En la amnistía, las simpatías no importan

Por Arturo Rodríguez García Desde la primera vez que ingresé a una prisión, femenil por…