El escurridizo

Foto de Brooke Lark en Unsplash

PALANGANA 74 / Historias de capitalismo que amamos odiar

Angélica Cardona
@angielocutora

Con todo y la pandemia, las compras inútiles no paran. Es más fuerte nuestro amor a los “cachivaches” que el miedo al COVID-19.

Como toda tienda de plásticos y artículos para el hogar que se precie de serlo, aquí tenemos opciones para dar y regalar: cafeteras  y licuadoras de alta gama; planchas que surfean poliéster, lino y algodón en un abrir y cerrar de ojos . Termos rosas, morados y verdes, cuchillos profesionales casi al nivel del machete, juegos de cubiertos de 1974 piezas  y así cualquier cosa que llena cajones, alacenas y habitaciones.

Me parece ilógico pensar que haya una razón de peso para tener más de 2 juegos de tazas medidoras decoradas, varios sartenes sin anti adherente pero con él o el set completo de vaporeras para acomodar los de rojo, verde, rajas y los de dulce… pero en gustos, no se escatiman gastos.

Hay tragedias en todo esto, no crean que todo es risas y bolsas llenas. Supongo que están al tanto de la escasez de materias primas e incluso de productos terminados y de alta demanda. Uno de ellos es el insulso escurridor de trastes. De hecho llegan 10 piezas y a los 20 minutos el mayorista ya lleva 6. Otros 3 serán distribuidos en algún tianguis y el restante queda al mejor postor. Cuando las amas de casa llegan a preguntar por él, por lo general, reciben malas noticias.

Hemos llegado incluso a implementar el sistema improvisado de apartados. No es garantía, pero da un poco de tranquilidad.

-Buena tarde, ¿tiene escurridores de trastes?
-No. Ya se terminaron.
-¿Ya? Pero me dijeron que la mercancía nueva llegaba ayer.

-El jueves vine a apartar un escurridor de trastes. ¿Si lo tienen?
-Fíjese que no llegaron en el pedido.
-¡Uy, no! Siempre que vengo me dicen lo mismo.

-Vengo por un escurridor.
-Solo me queda el que está aquí.
-Esta muy chico. Antes tenían unos mas grandes.
-Ya hace mucho que no los surten.¿Por qué?

-¿Los escurridores donde están?
-En el pasillo del fondo, pero no tenemos.
-¿Otra vez? ¿Que ya no van a vender?

Y así… todos los días…

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver