Crónicas del consumismo: No encajas

Foto de CHUTTERSNAP en Unsplash

PALANGANA 74
Historias de capitalismo que amamos odiar

POR ANGÉLICA CARDONA

Con todo y la pandemia, las compras inútiles no paran. Es más fuerte nuestro amor a los “cachivaches” que el miedo al COVID-19.

Como toda tienda de plásticos y artículos para el hogar que se precie de serlo, aquí tenemos opciones para dar y regalar: espejos con diseños fotográficos indescifrables, estuches para lápices que muy probablemente no sobrevivan al año escolar; aspiradoras orgullosas de su potencia; una amplia colección de vasos refresqueros por aquello de que desaparecen misteriosamente uno cada tarde; sillas y mesas de rattan con vibra acapulqueña que muy bien pueden entrar en combo con un, ultra necesario, ventilador de pedestal.

Me parece ilógico pensar que haya una razón de peso para tener un tostador de cuatro rebanadas, vasitos de cristal con función de candelero, platos de 5 divisiones, una cantimplora con apariencia galáctica, un bote con tapa para cada rincón del hogar, una cortina para baño 3D o un amigable circulador de aire…aunque pensándolo bien…creo que ese sí lo voy a comprar.

Hay tragedias en todo esto, no crean que todo es risas y bolsas llenas. De hecho, además de bolsas, podríamos llenar cajas. Frecuentemente cierro los ojos e imagino cómo sería la vida si, evitando tirar indiscriminadamente las cajas de cartón, los establecimientos las tuvieran para la clientela en lugar de purificar sus conciencias  cobrándonos bolsas “ecológicas”. Y claro, también sueño con que la clientela aporte sus cajas para mayor comodidad, pero sobre todo, con responsabilidad ante un ambiente ya hundido en tanto plástico de un solo (y muy breve) uso. 

-¿No tienes bolsas?
-Tenemos las de tela.
-Pues dame tres para traerlas en el coche, pero, ¿las cobras?
-Sí. 20 pesos cada una.
-Así déjalo, entonces.

-¿Me regalas una bolsa?
-Ya solamente proporcionamos de tela.
-Si, dámela.
-Tiene un costo de 20 pesos.
-¡Qué cara! Bueno…una, pues. Que me quede de experiencia para que no se me olviden las mías.

-Le ofrezco una de nuestras bolsas de tela. Sólo cuestan 20 pesos. Son muy resistentes y tienen bonitos diseños.
-No.

Y así…todos los días…

Angelica Cardona
@angielocutora

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver