Una brutal herejía

Por Sergio Alberto Cortés Ronquillo Para alguien poder presumir un poco que conoce de un…