La reina Isabel rinde homenaje al príncipe Felipe en una transmisión navideña

(CNN) — La reina Isabel de Gran Bretaña rindió homenaje al difunto príncipe Felipe durante su primera transmisión televisiva navideña desde la muerte de quien fue su esposo por 73 años.

La monarca de 95 años ha dicho que aunque la Navidad fue «una época de gran felicidad y buen ánimo para muchos», «puede ser difícil para quienes han perdido a sus seres queridos».

«Este año, especialmente, entiendo por qué», agregó la Reina.

El mensaje de video transmitido este sábado comenzó con un extracto del discurso de la reina de 1997 para el aniversario de bodas de oro con el duque de Edimburgo. En una mesa frente a la reina se exhibió una fotografía de la pareja que conmemora su aniversario de bodas de diamantes en 2007. En otra referencia a su esposo, la monarca usó el mismo broche de crisantemo de zafiro con el que fue fotografiada durante su luna de miel con Philip en 1947.

La reina Isabel II ofrece su transmisión anual de Navidad desde el White Drawing Room del Castillo de Windsor.

La reina dijo que desde la muerte del príncipe Felipe se ha sentido muy reconfortada por la calidez y el afecto de los numerosos homenajes a su vida y obra en todo el mundo.

publicidad

«Su sentido del servicio, curiosidad intelectual y capacidad para exprimir la diversión de cualquier situación, fueron irreprimibles. Ese brillo travieso e inquisitivo fue tan brillante al final como cuando lo vi por primera vez», agregó la reina.

Afirmó que por mucho que la familia real extraña al príncipe Felipe, saben que él querría que tuvieran una celebración, y agregó que si bien el covid-19 una vez más puso tensión en las celebraciones navideñas de este año, todavía hay muchas tradiciones festivas que pueden ser atesoradas como el canto de villancicos, la decoración del árbol, el intercambio de regalos.

Añadió que la transmisión de estas tradiciones y valores de generación en generación es una «fuente de gran felicidad».

La reina canceló algunos de sus planes navideños de este año por culpa del covid-19. No viajó a Sandringham para Navidad, como es la tradición, sino que estaba celebrando en el Castillo de Windsor.

El palacio también canceló un almuerzo previo a la Navidad que la monarca suele organizar para la familia extendida.

Ómicron interfiere en los planes navideños de Isabell II 0:44

Mientras tanto, la duquesa de Cambridge sorprendió al público de la televisión británica con una interpretación de piano durante un servicio especial de Navidad que se mostró en la televisión en Nochebuena.

Kate tocó el piano como parte de un evento comunitario de Navidad que organizó en la Abadía de Westminster en el centro de Londres a principios de este mes.

La velada de villancicos estuvo encabezada por la duquesa, que quiso montar «una celebración de la vida en nuestras comunidades e ilustrar cómo los actos de bondad, empatía y amor pueden nutrirnos y reconectarnos».

En un mensaje grabado al presentar el evento, Kate dijo que quería agradecer a aquellos que han hecho todo lo posible para apoyar a sus comunidades durante la pandemia, celebrar los actos de bondad que se han presenciado en todo el país y reconocer a otros que pueden haber sufrido durante los dos últimos años.

Dentro del servicio, reflexionó sobre el final de «otro año extraordinario» y los «desafíos previamente inimaginables» de los últimos 18 meses.

Los asistentes al evento del 8 de diciembre fueron descritos como «los héroes olvidados» fueron seleccionados de redes comunitarias, organizaciones caritativas y patrocinios de su majestad la reina, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles, y el duque y la duquesa de Cambridge.

Una grabación del evento, «Royal Carols: Together At Christmas» se mostró en la red ITV del Reino Unido en la víspera de Navidad, e incluyó imágenes nunca antes vistas de la duquesa tocando el piano.

Los espectadores sabían que el programa presentaría una pizca de apariciones de celebridades, con actuaciones musicales de las cantantes Ellie Goulding y Leona Lewis, y lecturas de la atleta paralímpica británica Kim Daybell y la estrella de «Harry Potter» Tom Felton, pero la actuación de Kate fue una sorpresa.

La duquesa se mostró en la Sala Capitular dentro de la Abadía de Westminster junto a Tom Walker interpretando «For Those Who Can’t Be Here» («Para aquellos que no pueden estar aquí», en español).

Los miembros del clan Windsor asistieron a las festividades para ofrecer su apoyo a la gran noche de la duquesa, incluidos la princesa Beatriz y su esposo, Edoardo Mapelli Mozzi, la princesa Beatriz, la condesa de Wessex, y Zara y Mike Tindall.

También hicieron una rara aparición pública los padres de Kate, Michael y Carole Middleton, junto con sus hermanos, James y Pippa.

Reina Isabel II

(CNN) — La reina Isabel de Gran Bretaña rindió homenaje al difunto príncipe Felipe durante su primera transmisión televisiva navideña desde la muerte de quien fue su esposo por 73 años.

La monarca de 95 años ha dicho que aunque la Navidad fue «una época de gran felicidad y buen ánimo para muchos», «puede ser difícil para quienes han perdido a sus seres queridos».

«Este año, especialmente, entiendo por qué», agregó la Reina.

La vida de la reina Isabel II en datos

El mensaje de video transmitido este sábado comenzó con un extracto del discurso de la reina de 1997 para el aniversario de bodas de oro con el duque de Edimburgo. En una mesa frente a la reina se exhibió una fotografía de la pareja que conmemora su aniversario de bodas de diamantes en 2007. En otra referencia a su esposo, la monarca usó el mismo broche de crisantemo de zafiro con el que fue fotografiada durante su luna de miel con Philip en 1947.

La reina Isabel II ofrece su transmisión anual de Navidad desde el White Drawing Room del Castillo de Windsor.

La reina dijo que desde la muerte del príncipe Felipe se ha sentido muy reconfortada por la calidez y el afecto de los numerosos homenajes a su vida y obra en todo el mundo.

«Su sentido del servicio, curiosidad intelectual y capacidad para exprimir la diversión de cualquier situación, fueron irreprimibles. Ese brillo travieso e inquisitivo fue tan brillante al final como cuando lo vi por primera vez», agregó la reina.

Afirmó que por mucho que la familia real extraña al príncipe Felipe, saben que él querría que tuvieran una celebración, y agregó que si bien el covid-19 una vez más puso tensión en las celebraciones navideñas de este año, todavía hay muchas tradiciones festivas que pueden ser atesoradas como el canto de villancicos, la decoración del árbol, el intercambio de regalos.

Añadió que la transmisión de estas tradiciones y valores de generación en generación es una «fuente de gran felicidad».

La reina canceló algunos de sus planes navideños de este año por culpa del covid-19. No viajó a Sandringham para Navidad, como es la tradición, sino que estaba celebrando en el Castillo de Windsor.

El palacio también canceló un almuerzo previo a la Navidad que la monarca suele organizar para la familia extendida.

Ómicron interfiere en los planes navideños de Isabell II 0:44Una actuación sorpresa

Mientras tanto, la duquesa de Cambridge sorprendió al público de la televisión británica con una interpretación de piano durante un servicio especial de Navidad que se mostró en la televisión en Nochebuena.

Kate tocó el piano como parte de un evento comunitario de Navidad que organizó en la Abadía de Westminster en el centro de Londres a principios de este mes.

La velada de villancicos estuvo encabezada por la duquesa, que quiso montar «una celebración de la vida en nuestras comunidades e ilustrar cómo los actos de bondad, empatía y amor pueden nutrirnos y reconectarnos».

A very special performance of ‘For Those Who Can’t Be Here’ with @IamTomWalker for #TogetherAtChristmas
 
Watch the full performance on our YouTube channel: https://t.co/twi2NplxNv pic.twitter.com/4HwGUMvPKe

— The Duke and Duchess of Cambridge (@KensingtonRoyal) December 24, 2021

En un mensaje grabado al presentar el evento, Kate dijo que quería agradecer a aquellos que han hecho todo lo posible para apoyar a sus comunidades durante la pandemia, celebrar los actos de bondad que se han presenciado en todo el país y reconocer a otros que pueden haber sufrido durante los dos últimos años.

Dentro del servicio, reflexionó sobre el final de «otro año extraordinario» y los «desafíos previamente inimaginables» de los últimos 18 meses.

Los asistentes al evento del 8 de diciembre fueron descritos como «los héroes olvidados» fueron seleccionados de redes comunitarias, organizaciones caritativas y patrocinios de su majestad la reina, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles, y el duque y la duquesa de Cambridge.

La duquesa de Cambridge dice que la adicción puede «pasarle a cualquiera de nosotros»

Una grabación del evento, «Royal Carols: Together At Christmas» se mostró en la red ITV del Reino Unido en la víspera de Navidad, e incluyó imágenes nunca antes vistas de la duquesa tocando el piano.

Los espectadores sabían que el programa presentaría una pizca de apariciones de celebridades, con actuaciones musicales de las cantantes Ellie Goulding y Leona Lewis, y lecturas de la atleta paralímpica británica Kim Daybell y la estrella de «Harry Potter» Tom Felton, pero la actuación de Kate fue una sorpresa.

La duquesa se mostró en la Sala Capitular dentro de la Abadía de Westminster junto a Tom Walker interpretando «For Those Who Can’t Be Here» («Para aquellos que no pueden estar aquí», en español).

Los miembros del clan Windsor asistieron a las festividades para ofrecer su apoyo a la gran noche de la duquesa, incluidos la princesa Beatriz y su esposo, Edoardo Mapelli Mozzi, la princesa Beatriz, la condesa de Wessex, y Zara y Mike Tindall.

También hicieron una rara aparición pública los padres de Kate, Michael y Carole Middleton, junto con sus hermanos, James y Pippa.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver