Foto parece mostrar a Boris Johnson bebiendo vino con su personal durante el confinamiento por coronavirus

(CNN) — Salió a la luz una foto que parece mostrar al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, bebiendo vino con el personal de Downing Street durante el primer confinamiento del país por el covid-19 el año pasado.

La imagen, compartida con el periódico británico The Guardian, al parecer muestra una reunión al aire libre que tuvo lugar el 15 de mayo de 2020. Se puede ver al personal reunido en el jardín de Downing Street, que es también la residencia de Johnson.

Se fotografió a Johnson con su entonces prometida Carrie Symonds y otras dos personas sentadas en una mesa. En la mesa hay botellas de vino y una tabla de quesos.

Otros cuatro miembros del personal están sentados alrededor de una segunda mesa. A continuación, nueve personas se reúnen estrechamente en torno a una mesa sobre el césped, y otras dos se sientan en el suelo cerca de ella.

Las restricciones de distanciamiento físico de ese momento implicaban que la mezcla entre hogares se limitaba a dos personas, que solo podían reunirse al aire libre y a una distancia de al menos 2 metros. En los lugares de trabajo, las directrices decían que las reuniones en persona únicamente debían tener lugar si eran «absolutamente necesarias».

publicidad

El domingo, un portavoz de Downing Street respondió a la imagen diciendo: «Como dijimos la semana pasada, las reuniones de trabajo suelen tener lugar en el jardín de Downing Street en los meses de verano. En esta ocasión había reuniones de personal después de una conferencia de prensa en el Nº 10».

«Downing Street es el hogar del primer ministro, además de su lugar de trabajo. La esposa del primer ministro vive en el número 10 y, por tanto, también utiliza legítimamente el jardín».

El vice primer ministro Dominic Raab dijo que la foto muestra una reunión de trabajo y siguió las normas de covid-19 vigentes en ese momento.

«Este es un lugar de trabajo, pero también es la residencia del primer ministro», dijo Raab a Sky News este lunes.

«Y a veces, como en muchas situaciones de trabajo, sobre todo teniendo en cuenta las presiones a las que estaba sometido el equipo del Nº 10, pueden tomar una copa después de que los asuntos formales hayan terminado».

«Eso no tiene nada que ver con las normas de reuniones sociales, y es coherente con las orientaciones de entonces».

La foto es la última de una serie de escándalos que han rodeado a Johnson en las últimas semanas.

El primer ministro de Reino Unido Boris Johnson se ha visto sacudido por múltiples afirmaciones de que se celebraron eventos sociales en el interior del Nº 10 de Downing Street en el periodo previo a la Navidad de 2020, cuando el país estaba bajo la normativa sobre coronavirus que prohibía tales actividades.

Johnson ha insistido en que cree que no se infringió ninguna norma y pidió a uno de sus principales funcionarios que investigara las supuestas fiestas.

Tras la aparición de la última fotografía, la vicepresidenta laborista Angela Rayner tuiteó: «Ya es suficiente. Díganos la verdad sobre lo que ocurría en Downing Street desde el principio inmediatamente @BorisJohnson».

La alta funcionaria Sue Gray ha sido la encargada de investigar los informes tras el cese del secretario del gabinete Simon Case en la investigación después de que se revelara que había tenido conocimiento de un concurso celebrado en su departamento.

Amy Cassidy y Luke McGee, de CNN, contribuyeron con sus informes.

Boris Johnson Reino Unido

(CNN) — Salió a la luz una foto que parece mostrar al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, bebiendo vino con el personal de Downing Street durante el primer confinamiento del país por el covid-19 el año pasado.

La imagen, compartida con el periódico británico The Guardian, al parecer muestra una reunión al aire libre que tuvo lugar el 15 de mayo de 2020. Se puede ver al personal reunido en el jardín de Downing Street, que es también la residencia de Johnson.

Se fotografió a Johnson con su entonces prometida Carrie Symonds y otras dos personas sentadas en una mesa. En la mesa hay botellas de vino y una tabla de quesos.

Otros cuatro miembros del personal están sentados alrededor de una segunda mesa. A continuación, nueve personas se reúnen estrechamente en torno a una mesa sobre el césped, y otras dos se sientan en el suelo cerca de ella.

Los bares y restaurantes de Londres deciden cerrar a medida que ómicron arrasa con el Reino Unido

Las restricciones de distanciamiento físico de ese momento implicaban que la mezcla entre hogares se limitaba a dos personas, que solo podían reunirse al aire libre y a una distancia de al menos 2 metros. En los lugares de trabajo, las directrices decían que las reuniones en persona únicamente debían tener lugar si eran «absolutamente necesarias».

El domingo, un portavoz de Downing Street respondió a la imagen diciendo: «Como dijimos la semana pasada, las reuniones de trabajo suelen tener lugar en el jardín de Downing Street en los meses de verano. En esta ocasión había reuniones de personal después de una conferencia de prensa en el Nº 10».

«Downing Street es el hogar del primer ministro, además de su lugar de trabajo. La esposa del primer ministro vive en el número 10 y, por tanto, también utiliza legítimamente el jardín».

El vice primer ministro Dominic Raab dijo que la foto muestra una reunión de trabajo y siguió las normas de covid-19 vigentes en ese momento.

«Este es un lugar de trabajo, pero también es la residencia del primer ministro», dijo Raab a Sky News este lunes.

«Y a veces, como en muchas situaciones de trabajo, sobre todo teniendo en cuenta las presiones a las que estaba sometido el equipo del Nº 10, pueden tomar una copa después de que los asuntos formales hayan terminado».

«Eso no tiene nada que ver con las normas de reuniones sociales, y es coherente con las orientaciones de entonces».

Expulsan a parlamentaria británica por decir que Boris Johnson mintió durante la pandemia

La foto es la última de una serie de escándalos que han rodeado a Johnson en las últimas semanas.

El primer ministro de Reino Unido Boris Johnson se ha visto sacudido por múltiples afirmaciones de que se celebraron eventos sociales en el interior del Nº 10 de Downing Street en el periodo previo a la Navidad de 2020, cuando el país estaba bajo la normativa sobre coronavirus que prohibía tales actividades.

Johnson ha insistido en que cree que no se infringió ninguna norma y pidió a uno de sus principales funcionarios que investigara las supuestas fiestas.

Tras la aparición de la última fotografía, la vicepresidenta laborista Angela Rayner tuiteó: «Ya es suficiente. Díganos la verdad sobre lo que ocurría en Downing Street desde el principio inmediatamente @BorisJohnson».

La alta funcionaria Sue Gray ha sido la encargada de investigar los informes tras el cese del secretario del gabinete Simon Case en la investigación después de que se revelara que había tenido conocimiento de un concurso celebrado en su departamento.

Amy Cassidy y Luke McGee, de CNN, contribuyeron con sus informes.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver