Relatos de caballería: la justa

Primer acto

Un hombre X se presenta frente a miles de espectadores para representar un performance cómico. Este se basa en una mordaz burla sobre la condición médica que padecen muchas personas en el mundo. Incluida Niobe, una mujer sentada entre el público. El hombre X, hace una misógina comparación entre ella y el personaje de una película que se esfuerza en establecer la importancia de la igualdad de oportunidades entre géneros.

Segundo acto

Mientras el hombre X presenta su performance el hombre Y, esposo de Niobe, no tiene ni idea de cómo actuar. Al principio ríe, después, al ver a Niobe incómoda se levanta, camina hacia el comediante, lo abofetea fuertemente y regresa a su lugar. Gira la cabeza hacia su esposa con esa mirada: “quien te ofende a ti, me ofende a mí”. Niobe baja la mirada.

Tercer acto

El hombre X, con el ego destrozado, continua el ataque contra Niobe. El hombre Y, se pone de pie, se golpea el pecho con los puños a la par que vocifera alaridos violentos marcando su territorio. Le hace saber al hombre X que, si se atreve a pasar el límite, la bofetada se convertirá en puñetazos. El hombre X sonríe, ríe a carcajadas, muestra los colmillos retadoramente en señal de que no le teme.

Un reflector está sobre el hombre X, por atreverse a faltarle el respeto a la dama del hombre Y. El otro, está sobre el hombre Y, que lava su honor con sangre. Niobe se encuentra sentada entre las sombras.

Cuarto acto

El hombre Y, se presenta frente a miles de espectadores para representar un performance dramático. Este se basa en agradecer el premio recibido mientras llora, se disculpa por la bofetada y ruega por no dejar de ser el centro de atención.

Quinto acto: Niobe

Sentada en espera de ver a su esposo galardonado, soporta en silencio las bromas insensibles, propinadas por un cómico de escasos recursos que se burla del padecimiento médico que la ha hecho sentirse incómoda e insegura durante meses. Soporta el enorme ego de su esposo, quien comienza a golpear, vociferar y medir su miembro con el del tipo que intenta humillarla.

Después, tiene que ver a todas las personas presentes y espectadores a distancia, dirigir toda su atención a dos hombres que, sobre un escenario, danzan Macho Man. Por si eso no fuera suficiente, soporta a su esposo victimizarse por una condición médica que él no padece.

Niobe, igualmente, aplaude al galardonado.

Acto sexto: fe de erratas

Un cómico sin recursos se burla de la condición médica de Niobe, haciendo que se sienta incómoda e insegura. El esposo de Niobe se acerca a ella para mostrarle su apoyo y preguntarle si quiere retirarse del evento. Niobe está consciente de la importancia del premio que su esposo puede recibir; decide quedarse.

El esposo de Niobe recibe la tan deseada estatuilla y al tener acceso al micrófono, aprovecha para concientizar a los asistentes, tanto presenciales como virtuales, sobre las complicaciones físicas, psicológicas y emocionales de un padecimiento médico como el que sufre Niobe. A la par, señala y critica fuertemente la insensata actitud del cómico de quinta. Invita a las y los asistentes a ser empáticos con el dolor de las personas.

Niobe aplaude fuertemente.

Paola Licea

Soy amante de las letras y de los pensamientos. Licenciada en APOU Candidata a Mtra. En Humanidades

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver