Hermanos pierden a ambos padres por covid-19 en menos de 48 horas

(CNN) — Bob y Sue Walker fueron inseparables durante más de 44 años de matrimonio y se llamaban «mate» (amigo en español) y «matey» porque eran almas gemelas, le dijeron a CNN sus hijos adultos.

Ambos murieron por covid-19 durante las vacaciones, mientras permanecían en pisos separados en un hospital de Arizona.

«Eran verdaderamente, verdaderamente una pareja, ya sabes. Quiero decir, nada podía interponerse entre ellos», dijo a CNN su hija Stephanie Walker, de 40 años. «Y, desafortunadamente, el covid se los llevó a ambos con una diferencia de 46 horas entre sí».

La pareja descubrió que tenía covid-19 justo antes del Día de Acción de Gracias: Sue se hizo la prueba en el hospital mientras recibía tratamiento para lo que pensaban que era un brote de EPOC y Bob se hizo una prueba casera cuando su esposa dio positivo.

Murieron unos días después en un hospital del área de Phoenix: Sue el 30 de noviembre y Bob el 2 de diciembre.

publicidad

«Sucedió muy rápido», dijo a CNN Charissa Walker, la hermana gemela de Stephanie.

Bob y Sue Walker estuvieron casados ​​por más de 44 años. Murieron con una diferencia de 46 horas entre sí por covid-19.

Ninguno de sus padres estaba vacunado y ambos tenían problemas de salud, dijo su hijo Jonathan Walker, de 42 años. Dijo que su padre tuvo problemas renales y otros problemas de salud en el pasado y que recientemente le habían amputado parte del pie debido a complicaciones de la diabetes.

El covid-19 ha matado al menos a 830.788 personas e infectado a unos 57,2 millones en Estados Unidos, según datos del 5 de enero de la Universidad Johns Hopkins. Las hospitalizaciones se han disparado en EE.UU. a medida que se propaga la variante ómicron y el Dr. Vivek Murthy, el director general de Sanidad de EE.UU., dijo que la mayoría de los pacientes hospitalizados no están vacunados ni cuentan con la dosis de refuerzo.

Jonathan dijo que su papá tuvo que usar un ventilador debido a su condición, pero su mamá parecía estar mejorando: podía moverse, caminar hasta el baño e incluso le pidió algo de comida de Taco Bell porque tenía hambre.

Pudo hablar, saludar con la mano y hacer la seña de ‘Te amo’ con la mano en un video que los hermanos tomaron tan solo 24 horas antes de su fallecimiento.

Los hermanos organizaron una llamada vía FaceTime entre sus padres, para que Sue pudiera hablar con Bob y ver cómo estaba.

Dijo que su mamá se quedó mirando el teléfono como si estuviera en trance cuando vio a su papá por primera vez.

«Luego se despertó y dijo: ‘Amigo, tienes que ponerte mejor. Tenemos que irnos a casa para Navidad, amigo'», dijo. «Realmente creo que en ese momento el corazón de mi mamá se rompió».

Su estado se deterioró y murió al día siguiente. Charissa dijo que llegó a tiempo para tomar su mano al morir.

«Mi corazón se rompió en mil millones de pedazos, pero estaba feliz de poder estar allí con ella», dijo.

Jonathan dijo que sus padres eran «duros como ladrones» y que peleaban, pero los admiraba por mantenerse unidos sin importar cuán difíciles se pusieran las cosas.

«Mis padres se amaban. No había ninguna duda al respecto», dijo. «Se mantuvieron fieles a sus votos de ‘hasta que la muerte nos separe'».

«La muerte ni siquiera los separó», dijo Charissa. «Y solo espero tener un amor como el de ellos».

¿Cómo hacerte la prueba de covid-19 tú mismo? 0:32

Los hermanos decidieron que se creamara a sus padres y recibieron las cenizas unos días antes de Navidad.

Jonathan dijo que el regalo de su madre todavía estaba debajo del árbol la semana pasada, mientras que Stephanie dijo que todavía siente la necesidad de llamar y hablar con sus padres. Charissa, por su parte, dijo que todavía está en estado de shock.

Stephanie dijo que espera que la gente se tome el virus en serio.

«El covid es real y no juzga». ella dijo. «Perder a uno de tus padres por este virus es horrible, pero perder a dos padres en poco tiempo es increíble».

Los hermanos planean llevar a cabo una celebración de la vida de sus padres el 1 de marzo —el cumpleaños de su madre y el 45 aniversario de bodas de sus padres— en la iglesia donde se casaron.

coronavirus

(CNN) — Bob y Sue Walker fueron inseparables durante más de 44 años de matrimonio y se llamaban «mate» (amigo en español) y «matey» porque eran almas gemelas, le dijeron a CNN sus hijos adultos.

Ambos murieron por covid-19 durante las vacaciones, mientras permanecían en pisos separados en un hospital de Arizona.

«Eran verdaderamente, verdaderamente una pareja, ya sabes. Quiero decir, nada podía interponerse entre ellos», dijo a CNN su hija Stephanie Walker, de 40 años. «Y, desafortunadamente, el covid se los llevó a ambos con una diferencia de 46 horas entre sí».

Expertos afirman que puede que te estés saltando un paso crucial en la prueba casera de covid-19

La pareja descubrió que tenía covid-19 justo antes del Día de Acción de Gracias: Sue se hizo la prueba en el hospital mientras recibía tratamiento para lo que pensaban que era un brote de EPOC y Bob se hizo una prueba casera cuando su esposa dio positivo.

Murieron unos días después en un hospital del área de Phoenix: Sue el 30 de noviembre y Bob el 2 de diciembre.

«Sucedió muy rápido», dijo a CNN Charissa Walker, la hermana gemela de Stephanie.

Bob y Sue Walker estuvieron casados ​​por más de 44 años. Murieron con una diferencia de 46 horas entre sí por covid-19.

Ninguno de sus padres estaba vacunado y ambos tenían problemas de salud, dijo su hijo Jonathan Walker, de 42 años. Dijo que su padre tuvo problemas renales y otros problemas de salud en el pasado y que recientemente le habían amputado parte del pie debido a complicaciones de la diabetes.

El covid-19 ha matado al menos a 830.788 personas e infectado a unos 57,2 millones en Estados Unidos, según datos del 5 de enero de la Universidad Johns Hopkins. Las hospitalizaciones se han disparado en EE.UU. a medida que se propaga la variante ómicron y el Dr. Vivek Murthy, el director general de Sanidad de EE.UU., dijo que la mayoría de los pacientes hospitalizados no están vacunados ni cuentan con la dosis de refuerzo.

Jonathan dijo que su papá tuvo que usar un ventilador debido a su condición, pero su mamá parecía estar mejorando: podía moverse, caminar hasta el baño e incluso le pidió algo de comida de Taco Bell porque tenía hambre.

«No podemos vacunar al planeta cada seis meses», dice científico de Oxford especializado en vacunas

Pudo hablar, saludar con la mano y hacer la seña de ‘Te amo’ con la mano en un video que los hermanos tomaron tan solo 24 horas antes de su fallecimiento.

Los hermanos organizaron una llamada vía FaceTime entre sus padres, para que Sue pudiera hablar con Bob y ver cómo estaba.

Dijo que su mamá se quedó mirando el teléfono como si estuviera en trance cuando vio a su papá por primera vez.

«Luego se despertó y dijo: ‘Amigo, tienes que ponerte mejor. Tenemos que irnos a casa para Navidad, amigo'», dijo. «Realmente creo que en ese momento el corazón de mi mamá se rompió».

Su estado se deterioró y murió al día siguiente. Charissa dijo que llegó a tiempo para tomar su mano al morir.

«Mi corazón se rompió en mil millones de pedazos, pero estaba feliz de poder estar allí con ella», dijo.

Jonathan dijo que sus padres eran «duros como ladrones» y que peleaban, pero los admiraba por mantenerse unidos sin importar cuán difíciles se pusieran las cosas.

«Mis padres se amaban. No había ninguna duda al respecto», dijo. «Se mantuvieron fieles a sus votos de ‘hasta que la muerte nos separe'».

«La muerte ni siquiera los separó», dijo Charissa. «Y solo espero tener un amor como el de ellos».

¿Cómo hacerte la prueba de covid-19 tú mismo? 0:32Unas vacaciones duras para la familia

Los hermanos decidieron que se creamara a sus padres y recibieron las cenizas unos días antes de Navidad.

Jonathan dijo que el regalo de su madre todavía estaba debajo del árbol la semana pasada, mientras que Stephanie dijo que todavía siente la necesidad de llamar y hablar con sus padres. Charissa, por su parte, dijo que todavía está en estado de shock.

Stephanie dijo que espera que la gente se tome el virus en serio.

«El covid es real y no juzga». ella dijo. «Perder a uno de tus padres por este virus es horrible, pero perder a dos padres en poco tiempo es increíble».

Los hermanos planean llevar a cabo una celebración de la vida de sus padres el 1 de marzo —el cumpleaños de su madre y el 45 aniversario de bodas de sus padres— en la iglesia donde se casaron.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver