Nick Kyrgios critica el «muy mal» trato a Novak Djokovic en medio de la disputa por el visado

(CNN) — El tenista australiano Nick Kyrgios criticó el «muy mal» trato que recibe Novak Djokovic en lo que ha sido una saga de visado del número 1 del mundo.

Djokovic ha sido trasladado al Park Hotel de Melbourne, un centro de detención para refugiados y solicitantes de asilo, después de que se bloqueara su visado para entrar en Australia, según las filiales de la CNN Seven Network y Nine News.

El primer ministro Scott Morrison dijo esta semana que Djokovic, quien no ha revelado públicamente su estado de vacunación, «no tenía una exención médica válida» al requisito de vacunación para las llegadas a Australia.

«Miren, definitivamente creo en tomar medidas, me vacuné por otros y por la salud de mi mamá, pero cómo estamos manejando la situación de Novak es malo, realmente malo», escribió Kyrgios en Twitter el viernes.

«Como estos memes, titulares, este es uno de nuestros grandes campeones pero al final del día, es humano. Háganlo mejor».

Kyrgios, número 93 del mundo, nunca ha sido tímido a la hora de decir lo que piensa, ha sido previamente crítico con el comportamiento de Djokovic durante la pandemia, especialmente durante el malogrado evento del Adria Tour en 2020, en el que varios jugadores, incluido Djokovic, dieron positivo por covid-19.

publicidad

En noviembre, Kyrgios dijo que no creía que se debiera obligar a nadie a vacunarse, pero luego añadió que no sería «moralmente correcto aceptar en Australia a jugadores del extranjero que no estén vacunados».

Djokovic, actualmente empatado con Roger Federer y Rafael Nadal en 20 títulos de Grand Slam individuales y que espera ganar su décimo título del Abierto de Australia en Melbourne, también recibió el apoyo de su compañero John Isner mientras continúa la debacle sobre su visado.

«Lo que Novak está pasando ahora mismo no está bien», escribió Isner en Twitter. «No hay justificación para el trato que está recibiendo. Siguió las reglas, se le permitió entrar en Australia, y ahora está siendo detenido contra su propia voluntad. Esto es una vergüenza».

Nadal, por su parte, se mostró menos comprensivo con Djokovic: «Él tomó sus propias decisiones, y todo el mundo es libre de tomar sus propias decisiones, pero luego hay algunas consecuencias», dijo el español a los periodistas en Melbourne el jueves.

«Por supuesto, no me gusta la situación que está ocurriendo. En cierto modo, lo siento por él. Pero al mismo tiempo, él conocía las condiciones desde hace muchos meses, así que toma su propia decisión».

Nadal tira un dardo sobre el caso de Djokovic 0:49

El equipo jurídico de Djokovic ha solicitado una medida cautelar urgente contra la decisión de revocar su visado mientras siga retenido en Melbourne. El Tribunal Federal del país ha aplazado hasta el lunes la decisión sobre si se le permitirá permanecer en Australia o será deportado, según Reuters y la cadena pública ABC.

El viernes, la ministra australiana del Interior, Karen Andrews, dijo que Djokovic «no está cautivo» en el país.

«Es libre de salir en cualquier momento que decida hacerlo, y la Fuerza de Fronteras lo facilitará», dijo Andrews a ABC. «Es responsabilidad del viajero individual asegurarse de que tiene toda la documentación necesaria para entrar en Australia».

Los comentarios de Andrews se produjeron después de que los familiares de Djokovic en su país, Serbia, protestaran contra la actuación de las autoridades australianas.

«Lo tienen cautivo. Nuestro Novak, nuestro orgullo. Novak es Serbia, y Serbia es Novak», dijo el jueves el padre de Djokovic, Srdjan.

«Pisotean a Novak, y así pisotean a Serbia y al pueblo serbio… Querían subestimarlo, ponerlo de rodillas, y no sólo a él, sino también a nuestro país, a nuestra hermosa Serbia».

«Somos serbios, orgullosos europeos, gente civilizada. Nunca atacamos a nadie, solo nos defendimos».

La esposa de Djokovic, Jelena, adoptó un enfoque más suave al hablar públicamente de la situación por primera vez en las redes sociales: «Estoy respirando profundamente para calmarme y encontrar gratitud (y comprensión) en este momento por todo lo que está pasando», escribió en Instagram.

«La única ley que todos deberíamos respetar a través de cada frontera es el amor y el respeto por otro ser humano».

Poco después de la medianoche del sábado en Melbourne, el propio Djokovic publicó en Instagram: «Gracias a la gente de todo el mundo por su continuo apoyo. Puedo sentirlo y es muy apreciado».

Sophie Jeong, Niamh Kennedy, AnneClaire Stapleton y Jessie Yeung, de CNN, contribuyeron con sus informes.

Novak Djokovic

(CNN) — El tenista australiano Nick Kyrgios criticó el «muy mal» trato que recibe Novak Djokovic en lo que ha sido una saga de visado del número 1 del mundo.

Djokovic ha sido trasladado al Park Hotel de Melbourne, un centro de detención para refugiados y solicitantes de asilo, después de que se bloqueara su visado para entrar en Australia, según las filiales de la CNN Seven Network y Nine News.

El caso Novak Djokovic en Australia: ¿cómo llegamos a esta polémica?

El primer ministro Scott Morrison dijo esta semana que Djokovic, quien no ha revelado públicamente su estado de vacunación, «no tenía una exención médica válida» al requisito de vacunación para las llegadas a Australia.

«Miren, definitivamente creo en tomar medidas, me vacuné por otros y por la salud de mi mamá, pero cómo estamos manejando la situación de Novak es malo, realmente malo», escribió Kyrgios en Twitter el viernes.

«Como estos memes, titulares, este es uno de nuestros grandes campeones pero al final del día, es humano. Háganlo mejor».

Kyrgios, número 93 del mundo, nunca ha sido tímido a la hora de decir lo que piensa, ha sido previamente crítico con el comportamiento de Djokovic durante la pandemia, especialmente durante el malogrado evento del Adria Tour en 2020, en el que varios jugadores, incluido Djokovic, dieron positivo por covid-19.

En noviembre, Kyrgios dijo que no creía que se debiera obligar a nadie a vacunarse, pero luego añadió que no sería «moralmente correcto aceptar en Australia a jugadores del extranjero que no estén vacunados».

Djokovic, actualmente empatado con Roger Federer y Rafael Nadal en 20 títulos de Grand Slam individuales y que espera ganar su décimo título del Abierto de Australia en Melbourne, también recibió el apoyo de su compañero John Isner mientras continúa la debacle sobre su visado.

«Lo que Novak está pasando ahora mismo no está bien», escribió Isner en Twitter. «No hay justificación para el trato que está recibiendo. Siguió las reglas, se le permitió entrar en Australia, y ahora está siendo detenido contra su propia voluntad. Esto es una vergüenza».

Nadal, por su parte, se mostró menos comprensivo con Djokovic: «Él tomó sus propias decisiones, y todo el mundo es libre de tomar sus propias decisiones, pero luego hay algunas consecuencias», dijo el español a los periodistas en Melbourne el jueves.

«Por supuesto, no me gusta la situación que está ocurriendo. En cierto modo, lo siento por él. Pero al mismo tiempo, él conocía las condiciones desde hace muchos meses, así que toma su propia decisión».

Nadal tira un dardo sobre el caso de Djokovic 0:49

El equipo jurídico de Djokovic ha solicitado una medida cautelar urgente contra la decisión de revocar su visado mientras siga retenido en Melbourne. El Tribunal Federal del país ha aplazado hasta el lunes la decisión sobre si se le permitirá permanecer en Australia o será deportado, según Reuters y la cadena pública ABC.

El viernes, la ministra australiana del Interior, Karen Andrews, dijo que Djokovic «no está cautivo» en el país.

«Es libre de salir en cualquier momento que decida hacerlo, y la Fuerza de Fronteras lo facilitará», dijo Andrews a ABC. «Es responsabilidad del viajero individual asegurarse de que tiene toda la documentación necesaria para entrar en Australia».

Los comentarios de Andrews se produjeron después de que los familiares de Djokovic en su país, Serbia, protestaran contra la actuación de las autoridades australianas.

«Lo tienen cautivo. Nuestro Novak, nuestro orgullo. Novak es Serbia, y Serbia es Novak», dijo el jueves el padre de Djokovic, Srdjan.

«Pisotean a Novak, y así pisotean a Serbia y al pueblo serbio… Querían subestimarlo, ponerlo de rodillas, y no sólo a él, sino también a nuestro país, a nuestra hermosa Serbia».

«Somos serbios, orgullosos europeos, gente civilizada. Nunca atacamos a nadie, solo nos defendimos».

La esposa de Djokovic, Jelena, adoptó un enfoque más suave al hablar públicamente de la situación por primera vez en las redes sociales: «Estoy respirando profundamente para calmarme y encontrar gratitud (y comprensión) en este momento por todo lo que está pasando», escribió en Instagram.

«La única ley que todos deberíamos respetar a través de cada frontera es el amor y el respeto por otro ser humano».

Poco después de la medianoche del sábado en Melbourne, el propio Djokovic publicó en Instagram: «Gracias a la gente de todo el mundo por su continuo apoyo. Puedo sentirlo y es muy apreciado».

Sophie Jeong, Niamh Kennedy, AnneClaire Stapleton y Jessie Yeung, de CNN, contribuyeron con sus informes.

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver