Las vacunas para los niños son fundamentales, dicen los médicos, mientras cada vez más menores son hospitalizados con covid-19

(CNN) — Mientras que decenas de millones de estadounidenses no vacunados se encuentran en mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por infección de covid-19, doctores y centros de atención médica en todo el país informan que hay un número creciente de niños hospitalizados, algunos de los cuales son demasiado jóvenes para ser vacunados.

El hospital pediátrico más grande del país, el Hospital Infantil de Texas en Houston, reportó un aumento de más de cuatro veces en las hospitalizaciones de niños por covid-19 en las últimas dos semanas, impulsado por la propagación de las variantes ómicron y delta durante la temporada navideña.

«Tenemos ya cifras asombrosas de este repunte de ómicron», dijo el lunes el Dr. Jim Versalovic, patólogo en jefe del hospital. «Rompimos récords anteriores que se establecieron durante el repunte de delta en agosto».

Más de 700 niños estuvieron en el hospital con covid-19 durante un período de 24 horas la semana pasada, dijo, y se demostró a través de la secuenciación que el 90% de los casos fueron causados por la variante ómicron.

«Estamos viendo más covid ahora de lo que hemos visto en oleadas anteriores», dijo la Dra. Edith Bracho-Sanchez, pediatra de atención primaria y profesora asistente de pediatría en el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia en Nueva York, «y es preocupante que lo peor del invierno aquí no ha pasado, y nos estamos preparando para lo que está por venir».

Al señalar que algunos niños con coronavirus podían estar buscando atención médica para otras afecciones y luego dar positivo, Bracho-Sánchez le dijo a Anderson Cooper de CNN el lunes que es evidente por lo que ha visto en la ciudad de Nueva York que cada más niños tienen covid-19.

publicidad

«Sería una tontería seguir minimizando el covid-19 en los niños en este punto de la pandemia», dijo.

Las primeras investigaciones sugieren que ómicron puede causar más problemas en las vías respiratorias superiores, a diferencia de las cepas anteriores que causaron problemas en las vías respiratorias inferiores. Sin embargo, las condiciones de las vías respiratorias superiores pueden ser más peligrosas para los niños que para los adultos.

«No podemos tratar las vías respiratorias de los niños como si fueran las vías respiratorias de los adultos», dijo. «Simplemente no es la forma en que funciona. Y nosotros, los pediatras, sabemos que los virus respiratorios pueden provocar … crup y bronquiolitis, esa inflamación de las vías respiratorias superiores que provoca problemas en los niños».

¿Son los niños las nuevas víctimas de la pandemia? 3:08

Versalovic dijo el lunes sobre los niños en sus instalaciones que necesitan atención: «Está claro que la mayoría de los casos tienen covid-19 como factor principal o como factor que contribuye significativamente a su hospitalización».

Los datos publicados la semana pasada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos mostraron que las admisiones hospitalarias pediátricas habían alcanzado un récord, eclipsando el aumento registrado en el periodo vacacional de 2020, así como el aumento de delta en el verano y el otoño.

Las tasas acumuladas de hospitalización hasta noviembre son aproximadamente ocho veces más altas para los adultos no vacunados y aproximadamente 10 veces más altas para los niños no vacunados de 12 a 17 años, según datos de los CDC.

Los niños son el grupo de edad menos vacunado en EE.UU. Alrededor del 53% de los menores de entre 12 y 17 años están completamente vacunados, mientras que esa cifra es mucho menor en los menores de 5 a 11 años, según datos de los CDC. Casi en un 59% de los estadounidenses de 18 a 24 años están completamente vacunados y entre los de 25 a 39 años la cifra es de un 63%.

En general, el 62% de la población estadounidense está completamente vacunada y más del 33% de dicha fracción ha recibido una dosis de refuerzo, según muestran los datos de los CDC.

Amplían dosis de refuerzo para más niños y adolescentes

Los funcionarios de salud y los expertos insisten a los estadounidenses que la forma más eficaz de evitar la hospitalización es mediante la vacunación. Y no solo se ha demostrado la eficacia de las vacunas para mantener a más personas seguras, sino que las dosis de refuerzo para las personas elegibles pueden mejorar la protección contra ómicron.

El acceso a las dosis de refuerzo, ampliamente disponibles para los mayores de 16 años, se incrementó el lunes después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) expandiera la autorización de uso de emergencia para los refuerzos de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer / BioNTech a niños de 12 a 15 años.

La agencia también redujo el tiempo necesario antes de recibir una vacuna de refuerzo de al menos seis meses después de completar la serie inicial a al menos cinco meses, para todos los mayores de 12 años.

La flurona no es un virus nuevo: esto es lo que debes saber 2:13

Aproximadamente 5 millones de personas de entre 12 y 15 años de edad han sido completamente vacunadas durante más de cinco meses y ahora son elegibles para recibir una vacuna de refuerzo, según los CDC.

Dado que los niños de 5 años en adelante pueden vacunarse desde octubre, la Dra. Leana Wen, analista médica de CNN y médica de emergencias, preguntó a los padres y tutores el lunes: «¿Qué están esperando?».

«Este es el momento más peligroso para nuestros niños y en toda la pandemia debido a la extensión del covid. El virus está en todas partes. Por favor, vacunen a sus hijos», dijo. Y agregó que los niños en edad escolar que están vacunados contribuirán a proteger a los hermanos menores mediante la reducción de los riesgos de infección.

«Esa es toda la idea de la inmunidad colectiva, proteger a quienes más necesitan nuestra ayuda», dijo.

Los fabricantes de vacunas están trabajando para desarrollar dosis para los menores de 5 años, sin embargo, el plazo más temprano para su aplicación es en la primavera o el verano.

‘No estamos en un buen lugar’

La variante ómicron ha provocado un aumento masivo de casos de covid-19 desde que se anunció su llegada a Estados Unidos el mes pasado, agravando el repunte de la variante delta que ya estaba en curso y empujando a algunos distritos escolares a regresar al aprendizaje en línea o al uso de mascarillas en la educación presencial hasta que desaparezcan las infecciones.

La evidencia apunta a que ómicron tiene menos probabilidades de causar una enfermedad grave que delta; sin embargo, su transmisibilidad significa que muchos más se infectarán, lo que abrumará los sistemas de atención médica. Y están surgiendo áreas de preocupación en todo el país.

«No estamos en un buen lugar, voy a ser realmente honesto con usted», dijo el lunes la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul. «Este es el repunte de invierno que predijimos».

En cuanto a la alta tasa de infecciones en general, «la gravedad de la enfermedad es mucho menor de lo que hemos visto antes», dijo, sin embargo, el número de personas hospitalizadas está aumentando.

Con el apoyo de la Guardia Nacional, el estado de Ohio está abriendo nuevas ubicaciones de prueba de covid-19 en nueve ciudades esta semana, anunció el gobernador Mike DeWine. El estado ahora tiene más hospitalizaciones por coronavirus que en cualquier otro punto de la pandemia, según la Asociación de Hospitales de Ohio.

Y Nevada está «viendo un número alarmante de casos de covid-19 y hospitalizaciones reportados después de las vacaciones de fin de año», dijo el gobernador Steve Sisolak en un comunicado. «Mi equipo continúa analizando las cifras y estamos trabajando con los distritos de salud y otros socios para proporcionar recursos para combatir el aumento al que nos enfrentamos».

Miguel Márquez, Maggie Fox, Katherine Dillinger, Jen Christensen, Deidre McPhillips, Holly Yan, Christina Maxouris, Kristina Sgueglia, Laura Ly y Jenn Selva de CNN contribuyeron a este informe.

Covid-19 ómicron

(CNN) — Mientras que decenas de millones de estadounidenses no vacunados se encuentran en mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por infección de covid-19, doctores y centros de atención médica en todo el país informan que hay un número creciente de niños hospitalizados, algunos de los cuales son demasiado jóvenes para ser vacunados.

El hospital pediátrico más grande del país, el Hospital Infantil de Texas en Houston, reportó un aumento de más de cuatro veces en las hospitalizaciones de niños por covid-19 en las últimas dos semanas, impulsado por la propagación de las variantes ómicron y delta durante la temporada navideña.

«Tenemos ya cifras asombrosas de este repunte de ómicron», dijo el lunes el Dr. Jim Versalovic, patólogo en jefe del hospital. «Rompimos récords anteriores que se establecieron durante el repunte de delta en agosto».

Más de 700 niños estuvieron en el hospital con covid-19 durante un período de 24 horas la semana pasada, dijo, y se demostró a través de la secuenciación que el 90% de los casos fueron causados por la variante ómicron.

¿Qué puede pasar con la pandemia de coronavirus en 2022? Lo que podemos esperar de la variante ómicron y las vacunas

«Estamos viendo más covid ahora de lo que hemos visto en oleadas anteriores», dijo la Dra. Edith Bracho-Sanchez, pediatra de atención primaria y profesora asistente de pediatría en el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia en Nueva York, «y es preocupante que lo peor del invierno aquí no ha pasado, y nos estamos preparando para lo que está por venir».

Al señalar que algunos niños con coronavirus podían estar buscando atención médica para otras afecciones y luego dar positivo, Bracho-Sánchez le dijo a Anderson Cooper de CNN el lunes que es evidente por lo que ha visto en la ciudad de Nueva York que cada más niños tienen covid-19.

«Sería una tontería seguir minimizando el covid-19 en los niños en este punto de la pandemia», dijo.

Las primeras investigaciones sugieren que ómicron puede causar más problemas en las vías respiratorias superiores, a diferencia de las cepas anteriores que causaron problemas en las vías respiratorias inferiores. Sin embargo, las condiciones de las vías respiratorias superiores pueden ser más peligrosas para los niños que para los adultos.

«No podemos tratar las vías respiratorias de los niños como si fueran las vías respiratorias de los adultos», dijo. «Simplemente no es la forma en que funciona. Y nosotros, los pediatras, sabemos que los virus respiratorios pueden provocar … crup y bronquiolitis, esa inflamación de las vías respiratorias superiores que provoca problemas en los niños».

Versalovic dijo el lunes sobre los niños en sus instalaciones que necesitan atención: «Está claro que la mayoría de los casos tienen covid-19 como factor principal o como factor que contribuye significativamente a su hospitalización».

Los datos publicados la semana pasada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos mostraron que las admisiones hospitalarias pediátricas habían alcanzado un récord, eclipsando el aumento registrado en el periodo vacacional de 2020, así como el aumento de delta en el verano y el otoño.

Las tasas acumuladas de hospitalización hasta noviembre son aproximadamente ocho veces más altas para los adultos no vacunados y aproximadamente 10 veces más altas para los niños no vacunados de 12 a 17 años, según datos de los CDC.

Los niños son el grupo de edad menos vacunado en EE.UU. Alrededor del 53% de los menores de entre 12 y 17 años están completamente vacunados, mientras que esa cifra es mucho menor en los menores de 5 a 11 años, según datos de los CDC. Casi en un 59% de los estadounidenses de 18 a 24 años están completamente vacunados y entre los de 25 a 39 años la cifra es de un 63%.

En general, el 62% de la población estadounidense está completamente vacunada y más del 33% de dicha fracción ha recibido una dosis de refuerzo, según muestran los datos de los CDC.

Amplían dosis de refuerzo para más niños y adolescentes

Los funcionarios de salud y los expertos insisten a los estadounidenses que la forma más eficaz de evitar la hospitalización es mediante la vacunación. Y no solo se ha demostrado la eficacia de las vacunas para mantener a más personas seguras, sino que las dosis de refuerzo para las personas elegibles pueden mejorar la protección contra ómicron.

El acceso a las dosis de refuerzo, ampliamente disponibles para los mayores de 16 años, se incrementó el lunes después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) expandiera la autorización de uso de emergencia para los refuerzos de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer / BioNTech a niños de 12 a 15 años.

La agencia también redujo el tiempo necesario antes de recibir una vacuna de refuerzo de al menos seis meses después de completar la serie inicial a al menos cinco meses, para todos los mayores de 12 años.

La flurona no es un virus nuevo: esto es lo que debes saber 2:13

Aproximadamente 5 millones de personas de entre 12 y 15 años de edad han sido completamente vacunadas durante más de cinco meses y ahora son elegibles para recibir una vacuna de refuerzo, según los CDC.

Dado que los niños de 5 años en adelante pueden vacunarse desde octubre, la Dra. Leana Wen, analista médica de CNN y médica de emergencias, preguntó a los padres y tutores el lunes: «¿Qué están esperando?».

«Este es el momento más peligroso para nuestros niños y en toda la pandemia debido a la extensión del covid. El virus está en todas partes. Por favor, vacunen a sus hijos», dijo. Y agregó que los niños en edad escolar que están vacunados contribuirán a proteger a los hermanos menores mediante la reducción de los riesgos de infección.

«Esa es toda la idea de la inmunidad colectiva, proteger a quienes más necesitan nuestra ayuda», dijo.

Los fabricantes de vacunas están trabajando para desarrollar dosis para los menores de 5 años, sin embargo, el plazo más temprano para su aplicación es en la primavera o el verano.

‘No estamos en un buen lugar’

La variante ómicron ha provocado un aumento masivo de casos de covid-19 desde que se anunció su llegada a Estados Unidos el mes pasado, agravando el repunte de la variante delta que ya estaba en curso y empujando a algunos distritos escolares a regresar al aprendizaje en línea o al uso de mascarillas en la educación presencial hasta que desaparezcan las infecciones.

La evidencia apunta a que ómicron tiene menos probabilidades de causar una enfermedad grave que delta; sin embargo, su transmisibilidad significa que muchos más se infectarán, lo que abrumará los sistemas de atención médica. Y están surgiendo áreas de preocupación en todo el país.

«No estamos en un buen lugar, voy a ser realmente honesto con usted», dijo el lunes la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul. «Este es el repunte de invierno que predijimos».

En cuanto a la alta tasa de infecciones en general, «la gravedad de la enfermedad es mucho menor de lo que hemos visto antes», dijo, sin embargo, el número de personas hospitalizadas está aumentando.

Con el apoyo de la Guardia Nacional, el estado de Ohio está abriendo nuevas ubicaciones de prueba de covid-19 en nueve ciudades esta semana, anunció el gobernador Mike DeWine. El estado ahora tiene más hospitalizaciones por coronavirus que en cualquier otro punto de la pandemia, según la Asociación de Hospitales de Ohio.

Y Nevada está «viendo un número alarmante de casos de covid-19 y hospitalizaciones reportados después de las vacaciones de fin de año», dijo el gobernador Steve Sisolak en un comunicado. «Mi equipo continúa analizando las cifras y estamos trabajando con los distritos de salud y otros socios para proporcionar recursos para combatir el aumento al que nos enfrentamos».

Miguel Márquez, Maggie Fox, Katherine Dillinger, Jen Christensen, Deidre McPhillips, Holly Yan, Christina Maxouris, Kristina Sgueglia, Laura Ly y Jenn Selva de CNN contribuyeron a este informe.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver