Estos son los propósitos del Dr. Sanjay Gupta para un 2022 más saludable

(CNN) — Con el año nuevo llega la tradición, ciertamente ambiciosa, de establecer propósitos de Año Nuevo, que esperamos poder cumplir y no abandonar después de la tercera semana, o incluso el tercer día, de 2022.

Al mismo tiempo, estamos entrando en nuestro tercer año de lucha contra un nuevo coronavirus que sigue manteniendo al mundo en modo pandémico.

Por eso es más importante ahora que nunca, pensar en establecer propósitos que nos ayuden a mantenernos sanos y lo suficientemente fuertes como para pasar el año que viene, a medida que la variante delta es desplazada por ómicron en este país y en todo el mundo, y mientras el covid-19 evoluciona a duras penas de pandemia a una infección endémica.

En otras palabras, propósitos que nos protejan de la pandemia en la medida de lo posible.

Eso significa que tenemos que ser proactivos en lugar de reactivos: tenemos que aprender del pasado, arreglar las cosas antes de que se rompan y optimizarnos a nosotros mismos y a nuestros modos de hacer las cosas. Como dijo el antiguo director creativo de la casa de moda Lanvin, Alber Elbaz, cuando lo entrevisté en 2014: «Sabes, hay un dicho en Estados Unidos que dice: ‘Si no está roto, no lo arregles’. Y yo creo que si no está roto, arréglalo antes de que se rompa». (Elbaz sucumbió trágicamente al covid-19 en abril de 2021).

Con esto en mente, elaboré una breve lista de propósitos sencillos y universales para que consideres incluirlos entre los tuyos. Sé que seguiré la lista.

publicidad

Lista corta de resoluciones:

Vacunarse

Lo primero de mi lista es vacunarse. Las vacunas existen desde hace más de un año y, sin embargo, actualmente solo el 62% del país está totalmente vacunado y el 33% de los estadounidenses se ha puesto una dosis de refuerzo.

No me canso de repetirlo: vacunarse es la mejor manera de reducir el riesgo de tener un mal resultado si enfermamos por covid-19. Según una estimación reciente del Fondo de la Commonwealth, el esfuerzo de difusión de la vacuna en Estados Unidos ha evitado 1,1 millones de muertes por covid, más de 10,3 millones de hospitalizaciones y casi 36 millones de infecciones hasta noviembre de 2021. Aun así, se produjeron demasiadas muertes evitables en un momento en que las vacunas ya estaban disponibles.

Son muy eficaces contra la variante delta, que sigue impulsando algunos brotes en partes de Estados Unidos. Y aunque los estudios preliminares muestran que algunas vacunas pueden ser menos eficaces para prevenir la infección con la variante ómicron, siguen ayudando a evitar hospitalizaciones y muertes, especialmente con el refuerzo. Así que si aún no te has vacunado, ahora es el momento de hacerlo.

Un cuerpo a prueba de pandemias

Además de la vacuna, hay otras formas importantes de proteger tu cuerpo contra la pandemia. A menudo nos sentimos motivados a mantenernos sanos por el miedo a futuras enfermedades: comer bien para evitar el cáncer o la demencia en la vejez o hacer ejercicio para evitar enfermedades cardiovasculares más adelante. La pandemia nos ha enseñado que estar sano puede ser una gran protección contra las enfermedades graves en este momento, no solo en las próximas décadas. Ponerte en la mejor forma posible, dentro de lo razonable, te prepara para luchar mejor contra el virus en caso de que una infección.

Si fumas, intenta dejarlo: no necesitas que te diga que es malo para ti en muchos sentidos; la pandemia solo añade uno más. Si no haces ejercicio, empieza a hacerlo. La actividad física es fundamental para gozar de buena salud; incluso algo tan sencillo como caminar puede hacer maravillas. Si tienes una enfermedad crónica, como una enfermedad hepática, renal o cardíaca, o diabetes, que se ha demostrado que empeoran los resultados de las personas que luchan contra el virus, intenta controlar esas condiciones lo mejor posible.

Otra condición fuertemente vinculada a los peores resultados de covid-19 es la obesidad y el sobrepeso, un problema que afecta a casi tres cuartas partes de los estadounidenses mayores de 20 años. Una de las preguntas más comunes que he recibido es sobre la conexión entre el exceso de peso y el covid grave, así que aquí se explica lo que le ocurre a tu cuerpo en ese caso.

Obesidad y diabetes elevan riesgo de covid-19 grave 4:57

No es de extrañar que perder peso sea un propósito popular de Año Nuevo. No voy a mentir, es una meta muy desafiante con la que muchas personas luchan, y no suele lograrse rápidamente.

Así que, este año que viene, tal vez ayude tener una mentalidad diferente. En lugar de hacer dieta para perder peso, proponte comer bien para reforzar tu sistema inmunológico. ¿Qué significa esto? Los científicos han aprendido que alrededor del 80% de la inmunidad reside en el microbioma intestinal, es decir, los billones de bacterias, virus, hongos y otros organismos que residen en el interior de tus intestinos y que desempeñan un papel clave en la digestión, la nutrición y la inmunidad (entre otras actividades vitales). La comida es uno de los mensajes más claros y rápidos que envías a tu cuerpo a diario, una señal para esos billones de microorganismos que están preparados para actuar.

En pocas palabras, lo que comes en el desayuno puede afectar a la inmunidad a la hora de la cena. Y los microbiomas más saludables son los más diversos. Eso significa que también deberías comer una amplia variedad de alimentos; los colores del arco iris (como frutas, verduras y alimentos fermentados) deberían llenar tu plato. Centrarte en un solo superalimento es un error. Cuanto más amplia sea la variedad de alimentos saludables, mejor porque eso diversificará tu microbioma, lo que a su vez mejorará tu sistema inmunológico.

Aunque el desarrollo y el mantenimiento de un microbioma saludable no te va a inmunizar contra el covid-19, sí que reducirá el riesgo de contraer enfermedades graves. (Explico esto más a fondo en mi último libro, «World War C«).

Y admitámoslo: elegir alimentos saludables cada día es más realista que deshacerse de 10 o 100 kilos de la noche a la mañana.

Además, es posible que notes otros beneficios para la salud, como me ocurrió a mí. Un amigo científico con el que hablo regularmente me recomendó que llevara un diario detallado de los alimentos junto con algunos elementos que quería medir, como el estado de ánimo, la creatividad, la disposición al trabajo y el ejercicio. Me quedó muy claro que cuando comía pepinillos, mis métricas siempre eran altas: podía sentarme y escribir un artículo, podía salir a correr, me sentía muy bien, mi estado de ánimo era elevado y tenía mucha energía.

Resulta que los pepinillos y otros alimentos fermentados son un gran alimento para alimentar la microbiota. Ahora bien, puede que los pepinillos no te funcionen de la misma manera que a mí, pero puedes experimentar de la misma forma que yo lo hice para descubrir qué te da un impulso.

Protege tu casa contra la pandemia

Lo siguiente es proteger tu casa contra la pandemia. Eso significa seguir las recomendaciones básicas de salud pública. Cosas como asegurarse de que todos los miembros de la familia están al día con sus vacunas y, para evitar una doble pandemia, también con su vacuna anual contra la gripe.

Otras medidas son mantener limpias las manos y las superficies que se tocan con frecuencia, y asegurarte de tener un suministro de mascarillas para usar en espacios interiores comunes como ascensores, supermercados y centros comerciales, especialmente si vives en un lugar con alta transmisión comunitaria. Mantén tu distancia cuando sea posible y, si decides reunirte en un espacio cerrado, asegúrate de que hay suficiente ventilación abriendo las ventanas o encendiendo un purificador de aire portátil HEPA. Una forma de hacerte una idea de la ventilación de tu casa es utilizar un monitor de CO2.

Considera la posibilidad de tener a mano pruebas rápidas de venta libre. Las investigaciones demuestran que, aunque estas pruebas de antígenos son menos precisas que las pruebas PCR para detectar una infección (especialmente en las primeras etapas y en personas asintomáticas), son especialmente buenas para determinar si alguien es contagioso en el momento. Esto significa que pueden utilizarse para examinar a un gran número de personas o antes de un gran evento. Aunque ahora te resulte difícil encontrarlas, la escasez de existencias debería disminuir.

Es importante pensar en el modelo del queso suizo: ninguna medida por sí sola va a ser 100% efectiva para protegerte contra la infección en todas las situaciones, pero con cada capa adicional, ganas más protección.

Una mente a prueba de pandemias

Mi última recomendación de resolución es proteger tu mente contra la pandemia. No te sorprenderá saber que los problemas de salud mental han aumentado en los últimos dos años, incluso entre los niños. Tómate el tiempo necesario para abordar cualquier problema que puedas estar experimentando, para evitar agravar un momento de por sí difícil.

Una forma importante de hacerlo es mantener nuestros vínculos con los demás. Los seres humanos somos sociales por naturaleza y prosperamos cuando estamos conectados. Irónicamente, la pandemia tuvo que recordarnos que ser social no es solo un lujo, sino una necesidad, incluso cuando nos robó el contacto que necesitamos para prosperar. Así que toma tiempo para acercarte a tu familia, amigos y colegas para cultivar y alimentar las relaciones. Incluso un intercambio breve pero positivo con un desconocido al azar, como una sonrisa en la calle, puede tener efectos duraderos y repercutir en el exterior.

La salud mental en los menores es afectada por la pandemia 1:03

También es importante salir de nuestros propios silos para conectar y comprender a quienes piensan de forma diferente, ya sea nuestro vecino, un profesor, nuestra cuñada o nuestros propios padres. Hemos evolucionado para cooperar entre nosotros, de lo contrario, no podríamos sobrevivir como especie; el cuidado de los demás está codificado en nuestro ADN.

El covid-19 fue la tercera causa de muerte en 2020 en este país: la forma de mitigar su impacto es empezar a escuchar para poder empezar a cooperar. Luchemos juntos por nuestro futuro. Estaré a su lado. Ese es mi propósito para 2022.
Feliz Año Nuevo para ti y tus seres queridos.

— Andrea Kane de CNN Health contribuyó con este reportaje.

Saludable

(CNN) — Con el año nuevo llega la tradición, ciertamente ambiciosa, de establecer propósitos de Año Nuevo, que esperamos poder cumplir y no abandonar después de la tercera semana, o incluso el tercer día, de 2022.

Al mismo tiempo, estamos entrando en nuestro tercer año de lucha contra un nuevo coronavirus que sigue manteniendo al mundo en modo pandémico.

Por eso es más importante ahora que nunca, pensar en establecer propósitos que nos ayuden a mantenernos sanos y lo suficientemente fuertes como para pasar el año que viene, a medida que la variante delta es desplazada por ómicron en este país y en todo el mundo, y mientras el covid-19 evoluciona a duras penas de pandemia a una infección endémica.

¿Qué puede pasar con la pandemia de coronavirus en 2022? Lo que podemos esperar de la variante ómicron y las vacunas

En otras palabras, propósitos que nos protejan de la pandemia en la medida de lo posible.

Eso significa que tenemos que ser proactivos en lugar de reactivos: tenemos que aprender del pasado, arreglar las cosas antes de que se rompan y optimizarnos a nosotros mismos y a nuestros modos de hacer las cosas. Como dijo el antiguo director creativo de la casa de moda Lanvin, Alber Elbaz, cuando lo entrevisté en 2014: «Sabes, hay un dicho en Estados Unidos que dice: ‘Si no está roto, no lo arregles’. Y yo creo que si no está roto, arréglalo antes de que se rompa». (Elbaz sucumbió trágicamente al covid-19 en abril de 2021).

Con esto en mente, elaboré una breve lista de propósitos sencillos y universales para que consideres incluirlos entre los tuyos. Sé que seguiré la lista.

Lista corta de resoluciones:

Vacunarse

Lo primero de mi lista es vacunarse. Las vacunas existen desde hace más de un año y, sin embargo, actualmente solo el 62% del país está totalmente vacunado y el 33% de los estadounidenses se ha puesto una dosis de refuerzo.

Un gran número de países de Latinoamérica tienen tasas de vacunación más altas que Europa y Estados Unidos

No me canso de repetirlo: vacunarse es la mejor manera de reducir el riesgo de tener un mal resultado si enfermamos por covid-19. Según una estimación reciente del Fondo de la Commonwealth, el esfuerzo de difusión de la vacuna en Estados Unidos ha evitado 1,1 millones de muertes por covid, más de 10,3 millones de hospitalizaciones y casi 36 millones de infecciones hasta noviembre de 2021. Aun así, se produjeron demasiadas muertes evitables en un momento en que las vacunas ya estaban disponibles.

Son muy eficaces contra la variante delta, que sigue impulsando algunos brotes en partes de Estados Unidos. Y aunque los estudios preliminares muestran que algunas vacunas pueden ser menos eficaces para prevenir la infección con la variante ómicron, siguen ayudando a evitar hospitalizaciones y muertes, especialmente con el refuerzo. Así que si aún no te has vacunado, ahora es el momento de hacerlo.

Un cuerpo a prueba de pandemias

Además de la vacuna, hay otras formas importantes de proteger tu cuerpo contra la pandemia. A menudo nos sentimos motivados a mantenernos sanos por el miedo a futuras enfermedades: comer bien para evitar el cáncer o la demencia en la vejez o hacer ejercicio para evitar enfermedades cardiovasculares más adelante. La pandemia nos ha enseñado que estar sano puede ser una gran protección contra las enfermedades graves en este momento, no solo en las próximas décadas. Ponerte en la mejor forma posible, dentro de lo razonable, te prepara para luchar mejor contra el virus en caso de que una infección.

Si fumas, intenta dejarlo: no necesitas que te diga que es malo para ti en muchos sentidos; la pandemia solo añade uno más. Si no haces ejercicio, empieza a hacerlo. La actividad física es fundamental para gozar de buena salud; incluso algo tan sencillo como caminar puede hacer maravillas. Si tienes una enfermedad crónica, como una enfermedad hepática, renal o cardíaca, o diabetes, que se ha demostrado que empeoran los resultados de las personas que luchan contra el virus, intenta controlar esas condiciones lo mejor posible.

Otra condición fuertemente vinculada a los peores resultados de covid-19 es la obesidad y el sobrepeso, un problema que afecta a casi tres cuartas partes de los estadounidenses mayores de 20 años. Una de las preguntas más comunes que he recibido es sobre la conexión entre el exceso de peso y el covid grave, así que aquí se explica lo que le ocurre a tu cuerpo en ese caso.

No es de extrañar que perder peso sea un propósito popular de Año Nuevo. No voy a mentir, es una meta muy desafiante con la que muchas personas luchan, y no suele lograrse rápidamente.

Así que, este año que viene, tal vez ayude tener una mentalidad diferente. En lugar de hacer dieta para perder peso, proponte comer bien para reforzar tu sistema inmunológico. ¿Qué significa esto? Los científicos han aprendido que alrededor del 80% de la inmunidad reside en el microbioma intestinal, es decir, los billones de bacterias, virus, hongos y otros organismos que residen en el interior de tus intestinos y que desempeñan un papel clave en la digestión, la nutrición y la inmunidad (entre otras actividades vitales). La comida es uno de los mensajes más claros y rápidos que envías a tu cuerpo a diario, una señal para esos billones de microorganismos que están preparados para actuar.

En pocas palabras, lo que comes en el desayuno puede afectar a la inmunidad a la hora de la cena. Y los microbiomas más saludables son los más diversos. Eso significa que también deberías comer una amplia variedad de alimentos; los colores del arco iris (como frutas, verduras y alimentos fermentados) deberían llenar tu plato. Centrarte en un solo superalimento es un error. Cuanto más amplia sea la variedad de alimentos saludables, mejor porque eso diversificará tu microbioma, lo que a su vez mejorará tu sistema inmunológico.

Aunque el desarrollo y el mantenimiento de un microbioma saludable no te va a inmunizar contra el covid-19, sí que reducirá el riesgo de contraer enfermedades graves. (Explico esto más a fondo en mi último libro, «World War C«).

Y admitámoslo: elegir alimentos saludables cada día es más realista que deshacerse de 10 o 100 kilos de la noche a la mañana.

Además, es posible que notes otros beneficios para la salud, como me ocurrió a mí. Un amigo científico con el que hablo regularmente me recomendó que llevara un diario detallado de los alimentos junto con algunos elementos que quería medir, como el estado de ánimo, la creatividad, la disposición al trabajo y el ejercicio. Me quedó muy claro que cuando comía pepinillos, mis métricas siempre eran altas: podía sentarme y escribir un artículo, podía salir a correr, me sentía muy bien, mi estado de ánimo era elevado y tenía mucha energía.

Resulta que los pepinillos y otros alimentos fermentados son un gran alimento para alimentar la microbiota. Ahora bien, puede que los pepinillos no te funcionen de la misma manera que a mí, pero puedes experimentar de la misma forma que yo lo hice para descubrir qué te da un impulso.

Protege tu casa contra la pandemia

Lo siguiente es proteger tu casa contra la pandemia. Eso significa seguir las recomendaciones básicas de salud pública. Cosas como asegurarse de que todos los miembros de la familia están al día con sus vacunas y, para evitar una doble pandemia, también con su vacuna anual contra la gripe.

La flurona no es un virus nuevo: esto es lo que debes saber

Otras medidas son mantener limpias las manos y las superficies que se tocan con frecuencia, y asegurarte de tener un suministro de mascarillas para usar en espacios interiores comunes como ascensores, supermercados y centros comerciales, especialmente si vives en un lugar con alta transmisión comunitaria. Mantén tu distancia cuando sea posible y, si decides reunirte en un espacio cerrado, asegúrate de que hay suficiente ventilación abriendo las ventanas o encendiendo un purificador de aire portátil HEPA. Una forma de hacerte una idea de la ventilación de tu casa es utilizar un monitor de CO2.

Considera la posibilidad de tener a mano pruebas rápidas de venta libre. Las investigaciones demuestran que, aunque estas pruebas de antígenos son menos precisas que las pruebas PCR para detectar una infección (especialmente en las primeras etapas y en personas asintomáticas), son especialmente buenas para determinar si alguien es contagioso en el momento. Esto significa que pueden utilizarse para examinar a un gran número de personas o antes de un gran evento. Aunque ahora te resulte difícil encontrarlas, la escasez de existencias debería disminuir.

Es importante pensar en el modelo del queso suizo: ninguna medida por sí sola va a ser 100% efectiva para protegerte contra la infección en todas las situaciones, pero con cada capa adicional, ganas más protección.

Una mente a prueba de pandemias

Mi última recomendación de resolución es proteger tu mente contra la pandemia. No te sorprenderá saber que los problemas de salud mental han aumentado en los últimos dos años, incluso entre los niños. Tómate el tiempo necesario para abordar cualquier problema que puedas estar experimentando, para evitar agravar un momento de por sí difícil.

Una forma importante de hacerlo es mantener nuestros vínculos con los demás. Los seres humanos somos sociales por naturaleza y prosperamos cuando estamos conectados. Irónicamente, la pandemia tuvo que recordarnos que ser social no es solo un lujo, sino una necesidad, incluso cuando nos robó el contacto que necesitamos para prosperar. Así que toma tiempo para acercarte a tu familia, amigos y colegas para cultivar y alimentar las relaciones. Incluso un intercambio breve pero positivo con un desconocido al azar, como una sonrisa en la calle, puede tener efectos duraderos y repercutir en el exterior.

La salud mental en los menores es afectada por la pandemia 1:03

También es importante salir de nuestros propios silos para conectar y comprender a quienes piensan de forma diferente, ya sea nuestro vecino, un profesor, nuestra cuñada o nuestros propios padres. Hemos evolucionado para cooperar entre nosotros, de lo contrario, no podríamos sobrevivir como especie; el cuidado de los demás está codificado en nuestro ADN.

El covid-19 fue la tercera causa de muerte en 2020 en este país: la forma de mitigar su impacto es empezar a escuchar para poder empezar a cooperar. Luchemos juntos por nuestro futuro. Estaré a su lado. Ese es mi propósito para 2022.
Feliz Año Nuevo para ti y tus seres queridos.

— Andrea Kane de CNN Health contribuyó con este reportaje.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver