(CNN) — Los trabajadores de 21 estados en Estados Unidos verán un aumento del salario mínimo a partir del inicio de este 2022.

Con el comienzo del año, algunos estados promulgarán aumentos salariales que van desde centavos hasta dólares por hora.

Muchos de los aumentos entraron en vigor el sábado, pero el de Nueva York comenzó el viernes, último día del 2021.

En Nueva York y otros siete estados, los aumentos forman parte de un cronograma de subidas programadas en un esfuerzo por alcanzar los US$ 15 por hora de salario mínimo en los próximos años. Otros estados que decidieron subir el salario mínimo son California, Delaware, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island, según un informe de los expertos en nóminas de Wolters Kluwer Legal & Regulatory US, una empresa que proporciona información sobre finanzas, cumplimiento y regulación.

En esta foto de archivo del 26 de mayo de 2021, un activista sostiene un cartel frente al restaurante Old Ebbitt Grill durante una manifestación de «Huelga salarial» en Washington.

Hay estados que también aumentaron las tasas debido a legislación aprobada previamente o a diferentes iniciativas sometidas a votación, mientras que otros aumentos salariales exigidos por estados -en lugares como Arizona, Colorado, Maine, Minnesota, Montana, Ohio, Dakota del Sur, Vermont y Washington- se deben a los ajustes automáticos del costo de vida que se basan en la inflación.

publicidad

Los votantes de Missouri aprobaron una proposición en 2018 que aumenta gradualmente el salario mínimo estatal hasta los US$ 12 dólares en cinco años. Michigan, Nuevo México y Virginia adoptaron una legislación similar con objetivos de US$ 12.

Connecticut, Oregon, Florida y Nevada también verán aumentos del salario mínimo, que entrarán en vigor más adelante en el nuevo año.

El salario mínimo federal se mantendrá en US$ 7,25, una tasa que no se ha movido desde que fue impuesto en 2009. Este período de casi 13 años es el más largo que los trabajadores estadounidenses han pasado sin un aumento salarial por mandato federal.

El presidente Joe Biden y algunos demócratas progresistas abogaron anteriormente por un salario mínimo federal de US$ 15. Al firmar una orden ejecutiva en abril, Biden elevó el salario mínimo de los contratistas federales a US$ 15. Ese aumento entrará en vigor a finales de enero.

Sin embargo, los intentos de hacer realidad un aumento federal a escala nacional fracasaron el pasado mes de febrero, cuando el Senado se pronunció en contra de incluir un aumento del salario mínimo en el proyecto de ley de ayuda frente al covid-19. El senador independiente Bernie Sanders, de Vermont, presentó en marzo una enmienda para intentar que se incluyera el aumento del salario mínimo, tras la decisión del Senado. Aunque sus posibilidades de aprobación ya eran escasas dada la estrecha división del Senado, ocho demócratas votaron en contra de la enmienda.

Los países con mejores salarios mínimos en América Latina 0:53

El senador Joe Manchin, de Virginia Occidental, uno de los demócratas que votó en contra de la enmienda, dijo entonces a Jake Tapper, de CNN, que le gustaría que el salario mínimo federal aumentara a US$ 11 y que luego «se indexara según la inflación, para que nunca más se convierta en un balón de fútbol político». Otros que critican el aumento del salario mínimo federal argumentan que si los empleadores deben pagar a sus trabajadores US$ 15 por hora, contratarán a menos trabajadores, lo que dará lugar a menos puestos de trabajo.

Defensores como Biden argumentan que un salario de US$ 15 haría que «la gente superara el umbral de la pobreza». La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó en 2019 que un salario mínimo de US$ 15 dólares «sacaría, en neto, a aproximadamente 1,3 millones de personas de la pobreza».

Mientras que la legislación federal se ha estancado, algunas empresas privadas se han encargado de aumentar sus salarios mínimos. En septiembre, Walmart elevó su salario mínimo a US$ 12 por hora y Amazon aumentó su tarifa media inicial a US$ 18.

Además de los 21 estados, ciudades y condados individuales están aplicando aumentos salariales. Treinta y cinco ciudades y condados verán aumentados sus salarios en el nuevo año, según el National Employment Law Project. En el estado de Nueva York, el salario mínimo de US$ 15 solo se aplica a determinados lugares, como la ciudad de Nueva York, Long Island y el condado de Westchester. Y mientras Maryland aumenta su salario mínimo a US$ 12,50 el condado de Montgomery, cerca de Washington, ya ha implantado un salario mínimo de US$ 15.

Salario Minimo

(CNN) — Los trabajadores de 21 estados en Estados Unidos verán un aumento del salario mínimo a partir del inicio de este 2022.

Con el comienzo del año, algunos estados promulgarán aumentos salariales que van desde centavos hasta dólares por hora.

Malos empleos y salarios: así resaltó la pandemia esta problemática en EE.UU.

Muchos de los aumentos entraron en vigor el sábado, pero el de Nueva York comenzó el viernes, último día del 2021.

En Nueva York y otros siete estados, los aumentos forman parte de un cronograma de subidas programadas en un esfuerzo por alcanzar los US$ 15 por hora de salario mínimo en los próximos años. Otros estados que decidieron subir el salario mínimo son California, Delaware, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island, según un informe de los expertos en nóminas de Wolters Kluwer Legal & Regulatory US, una empresa que proporciona información sobre finanzas, cumplimiento y regulación.

En esta foto de archivo del 26 de mayo de 2021, un activista sostiene un cartel frente al restaurante Old Ebbitt Grill durante una manifestación de «Huelga salarial» en Washington.

Hay estados que también aumentaron las tasas debido a legislación aprobada previamente o a diferentes iniciativas sometidas a votación, mientras que otros aumentos salariales exigidos por estados -en lugares como Arizona, Colorado, Maine, Minnesota, Montana, Ohio, Dakota del Sur, Vermont y Washington- se deben a los ajustes automáticos del costo de vida que se basan en la inflación.

Los votantes de Missouri aprobaron una proposición en 2018 que aumenta gradualmente el salario mínimo estatal hasta los US$ 12 dólares en cinco años. Michigan, Nuevo México y Virginia adoptaron una legislación similar con objetivos de US$ 12.

Connecticut, Oregon, Florida y Nevada también verán aumentos del salario mínimo, que entrarán en vigor más adelante en el nuevo año.

Esfuerzos federales para aumentar el salario mínimo

El salario mínimo federal se mantendrá en US$ 7,25, una tasa que no se ha movido desde que fue impuesto en 2009. Este período de casi 13 años es el más largo que los trabajadores estadounidenses han pasado sin un aumento salarial por mandato federal.

El presidente Joe Biden y algunos demócratas progresistas abogaron anteriormente por un salario mínimo federal de US$ 15. Al firmar una orden ejecutiva en abril, Biden elevó el salario mínimo de los contratistas federales a US$ 15. Ese aumento entrará en vigor a finales de enero.

Sin embargo, los intentos de hacer realidad un aumento federal a escala nacional fracasaron el pasado mes de febrero, cuando el Senado se pronunció en contra de incluir un aumento del salario mínimo en el proyecto de ley de ayuda frente al covid-19. El senador independiente Bernie Sanders, de Vermont, presentó en marzo una enmienda para intentar que se incluyera el aumento del salario mínimo, tras la decisión del Senado. Aunque sus posibilidades de aprobación ya eran escasas dada la estrecha división del Senado, ocho demócratas votaron en contra de la enmienda.

El senador Joe Manchin, de Virginia Occidental, uno de los demócratas que votó en contra de la enmienda, dijo entonces a Jake Tapper, de CNN, que le gustaría que el salario mínimo federal aumentara a US$ 11 y que luego «se indexara según la inflación, para que nunca más se convierta en un balón de fútbol político». Otros que critican el aumento del salario mínimo federal argumentan que si los empleadores deben pagar a sus trabajadores US$ 15 por hora, contratarán a menos trabajadores, lo que dará lugar a menos puestos de trabajo.

Defensores como Biden argumentan que un salario de US$ 15 haría que «la gente superara el umbral de la pobreza». La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó en 2019 que un salario mínimo de US$ 15 dólares «sacaría, en neto, a aproximadamente 1,3 millones de personas de la pobreza».

Mientras que la legislación federal se ha estancado, algunas empresas privadas se han encargado de aumentar sus salarios mínimos. En septiembre, Walmart elevó su salario mínimo a US$ 12 por hora y Amazon aumentó su tarifa media inicial a US$ 18.

Además de los 21 estados, ciudades y condados individuales están aplicando aumentos salariales. Treinta y cinco ciudades y condados verán aumentados sus salarios en el nuevo año, según el National Employment Law Project. En el estado de Nueva York, el salario mínimo de US$ 15 solo se aplica a determinados lugares, como la ciudad de Nueva York, Long Island y el condado de Westchester. Y mientras Maryland aumenta su salario mínimo a US$ 12,50 el condado de Montgomery, cerca de Washington, ya ha implantado un salario mínimo de US$ 15.

Feedzy

Por

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver