 350 Santas que trabajaron con HireSanta.com han muerto en los últimos 18 meses debido a covid-19 u otros problemas de salud, según Allen, y otros han colgado el abrigo rojo para jubilarse. La inscripción en las escuelas de formación de Santa en EE.UU. también disminuyó este año.

Zoom Santas 2.0

Algunas empresas como HireSanta.com han estado ofreciendo visitas virtuales de Santa Claus durante casi 8 años, pero después del gran éxito del año pasado, muchas ahora buscan renovar el concepto y mantener la demanda durante un año más.

Al igual que con Santa Zoom Bombing, algunas empresas están agregando más elementos interactivos. T-Mobile ofrece una opción gratuita de Stream-a-long, que coloca a los participantes en un paseo virtual en trineo con un Santa en vivo para recorrer el Polo Norte y recibir una foto después.

Otras empresas, como The Santa’s Club, envían cartas y obsequios por correo a los niños después de las visitas virtuales.

«Es una tendencia que probablemente veremos mucho en el futuro», dijo Allen. «Algunos minoristas, como Bass Pro y Cabela’s, ofrecen artesanías y otras actividades mientras espera en la fila. Las empresas de Virtual Santa van en la misma dirección».

Navidad de riesgo: así bucea Santa Claus para alimentar tiburones 1:09

Los Santas en persona también se han vuelto creativos con sus configuraciones para alinearse con las órdenes locales de uso de mascarillas y distanciamiento social. Santa Claus en Macy’s Santaland en Herald Square usa una mascarilla y se sienta detrás de un escritorio en su taller, y algunos operadores del centro comercial han instalado bancos, globos de nieve y otras escenas para mantener a los niños alejados del regazo.

Pero dado que los niños menores de 5 años aún no están vacunados en Estados Unidos, las visitas virtuales podrían seguir siendo la forma preferida de ver a Santa este año para algunas familias.
«Muchas familias no pueden, en conciencia, volver a ver a Santa en persona», dijo Rogers. «Dicen: ‘No sé quién es esta persona. No puedo tomar a mi bebé recién nacido y ponerlo en el regazo de Santa y esperar que nadie se enferme'».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver