Los casi cinco metros de nieve en la Sierra Nevada de California están batiendo récords

(CNN) — Después de meses de una sequía extrema que provocó escasez de agua y avivó incendios forestales, están cayendo fuertes nevadas en Sierra Nevada, lo suficiente para romper récords de décadas.

Hasta este martes, más de 513 centímetros de nieve, más de 5 metros, habían caído en lo que va del mes en el Laboratorio de Nieve de la Sierra Central de la Universidad de California, en Donner Pass al este de Sacramento.

Los científicos del laboratorio dijeron que este mes es ahora el diciembre más nevado registrado en esta ubicación y el tercer mes con más nieve en general. El mes más alto fue enero de 2017 cuando cayeron 604 centímetros, y no es probable que caiga suficiente nieve en los próximos tres días para desafiar ese récord. Los registros aquí se remontan a 1970.

Los funcionarios del laboratorio dijeron que la nieve era «profunda y difícil de atravesar», y les tomó aproximadamente 40 minutos llegar al lugar donde se tomaron las medidas, a solo 46 metros de distancia de la puerta principal del laboratorio.

Es muchísima nieve y era muy necesaria, pero Andrew Schwartz, el científico principal y gerente de la estación del laboratorio de nieve Sierra, dijo que van a necesitar más.

«Si bien este evento ha sido asombroso hasta ahora, estamos realmente preocupados porque los próximos meses no tendrán tantas tormentas», dijo Schwartz a CNN. «Si no conseguimos un centímetro más, todavía estamos por debajo de lo que esperaríamos durante todo el invierno, lo que significa que podemos contribuir a la sequía en lugar de resolverla».

La capa de nieve a gran altura sirve como un depósito natural que alivia la sequía, almacena agua durante los meses de invierno y la libera lentamente durante la temporada de deshielo primaveral.

La capa de nieve en Sierra Nevada representa el 30% del suministro de agua dulce de California en un año promedio, según el Departamento de Recursos Hídricos de California. La capa de nieve en la Sierra se encontraba en niveles alarmantemente bajos al final del invierno pasado y los embalses, que se reponen con el deshielo primaveral, todavía están por debajo del promedio histórico.

Así se ve la nieve en Spring Street en Nevada City, California, este lunes.

El embalse del lago Oroville, por ejemplo, está actualmente lleno en un 37%, lo que es bajo en comparación con su promedio histórico de 71% durante el mismo tiempo. La central hidroeléctrica de Oroville se vio obligada a cerrar este verano, debido a su bajo nivel de agua, por primera vez desde que abrió en 1967.

La sequía de este verano fue la más extrema en el récord de 126 años de California, y julio de 2021 fue el mes más seco desde que comenzó la recopilación de datos en 1895. En toda la región, la magnitud de la sequía se mantuvo en 90% o más desde junio, con varios estados completamente en sequía.

Luego en octubre, California y partes del noroeste del Pacífico recibieron una probada de la lluvia que estaban buscando. El inicio de la temporada de lluvias trajo consigo las fuertes tormentas que extraen la humedad del Océano Pacífico, conocidos como ríos atmosféricos. Estas tormentas invernales han sido cruciales para determinar si California terminará en sequía. Durante los dos inviernos anteriores, solo una de esas tormentas trajo precipitaciones significativas.

A medida que se acelera el cambio climático y aumentan las temperaturas invernales, se espera que disminuyan las nevadas. Schwartz dijo que está descubriendo que lo que solía caer como nieve ahora cae como lluvia.

«En última instancia, lo que está sucediendo ahora mismo en términos de cambio climático con nuestras precipitaciones aquí en la cumbre es que en realidad estamos viendo un aumento de las precipitaciones, pero la diferencia es que estamos viendo una reducción de las nevadas y un aumento de las lluvias», dijo Schwartz. «Así que eso coincide con nuestra señal de calentamiento; con ese calentamiento, en realidad nos hemos alejado de algunas de nuestras nevadas».

While snowfall was picturesque in places such as along Broad Street in Nevada City, it was dangerous for many others who were without electricity or stuck in the snow.

Los científicos han descubierto que el cambio climático no solo está aumentando la severidad del clima extremo, sino que está interrumpiendo los patrones naturales, causando cambios salvajes entre los extremos secos y húmedos. California ha visto este «brusco cambio de temperatura» en los últimos años, donde las tormentas atmosféricas de los ríos causan inundaciones destructivas un año y sequías extremas que causan escasez de agua al siguiente.

De manera similar, Schwartz dijo que ven las condiciones en la cumbre cambiar de un invierno sin nieve a una ventisca la próxima temporada. Pero también dijo que la nieve está disminuyendo claramente en Sierra Nevada.

«Y eso será realmente lo que veamos y lo que veamos con frecuencia aquí», agregó. «Así que a medida que aumentan esas temperaturas, veremos mucho menos de las cosas que teníamos ayer que nos hicieron caminar con dificultad durante 40 minutos».

Dejando a un lado las nevadas récord, Schwartz dijo que ya está viendo de primera mano las sombrías consecuencias de la crisis climática en Sierra Nevada.

«En general, las tendencias con el cambio climático en la región son algo espantosas con respecto a la nieve, porque no la vamos a tener por mucho más tiempo», dijo. «Entonces, cuando tenemos meses como este, estoy muy emocionado».

California Cambio climático Nevadas

(CNN) — Después de meses de una sequía extrema que provocó escasez de agua y avivó incendios forestales, están cayendo fuertes nevadas en Sierra Nevada, lo suficiente para romper récords de décadas.

Hasta este martes, más de 513 centímetros de nieve, más de 5 metros, habían caído en lo que va del mes en el Laboratorio de Nieve de la Sierra Central de la Universidad de California, en Donner Pass al este de Sacramento.

Un par de incendios forestales en California ahora amenazan a algunos de los árboles más grandes del mundo

Los científicos del laboratorio dijeron que este mes es ahora el diciembre más nevado registrado en esta ubicación y el tercer mes con más nieve en general. El mes más alto fue enero de 2017 cuando cayeron 604 centímetros, y no es probable que caiga suficiente nieve en los próximos tres días para desafiar ese récord. Los registros aquí se remontan a 1970.

Los funcionarios del laboratorio dijeron que la nieve era «profunda y difícil de atravesar», y les tomó aproximadamente 40 minutos llegar al lugar donde se tomaron las medidas, a solo 46 metros de distancia de la puerta principal del laboratorio.

NEW DECEMBER RECORD: 193.7″

With a 24 hour official #snow total of 38.9″ at the lab, we have smashed the previous record of 179″ of snow in December set in 1970!

Snow rates are still heavy and we could even break the 200″ mark today!#CAwx #CAwater pic.twitter.com/x9g6fRuzHQ

— UC Berkeley Central Sierra Snow Lab (@UCB_CSSL) December 27, 2021

Es muchísima nieve y era muy necesaria, pero Andrew Schwartz, el científico principal y gerente de la estación del laboratorio de nieve Sierra, dijo que van a necesitar más.

«Si bien este evento ha sido asombroso hasta ahora, estamos realmente preocupados porque los próximos meses no tendrán tantas tormentas», dijo Schwartz a CNN. «Si no conseguimos un centímetro más, todavía estamos por debajo de lo que esperaríamos durante todo el invierno, lo que significa que podemos contribuir a la sequía en lugar de resolverla».

Una primavera nevada sorprende en la Sierra Nevada de California

La capa de nieve a gran altura sirve como un depósito natural que alivia la sequía, almacena agua durante los meses de invierno y la libera lentamente durante la temporada de deshielo primaveral.

La capa de nieve en Sierra Nevada representa el 30% del suministro de agua dulce de California en un año promedio, según el Departamento de Recursos Hídricos de California. La capa de nieve en la Sierra se encontraba en niveles alarmantemente bajos al final del invierno pasado y los embalses, que se reponen con el deshielo primaveral, todavía están por debajo del promedio histórico.

Así se ve la nieve en Spring Street en Nevada City, California, este lunes.

El embalse del lago Oroville, por ejemplo, está actualmente lleno en un 37%, lo que es bajo en comparación con su promedio histórico de 71% durante el mismo tiempo. La central hidroeléctrica de Oroville se vio obligada a cerrar este verano, debido a su bajo nivel de agua, por primera vez desde que abrió en 1967.

La sequía de este verano fue la más extrema en el récord de 126 años de California, y julio de 2021 fue el mes más seco desde que comenzó la recopilación de datos en 1895. En toda la región, la magnitud de la sequía se mantuvo en 90% o más desde junio, con varios estados completamente en sequía.

Luego en octubre, California y partes del noroeste del Pacífico recibieron una probada de la lluvia que estaban buscando. El inicio de la temporada de lluvias trajo consigo las fuertes tormentas que extraen la humedad del Océano Pacífico, conocidos como ríos atmosféricos. Estas tormentas invernales han sido cruciales para determinar si California terminará en sequía. Durante los dos inviernos anteriores, solo una de esas tormentas trajo precipitaciones significativas.

La nación más nueva del mundo se enfrenta tanto a la sequía como a las inundaciones

A medida que se acelera el cambio climático y aumentan las temperaturas invernales, se espera que disminuyan las nevadas. Schwartz dijo que está descubriendo que lo que solía caer como nieve ahora cae como lluvia.

«En última instancia, lo que está sucediendo ahora mismo en términos de cambio climático con nuestras precipitaciones aquí en la cumbre es que en realidad estamos viendo un aumento de las precipitaciones, pero la diferencia es que estamos viendo una reducción de las nevadas y un aumento de las lluvias», dijo Schwartz. «Así que eso coincide con nuestra señal de calentamiento; con ese calentamiento, en realidad nos hemos alejado de algunas de nuestras nevadas».

While snowfall was picturesque in places such as along Broad Street in Nevada City, it was dangerous for many others who were without electricity or stuck in the snow.

Los científicos han descubierto que el cambio climático no solo está aumentando la severidad del clima extremo, sino que está interrumpiendo los patrones naturales, causando cambios salvajes entre los extremos secos y húmedos. California ha visto este «brusco cambio de temperatura» en los últimos años, donde las tormentas atmosféricas de los ríos causan inundaciones destructivas un año y sequías extremas que causan escasez de agua al siguiente.

De manera similar, Schwartz dijo que ven las condiciones en la cumbre cambiar de un invierno sin nieve a una ventisca la próxima temporada. Pero también dijo que la nieve está disminuyendo claramente en Sierra Nevada.

Las 5 cosas que debes saber este miércoles 10 de noviembre de 2021: El mundo avanza hacia un calentamiento global de 2,4 grados Celsius pese a la COP26

«Y eso será realmente lo que veamos y lo que veamos con frecuencia aquí», agregó. «Así que a medida que aumentan esas temperaturas, veremos mucho menos de las cosas que teníamos ayer que nos hicieron caminar con dificultad durante 40 minutos».

Dejando a un lado las nevadas récord, Schwartz dijo que ya está viendo de primera mano las sombrías consecuencias de la crisis climática en Sierra Nevada.

«En general, las tendencias con el cambio climático en la región son algo espantosas con respecto a la nieve, porque no la vamos a tener por mucho más tiempo», dijo. «Entonces, cuando tenemos meses como este, estoy muy emocionado».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver