Uno como quiera, pero a ellos ¿quién los ampara?

Sergio Morales, migrante mexicano en Nueva York, nos coloca frente a una realidad que, más allá del discurso político binacional, se presenta tremenda en tiempos de pandemia.