Una megamansión de Los Ángeles podría venderse en US$ 295 millones

(CNN) — Una mansión de 9.754 metros cuadrados en Bel Air, apodada «The One», podría convertirse en la propiedad más cara de Estados Unidos cuando salga a subasta el próximo mes.

La propiedad, situada en la ladera de una colina y con una extensión de 15.378 metros cuadrados, se subastará el 7 de enero por un precio de US$ 295 millones. La venta se realizará por Internet del 7 al 10 de febrero a través de Concierge Auctions. Desde su elevada posición, la casa goza de vistas de 360 grados al mar y a las montañas, así como al centro de Los Ángeles.

Pocas propiedades en el mundo se han vendido por encima de ese precio de lista, como el Chateau Louis XIV en Francia, el ático de la Belle Epoque en Mónaco y la finca Pollock’s Path en Hong Kong, según Christie’s Real Estate.

«The One» se asienta en un terreno elevado de 15.378 metros cuadrados en Bel Air. Crédito: Marc Angeles/Unlimited Style Real Estate Photography

The One, que ha tardado alrededor de una década en completarse, se comercializa como la primera y única residencia de su tamaño en Los Ángeles, gracias a las nuevas normativas aprobadas en la ciudad durante su desarrollo, que ahora limitan el tamaño de las viviendas unifamiliares, para reducir el número de las llamadas megamansiones que se desarrollan.

El Westside de Los Ángeles no es ajeno a los elevados precios, con otra propiedad de Bel Air listada por US$ 250 millones en 2017, así como la extensa casa de Beverly Hills «Villa Firenze» subastada por US$ 160 millones el año pasado. (Se vendió por una cantidad no revelada).

La extensa mansión fue diseñada por el arquitecto Paul McClean, cuyas residencias han sido el hogar de grandes celebridades. Crédito: Marc Angeles/Unlimited Style Real Estate Photography

Pero, la llamada «gigamansión», The One es la más vistosa de todas. El agente inmobiliario Aaron Kirman, cuyo grupo homónimo está vendiendo la propiedad conjuntamente con Williams & Williams, la llamó «la Mona Lisa del mundo residencial» en una llamada telefónica.

publicidad

The One nunca ha estado en el mercado, pero si se vende, sus propietarios dispondrán de servicios que incluyen un club nocturno, un salón de belleza, un spa, una terraza de 900 metros cuadrados, una pista de atletismo privada, una sala de cine, una pista de boliche y una bodega para 10.000 botellas. Incluso hay una fosa: una piscina infinita que se extiende alrededor de tres lados de la residencia. El dormitorio principal, de 510 metros cuadrados, duplica el tamaño de una casa media en Estados Unidos.

Los servicios incluyen un salón de belleza, un spa, un club nocturno, una pista de atletismo, un cine y cinco piscinas, incluyendo una fosa infinita que rodea tres muros de la mansión. Crédito: Joe Bryant

Concebida por el arquitecto Paul McClean, que ha diseñado las casas de Beyoncé y Jay Z, Avicii y Calvin Klein, la estética modernista es a la vez aerodinámica y extravagante. Los colores neutros y las líneas limpias sirven de base para detalles de lujo, como una serie de obras de arte originales, entre ellas una instalación de mariposas del artista conceptual Stephen Wilson y una escultura del cristalero veneciano Simone Cenedese, que se incluyen en la venta.

El promotor de la propiedad, Nile Niami, pretendía «construir una de las mejores propiedades del mundo», dijo Kirman. Pero la comercialización de la propiedad no ha estado exenta de problemas.

CNN informó el pasado mes de septiembre que el valor de la propiedad se estimó en su día en US$ 500 millones de dólares, y que el propietario incumplió más de US$ 100 millones en préstamos y deudas, según documentos judiciales. Durante el verano, la corte determinó que la casa fuera puesta en concurso de acreedores por los complicados acuerdos inmobiliarios, una alternativa a la ejecución hipotecaria, para pagar sus deudas.

Originalmente valorada en US$ 500 millones, «The One» se venderá por US$ 295 millones. Crédito: Douglas Friedman

Según Rayni Williams, de Williams & Williams, el estimado de US$ 500 millones era una especulación, y US$ 295 millones reflejan mejor el mercado actual. Es una cifra más «comercializable» y «tangible», dijo por teléfono.

En cuanto a por qué se va a subastar directamente, Kirman explicó: «Cualquier casa de más de US$ 100 millones puede tardar entre un año y cinco años en venderse». Una subasta «era la mejor manera de tener un calendario condensado», añadió.

Con menos de 2.800 multimillonarios en el mundo, el futuro propietario de “The One” procederá de un pequeño grupo de compradores potenciales, a menos que quizá un grupo de amigos multimillonarios decida compartir el costo.

«Es un mercado limitado el que puede permitírselo», dijo Kirman. «Pero sabemos absolutamente quién es nuestro objetivo».

(CNN) — Una mansión de 9.754 metros cuadrados en Bel Air, apodada «The One», podría convertirse en la propiedad más cara de Estados Unidos cuando salga a subasta el próximo mes.

La propiedad, situada en la ladera de una colina y con una extensión de 15.378 metros cuadrados, se subastará el 7 de enero por un precio de US$ 295 millones. La venta se realizará por Internet del 7 al 10 de febrero a través de Concierge Auctions. Desde su elevada posición, la casa goza de vistas de 360 grados al mar y a las montañas, así como al centro de Los Ángeles.

Esta es la megamansión en venta por una millonaria deuda 2:05

Pocas propiedades en el mundo se han vendido por encima de ese precio de lista, como el Chateau Louis XIV en Francia, el ático de la Belle Epoque en Mónaco y la finca Pollock’s Path en Hong Kong, según Christie’s Real Estate.

«The One» se asienta en un terreno elevado de 15.378 metros cuadrados en Bel Air. Crédito: Marc Angeles/Unlimited Style Real Estate Photography

The One, que ha tardado alrededor de una década en completarse, se comercializa como la primera y única residencia de su tamaño en Los Ángeles, gracias a las nuevas normativas aprobadas en la ciudad durante su desarrollo, que ahora limitan el tamaño de las viviendas unifamiliares, para reducir el número de las llamadas megamansiones que se desarrollan.

El Westside de Los Ángeles no es ajeno a los elevados precios, con otra propiedad de Bel Air listada por US$ 250 millones en 2017, así como la extensa casa de Beverly Hills «Villa Firenze» subastada por US$ 160 millones el año pasado. (Se vendió por una cantidad no revelada).

La extensa mansión fue diseñada por el arquitecto Paul McClean, cuyas residencias han sido el hogar de grandes celebridades. Crédito: Marc Angeles/Unlimited Style Real Estate Photography

Pero, la llamada «gigamansión», The One es la más vistosa de todas. El agente inmobiliario Aaron Kirman, cuyo grupo homónimo está vendiendo la propiedad conjuntamente con Williams & Williams, la llamó «la Mona Lisa del mundo residencial» en una llamada telefónica.

The One nunca ha estado en el mercado, pero si se vende, sus propietarios dispondrán de servicios que incluyen un club nocturno, un salón de belleza, un spa, una terraza de 900 metros cuadrados, una pista de atletismo privada, una sala de cine, una pista de boliche y una bodega para 10.000 botellas. Incluso hay una fosa: una piscina infinita que se extiende alrededor de tres lados de la residencia. El dormitorio principal, de 510 metros cuadrados, duplica el tamaño de una casa media en Estados Unidos.

Los servicios incluyen un salón de belleza, un spa, un club nocturno, una pista de atletismo, un cine y cinco piscinas, incluyendo una fosa infinita que rodea tres muros de la mansión. Crédito: Joe Bryant

Concebida por el arquitecto Paul McClean, que ha diseñado las casas de Beyoncé y Jay Z, Avicii y Calvin Klein, la estética modernista es a la vez aerodinámica y extravagante. Los colores neutros y las líneas limpias sirven de base para detalles de lujo, como una serie de obras de arte originales, entre ellas una instalación de mariposas del artista conceptual Stephen Wilson y una escultura del cristalero veneciano Simone Cenedese, que se incluyen en la venta.

Una megamansión que alguna vez costó US$ 500 millones incumplió con US$ 100 millones de deudas, lo que obliga a venderla

El promotor de la propiedad, Nile Niami, pretendía «construir una de las mejores propiedades del mundo», dijo Kirman. Pero la comercialización de la propiedad no ha estado exenta de problemas.

CNN informó el pasado mes de septiembre que el valor de la propiedad se estimó en su día en US$ 500 millones de dólares, y que el propietario incumplió más de US$ 100 millones en préstamos y deudas, según documentos judiciales. Durante el verano, la corte determinó que la casa fuera puesta en concurso de acreedores por los complicados acuerdos inmobiliarios, una alternativa a la ejecución hipotecaria, para pagar sus deudas.

Originalmente valorada en US$ 500 millones, «The One» se venderá por US$ 295 millones. Crédito: Douglas Friedman

Según Rayni Williams, de Williams & Williams, el estimado de US$ 500 millones era una especulación, y US$ 295 millones reflejan mejor el mercado actual. Es una cifra más «comercializable» y «tangible», dijo por teléfono.

En cuanto a por qué se va a subastar directamente, Kirman explicó: «Cualquier casa de más de US$ 100 millones puede tardar entre un año y cinco años en venderse». Una subasta «era la mejor manera de tener un calendario condensado», añadió.

Con menos de 2.800 multimillonarios en el mundo, el futuro propietario de “The One” procederá de un pequeño grupo de compradores potenciales, a menos que quizá un grupo de amigos multimillonarios decida compartir el costo.

«Es un mercado limitado el que puede permitírselo», dijo Kirman. «Pero sabemos absolutamente quién es nuestro objetivo».

Feedzy

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver