Un tribunal ruso clausura el Centro de Derechos Humanos Memorial, un día después de que se ordenara el cierre de su grupo hermano

Moscú (CNN) — Un tribunal de Moscú ordenó este miércoles el cierre del Centro de Derechos Humanos Memorial, en el último golpe a los grupos de la sociedad civil rusa.

El centro fue acusado de múltiples violaciones de la ley rusa de «agentes extranjeros» y de «justificar el terrorismo y el extremismo» en sus publicaciones, dijo a CNN un abogado de la organización, Ilya Novikov.

La decisión llega un día después de que la Corte Suprema de Rusia decidiera cerrar su grupo hermano Memorial International. Novikov dijo que presentarían un recurso.

«Es una decisión bastante esperada después de la de ayer [decisión del Tribunal Supremo de cerrar Memorial International]. No nos hacíamos ilusiones sobre la vista de hoy», dijo Novikov a CNN por teléfono desde el tribunal.

«Pero es crucial que esas persecuciones no desanimen a la gente y creo que no harán que la gente deje su trabajo de derechos humanos. La entidad legal puede ser liquidada, pero el trabajo permanece y las personas permanecen».

Putin da alarmantes declaraciones sobre cooperación con China 2:00

La directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central, Marie Struthers, calificó la sentencia de «despiadada» en un comunicado publicado este miércoles.

«El despiadado cierre por parte de las autoridades rusas del Centro de Derechos Humanos Memorial, una organización que ha ayudado a miles de personas en momentos de crisis tanto en su país como en el extranjero durante 30 años, representa un nuevo golpe para el movimiento de la sociedad civil de Rusia tras años de implacables ataques», ha declarado Struthers, que criticó las «espurias acusaciones» contra la organización.

«Estas falsas acusaciones no son más que un pretexto para silenciar la disidencia y bloquear la capacidad de la gente de unirse para defender los derechos humanos, y deben ser retiradas inmediatamente», añadió.

Durante décadas, esta organización documentó crímenes de la URSS y ahora la Corte Suprema de Rusia ordenó su cierre

Struthers dijo que la sentencia «encaja en un patrón más amplio de represión que busca ilegalizar las redes de la sociedad civil de Rusia» e insistió en que la decisión «debe ser anulada inmediatamente».

El Centro de Derechos Humanos Memorial y Memorial Internacional son entidades jurídicas distintas.
El primero se centra en la opresión en la Rusia moderna, mientras que el segundo trabaja para denunciar los abusos y atrocidades de la época estalinista.

Las sentencias continúan el vaciamiento de las organizaciones de la sociedad civil rusa, que fueron víctimas gradualmente del régimen autoritario de Putin.

Los grupos de derechos humanos y los defensores de la democracia han sido objeto de crecientes ataques en los últimos años.

Miles de manifestantes fueron detenidos a principios de este año por participar en varias manifestaciones de apoyo a Alexey Navalny, el opositor político más conocido del país a Putin.

Las manifestaciones de los primeros meses de 2021 fueron respondidas con una fuerte represión por parte de la policía, que incluyó detenciones generalizadas y un uso supuestamente desproporcionado de la fuerza.

Pero a los expertos les preocupa que el cierre de Memorial pueda ser un presagio de algo peor para los grupos que se enfrenten al Kremlin.

«Es difícil exagerar la urgencia de garantizar que las dos entidades de Memorial puedan continuar con su crucial labor de protección de los derechos humanos», escribieron varios grupos de derechos, entre ellos Human Rights Watch y Amnistía Internacional, en una carta abierta publicada a principios de diciembre.

«Memorial está en el corazón mismo de la sociedad civil rusa, y al ponerla en el punto de mira, las autoridades esperan destruir la sociedad civil rusa en general».

Joshua Berlinger, de CNN, contribuyó a este informe.

Moscú (CNN) — Un tribunal de Moscú ordenó este miércoles el cierre del Centro de Derechos Humanos Memorial, en el último golpe a los grupos de la sociedad civil rusa.

El centro fue acusado de múltiples violaciones de la ley rusa de «agentes extranjeros» y de «justificar el terrorismo y el extremismo» en sus publicaciones, dijo a CNN un abogado de la organización, Ilya Novikov.

La decisión llega un día después de que la Corte Suprema de Rusia decidiera cerrar su grupo hermano Memorial International. Novikov dijo que presentarían un recurso.

«Es una decisión bastante esperada después de la de ayer [decisión del Tribunal Supremo de cerrar Memorial International]. No nos hacíamos ilusiones sobre la vista de hoy», dijo Novikov a CNN por teléfono desde el tribunal.

«Pero es crucial que esas persecuciones no desanimen a la gente y creo que no harán que la gente deje su trabajo de derechos humanos. La entidad legal puede ser liquidada, pero el trabajo permanece y las personas permanecen».

Putin da alarmantes declaraciones sobre cooperación con China 2:00

La directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central, Marie Struthers, calificó la sentencia de «despiadada» en un comunicado publicado este miércoles.

«El despiadado cierre por parte de las autoridades rusas del Centro de Derechos Humanos Memorial, una organización que ha ayudado a miles de personas en momentos de crisis tanto en su país como en el extranjero durante 30 años, representa un nuevo golpe para el movimiento de la sociedad civil de Rusia tras años de implacables ataques», ha declarado Struthers, que criticó las «espurias acusaciones» contra la organización.

«Estas falsas acusaciones no son más que un pretexto para silenciar la disidencia y bloquear la capacidad de la gente de unirse para defender los derechos humanos, y deben ser retiradas inmediatamente», añadió.

Durante décadas, esta organización documentó crímenes de la URSS y ahora la Corte Suprema de Rusia ordenó su cierre

Struthers dijo que la sentencia «encaja en un patrón más amplio de represión que busca ilegalizar las redes de la sociedad civil de Rusia» e insistió en que la decisión «debe ser anulada inmediatamente».

El Centro de Derechos Humanos Memorial y Memorial Internacional son entidades jurídicas distintas.
El primero se centra en la opresión en la Rusia moderna, mientras que el segundo trabaja para denunciar los abusos y atrocidades de la época estalinista.

Las sentencias continúan el vaciamiento de las organizaciones de la sociedad civil rusa, que fueron víctimas gradualmente del régimen autoritario de Putin.

Los grupos de derechos humanos y los defensores de la democracia han sido objeto de crecientes ataques en los últimos años.

Miles de manifestantes fueron detenidos a principios de este año por participar en varias manifestaciones de apoyo a Alexey Navalny, el opositor político más conocido del país a Putin.

Las manifestaciones de los primeros meses de 2021 fueron respondidas con una fuerte represión por parte de la policía, que incluyó detenciones generalizadas y un uso supuestamente desproporcionado de la fuerza.

Pero a los expertos les preocupa que el cierre de Memorial pueda ser un presagio de algo peor para los grupos que se enfrenten al Kremlin.

«Es difícil exagerar la urgencia de garantizar que las dos entidades de Memorial puedan continuar con su crucial labor de protección de los derechos humanos», escribieron varios grupos de derechos, entre ellos Human Rights Watch y Amnistía Internacional, en una carta abierta publicada a principios de diciembre.

«Memorial está en el corazón mismo de la sociedad civil rusa, y al ponerla en el punto de mira, las autoridades esperan destruir la sociedad civil rusa en general».

Joshua Berlinger, de CNN, contribuyó a este informe.

CNN

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver