(CNN) — A medida que la escasez de pruebas de covid-19 agrava una creciente crisis de nuevas hospitalizaciones, más estados de Estados Unidos están compitiendo para ayudar a los hospitales y las redes de atención médica con personal y suministros.

La escasez de personal está aumentando a medida que los trabajadores de atención médica de primera línea, que tienen un mayor riesgo de exposición, están infectados y deben ponerse en cuarentena en un momento en que la propagación de la variante ómicron está llevando a más personas a los hospitales.

En California, el gobernador Gavin Newsom dijo este viernes por la noche que más de 200 miembros de la Guardia Nacional serán desplegados en docenas de sitios de prueba, uniéndose a otros estados que movilizaron a miembros de la Guardia Nacional para tareas médicas y no médicas para ayudar a las instalaciones de atención médica sobrecargadas.

«Realmente es, en este momento, una tormenta de nieve viral porque hay muchas infecciones», dijo el Dr. Samer Antonios, director clínico de Ascension Via Christi Health en Kansas, donde la gobernadora Laura Kelly firmó un estado de emergencia por desastre esta semana debido a los desafíos deovid-19.

Casi 132.000 estadounidenses están hospitalizados con covid-19, según los datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de este viernes, un aumento de alrededor de 45.000 a principios de noviembre.

publicidad

A medida que más pacientes necesitan atención, muchas personas con posibles síntomas de covid-19 se quedan sin ayuda ya que las pruebas siguen siendo difíciles de encontrar, y los médicos pidieron a los que sospechan que son positivos que se aíslen en casa con o sin confirmación de la infección.

Las largas filas fueron parte del curso en muchas instalaciones de prueba desde las fiestas. A partir de este sábado, cuatro sitios de prueba operados por el estado en Utah que experimentan algunas de las «mayores demandas y tiempos de espera más largos» estarán disponibles con cita previa debido al aumento de la demanda, dijo este viernes el departamento de salud de Utah.

Para intentar aumentar la oferta de pruebas, la administración de Biden se comprometió a distribuir 500 millones de pruebas rápidas gratuitas en todo el país. Los funcionarios ofrecieron pocos detalles, pero esperan lanzar un sitio web este mes donde las personas puedan inscribirse para las pruebas en línea y luego recibirlas por correo.

Se firmó el primer contrato para adquirir pruebas y se esperan más en las próximas semanas, dijeron funcionarios a CNN este viernes.

Los requisitos de vacunas cambian

(Crédito: JACK GUEZ/AFP via Getty Images)

Casi dos tercios de los estadounidenses elegibles para recibir una vacuna, cualquier persona de 5 años en adelante, han sido completamente vacunados, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. Sin embargo, el número de personas inoculadas y reforzadas es mucho menor, ya que el 22% de la población total lo ha hecho.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. enmendó este viernes la autorización de uso de emergencia para la vacuna contra el covid-19 de Moderna, acortando el período de tiempo entre la vacunación inicial y la vacuna de refuerzo de al menos seis meses a cinco meses para los mayores de 18 años.

«La vacunación es nuestra mejor defensa contra el covid-19, incluidas las variantes circulantes, y acortar el tiempo entre la finalización de una serie primaria y una dosis de refuerzo puede ayudar a reducir la inmunidad menguante», dijo el Dr. Peter Marks, director del Centro de la FDA para Evaluación e Investigación Biológica.

La FDA ya acortó el tiempo necesario antes de recibir una inyección de refuerzo de la vacuna Pfizer / BioNTech de seis a cinco meses. El refuerzo de Pfizer está autorizado para todas las personas mayores de 12 años.

¿Testearse o no por covid-19? Las claves médicas 2:05

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, anunció este viernes que está obligando a todos los trabajadores de la salud a recibir una vacuna de refuerzo contra el covid-19 dentro de las dos semanas posteriores a la elegibilidad.

«Se les pedirá a los trabajadores de la salud que hagan esto sin más exenciones que una exención médica y sin opciones de prueba», dijo Hochul. Anteriormente, todos los trabajadores de la salud debían estar completamente vacunados en septiembre.

La vecina Connecticut emitió una orden similar este jueves, ya que el personal de atención a largo plazo y los empleados del hospital deben recibir dosis de refuerzo en las próximas semanas.

Debate sobre las medidas de seguridad por el covid-19 en las escuelas

DeSantis: No habrá vacunación obligatoria para niños en Florida 0:35

Con las hospitalizaciones de niños alcanzando nuevos récords, la preocupación por la seguridad de los estudiantes sigue por las nubes. Sin embargo, las disputas sobre si el aprendizaje en persona es ideal durante el aumento de ómicron se están desarrollando en varios distritos escolares esta semana.

Casi el 13% de los estudiantes de la ciudad de Nueva York dieron positivo por covid-19 durante un período de 24 horas, según una muestra de pruebas del departamento de educación de la ciudad el jueves. Ninguna escuela está cerrada en este momento debido a casos de covid-19, según datos adicionales del DOE, pero seis aulas escolares permanecen cerradas.

El sistema de Escuelas Públicas de Chicago canceló clases desde este miércoles debido a una disputa entre los funcionarios de la ciudad y el sindicato de maestros sobre el regreso al aula, y la alcaldesa Lori Lightfoot dijo que quiere que se complete un acuerdo entre las dos partes este fin de semana.

«Nuestros niños necesitan regresar a la escuela. Las escuelas son seguras», le dijo a Anderson Cooper de CNN.

El Sindicato de Maestros de Chicago había votado para enseñar de forma remota debido al aumento de covid-19, pero el distrito escolar canceló las clases, diciendo que quería aprender en persona.

En Georgia, los maestros de escuelas públicas que dan positivo en la prueba de covid-19 ya no deben aislarse antes de regresar a la escuela, y el rastreo de contactos en las escuelas ya no es un requisito, según una carta a los líderes escolares publicada este jueves por el gobernador Brian Kemp y la comisionada de salud pública Kathleen Toomey.

El Departamento de Salud Pública de Georgia publicó este miércoles una orden administrativa actualizada que permite a los maestros y al personal escolar, independientemente del estado de vacunación, regresar al trabajo después de una exposición al covid-19 o una prueba positiva de covid-19 si permanecen asintomáticos y usan mascarilla mientras está en el trabajo.

«Los estudiantes, padres y educadores nos han dejado claro que quieren estar en el aula, y estamos buscando muchos métodos para continuar con el aprendizaje en persona de manera segura, incluidos protocolos actualizados de cuarentena y aislamiento, requisitos reducidos de rastreo de contactos y oportunidades de prueba aumentadas», decía la carta de Kemp y Toomey.

Los distritos escolares locales aún pueden desarrollar y seguir sus propios requisitos de cuarentena y aislamiento, de acuerdo con la orden.

Naomi Thomas, Deidre McPhillips, Kaitlan Collins, Chris Boyette, Michelle Watson, Carma Hassan, Laura Dolan, Steve Almasy, Raja Razek y Rob Frehse de CNN contribuyeron a este informe.

Covid-19

(CNN) — A medida que la escasez de pruebas de covid-19 agrava una creciente crisis de nuevas hospitalizaciones, más estados de Estados Unidos están compitiendo para ayudar a los hospitales y las redes de atención médica con personal y suministros.

La escasez de personal está aumentando a medida que los trabajadores de atención médica de primera línea, que tienen un mayor riesgo de exposición, están infectados y deben ponerse en cuarentena en un momento en que la propagación de la variante ómicron está llevando a más personas a los hospitales.

En California, el gobernador Gavin Newsom dijo este viernes por la noche que más de 200 miembros de la Guardia Nacional serán desplegados en docenas de sitios de prueba, uniéndose a otros estados que movilizaron a miembros de la Guardia Nacional para tareas médicas y no médicas para ayudar a las instalaciones de atención médica sobrecargadas.

«Realmente es, en este momento, una tormenta de nieve viral porque hay muchas infecciones», dijo el Dr. Samer Antonios, director clínico de Ascension Via Christi Health en Kansas, donde la gobernadora Laura Kelly firmó un estado de emergencia por desastre esta semana debido a los desafíos deovid-19.

Casi 132.000 estadounidenses están hospitalizados con covid-19, según los datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de este viernes, un aumento de alrededor de 45.000 a principios de noviembre.

A medida que más pacientes necesitan atención, muchas personas con posibles síntomas de covid-19 se quedan sin ayuda ya que las pruebas siguen siendo difíciles de encontrar, y los médicos pidieron a los que sospechan que son positivos que se aíslen en casa con o sin confirmación de la infección.

Las largas filas fueron parte del curso en muchas instalaciones de prueba desde las fiestas. A partir de este sábado, cuatro sitios de prueba operados por el estado en Utah que experimentan algunas de las «mayores demandas y tiempos de espera más largos» estarán disponibles con cita previa debido al aumento de la demanda, dijo este viernes el departamento de salud de Utah.

Para intentar aumentar la oferta de pruebas, la administración de Biden se comprometió a distribuir 500 millones de pruebas rápidas gratuitas en todo el país. Los funcionarios ofrecieron pocos detalles, pero esperan lanzar un sitio web este mes donde las personas puedan inscribirse para las pruebas en línea y luego recibirlas por correo.

Se firmó el primer contrato para adquirir pruebas y se esperan más en las próximas semanas, dijeron funcionarios a CNN este viernes.

Los requisitos de vacunas cambian

(Crédito: JACK GUEZ/AFP via Getty Images)

Casi dos tercios de los estadounidenses elegibles para recibir una vacuna, cualquier persona de 5 años en adelante, han sido completamente vacunados, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. Sin embargo, el número de personas inoculadas y reforzadas es mucho menor, ya que el 22% de la población total lo ha hecho.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. enmendó este viernes la autorización de uso de emergencia para la vacuna contra el covid-19 de Moderna, acortando el período de tiempo entre la vacunación inicial y la vacuna de refuerzo de al menos seis meses a cinco meses para los mayores de 18 años.

«La vacunación es nuestra mejor defensa contra el covid-19, incluidas las variantes circulantes, y acortar el tiempo entre la finalización de una serie primaria y una dosis de refuerzo puede ayudar a reducir la inmunidad menguante», dijo el Dr. Peter Marks, director del Centro de la FDA para Evaluación e Investigación Biológica.

La FDA ya acortó el tiempo necesario antes de recibir una inyección de refuerzo de la vacuna Pfizer / BioNTech de seis a cinco meses. El refuerzo de Pfizer está autorizado para todas las personas mayores de 12 años.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, anunció este viernes que está obligando a todos los trabajadores de la salud a recibir una vacuna de refuerzo contra el covid-19 dentro de las dos semanas posteriores a la elegibilidad.

«Se les pedirá a los trabajadores de la salud que hagan esto sin más exenciones que una exención médica y sin opciones de prueba», dijo Hochul. Anteriormente, todos los trabajadores de la salud debían estar completamente vacunados en septiembre.

La vecina Connecticut emitió una orden similar este jueves, ya que el personal de atención a largo plazo y los empleados del hospital deben recibir dosis de refuerzo en las próximas semanas.

Debate sobre las medidas de seguridad por el covid-19 en las escuelas DeSantis: No habrá vacunación obligatoria para niños en Florida 0:35

Con las hospitalizaciones de niños alcanzando nuevos récords, la preocupación por la seguridad de los estudiantes sigue por las nubes. Sin embargo, las disputas sobre si el aprendizaje en persona es ideal durante el aumento de ómicron se están desarrollando en varios distritos escolares esta semana.

Casi el 13% de los estudiantes de la ciudad de Nueva York dieron positivo por covid-19 durante un período de 24 horas, según una muestra de pruebas del departamento de educación de la ciudad el jueves. Ninguna escuela está cerrada en este momento debido a casos de covid-19, según datos adicionales del DOE, pero seis aulas escolares permanecen cerradas.

El sistema de Escuelas Públicas de Chicago canceló clases desde este miércoles debido a una disputa entre los funcionarios de la ciudad y el sindicato de maestros sobre el regreso al aula, y la alcaldesa Lori Lightfoot dijo que quiere que se complete un acuerdo entre las dos partes este fin de semana.

«Nuestros niños necesitan regresar a la escuela. Las escuelas son seguras», le dijo a Anderson Cooper de CNN.

El Sindicato de Maestros de Chicago había votado para enseñar de forma remota debido al aumento de covid-19, pero el distrito escolar canceló las clases, diciendo que quería aprender en persona.

En Georgia, los maestros de escuelas públicas que dan positivo en la prueba de covid-19 ya no deben aislarse antes de regresar a la escuela, y el rastreo de contactos en las escuelas ya no es un requisito, según una carta a los líderes escolares publicada este jueves por el gobernador Brian Kemp y la comisionada de salud pública Kathleen Toomey.

El Departamento de Salud Pública de Georgia publicó este miércoles una orden administrativa actualizada que permite a los maestros y al personal escolar, independientemente del estado de vacunación, regresar al trabajo después de una exposición al covid-19 o una prueba positiva de covid-19 si permanecen asintomáticos y usan mascarilla mientras está en el trabajo.

«Los estudiantes, padres y educadores nos han dejado claro que quieren estar en el aula, y estamos buscando muchos métodos para continuar con el aprendizaje en persona de manera segura, incluidos protocolos actualizados de cuarentena y aislamiento, requisitos reducidos de rastreo de contactos y oportunidades de prueba aumentadas», decía la carta de Kemp y Toomey.

Los distritos escolares locales aún pueden desarrollar y seguir sus propios requisitos de cuarentena y aislamiento, de acuerdo con la orden.

Naomi Thomas, Deidre McPhillips, Kaitlan Collins, Chris Boyette, Michelle Watson, Carma Hassan, Laura Dolan, Steve Almasy, Raja Razek y Rob Frehse de CNN contribuyeron a este informe.

Feedzy

Por

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver