El número de muertos por el supertifón Rai sube a por lo menos 208 en Filipinas

Manila, Filipinas (CNN) — Al menos 208 personas murieron y cientos de miles más fueron desplazadas después de que el tifón más fuerte que azotó Filipinas este año causó estragos en todo el archipiélago y dejó daños generalizados e inundaciones.

El supertifón Rai, conocido localmente como Odette, tocó tierra el jueves en la isla de Siargao, un popular destino turístico y de surf en la costa este central. Inicialmente había acumulado vientos de hasta 260 kilómetros por hora, equivalente a un huracán de categoría 5.

Rai devastó comunidades, arrasó casas, derribó árboles y postes de electricidad mientras se dirigía hacia el oeste a través de Filipinas.

Se espera que el número de muertos aumente aún más a medida que continúen las operaciones de búsqueda y rescate después de que inicialmente se vieron obstaculizadas por cortes de energía y comunicaciones.

Postes eléctricos derribados se encuentran a lo largo de una calle en la ciudad de Cebú, en el centro de Filipinas, causados ​​por el tifón Rai.

Personas heridas y desaparecidas

La Policía Nacional de Filipinas dijo que unas 52 personas seguían desaparecidas hasta el lunes, mientras que otras 239 habían sufrido «heridas considerables».

Aproximadamente el 75% de las viviendas en la provincia de Bohol en la región de Visayas Central están dañadas, dijo Casiano Monilla, subsecretario de la Oficina de Defensa Civil, en una conferencia de prensa el lunes. Al menos 227 ciudades y municipios experimentaron cortes de energía y se cancelaron 25 vuelos, agregó.

publicidad

El costo estimado de los daños es de más de US$ 4,5 millones, dijo Monilla.

Fotografías aéreas publicadas por la Guardia Costera de Filipinas revelan el alcance de los daños en la provincia de Negros Occidental en la región de Visayas Occidental. Los caminos y los campos se pueden ver inundados por kilómetros en cada dirección después de las fuertes lluvias.

Los trabajadores de rescate se movían entre las inundaciones para evacuar a los ciudadanos de las áreas afectadas por el desastre. Alrededor de 332.000 personas han sido evacuadas de sus hogares, dijo el viernes un portavoz del Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres.

Golpe a Filipinas

La tormenta azotó varias áreas densamente pobladas, incluida Cebu, una ciudad de casi 1 millón de habitantes.

Más de 30 líneas de transmisión estaban caídas en Visayas y Mindanao, dos de los tres principales grupos de islas del país y hogar de una población combinada de más de 45 millones.

Muchos edificios quedaron destruidos en varias áreas gravemente afectadas.

Rai fue la decimoquinta tormenta que azotó Filipinas este año. Disminuyó en intensidad y ahora es un tifón con vientos máximos de 165 kilómetros por hora, equivalente a un huracán de categoría 2.

La tormenta se encuentra ahora frente a la costa de Vietnam en el Mar de China Meridional y se espera que se debilite aún más a medida que se acerque a Hainan, China, en las próximas 24 horas.

Desastres naturales Supertifón

Manila, Filipinas (CNN) — Al menos 208 personas murieron y cientos de miles más fueron desplazadas después de que el tifón más fuerte que azotó Filipinas este año causó estragos en todo el archipiélago y dejó daños generalizados e inundaciones.

El supertifón Rai, conocido localmente como Odette, tocó tierra el jueves en la isla de Siargao, un popular destino turístico y de surf en la costa este central. Inicialmente había acumulado vientos de hasta 260 kilómetros por hora, equivalente a un huracán de categoría 5.

Rai devastó comunidades, arrasó casas, derribó árboles y postes de electricidad mientras se dirigía hacia el oeste a través de Filipinas.

Se espera que el número de muertos aumente aún más a medida que continúen las operaciones de búsqueda y rescate después de que inicialmente se vieron obstaculizadas por cortes de energía y comunicaciones.

Postes eléctricos derribados se encuentran a lo largo de una calle en la ciudad de Cebú, en el centro de Filipinas, causados ​​por el tifón Rai.

Personas heridas y desaparecidas

La Policía Nacional de Filipinas dijo que unas 52 personas seguían desaparecidas hasta el lunes, mientras que otras 239 habían sufrido «heridas considerables».

Aproximadamente el 75% de las viviendas en la provincia de Bohol en la región de Visayas Central están dañadas, dijo Casiano Monilla, subsecretario de la Oficina de Defensa Civil, en una conferencia de prensa el lunes. Al menos 227 ciudades y municipios experimentaron cortes de energía y se cancelaron 25 vuelos, agregó.

El costo estimado de los daños es de más de US$ 4,5 millones, dijo Monilla.

Fotografías aéreas publicadas por la Guardia Costera de Filipinas revelan el alcance de los daños en la provincia de Negros Occidental en la región de Visayas Occidental. Los caminos y los campos se pueden ver inundados por kilómetros en cada dirección después de las fuertes lluvias.

Los trabajadores de rescate se movían entre las inundaciones para evacuar a los ciudadanos de las áreas afectadas por el desastre. Alrededor de 332.000 personas han sido evacuadas de sus hogares, dijo el viernes un portavoz del Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres.

Golpe a Filipinas

La tormenta azotó varias áreas densamente pobladas, incluida Cebu, una ciudad de casi 1 millón de habitantes.

Más de 30 líneas de transmisión estaban caídas en Visayas y Mindanao, dos de los tres principales grupos de islas del país y hogar de una población combinada de más de 45 millones.

Muchos edificios quedaron destruidos en varias áreas gravemente afectadas.

Rai fue la decimoquinta tormenta que azotó Filipinas este año. Disminuyó en intensidad y ahora es un tifón con vientos máximos de 165 kilómetros por hora, equivalente a un huracán de categoría 2.

La tormenta se encuentra ahora frente a la costa de Vietnam en el Mar de China Meridional y se espera que se debilite aún más a medida que se acerque a Hainan, China, en las próximas 24 horas.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver