Síntomas de estar viva

Foto Volkan Olmez en Unsplash

POR: Vasilia Georgellis

Aquí estoy yo.

Como todos: echada al mundo.

Náufraga en mi propia existencia.

Llegué a preguntarme si valía la pena;

Si valía la pena vivir sumergida en una realidad como ésta.

El mundo en el que existía solía ser una marea que me alejaba cada vez más de la costa

Revolcándome entre espuma negra y corales puntiagudos.

El mundo en el que existo hoy no es diferente.

Soy sensible.

Todo duele,

Todo ahoga.

La corriente no se venció.

Mi manera de relacionarme con la vida cambió.

Yo vine al mundo a sentir.

Y siento.

Y siento alegría y amor:

Inhalo.

Siento tristeza y dolor:

Y me sofoco.

El suelo se aleja de la punta de mis dedos,

Tengo miedo.

Pero sé que yo vine al mundo a sentir,

A reír,

A llorar,

A doler.

Me revuelco en las olas de la vida.

Existir se siente en el pecho,

En la punta de las manos,

En la garganta,

En los cachetes

Y en el estómago.

Existir se siente y tiene síntomas

Arena raspa nuestros cuerpos,

Sentimos al mundo

Nos sentimos existir.

El dolor es uno de los muchos síntomas de estar viva,

Seguimos saltando las olas.

Ya no veo la costa.

Floto sobre un desierto líquido,

Mis pies perdieron el suelo.

Espuma blanca rodea mi cuello:

Me asfixio.

No sé cómo

Y no sé cuando

Pero llegaré a pisar tierra de nuevo.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver