(CNN) — Un jurado de San Jose declaró a Elizabeth Holmes, la desprestigiada fundadora y exCEO de Theranos, culpable de tres cargos de fraude electrónico y un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico contra los inversores de la compañía, y no pudo llegar a un acuerdo sobre otros tres cargos de fraude electrónico.

A su vez, el jurado declaró a Holmes inocente de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico contra médicos y pacientes, y otros tres cargos de fraude electrónico.

Durante un tiempo, Holmes fue aclamada como una visionaria. Tras abandonar la Universidad de Stanford, fundó Theranos en 2003, a los 19 años, con la noble misión de revolucionar los análisis de sangre.

Inspirada por su declarado miedo a las agujas, la empresa Theranos de Holmes prometió a los pacientes la posibilidad de detectar enfermedades como el cáncer y la diabetes con solo unas gotas de sangre.

En 2013 se asoció con Walgreens y atrajo a una poderosa junta de administración formada por titanes políticos, como los exsecretarios de Estado Henry Kissinger y George Shultz, así como el general de cuatro estrellas y futuro secretario de Defensa James Mattis. A medida que la valoración de la empresa se disparaba, alcanzando los US$ 9.000 millones en un momento dado, también lo hacían su perfil y su patrimonio neto. Fue alabada en las portadas de las revistas como la mujer más rica por sus propios medios y “la próxima Steve Jobs», una imagen que ella ayudó a cultivar.

publicidad

Luego todo se vino abajo. Una investigación condenatoria llevada a cabo por el diario The Wall Street Journal en octubre de 2015 puso en duda las capacidades de la máquina de análisis de sangre propiedad de la empresa, Edison, y los métodos de análisis de Theranos.

Holmes y el ex director de operaciones de Theranos, Ramesh «Sunny» Balwani, que tuvieron una relación sentimental mientras trabajaban juntos, fueron acusados de participar en un esquema multimillonario para defraudar a los inversores de 2010 a 2015, así como un esquema para defraudar a los médicos y pacientes que pagaron por sus servicios de análisis de sangre de 2013 a 2016. Ambos se han declarado no culpables.

InstaNoticias

(CNN) — Un jurado de San Jose declaró a Elizabeth Holmes, la desprestigiada fundadora y exCEO de Theranos, culpable de tres cargos de fraude electrónico y un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico contra los inversores de la compañía, y no pudo llegar a un acuerdo sobre otros tres cargos de fraude electrónico.

A su vez, el jurado declaró a Holmes inocente de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico contra médicos y pacientes, y otros tres cargos de fraude electrónico.

Durante un tiempo, Holmes fue aclamada como una visionaria. Tras abandonar la Universidad de Stanford, fundó Theranos en 2003, a los 19 años, con la noble misión de revolucionar los análisis de sangre.

Inspirada por su declarado miedo a las agujas, la empresa Theranos de Holmes prometió a los pacientes la posibilidad de detectar enfermedades como el cáncer y la diabetes con solo unas gotas de sangre.

En 2013 se asoció con Walgreens y atrajo a una poderosa junta de administración formada por titanes políticos, como los exsecretarios de Estado Henry Kissinger y George Shultz, así como el general de cuatro estrellas y futuro secretario de Defensa James Mattis. A medida que la valoración de la empresa se disparaba, alcanzando los US$ 9.000 millones en un momento dado, también lo hacían su perfil y su patrimonio neto. Fue alabada en las portadas de las revistas como la mujer más rica por sus propios medios y “la próxima Steve Jobs», una imagen que ella ayudó a cultivar.

Luego todo se vino abajo. Una investigación condenatoria llevada a cabo por el diario The Wall Street Journal en octubre de 2015 puso en duda las capacidades de la máquina de análisis de sangre propiedad de la empresa, Edison, y los métodos de análisis de Theranos.

Holmes y el ex director de operaciones de Theranos, Ramesh «Sunny» Balwani, que tuvieron una relación sentimental mientras trabajaban juntos, fueron acusados de participar en un esquema multimillonario para defraudar a los inversores de 2010 a 2015, así como un esquema para defraudar a los médicos y pacientes que pagaron por sus servicios de análisis de sangre de 2013 a 2016. Ambos se han declarado no culpables.

Feedzy

Por

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver