El festival del futuro

VESTIGIOS SONOROS / POR EDGAR EF

La capacidad de asombro se ha convertido en una de las acciones humanas menos habituales para esta generación. Vivimos acelerados y en constante búsqueda de encontrar ese algo que nos recuerde ese breve instante de impactar nuestros sentidos. Indagando en donde podía encontrar ese breve momento de asombro me anime a ir a la octava edición del festival Ceremonia ( y aprovechar que no se les ocurrió hacerlo hasta Toluca). 

El espacio es poder y el Ceremonia acertó en ubicarse en territorio virgen para un evento de esta magnitud. El parque Bicentenario con sus 55 hectáreas fue el lugar perfecto para presenciar los actos que encabezaron esta edición además de poder disfrutar de un paisaje distinto a los que ya estamos acostumbrados. 

La primera parada obligada era ver a los bielorrusos de Molchat Doma que se ganó popularidad gracias al mame del post punk ruso. El set de 40 min aprox. me traslado por completo a esos jueves de aguas locas en el UTA y que locura ver en las pantallas edificios brutalistas mientras tratabas de tarerear la tonada de las canciones. 

En estos festivales hay que escoger sus batallas. Aunque la organización raye en la perfección no quita que se acumulé la gente para cargar dinero en la mentada pulserita y eso amerita reservar al menos una media hora para obtener el veneno que te acompañará durante la jornada musical. 

Se decidió ver a Nicki Nicole en el mismo escenario que al post punk ruso. Vaya sorpresa que fue escuchar a la oriunda de Rosario Argentina. Buen reggaetón, buen pop y qué onda con la calidad del audio. Solo me sabía una canción del repertorio, pero Nicki, aquí tienes a otro traketero que se une a tus filas. 

Ya entrada la obscuridad del festival era tiempo de escuchar puro corrido tumbado. A Nathanael Cano lo escuché por primera vez con la gran Sussy Oh en su Viernes de Riesgo.

Nathanael se escuchó espectacular, sus visuales hicieron alusión a joyas y signos de dólares.  Aunque siempre ha sido criticado por sus letras, el corrido tumbado es el folklore actual de nuestro país y estas letras no le están hablando al don de 50 años que no supera el unplugged de los de los Tigres del Norte sino al morro que le gusta usar playera Balenciaga y ponerse botas vaqueras. 

Mientras más se acercaba el momento de escuchar a los headliners del festival logré percatarme de la playlist que reproducen en los escenarios. La curaduría tenía que ver con los artistas que se presentaron en cada momento del día y hasta en eso él Ceremonia está un paso adelante. La espera entre cada acto te preparaba para el cúmulo de emociones que expresas cantando la canción que sabes de principio a fin. 

Vi a los tres headliners del festival. En primer lugar no podía faltar el brillante cierre de gira de Puchito que demostró ser la vanguardia en música. Me estoy guardando un texto completo para desmenuzar la importancia de El Madrileño para aquellos que tuvimos oportunidad de verlo en vivo porque se puede hablar 35 veces de la misma mierda y no poder superar sus presentaciones. 

El siguiente acto fue ver al Wu Tang Clan y aunque no pude observar como me hubiera gustado, encontré encantador que fuera mi música de fondo en lo que iba al baño, comía algo y platicaba con mis acompañantes. 

Antes de retirarme del festival (y no darle vergüenza a la generación más joven) me quede observando al buen A$AP ROCKY. La realidad es que este tipo de actos ya están calados, no tienen falla. La música te llena, te traslada y el público es el que te guía a sentirte afortunado de saltar y cantar. 

Me faltaron ver varios actos. Me quedé con ganas de escuchar a Channel Tres o un cachito de la icónica Arca pero como lo comenté en líneas anteriores uno debe de escoger sus batallas. 

Ceremonia 2022 demostró que el mosaico de música que está a nuestro alrededor tiene un sentido. No solo es decir que te gusta lo underground,  es entender que estos artistas no tienen una linea clara, es difícil encasillar y eso hace que el mensaje sea más poderoso. A la chingada lo convencional, lo importante es asombrarte con lo más punk del Este de Croacia y perrear hasta el suelo con las mezclas de Tainy. 

Sigue asombrando querido Ceremonia y por favor sigue mostrándonos la música del futuro. 

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver