General Motors fue el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos durante casi un siglo. Está a punto de ser destronado por Toyota

(CNN) — Toyota está a punto de convertirse en el líder en ventas de vehículos en Estados Unidos por primera vez, arrebatando un título que General Motors (GM) ha mantenido durante casi un siglo.

Es una señal más de que los fabricantes de automóviles estadounidenses han perdido su dominio en su mercado nacional.

En 2005, Toyota ocupaba el cuarto puesto en ventas en Estados Unidos, mientras que GM, Ford y la entonces conocida como DaimlerChrysler se situaban por delante, con un 57% combinado de las ventas en el país. Pero en 2021, GM, Ford y Stellantis –el fabricante de automóviles europeo propietario de Chrysler– solo tenían el 38% del mercado estadounidense entre ambos en los primeros nueve meses del año. Incluso añadiendo a Tesla, los fabricantes de automóviles estadounidenses apenas superan el 40% de las ventas.

Tanto Toyota como GM tienen que informar sobre sus ventas de fin de año este martes. Las ventas de GM han sido inferiores a las de Toyota durante los nueve primeros meses, y se espera que sus resultados del cuarto trimestre también sean inferiores a los de Toyota. Se prevé que ambas empresas registren fuertes caídas en las ventas del último trimestre.

Toyota apuesta por los vehiculos a hidrógeno 1:10

Toyota supera a General Motors en 2021

GM se quedó ligeramente por detrás de Toyota en las ventas del segundo trimestre, y se quedó muy atrás en el tercero. Según las previsiones de Cox Automotive, Toyota registrará un descenso de las ventas del 31% en el cuarto trimestre, pero se espera que las ventas de GM caigan un 46%, lo que permitiría a Toyota aumentar su ventaja.

publicidad

Según los expertos, es incierto que Toyota pueda mantener el liderazgo de ventas en Estados Unidos en los próximos años.

«Yo no esperaría que Toyota mantuviera necesariamente esta ventaja», dijo Jessica Caldwell, directora ejecutiva de Perspectivas de la Industria en Edmunds. «No es que GM esté haciendo algo mágico todos estos años. Simplemente tienen más canales para vender y más marcas».

GM sugirió que espera volver a estar a la cabeza pronto.

«La escasez de semiconductores [chips], entre otras cosas, creó un conjunto de circunstancias sin precedentes en 2021», dijo la compañía. «Aun así, GM amplió su liderazgo en camionetas y SUV de tamaño completo. Y 2022 comienza con una cadena de suministro que mejora gradualmente, y que debería conducir a un crecimiento a medida que lanzamos varios vehículos nuevos, incluyendo eléctricos y pick ups rediseñados».

Escasez de chips

La escasez de chips llevó a ambos fabricantes de automóviles a ralentizar o detener temporalmente la producción en muchas fábricas. Esto redujo el inventario de los concesionarios y llevó los precios de los automóviles a niveles récord.

General Motors anuncia cierre temporal de 2 plantas 0:57

Una escasez persistente de chips en 2022 podría obligar a ambos fabricantes de vehículos, y a la mayor parte del resto de la industria, a construir menos vehículos de los necesarios para satisfacer la demanda.

«Los chips siguen siendo el elemento central para este año», dijo Michelle Krebs, analista sénior de Cox Automotive.

Cox Automotive prevé una caída del 24% en las ventas de autos nuevos en EE.UU. en todo el sector en el cuarto trimestre en comparación con el año anterior.

Krebs dijo que parte de la ventaja en ventas que GM mantuvo en años anteriores se debía a las ventas para flotas de empresas, como las compañías de alquiler de autos, en las cuales por lo general el precio era menor al pagado por los consumidores. Pero con una oferta limitada de autos, las ventas para flotas prácticamente han desaparecido este año, dijo.

La competencia

La competencia entre los fabricantes de vehículos es algo que llama la atención en la industria, pero que no recibe mucha atención de parte de los compradores de autos, dijo Krebs.

«No puedo decir cuántos compradores ni siquiera saben que Chevy es parte de GM o que Lexus es parte de Toyota», dijo.

General Motors vuelve a llamar a revisión al Bolt 1:08

Toyota arrebató a GM el liderazgo mundial de ventas de automóviles en 2007, y durante unos años ambos fueron cabeza a cabeza en el liderazgo de ventas mundiales, con Toyota pasando a GM por última vez en 2012. Ahora la carrera por las ventas mundiales está entre Toyota y Volkswagen.

Pero GM, que arrebató el título de líder de ventas a Ford en 1927, ha sido capaz de mantener su liderazgo de ventas en EE.UU. durante otros períodos difíciles. Entre ellos, el de 2019, cuando los miembros del sindicato United Auto Workers cerraron GM con una huelga de casi seis semanas, y el de 2009, cuando GM se vio obligada a declararse en bancarrota, cerrando temporal o permanentemente muchas plantas estadounidenses, discontinuando a sus marcas más débiles y eliminando más de 1.000 concesionarios.

Las perspectivas de GM parecen más brillantes que sus problemas actuales, dijo Caldwell. Está apostando a lo grande por un futuro totalmente eléctrico, y Toyota se está poniendo al día con sus propios planes de vehículos eléctricos.

«Si los vehículos eléctricos y autónomos son el futuro, GM se está preparando muy bien», dijo.

Toyota, que fabrica el 70% de los coches y camiones que vende en Estados Unidos en cinco plantas estadounidenses, emitió un comunicado en el que decía estar «agradecida a nuestros fieles clientes por poner su seguridad y confianza en los vehículos Toyota y Lexus». Y dijo que el ranking de ventas nunca ha sido un foco o prioridad.

«El enfoque de la compañía siempre ha sido –y seguirá siendo– ser la mejor marca en términos de seguridad y calidad en la mente de los clientes», dijo Toyota.

General Motors Toyota

(CNN) — Toyota está a punto de convertirse en el líder en ventas de vehículos en Estados Unidos por primera vez, arrebatando un título que General Motors (GM) ha mantenido durante casi un siglo.

Es una señal más de que los fabricantes de automóviles estadounidenses han perdido su dominio en su mercado nacional.

Toyota invertirá US$ 35.200 millones en autos eléctricos para cerrar la brecha con sus rivales

En 2005, Toyota ocupaba el cuarto puesto en ventas en Estados Unidos, mientras que GM, Ford y la entonces conocida como DaimlerChrysler se situaban por delante, con un 57% combinado de las ventas en el país. Pero en 2021, GM, Ford y Stellantis –el fabricante de automóviles europeo propietario de Chrysler– solo tenían el 38% del mercado estadounidense entre ambos en los primeros nueve meses del año. Incluso añadiendo a Tesla, los fabricantes de automóviles estadounidenses apenas superan el 40% de las ventas.

Tanto Toyota como GM tienen que informar sobre sus ventas de fin de año este martes. Las ventas de GM han sido inferiores a las de Toyota durante los nueve primeros meses, y se espera que sus resultados del cuarto trimestre también sean inferiores a los de Toyota. Se prevé que ambas empresas registren fuertes caídas en las ventas del último trimestre.

Toyota supera a General Motors en 2021

GM se quedó ligeramente por detrás de Toyota en las ventas del segundo trimestre, y se quedó muy atrás en el tercero. Según las previsiones de Cox Automotive, Toyota registrará un descenso de las ventas del 31% en el cuarto trimestre, pero se espera que las ventas de GM caigan un 46%, lo que permitiría a Toyota aumentar su ventaja.

Según los expertos, es incierto que Toyota pueda mantener el liderazgo de ventas en Estados Unidos en los próximos años.

«Yo no esperaría que Toyota mantuviera necesariamente esta ventaja», dijo Jessica Caldwell, directora ejecutiva de Perspectivas de la Industria en Edmunds. «No es que GM esté haciendo algo mágico todos estos años. Simplemente tienen más canales para vender y más marcas».

GM sugirió que espera volver a estar a la cabeza pronto.

«La escasez de semiconductores [chips], entre otras cosas, creó un conjunto de circunstancias sin precedentes en 2021», dijo la compañía. «Aun así, GM amplió su liderazgo en camionetas y SUV de tamaño completo. Y 2022 comienza con una cadena de suministro que mejora gradualmente, y que debería conducir a un crecimiento a medida que lanzamos varios vehículos nuevos, incluyendo eléctricos y pick ups rediseñados».

Escasez de chips

La escasez de chips llevó a ambos fabricantes de automóviles a ralentizar o detener temporalmente la producción en muchas fábricas. Esto redujo el inventario de los concesionarios y llevó los precios de los automóviles a niveles récord.

General Motors anuncia cierre temporal de 2 plantas 0:57

Una escasez persistente de chips en 2022 podría obligar a ambos fabricantes de vehículos, y a la mayor parte del resto de la industria, a construir menos vehículos de los necesarios para satisfacer la demanda.

«Los chips siguen siendo el elemento central para este año», dijo Michelle Krebs, analista sénior de Cox Automotive.

Cox Automotive prevé una caída del 24% en las ventas de autos nuevos en EE.UU. en todo el sector en el cuarto trimestre en comparación con el año anterior.

Krebs dijo que parte de la ventaja en ventas que GM mantuvo en años anteriores se debía a las ventas para flotas de empresas, como las compañías de alquiler de autos, en las cuales por lo general el precio era menor al pagado por los consumidores. Pero con una oferta limitada de autos, las ventas para flotas prácticamente han desaparecido este año, dijo.

La competencia

La competencia entre los fabricantes de vehículos es algo que llama la atención en la industria, pero que no recibe mucha atención de parte de los compradores de autos, dijo Krebs.

«No puedo decir cuántos compradores ni siquiera saben que Chevy es parte de GM o que Lexus es parte de Toyota», dijo.

General Motors vuelve a llamar a revisión al Bolt 1:08

Toyota arrebató a GM el liderazgo mundial de ventas de automóviles en 2007, y durante unos años ambos fueron cabeza a cabeza en el liderazgo de ventas mundiales, con Toyota pasando a GM por última vez en 2012. Ahora la carrera por las ventas mundiales está entre Toyota y Volkswagen.

Pero GM, que arrebató el título de líder de ventas a Ford en 1927, ha sido capaz de mantener su liderazgo de ventas en EE.UU. durante otros períodos difíciles. Entre ellos, el de 2019, cuando los miembros del sindicato United Auto Workers cerraron GM con una huelga de casi seis semanas, y el de 2009, cuando GM se vio obligada a declararse en bancarrota, cerrando temporal o permanentemente muchas plantas estadounidenses, discontinuando a sus marcas más débiles y eliminando más de 1.000 concesionarios.

Las perspectivas de GM parecen más brillantes que sus problemas actuales, dijo Caldwell. Está apostando a lo grande por un futuro totalmente eléctrico, y Toyota se está poniendo al día con sus propios planes de vehículos eléctricos.

«Si los vehículos eléctricos y autónomos son el futuro, GM se está preparando muy bien», dijo.

Toyota, que fabrica el 70% de los coches y camiones que vende en Estados Unidos en cinco plantas estadounidenses, emitió un comunicado en el que decía estar «agradecida a nuestros fieles clientes por poner su seguridad y confianza en los vehículos Toyota y Lexus». Y dijo que el ranking de ventas nunca ha sido un foco o prioridad.

«El enfoque de la compañía siempre ha sido –y seguirá siendo– ser la mejor marca en términos de seguridad y calidad en la mente de los clientes», dijo Toyota.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver